Lo que no está expresamente prohibido está permitido.

El título de la entrada se refiere a la máxima original de Kelsen en cuanto a que  “Lo que no está prohibido expresamente está permitido”, en su aplicación a la educación en casa. Es habitual esta expresión en algunos textos con referencia a la situación legal del homeschool, para justificar su inclusión como opción educativa dentro del ordenamiento jurídico. El argumento se me antoja una  falacia que aunque parece explicar la situación legal del homeschool en el Estado Español, y me refiero en concreto a la situación de limbo jurídico en que se encuentra, el aforismo  sigue sin entrar realmente en el fondo del asunto.

Consideremos, pues, el principio arriba expresado. Su formulación es incompleta. En efecto, cuando se indica que “lo no prohibido esta permitido”, se deja fuera de su formulación lo ordenado. En otros términos, la formulación negativa de un principio trae siempre aparejada una cierta indeterminación; “lo no prohibido” comprende tanto lo permitido como lo ordenado, y es eso lo que quiere afirmar positivamente el principio. Cuando se ordena algo o se permite, no puede a la vez prohibirse, pues seria contradictorio. Por eso dijimos que este principio no es mas que la formulación en otro lenguaje del principio común a todas las ciencias del principio de no-contradicción. Y de hecho el homeschool no es ciertamente una laguna de derecho ya que existe una regulación sobre la obligación de los padres de escolarizar a sus hijos.

La base del argumento sería la de que: “Si educar en casa no está prohibido expresamente significa que es acorde a derecho  no enviar a los menores a la escuela”. Ese es el principio, y he ahí lo engañoso del argumento.

No está prohibido que los padres eduquen en casa. Por supuesto que no, todos los padres y madres educan en casa, envíen o no a los menores a la escuela. De hecho educar a los hijos no es sólo un derecho sino también una obligación derivada del ejercicio de la patria potestad (Art. 154, 1º del Código Civil, a cuyo tenor entre las obligaciones de los padres con respecto a sus hijos menores de edad están las de “1º. Velar por ellos, tenerlos en su compañía, alimentarlos, educarlos y procurarles una formación integral”). No tendría sentido que una ley prohibiera a los padres educar en casa, tanto como no tendría sentido una ley que prohibiera a los padres educar, ya sea  en casa, en el supermercado, en el campo, en el hospital o en la playa. No hay lugar en el que se puede prohibir a los padres educar a sus hijos. Por eso el término es engañoso. De hecho, la base de la argumentación del Tribunal Europeo de Derechos Humanos que dictó sentencia a favor de la leyes de escolarización obligatoria de Alemania en el caso Konrad, (Application no. 35504/03 by Fritz KONRAD and Others against Germany) se basaba en que los padres, a pesar de estar obligados a escolarizar retenían en su hogar el derecho a educar a sus hijos que podían ejercitarlo durante todo el tiempo que los menores no estaban físicamente en al escuela.

Moreover, the German courts have pointed to the fact that the applicant parents were free to educate their children after school and at weekends. Therefore, the parent’s right to education in conformity with their religious convictions is not restricted in a disproportionate manner. The compulsory primary school attendance does not deprive the applicant parents of their right to “exercise with regard to their children natural parental functions as educators, or to guide their children on a path in line with the parents’ own religious or philosophical convictions”

Lo que el término homeschooling implica respecto a su situación legal es si es o no lícito que los padres no manden a los hijos e hijas a la escuela. Y ahí el argumento se vuelve menos diáfano. ¿Es cierto que según el Derecho español es lícito para los padres no mandar a los menores a su cargo a la escuela?. La contestación se vuelve menos contundente y las dudas comienzan a aflorar, porque existe una legislación que expresamente obliga a los padres a escolarizar a sus hijos. Nos guste o no, eso es así.

Así l0 establece la Ley Orgánica de Protección Jurídica del Menor a nivel estatal además de referencias más concretas en las leyes autonómicas de Protección de Menores.  La Ley Orgánica 1/1996, de 15 de enero, de Protección Jurídica del Menor, de modificación parcial del Código Civil y de la Ley de Enjuiciamiento Civil establece en su artículo 13, 2. que “Cualquier persona o autoridad que tenga conocimiento de que un menor no está escolarizado o no asiste al centro escolar de forma habitual y sin justificación, durante el período obligatorio, deberá ponerlo en conocimiento de las autoridades públicas competentes, que adoptarán las medidas necesarias para su escolarización”.

Este argumento se  especifica con mayor detalle en las leyes autonómicas de protección de menores que establecen obligación concretas de la patria potestad con respecto a la escolarización. Así, sólo a modo de ejemplo podríamos tomar la Ley de Garantías de Derechos de la Infancia de Madrid de 1995 que sanciona el no gestionar la plaza escolar para un menor en período de escolarización como infracción grave:

Art. 99 Constituyen infracciones graves:

7º No gestionar plaza escolar para un menor en período de escolarización obligatoria, por parte de los padres, tutores o guardadores

8º Impedir la asistencia al Centro escolar de un menor en período de escolarización obligatoria, disponiendo de plaza y sin causa que lo justifique, por parte de los padres, tutores o guardadores.

La sanción, ya sea grave o leve en los distintos casos,  se repite en las demás leyes autonómicas.

Lo que hace la Administración es equiparar la educación en casa al absentismo. Entiende que lo que algunos llaman educar en casa, para la administración es simple y llanamente absentismo escolar. Y es ahí donde la acción judicial está discriminando ambos supuestos haciendo ver que el hecho de educar en casa no es en sí mismo un factor que cualifique la tipificación del delito de abandono.

Esta es la misma conclusión a la que ha llegado Simon Webb en Gran Bretaña!!!, basándose en un documento que directamente proviene de la policía y cataloga los factores de riesgo de los menores, entre ellos la educación en casa. No habla de absentismo en ningún momento, y se refiere única y exclusivamente a “educación en casa” entendidos  ambos conceptos como sinónimos. La Administración es así. Le convienen las ideas sencillas sin grandes complicaciones, ideas equivalentes a  la de que “lo que no está prohibido está permitido”.

The home education bit is probably more a matter of semantics than anything else. The police do not really think that those educating their children at home are any more at risk than other children. ‘Home education’ is a convenient, short phrase which means ‘not attending school’

(La referencia a la educación en casa es más una cuestión de forma semántica que de fondo. La policía no piensa realmente que los niños educados  en casa están en una situación mayor de riesgo que los otros.  Lo que ocurre es que “Educación en casa” es una expresión sencilla para indicar todos los supuestos en los que el menor no acude a un centro escolar).

Por ello, me temo que la excesiva simplificación de conceptos es la que está ocultando la realidad, y con excesiva simplificación me refiero tanto a la máxima de Kelsen, aplicada a este contexto, como a la equiparación de educación en casa con absentismo escolar y situación de riesgo del menor por abandono.

About these ads

18 pensamientos en “Lo que no está expresamente prohibido está permitido.”

  1. Magnífico el razonamiento. Hacía falta contar con un texto así tanto para enfrentar a los posibilistas como a los negacionistas. Hay que ser conscientes de los problemas que puede haber al tomar la opción de educar en familia, y de los razonamientos necesarios para enfrentar a quienes niegan toda posibilidad.
    En ese punto es donde se entra en el terreno de la negociación del que tanto unos como otros recelan constantemente, en este terreno como en cualquier otro que pudiéramos estar pensando.

  2. Volveré a leerlo despacio, es muy interesante. Igual que el artículo sobre regulación del homeschooling hace pensar a los partidarios de que nos quedemos como estamos -el enlace no lo tengo, está en este blog-, esto también parece suponer que somos pues insumisos.

    Aunque creo que en el fondo de lo que se trata es del derecho primario e inalienable, y es que la educación es algo que compete primeramente a los padres, y ellos delegan o no en otras instancias. Es el principio de subsidiariedad. El Estado está para servir a las personas, no al revés. También la idea de “Small is beautiful” si queremos, lo que una instancia menor pueda hacer bien, no tiene porqué usurparlo una superior… Los padres tenemos el derecho, no el deber, de delegar la educación de nuestros hijos. Creo que eso sentimos los que educamos en casa.

  3. P.S. Perdón de nuevo por no leer despacio. Es el problema de los que entramos a los blogs a deshoras y rápido a echar un vistazo.

    Madalen, una pregunta: el hecho de escolarizar a los hijos a distancia en una academia para homeschoolers parece solventar el problema, ¿no?

  4. Qué lástima, Madalen, la situación española. Leer la realidad legislativa tan nítidamente como la presentas me deja un sentimiento de tristeza e impotencia. Si bien aprecio la alusión a la simplificación del asunto y lo indignante que es el que se equipare educación en casa a absentismo escolar, no puedo dejar de sentir la gran frustración que lo que comentas de la ley que como dices, querámoslo o no, obliga al español a escolarizar al niño.
    Siento que la mentalidad de la gente y el derecho van por detrás de lo que la situación presente y la realidad de familias que arrancan por este camino clama a gritos. Qué gran pérdida los años que en España escolarización comenzó a acotar en su totalidad el significado del término educación hasta el punto de no concebir una sin la otra. Como bien dices, siempre que el niño esté escolarizado, se ´permite´que se le eduque en casa, en la playa, en el súper, es decir, puede haber educación como añadido a la escolarización, pero no puede existir la educación sin la escolarización. Y es la sociedad, sus leyes, la mentalidad de los que la conforman que en su mayoría se adscriben a este pensamiento implícita o explícitamente lo que me da una tristeza infinita. Admiro a quienes siguen en ese limbo y continúan luchando por sus ideales, o educando a sus hijos fuera del sistema escolar afrontando posibles juicios, denuncias, etc. Y me tengo por muy afortunada por vivir en una cultura que muy imperfecta como todas pero que parece no equiparar la educación con la escolarización, donde hay una línea histórica que se puede trazar unos años atrás de mentalidad y legislación que contemplan el homeschooling en un ámbito más general, no dentro del encorsetamiento de la reciente educación pública obligatoria sino dentro del margen del derecho de los padres a educar primero, y que se valen de colegios o del hogar en segunda instancia y al mismo nivel.
    Besos y gracias por tus siempre nítidos y bien pensados artículos.

  5. Gracias Arantza y Silvia por vuestros comentarios.
    Silvia, en cuanto a la equiparación entre desescolarización-absentismo-educación en casa, la traigo a colación desde un documento de la Policía británica, no es de procedencia española.
    Y en cuanto a la matriculación en un centro a distancia,Arantza, si exceptuamos el CIDEAD, eso va a depender de la interpretación que la Administración haga en cada momento en cuanto al cumplimiento de los requisitos de lo que es un “Centro Homologado”, y depende de las circunstancias del menor en edad escolar:residencia, itinerancia etc.. No creo que se puede dar una respuesta ni afirmativa ni negativa que valga para todos los supuestos.Sí que sirve en los procesos penales para justificar que se está proporcionando educación al menor y que no existe delito de desamparo. Pero no sé a qué te refieres cuando dices “solventar el problema”, al problema penal, al administrativo al de obtención de titulación… Son niveles distintos
    Supongo que las personas responsables de estos centros a los que te refieres podrían darte información más certera sobre su experiencia concreta con la Administración. Son datos que no obran en mi poder.
    Un abrazo.

  6. Gracias, Madalen. Me refería al problema penal. Creo recordar que en la resolución de la fiscalía que archivaba el caso de Ketty por ejemplo, pesó en los argumentos el hecho de que sus hijos estuvieran “escolarizados”, pero a distancia. Pero claro, ya hay quien en la Administración que se ha adelantado a decir que eso no es “escolariación” pues esta ha de ser en un centro escolar, y entonces sacan el argumento de la función socializadora de la escuela y que no se puede entender escolarización sin esta. Los que educamos en casa sabemos que eso no es esencial para la “escolarización” y que hay muchas maneras de socializar y más naturales que la de la misma escuela.

  7. Arantza, me imaginaba que te referías al tema penal.En el decreto de fiscalía al que te refieres a mi me parece que no era en el problema de la socialización, sino el de la igualdad de oportunidades y el acceso de los menores a una titulación lo que le preocupaba a la Fiscal, y que al comprobar la posibilidad de que esta homologaciòn se produjera es cuando procede al archivo.Además tiene en cuenta el compromiso de la familia de educar en casa hasta los 16 años, y enviarlos después al instituto.
    Un saludo.

  8. Bien, gracias por la aclaración. Entonces la razón por la que es conveniente tener a nuestros hijos matriculados en una academia para homeschoolers reconocida es la posibilidad que brinda de convalidar u homologar los títulos o estudios (a partir de 3º de la ESO, porque antes no es necesario convalidar estudios), y así no perjudicar las oportunidades de seguir con los estudios de nuestros hijos. Así también se cumple con el requisito de “escolarizar” que si bien no está en la Constitución, sí lo está en la LOE. Esto es lo que entiendo.

  9. Arantza, yo no digo que el matricular en una “academia para homeschoolers” conlleve el cumplimiento del requisito de “escolarizar”. Son tus propias conclusiones que no puedo corroborar. Lo que he dicho es que en el decreto de Fiscalía al que tú te referías y que relacionabas con la socialización, no era esto lo que preocupaba a la Fiscal, sino el tema de la igualdad de oportunidades y del futuro de los menores no escolarizados, en cuanto a su titulación.

  10. Sí, es cierto que no se tocaba el tema de la socialización en el asunto de Ketty. Lo que digo es que pesó a favor de la familia Branson-Sánchez el hecho de que los tuvieran como alumnos de una academia para homeschoolers, y saco mis conclusiones de que de ahí puede interpretarse que están “escolarizados” -y creo que la Fiscal iba por ahí también-.

    Lo de la socialización es más referente a declaraciones de algos cargos de la Administración, tanto a El País creo recordar, como en el caso de una circular interna en Andalucía sobre cómo tratar a las familias homeschoolers, en el que se dice que no es válida la escolarización a distancia pues se priva de un elemento imprescindible según ellos, la socialización, sin la cual la escuela no lo es. Y podemos demostrar que nuestros hijos sí están socializados, de otra manera alternativa, pero lo están.

    Entiendo que si nuestros hijos están matriculados y siguen un curriculum de una escuela válida en un país que tiene firmados tratados internacionales en materia educativa con España -véase por ej. EEUU, Francia, por poner ej. de los países donde existen academias para homeschoolers-, y por extensión la Clonlara o Epysteme, al ser filiales de sus escuelas-madre en los EEUU, lo son, pues nuestros hijos cumplen con el requisito de la escolarización y no caen en el absentismo escolar. Creo que es razonable, es mi conclusión, no solamente mía, sino de la mayor parte de los padres homeschoolers, pues por eso los matriculamos -nos podríamos ahorrar el dinero, pues podíamos igualmente enseñarles sin matricularlos-, y creo que es tenida en cuenta en los casos de familias llevadas a los juzgados. No soy jurista, con lo que seguramente cometo imprecisiones.

    Me preocupa que se meta dentro de la definición de escuela el tema de la socialización como convivencia diaria con una clase de alumnos de la misma edad un número determinado de horas. Una escuela puede funcionar de muchas maneras -podría darse clase semanal por ej. sin dejar de ser escuela, o reunir a niños de diferentes edades para enseñarles-. Creo que los que se oponen al homeschooling se agarran a ello, con algo de razón quizás, pero no tal como lo plantean.

    P.S. Os dejo, mi casa entra en desorden en cuanto me pongo al ordenador…

  11. Hola, entro en el debate :-)

    En primer lugar el inspector de educación no reconocía como válida la escolarización a distancia, para él era una opción que no es legal y que por lo tanto solo era válida la escolarización presencial, de ahí que fuéramos dirigidos directamente a la fiscalía del menor, sin pasar por ninguno órgano intermedio, vamos, directamente allí.

    Madalen tiene razón en cuanto a que la fiscal estaba mas preocupada por tema de la igualdad de oportunidades y del futuro de los menores no escolarizados, en cuanto a su titulación. Ahora bien, mis hijos siempre han estado escolarizados a distancia en USA desde que los educamos en casa. La fiscalía dio carpetazo al asunto con estos argumentos:
    CITO
    SEGUNDO: Del resultado de las pruebas practicadas en las diligencias se deduce que los hechos descritos no son constitutivos de infracción penal alguna. El hecho de educar a los propios hijos en casa no está regulado legalmente si bien tampoco existe ninguna figura penal que sancione tal conducta. Por tanto, la no asistencia a un centro educativo oficial contraviene normas de carácter administrativo, pero no penal.

    No ha quedado acreditado de una forma clara que los menores pueden resultar gravemente perjudicados en un futuro en su formación educativa. Ni que tal perjuicio de existir se esté realizando de una forma dolosa por parte de sus padres. Mas bien parece que estos por diversas razones entre ellas algunas de tipo práctico han decidido educar a sus hijos mediante un sistema de enseñanza no tradicional. Pero ello no implica automáticamente que esté dejando de cumplir los deberes inherentes a la patria potestad. Sino que los están ejerciendo de una forma no reglada.

    Como veis no se habla de la escolarización a distancia pero sí sabían ellos que estaban escolarizados a distancia. ¿Que hubiera pasado si mis hijos no hubieran estado escolarizados a distancia? Pues no lo sé :-)

    Dicho esto, ayer mismo hablaba con una padre que está pensando en sacar a sus hijos del colegio y educarlos en casa, pero le preocupaba el asunto de la homologación de estudios etc. El caso es que le he contado que a mi hija mayor de 15 años ya, este año la hemos escolarizado en un centro escolar para cursar 4º de la ESO. No hemos tenido ningún problema al hacerlo, no nos han pedido ningún informe escolar de ella y el tratamiento recibido ha sido de alfombra roja. Así que se puede educar en casa hasta los 15 años y llevarlos a un colegio a cursar 4º de la ESO porque la administración tiene le obligación de aceptar a todos los niños menores de 16 años que vienen a estudiar a España vengan de cualquier país del mundo, así que imagino será lo mismo para los españoles, ¿o no?

    Un saludo, esta vez me he pasado escribiendo.

  12. Gracias Ketty, nada mejor que la experiencia en primera mano para ilustrar una cuestión dada. Creo que de tu testimonio se deduce la imprecisión de la situación, y la carencia de certezas en ciertos aspectos relacionados con el acceso a titulación para los menores educados en casa. Creo que algo parecido ocurre en Gran Bretaña con el debate que allí existe respecto a las dificultades de obtención de GCSE’s sin la asistencia de la institución escolar por parte de los jóvenes educados en casa para que puedan acceder así a estudios universitarios. ¿Es correcto lo que digo?. No estoy muy al tanto de la situación en Gran Bretaña en cuanto a este extremo,pero me interesa.
    Un saludo

  13. Madalen, la verdad es que no estoy nada al corriente de la situación en Gran Bretaña, seguro que Arantza lo conoce mejor allí. Yo todavía sigo aprendiendo de la situación en nuestro país.
    un saludo

  14. Hola, estoy leyendo los comentarios y me parece importante aclarar que durante el último año se han archivado casos de al menos tres familias que no han tenido a sus hijos escolarizados en las escuelas a distancia. Parece ser que no es tan importante como solemos imaginar. Hablamos ya del juzgado y del temido “abandono de familia”, en las etapas anteriores hubo a lo mejor más casos. Siempre hasta ahora se ha podido demostrar que las familias (todas ellas socias de ALE) se hacían cargo de la educación de sus hijos, con o sin apoyo (y titulación) de una escuela privada a distancia, independientemente de las razones que tienen para educar en casa, independientemente del idioma en el que educan a sus hijos, independientemente de la religión que profesan.
    ¿Os parece que los jueces reconocerían como legal algo que es ilegal? Allí está la respuesta.

  15. Con permiso…

    La cosa se había puesto brava en la esquina; el desafío había sido

    frontal y aquellos hombres de probado coraje no se iban a arredrar ante nada. Un

    silencio pesado atronaba el ambiente; las miradas torvas buscaban el punto débil

    del adversario; los músculos tensos delataban los años de furioso entrenamiento y

    la fuerza que eran capaces de desarrollar. El momento había llegado y todos los de

    la barra estaban dispuestos a dejar la vida en el enfrentamiento.

    Solo don Quintinino Quinterno (el quinto hijo de Quintín

    y

    de

    Quintinita

    Quinterno

    cabizbajo, barbotando unas palabras confusas -entre las que solo se podía

    distinguir ‘discriminación’-, miraba el piso a un costado del grupo.

    Quintana),

    parecía

    aparte.

    Enfurruñado,

    El buen corazón del Gallego Ostrowski se puso una vez más de

    manifiesto:

    -. Ché… -propuso -. ¿Y si lo ponemos al rengo Quinterno para que

    haga de juez…?

    Todos se miraron entre sí y también alzaron la cabeza para

    mirarlo al Chino. Nadie encontró una objeción razonable y Pedemonte tomó la

    palabra:

    -. Es el parecer de este grupo que, para el

    hipotético supuesto de que durante la disputa de este torneo surgiera alguna

    controversia, o se prestara a discusión el sentido de alguna de las reglas o la

    aplicación de cualquiera de las mismas, resulta aconsejable que una voz imparcial,

    objetiva y conocedora de las reglamentaciones vigentes sea la encargada de

    arrojar luz sobre las eventuales disputas y, llegado el caso, resuelva los conflictos

    que los intereses y pasiones de los participantes provoquen, con prudencia,

    sabiduría y -de ser necesario- apelando a la coerción. Para que esa voz se

    corporice, para que el aura de la autoridad se haga carne y la justicia deje de ser un

    mero ideal y se personifique en alguien concreto, propongo como juez de esta justa

    a nuestro distinguido contertulio don Quintinino Quinterno, cuya honorabilidad,

    probidad y sapiencia nadie osaría cuestionar.

    Los demás lo dejaban hablar: mientras más perorara, menos

    fuerza tendría para la competencia. En tanto, don Quintinino -orgulloso, pero

    todavía refunfuñando- se dirigió hacia el centro de la vereda, se estabilizó y dijo:

    -. Acepto este cargo con el que me honran, prometiendo actuar

    con toda la honestidad que mi conciencia acumule y con todo el conocimiento de

    mis muchos años de practicante, primero, y estudioso después de este tan digno

    como dificultoso juego.

    Y alzando el bastón por arriba de su cabeza, clamó:

    -. De esta forma… ¡Queda inaugurada la competencia mensual de

    rayuela del barrio!

    Con un gesto teatral -que casi le hace rodar por el piso- señaló

    el cuidadoso dibujo de rectángulos alternados con un semicírculo coronándolo

    que había sido trazado con tiza sobre la vereda, siguiendo la línea de las baldosas.

    Hubo solo unos tímidos aplausos porque los contendores concentraban toda su

    atención en el diagrama de números escalonados que desembocaba en un cielo

    prometido…

    -. Señores! -alzó la voz don Quintinino, cada vez más

    compenetrado en su tarea. -. Revisemos los tejos con los que cada quien ha de

    jugar…

    Los participantes alzaron cada uno el suyo: el Chino Leguizamón

    exhibió una llanta de camión de acero reforzado; Diccionario Pedemonte, un

    paralelepípedo de madera dura, de 5 por 3 por 8 cm., sobre el que se leía “Don

    Quijote de la Mancha; versión corregida por Danilo Pedemonte”; el Bodoque Oliva,

    el botón de un tapado de la abuela, que aún conservaba algunas hilachas; el Ruso

    Fischerman, una lata de Paté de foie Swift vencida en 1984… Epaminondas García

    (conocido como el Buzón García, por andar todo el día con la boca abierta), para

    asombro de todos, mostró una bola de billar…

    -. ¡Momento! -tronó don Quintinino, blandiendo el bastón como

    Zeus sus rayos y ya en pleno papel de Juez supremo. -. ¿Cómo me va a traer un tejo

    esférico? ¿Dónde se ha visto? ¿No se da cuenta que el tejo tiene que tener alguna

    parte plana para que quede quieto en la casilla correspondiente? ¿No ve que el

    suyo va a andar rodando por todas partes y nunca vamos a saber en dónde cae…?

    ¡Dígame! ¿Usted quiere comprometer la tarea de esta Magistratura?

    -. Si cada uno trae su propio tejo ¿por qué yo no voy a traer el mío?

    No hay nada que me lo impida… -se defendió el Buzón.

    -. ¡Equivocado! -saltó el Diccionario Pedemonte, y enseguida

    continuó con su aire docente de siempre -.Si algo no está expresamente permitido,

    queda definitivamente prohibido… (Acá hizo una pausa mirando a todos desde la

    lejanía del saber intocable) Cualquiera que, como yo, haya leído la teoría general

    de los sistemas normativos y a los grandes pensadores de todos los tiempos, eso lo

    sabe: todo lo que no está explícitamente permitido, está tácitamente prohibido.

    El Chino agarró un rastrillo de los grandes para rascarse la nuca;

    Ostrowski empezó a contar con los dedos -aunque no sabía qué-; don Quitinino

    había adoptado la pose ascética del juez ante quien los abogados luchan y se

    desangran por los intereses que los empecinan…

    -. Eso no tiene sentido… – se escuchó que decía el Bodoque

    Oliva, mientras pretendía calcular la relación peso/resistencia de sus alpargatas

    Pampero contra el piso de baldosas.

    Otra vez el ominoso silencio cayó sobre la concurrencia…

    ¡Ujump! A ver, los escucho: ¿Tiene sentido lo que dijo Pedemonte?

    ¿O no? Dicho de otra manera: ¿El Bodoque tiene razón, y lo que dijo el Diccionario

    no sirve para nada? ¿O resulta que el Bodoque está más desorientado que Nazarena

    Vélez en el Guggenheim de Bilbao?

    Ayuda: Me he volcado por pedirles un trabajo que tenga que

    ver con las lagunas y el principio de clausura, en vez de otro que versara sobre

    las inconsistencias (como, según me parece recordar, les había anticipado).

    Como compensación, vayan estas módicas guías: no sirve de nada que (al dar la

    respuesta) quieran discutir las reglas del milenario juego de la rayuela, ni que

    pretendan citar la obra o la autoridad de don Julio (aquel argentino que nació

    en Bruselas), ni que intenten una justificación ética de por qué al final se llega

    al cielo… Una buena lectura de von Wright, el benéfico repaso de las ideas de

    Alchorrón y Bulygin (resumidas por Nino) y el uso desenfrenado de la imaginación,

    les permitirá una solución aceptable.

    Hay -¡nunca faltan!- quienes intentarán una respuesta al azar, o

    sin fundamento alguno, o guiados por alguna oscura intuición; todos ellos (al igual

    que aquellos otros que me mandan mails para que forme parte de su grupo de

    amigos, o para que contribuya a la preservación de la fauna salvaje del ecosistema

    del Kurggerstand septentrional), sepan que no me simpatizan.

    (Hay algunos porotos para las soluciones más originales y mejor

    presentadas).

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s