Archivo de la categoría: Escolarización

Juan Andrés Muñoz: “El homeschooling ante el Tribunal Constitucional”

He vuelto a esta charla, en la que tuve la gran suerte de participar y poder apreciar en directo la calidad profesional y académica de mis compañeros de mesa, y he vuelto a ella porque creo que en este momento es el adecuado para fijar una atenta mirada, a aquellos argumentos expuestos por Juan Andrés Muñoz, catedrático de Derecho Constitucional.

Tras escuchar con cierta atención su intervención, que aun creo que necesita un análisis más profundo, llego a extraer estos aspectos tan interesantes:

1. Coincido plenamente con el profesor Muñoz, en cuanto a la necesida de flexibilizar la extensión del término escolarización. La LOE en su artículo 4.2, establece “diez años de escolaridad”, como constitutivos de la enseñanza básica. Obviamente, el término “escolarización”, o “escolaridad”, tiene un significado objetivo según la RAE: escolarizar.1. tr. Proporcionar escuela a la población infantil para que reciba la enseñanza obligatoria.

Siguiendo el razonamiento de Muñoz, el Tribunal Constitucional podría haber entendido el término escolarizar, no tanto como una situación física, de introducir al menor en un lugar determinado, sino como una relación de sujeción en la que se encuentra el alumno durante el período de educación obligatoria, y que le obligaría, en la casa o no en casa, a seguir unas enseñanzas más o menos regladas, porque en todo caso, habría que garantizar al menor una educación, que es un derecho irrenunciable, (me pregunto si aquí, al decir “en casa o no en casa”, se estaba refieriendo a “en la escuela o no en la escuela”, y no esotoy segura de la diferencia entre ámbas).

2. El alcance del recurso de amparo: el profesor Muñoz pone en cuestión la sentencia en cuanto al alcance del propio recurso de amparo. El recurso de amparo podría haber distinguido el ámbito general del reconocimiento de un derecho, formulado en la Constituciñon, de las posibilidades del ejercicio de ese derecho en un momento dado. Podría haber reconocido el derecho a educa en casa, porque está reconocido implícitamente entre las posibilidades que ofrece el artículo 27 de la Constitución, considerando,  sin embargo, que en las condicones actulaes, esta familia no podría ejercerlo mientras el Estado no proceda a prever normativamente las condiciones en las que pueda ejercitarse ese derecho.

3. Con respecto al alcance jurídico del término socialización, el profesor Muñoz fija la socialización plenamente dentro del amrco jurídico y no relacional, circunstancia que hemos defendido de este blog, como respuesta a la cuestión de ¿Qué entiende la Administración por socialización? En aquel momento respondíamos, con la afirmaci´ñon de que se entiende por socialización, no la posibilidad de tratar con otras personas, sino como uan inmersión del menor dentro de los principios que la sociedad se ha deotado a sí misma en un momento dado.

El profesor Muñoz afirma que la escuela es un marco jurídico. Actualemente se enfoca la educación desde la perspectiva de los derechos, de manera que la escuela es un lugar en el que las distintas partes que lo componen, profesorado, padres y  menores dsifrutan de una serie de derechos que estánm protegidos en amparo. La Administraciñon considera que es positivo que la persona pueda convivir dentro de un marco jurídico.

4. Por otro lado, en la parte inicial analiza al detalle la posibilidad de considerar la escuela en casa como un caso de objeción a la escolarización o al sistema escolar, cosa que niega con argumentos muy detallados, que ya pasaré en otra ocasión a analizat. Para él el homeschool es una manifestación del principio de libertad de enseñanza.

Y finalmente desgrana cuáles son en su opinión las dificultades del homeschool, desde un punto de vista jurídico, se entiende:

1. Aumenta el control sobre la vida familiar, exponiéndola al examen de la Administración, por la exigencia de que ésta conozca la extensión de la educación y los contenidos de la educación que se está proporcionando en el hogar, para comprobar que ésta se realiza acorde a las exigencias constitucionales. Supone una invasión de la privacidad familiar y limita la inviolabilidad del domicilio.

2. Necesidad de proporcionar un medio que permita  conciliar la vida fanmiliar y laboral.

3. Dificultades de acceso a nieveles educativos superiores al de educación básica.

4. Déficit de socialización de los menores en un marco de convivencia juridificada

5. Se borra la diferencia escuela-casa. Para él, el volver a casa tiene un valor.

II Congreso Nacional y I Internacional sobre educación en familia/homeschooling,

Area Temática 3: Calidad educativa y homeschooling.

En ella presentan sus propuestas el catedrático en Derecho Constitucional Juan Andrés Muñoz con la ponencia titulada “El homeschooling ante el Tribunal Constitucional”, Algel Sanz Moreno, Inspector de educación, disertando sobre “La inspección educativa ante la realidad del homeschooling”, y yo misma con una ponencia titulada “La flexibilización educativa: lo mejor de dos mundos (entre la escolarización y el homeschool)”

Este es el video que recoge las intervenciones.

“>http://www.youtube.com/watch?v=i4bJspo5KTU&w=420&h=315]

Una profesora comparece ante una comisión parlamentaria de fracaso escolar

A través de Ainhoa, he llegado a este vídeo que refleja la Comparecencia de la profesora de Matemáticas y Ciencias de la Naturaleza del IES Hoya de Buñol, M ª Ángeles Llorente Cortés, en la Comisión no permanente especial de estudio de las técnicas y de las actuaciones para mejorar el rendimiento escolar y las posibilidades empleo de los jóvenes, celebrada el día 15 de octubre de 2012.

https://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=cCs1i6Z03J4#!

“>http://youtu.be/cCs1i6Z03J4]

Vía Crea y aprende con Laura

Interesante escucharla entera. En los últimos minutos de su intervención, durante las preguntas de los diputados, les contesta con una convicción, que da la impresión que algunos de ellos no sabían donde meterse.
Algunas ideas de la intervención que se pueden ver en el vídeo:
  • Es fundamental hoy en día enseñar a aprender, a que una criatura sepa aprender a aprender, pero creo que hay otra cosa más vital que esa, es generarle el placer y gusto por aprender, que el chiquillo cuando  se vaya a su casa tenga más ganas de saber, que no piense que la escuela es una carrera de obstáculos, de exámenes y de pruebas, sino que él salga con los ojos abiertos diciendo yo quiero saber esto, yo quiero saber lo otro, y vaya, y pregunte, y busque y mira lo que me ha dicho la maestra y ahora voy a buscar aquello, y aquello, y aquello y eso es lo que hay que recuperar en el sistema. Es que hay que recuperar eso como sea. Hay que recuperarlo ya.
  • La desigualdad es una injusticia social. La escuela por sí sola no puede compensar las desigualdades sociales. Lo he dicho antes. Y los niños en la escuela aprenden de lo que ven, no de lo que les decimos. Y en la casa igual, y en las familias. El modelo social dominante es fatal para las criaturas, a todos los niveles, pero en la preadolescencia y la adolescencia muchísimo más. Eso de la más delgada, de la más tal, de la más cual, los programas de telebasura… Eso actúa, bueno y de hecho la escuela es virtual. En las escuelas educamos para la paz en un mundo que es violento. Educamos para la coeducación y la convivencia entre sexos en una sociedad que maltrata a las mujeres. Educamos para todo lo bueno del mundo. Entonces, claro, se crea como un espacio virtual que no tiene relación con el entorno cuando los chavales salen a la vida es como la selva. suerte que cuando llegan a los institutos, ya es como la selva. El que sobrevive, ese ya puede ir a cualquier sitio.
  • Los conflictos se resuelven o se potencian a partir de la respuesta que se le da. El conflicto es una fuente de aprendizaje si se sabe tratar.
  • Crear dinámicas afectivas entre los docentes. Los equipos directivos que se precien saben crear dinámicas afectivas entre los docentes y dinámicas de apoyo ante situaciones de conflicto.
  • Cuando un claustro se ve parte de un proyecto común las cosas van.
  • El compromiso del profesorado se hace permitiéndoles tener tiempo para hablar, tiempo para compartir y con proyectos de formación.
  • Las administraciones tienen que quitar burocracia administrativa y dejar que nos centremos en lo que toca.
Artículos de Mª Ángeles Llorente

La atención a la diversidad en el aula de Secundaria. Reflexiones y Propuestas

Derechos humanos y políticas educativas: del derecho a la educación al servicio de educación, la privatización encubierta de la educación

La Escuela, Entre la Reproducción y la Transformación
Educación como instrumento de resistencia al neoliberalismo

EL FUTURO DE LA RENOVACIÓN PEDAGÓGICA EN LA ESCUELA . Y DE LOS RPS DESDE LA PERSPECTIVA DE UNA EDUCACIÓN COMPROMETIDA

Aclaraciones terminológicas

En mi ponencia sobre el la flexibilización del sistema escolar, mencionaba las ACI, como un espacio en el que la rigidez curricular del sistema escolar se flexibiliza para adaptarse a las necesidades específicas del alumno o alumna.Sin embargo no pude centrarme en sus características específicas, y he procurado buscar más información.

En esa búsqueda, casi sin querer, he encontrado este texto que pertenece a un proyecto que obtuvo fondos de la Comision Europea (87 285 – CP – 1 – 2000 – 1 FR – Comenius – C31). Y contiene este declaimer: “Este trabajo no compromete a nadie excepto a sus autores y la Comision Europea no tiene ninguna responsabilidad en la utilizacion que se puede hacer de las informaciones que contiene”.

Creo que nos puede ilustrar a todas, sobre todo para saber de qué se habla cuando se utiliza una terminología sectorial, como lo es esta. Espero que el flexi schooling forme parte de este listado en un futuro próximo.

Adaptación curricular individualizada (ACI).- Programa adaptado a las necesidades de un alumno con necesidades educativas específicas mediante la supresión, reformulación o adición de contenidos y objetivos escolares específicos. En su elaboración participan tanto el profesor tutor, el profesor de Educación Especial y el psicopedógogo del EAP (Equipo de asesoramiento psicopedagógico), junto con otros especialistas, como por ejemplo el logopeda. Esta adaptación debe mencionar las ayudas materiales y personales de que dispondrá el alumno para su escolaridad. Debe revisarse periódicamente (cada ½ año aproximadamente) y ajustar el contenido de la ACI a la evolución y necesidades del momento. Con el tiempo, y si el progreso del alumno así lo aconseja, se puede retirar la ACI.

Alumnos con necesidades educativas especiales o específicas (NEE)- Aquellos que requieren en un periodo de su escolarización  o a lo largo de toda ella, determinados apoyos y atenciones educativas específicas por presentar discapacidades físicas, psíquicas o sensoriales, por manifestar trastornos graves de conducta, o por estar en situaciones sociales o culturales desfavorecidas.

Dictamen educativo.- Documento que regula el proceso de escolarización de los alumnos con NEE en todos aquellos centros sostenidos con fondos públicos. Este documento, previa valoración de las necesidades educativas de un alumno y de la idoneidad del centro escolar, establece el tipo de escolarización que un niño que presenta necesidades educativas específicas debe recibir, los apoyos materiales, personales,… El dictamen lo elabora un miembro del EAP y lo supervisa la inspección educativa.

Necesidades educativas específicas.- Ayudas y apoyos diferentes de los ordinarios que un alumno requiere para satisfacer sus necesidades educativas.

Programa.- Conjunto de secuencias de aprendizaje concebidas más para el desarrollo de un alumno que teniendo únicamente en cuenta la lógica de los contenidos de una materia. Consta de conocimientos conceptuales, procedimentales y actitudinales.

Educación especial.- Es la respuesta consistente en un conjunto de recursos educativos puestos a disposición de los alumnos que, en algunos casos, podrán necesitarlos de forma temporal, continuada o permanente, que requiere un niño para alcanzar los objetivos educativos.

Evaluación psicopedagógica.- Proceso de recogida, análisis y valoración de la información relevante sobre los distintos elementos que intervienen en el proceso de enseñanza y aprendizaje, para identificar las necesidades educativas de determinados alumnos que presentan, o pueden presentar, desajustes en su desarrollo personal y/o académico, y para fundamentar y concretar las decisiones respecto a la propuesta curricular y al tipo de ayudas que aquellos puedan precisar en el desarrollo de las distintas capacidades.
La evaluación psicopedagógica la realiza el EAP y su objetivo es:
-    determinar si un alumno tiene NEE
-    tomar decisiones relativas a su escolarización
-    realizar propuestas extraordinarias de flexibilización del periodo de escolarización
-    elaborar propuestas de adaptaciones curriculares significativas
-    adoptar propuestas de diversificación curricular
-    determinar recursos y apoyos específicos
-    realizar la orientación escolar y profesional al término de la escolaridad obligatoria

Integración.- Procedimiento de escolarización de alumnos con necesidades educativas específicas en centros escolares ordinarios, incidiendo el máximo en asegurar su participación en la mayoría de las actividades del centro escolar.

Integración total.- Situación en la cual un estudiante con discapacidad participa regularmente, y de manera individual, de todas o de la mayoría de las actividades de clase en un sistema educativo ordinario.

Integración parcial.- Situación en la cual un estudiante con discapacidad participa de ciertas actividades de una clase de educación ordinaria, beneficiándose en otros momentos de una educación especializada.

Modificación del programa.- Adaptación o cambio significativo realizado en uno o varios elementos del Programa Curricular de 1er nivel, realizado con la finalidad de adaptarlo a las posibilidades del alumno con necesidades educativas específicas.

Escolarización Inclusiva.- Procedimiento mediante el cual las escuelas aceptan responder a la diversidad de sus alumno adoptando unas estructuras y unos métodos de educación apropiados a la especificidad de cada alumno (agrupamientos variables, metodología de trabajo más flexible,…)

Escolaridad Compartida.- Cuando un estudiante con necesidades educativas especiales (generalmente se trata de retraso mental o trastornos graves de conducta) asiste a una escuela ordinaria durante unos días o unas horas a la semana y, el resto está escolarizado en un centro de educación especial.

Unidad de adaptación del currículum individualizado.- clase de secundaria que se beneficia de los medios humanos y materiales específicos necesarios para responder a la diversidad del alumnado en los centros educativos de secundaria.

Unidad de educación especial.- clase de una escuela ordinaria de párvulos o primaria donde están escolarizados los alumnos que presenta necesidades educativas específicas con adaptaciones importantes en su programa curricular de trabajo. Se hace posible así la denominada escolarización compartida, donde un alumno combina la escolarización especial con  la realización de algunas actividades en el centro ordinario. El profesor encargado de la Unidad de educación especial suele ser un maestro adscrito a su escuela especial de referencia.

Las finalidades instrumentales del curso escolar 2010-11

El principio de curso suele ser rico en entrevistas a representantes de los distintos estamentos sociales y políticos que tienen que ver con la educación. Parece que la educación se pone de moda en septiembre, como dice el anuncio de otoño de todos los años del CI, y luego se va desvaneciendo hasta desaparecer, para volver a interesar, con menor intensidad, eso sí, al final del curso, sobre todo si coincide con la cita bianual de la publicación de los resultados de PISA.

Este año, no me ha decepcionado este inicio de curso, que ha venido acompañado de un inusitado interés por la educación en casa, con el buzón de entrada de las asociaciones que se encargan de representar a estas familias, lleno de peticiones para entrevistas, reportajes y apariciones diversas en los medios.

Sin embargo, he preferido dirigir mi interés a  la instrumentalización del sistema escolar para satisfacer los fines y la acción política y social de la Administración. Con el fin de evitar el camino trillado de la generalización,   he centrado mi interés en la Administración de la Comunidad Autónoma Vasca. Isabel Celaá es la consejera de Educación, y en diversas declaraciones nos ha trazado el mapa de la intervención y fin social de la Escuela Pública Vasca y de la red de centros concertados. Estas son las finalidades instrumentales del sistema escolar para este curso 2010-11

1. La inmersión lingüística, esta vez con una perspectiva más ambiciosa que otros años, ya que para este curso se pretende la implantación de un plan de trilingüismo (euskara, castellano e inglés). Celaá ha manifestado que la petición masiva de las familias vascas de la CAV tanto en el modelo público como el concertado es el modelo D (íntegramente  en euskara con castellano e inglés como asignaturas). Según datos oficiales, en cuanto a la distribución por modelos lingüísticos, se mantiene la tendencia observada en los últimos años, con un incremento del modelo D  del 1,5% hasta alcanzar los 182.465 alumnos, es decir el 58,8% del total.

2. La integración de la población inmigrante. Una de las acciones en la política educativa consiste en prevenir la existencia de bolsas de inmigración no integradas a través de la dispersión de los menores inmigrantes en toda la red escolar vasca, evitando que se concentre en puntos determinados. Complicado, si se tiene en cuenta que la concentración se produce en base a la elección de centro de las familias inmigrantes que lógicamente prefieren estar junto a sus familiares y compatriotas.

3. La tercera es la más peliaguda, y consiste en la introducción en las aulas, bien personalmente o de modo virtual, de víctimas del terrorismo de ETA, para que expresen a alumnos y alumnas su experiencia, para que sirva de concienciación del alumnado contra la violencia política. Esto mismo se ha realizado algunas veces con anterioridad, en las aulas y de modo presencial, con víctimas de accidentes de circulación para la concienciación de los jóvenes sobre la seguridad vial. Según Celaá, el modo de llevar esto a cabo se examinará en un Seminario que tendrá lugar este mismo mes, y el modo de inclusión de este plan de concienciación dentro del curriculum oficial se hará dentro de la asignatura de Educación para la Ciudadanía.

4. Por último, se continua con el proyecto Eskola 2.0, que se va a preocupar de dotar a docentes y alumnado de los medios para familiarizarse con las nuevas tecnologías.

Con respecto a los fines académicos y formativos de los menores en su periplo escolar, no se ha hablado para nada, habrá que esperar a los resultados de PISA para empezar a preocuparnos por el contenido formativo y académico de la escuela.

La dislexia

Este audio reproduce un programa de la Radio pública vasca (EITB- Radio Euskadi), que recoge la entrevista a una experta en dislexia, que quizás pueda ser de interés. La psicóloga Raquel Díaz de Tudanca explica cómo se detecta y se trata la dislexia para evitar problemas de aprendizaje a los niños que la padecen.

Se puede reproducir el audio aquí. Está en castellano.

Premisa. La dislexia como motivo para la desescolarización: Las necesidades especiales de aprendizaje no resueltas por el sistema escolar, suponen uno de los motivos principales para asumir la educación del menor en el hogar.

¿Es esto cierto?

Edito para aportar al debate lo último que he publicado sobre esta cuestión, el pasado julio. La negativa experiencia escolar como motivo para educar en casa.

Motivos para escolarizar: la transición hogar-escuela.

Quien se enfrenta a la labor de investigar sobre el tema del homeschool encontrará una amplia bibliografía basada en estudios publicados sobre la motivación para educar en casa, pero, más difícil  le será encontrar resultados de investigación sobre los motivos para escolarizar a un menor que previamente había sido desescolarizado o que nunca había sido escolarizado con anterioridad.

Las razones pueden ser tan variadas como las que llevan a desescolarizar así como  las circunstancias que conducen a la  toma de tal decisión, pero la investigación es más ardua en este campo, por la dificultad contactar con personas que no están organizadas en una asociación, pongamos, de familias que escolarizan a niños o niñas previamente desescolarizados. La dificultad es obvia, y de hecho,  obligaría a contactar con estas personas de modo individualizado de un lado, y de otro, porque son personas que quizá no están tan dispuestas a compartir con el resto, lo que  hasta cierto punto puede vivirse como un fracaso.

Sin embargo la investigación existente demuestra que esta transición entre el hogar educador y la institución escolar, transición de ida y vuelta, tanto de quien decide educar en casa desescolarizando, como de quien decide escolarizar tras un período de haber educado en casa, es altamente positiva para los menores que se benefician de ella, como veremos a continuación.

Guiándome por la entrevista que realicé en su momento a una maestra de primaria que conocía algunos casos, en primera persona,  me hablaba como motivo más habitual para escolarizar, el de la necesidad de algunos menores desescolarizados, llegada cierta edad (creo que mencionaba los 8 años en adelante) de relacionarse de modo rutinario con otros menores de su edad. Ese podría ser un motivo. Otro quizás la necesidad económica de la familia que obligue al trabajo remunerado de ambos progenitores que ya no podrían prescindir de un salario. Dudo que las razones sean pedagógicas, o de motivo ideológico. Más me parecerían, a priori, motivos relacionales y económicos, los que lleven a esa decisión, unidos a lo que podríamos llamar el final del ciclo de crianza, al  considerar, (normalmente la madre), que se ha dado fin al ciclo de crianza  attentive  parenting, o de la denominada crianza con respeto con todo lo que ésto supone de lactancia a  demanda, colecho y la presencia constante junto al menor.

A éstos se añadiría un último motivo para la vuelta a la escolarización en la última etapa de la educación obligatoria  que podríamos llamar académico. Sería  la conveniencia que ve la familia en la entrada del menor al sistema escolar con la finalidad de obtener una titulación al final de la educación obligatoria, incorporación del menor al sistema escolar que le permitiría acceder sin penalización por edad a estudios superiores.

Si buscáramos otros motivos, de índole más personal ¿Podría influir, quizás, el cansancio de los padres, o del progenitor que se encargue de ellos con más asiduidad? ¿Quizás la presión del entorno familiar amplio? Entre las cuestiones que salieron a relucir en las encuestas que realicé a familias que educan en casa en 2008, se mencionaba lo duro que es encargarse de los menores las 24 horas del día, los 365 días del año. ¿Podría ser que ese esfuerzo pase factura cuando el menor comienza a adquirir autonomía?. ¿Podría influir la necesidad de realizarse de ese progenitor encargado de la educación en exclusiva, fuera del círculo familiar? .

Uno de los trabajos que se han realizado en cuanto a la investigación sobre la transición entre la institución escolar y la educación en casa, o viceversa, es el de Glenda Mary Jackson, cuya tesis versa precisamente sobre el fenómeno de la transición  y las causas que llevan a la vuelta al sistema escolar, tesis a la que se puede acceder en esta dirección: http://arrow.monash.edu.au/hdl/1959.1/83110

La tesis de Jackson titulada  ‘Más de un modo de aprender: Transiciones entre casa y escuela de los menores educados en casa” se basa en los siguientes  datos comprobados en base a entrevistas:

Los niños que habían sido desescolarizados en primaria describían su frustración con las prácticas escolares que les llevaban a sentirse discriminados de sus compañeros de clase.  Los niños que se reincorporaban al sistema escolar en  secundaria valoraban como positivo el acceso al conocimiento especializado, la mediación entre iguales, incluso de  profesionales  y las experiencias de socialización con jóvenes de su misma edad.

La conclusión de la tesis es que la transición entre las instituciones escolares y el hogar educador son positivas tanto en uno como en otro sentido (de casa a la escuela, y de la escuela a casa) transición que conduce a que  tanto los jóvenes que salen del sistema escolar para ser educados en casa como los que vuelven al sistema escolar tras haber sido educados en casa, se benefician académica y socialmente, sobre todo a través del desarrollo personal en las experiencias de transición en ambos sentidos.

La profesora Jackson ha sido tan amable de asistirme con su investigación en mis intentos por racionalizar el tema de la transición, y destaca que en su opinión, sin duda cualificada, ya que hizo su tesis doctoral precisamente sobre el tema de la transición entre el hogar y la escuela y viceversa, los motivos para la vuelta al sistema escolar varían según la edad del menor. Cuando todos los menores que estaban siendo educados en casa en una misma familia volvían en grupo al sistema escolar, la razón solía ser el cansancio de la madre y la frustración que sentía al no dar más de sí, añadida a  la sensación de no poder continuar haciéndolo ya. Esta circunstancia se daba con mayor frecuencia cuando  la madre basaba la educación en una metodología estructurada que había incorporado al hogar, en forma de programa previamente diseñado o cuando había intentado convertir el hogar en una escuela.

Cuando los niños estaban ya en secundaria, acudían al sistema escolar en gran medida para poder tener acceso a profesores especializados, para disfrutar de mayor interacción con gente de su edad y con la finalidad de obtener una titulación.

Los padres tienden a ser los que toman la decisión en primaria, y son los niños o niñas quienes toman la decisión en secundaria, o en conjunción entre ambos, padres e hijos.

Jackson, G. (2009). ‘More than One Way to Learn’: Home Educated Students’ Transitions
Between Home and School. Unpublished PhD, Monash University, Clayton.
http://arrow.monash.edu.au/hdl/1959.1/83110

No todos los que educan en casa son anti-escuela

Quedan 4 días para la

Jornada Internacional per la Llibertat d’Educació

Traigo a este blog la traducción del artículo Home educators are not all anti-school, publicado en la web Home education in the UK. Creo que resulta muy adecuado en vísperas de la Jornada reivindicativa de la libertad educativa. El llamamiento es para todas las personas, sea cual Sigue leyendo

Circular de la Junta de Andalucía y (III)

Con este extenso texto finalizo la serie de tres comentarios sobre la Circular de la Junta de Andalucía.

CONSEJERÍA DE EDUCACIÓN DE LA JUNTA DE ANDALUCÍA

CIRCULAR DE LA DIRECCIÓN GENERAL DE PARTICIPACIÓN E INNOVACIÓN EDUCATIVA SOBRE EL PROCEDIMIENTO A SEGUIR EN LOS CASOS DE EDUCACIÓN EN CASA  (20 de julio de 2009)

La Circular intenta regular de manera generalizada los diferentes casos de los que pudiera tener conocimiento la Administración para evitar así posibles discrepancias  entre las diferentes administraciones actuantes. Esa es normalmente la función de una Circular, la de unificar criterios para mejorar la efectividad y coherencia interna de una administración dada, en esto caso la Junta de Andalucía.

PRIMERO. El primer párrafo define, en mi opinión con corrección y precisión lo que se podría entender como educación en casa. Dudo que en ese sentido se planteen desavenencias con los colectivos que representan  a las familias que educan en casa, pero a partir de ahí se produce un rosario de razonamientos que llevan precisamente al punto al que se quería llegar: la educación en casa es un supuesto de absentismo escolar, y como tal debe tratarse.

Veamos el hilo del razonamiento, y analicemos las implicaciones que el mismo proporciona. Este trabajo pretende desvelar las imprecisiones, omisiones y contradicciones que pueden detectarse en el análisis de la Administración. Debe destacarse que no es un texto de análisis jurídico exhaustivo el que realiza la Administración andaluza, bien al contrario, la razón de ser de una circular debe ser la claridad, sencillez, y facilidad en su implementación práctica, es un texto cuyo destino es la puesta en práctica inmediata por la Administración en todos su niveles dentro de la Junta de Andalucía, aunque no es en absoluto vinculante para la Administración de Justicia.

SEGUNDO: El segundo apartado sostiene que en el Ordenamiento Jurídico vigente en España, esta es una opción educativa carente de regulación.

La circular tiene fecha de 20 de julio de 3009, es posterior a la publicación de la Ley de Educación de Catalunya. Por ello, no es cierto que la educación en casa sea una opción carente de regulación, ya que por mor de la Ley de educación de Catalunya, publicada en el Diari Oficial tres días antes de la propia publicación de la Circular, sí existía regulación en el ordenamiento Jurídico estatal en aquel momento, diferenciada de los supuestos de absentismo escolar. Esta situación rompe desde un punto de vista legal la identificación entre los supuestos de absentismo escolar por desamparo de menores, como dejación de los padres de los deberes derivados de la patria potestad de aquellos supuestos  que la ley podría recoger dentro de una opción de educación básica no presencial. La propia Administración se compromete a garantiza esta posibilidad en su art. 55.1 “El gobierno, para facilitar el derecho universal a la educación ha de desarrollar una oferta adecuada de educación no presencial”.

En ambos supuestos el sujeto actuante en un administración autonómica dentro del Estado Español, con resultados bien distintos. Lo que podría llevar a una quiebra del principio constitucional de Igualdad de los ciudadanos ante la ley (CE art. 11).

De este enunciado se desprende que la educación en casa, lejos de ser una situación de absentismo escolar, se trata de un supuesto de educación no presencial, al menos en esa parte del territorio del Estado, reconocimiento que le confiere una definición y un estatus  diferenciado del absentismo escolar extensible al resto del territorio del Estado.

TERCERO: En el tercer y cuarto apartados se produce el razonamiento que conduce a la identificación entre educación y escolarización. La Constitución utiliza el término educación, para incluirlo entre los derechos fundamentales, derecho se extiende a toda la población, y no sólo a los menores en edad escolar. También recoge los términos enseñanza y formación. En ninguno de los apartados del art. 27 se refiere a la escolarización. Pero la Ley orgánica sí establece 10 años de escolaridad, que son los que recoge la Circular para presentarlos como la única opción que cumple la exigencia marcada por el art.27.4 de la Constitución:

1. Todos tienen el derecho a la educación. Se reconoce la libertad de enseñanza.

2. La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales.

3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones.

4. La enseñanza básica es obligatoria y gratuita.

Si bien se menciona el apartado 4 del art. 27, no se menciona el apartado anterior a éste que reconoce a los padres un ámbito de decisión en cuanto al tipo de educación moral y religiosa que vayan a recibir sus hijos e hijas. Este ámbito de libertad, por exigencia de la STS 1669/1994 de 30 de octubre no debe ser nunca superado por la Administración:

Así lo expresa el Alto Tribunal en su FUNDAMENTO DE DERECHO CUARTO, ap.2:

Las previsiones del legislador en materia educativa se mueven entre la libertad de enseñanza y el derecho de los padres para que los hijos reciban la formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones y la libertad de creación de centros docentes. En este terreno se crea un amplio marco que permite variadas opciones educativas, si bien hay una frontera que el legislador considera insuperable: toda tarea educativa se debe desarrollar dentro del respeto a los principios constitucionales. Las técnicas educativas y los modelos pedagógicos pueden ser diversos pero en ningún caso sobrepasar las líneas necesariamente inmodificables, de los valores constitucionales.

Y esta es precisamente la barrera que debería tener en cuenta la Administración al valorar la compatibilidad de otros modelos pedagógicos con los  ofrecidos por el Sistema Escolar, público o privado.

Ese paso de educación (art. 27.1 CE)  a enseñanza básica  (art. 27.4 CE) es el que conduce con posterioridad a la interpretación que las Administraciones educativas hacen de la LOE. En este caso la interpretación se produce directamente desde la Constitución, ya que se interpreta el término “obligatoria” que define a la enseñanza básica, como diez años de escolaridad, al interpretar el art. 4 ap1 de la LOE:

Artículo 4. La enseñanza básica.

2. La enseñanza básica comprende diez años de escolaridad y se desarrolla, de forma regular, entre los seis y los dieciséis años de edad. No obstante, los alumnos tendrán derecho a permanecer en régimen ordinario cursando la enseñanza básica hasta los dieciocho años de edad, cumplidos en el año en que finalice el curso, en las condiciones establecidas en la presente Ley.

1. La enseñanza básica a la que se refiere el artículo 3.3 de esta Ley es obligatoria y gratuita para todas las personas.

Siguiendo el principio de legalidad que rige la actuación de la administración, y en ausencia de normativa que regule de modo expreso la educación en casa, se pasa a aplicar la normativa de escolaridad obligatoria existente.

CUARTO: La declaración de desamparo está interpretada en los tribunales de un modo dual, no sólo como la simple ausencia de escolarización, sino que sentencias del Tribunal Supremo y de las Audiencias Provinciales exigen el cumplimiento de ciertos requisitos:

Las sentencias del Tribunal Constitucional, 25 de mayo de 1992 y de la Audiencia Provincial de Sevilla de 23 de noviembre de 1999 respectivamente. recogen la definición legal de la situación de desamparo que contiene dos aspectos:

1. Una omisión o ejercicio inadecuado por parte de los padres o tutores de sus deberes de protección.

2. Un resultado: que el menor quede privado de la necesaria asistencia moral o material. De este modo continúa la sentencia, la existencia de la situación de desamparo obliga a una constatación del estado del menor, es decir, el lado pasivo de la relación guardador-guardado, pues de lo que se trata, a la hora de determinar si existe o no situación legal de desamparo es de comprobar la situación real y actual del menor al momento de la intervención de la Administración, verificando si aquel tiene cubiertos o no los bienes materiales y morales fundamentales exigidos por la ley, cualquiera que sea quien se los proporcione, porque el precepto no trata de regular y sancionar el ejercicio de deberes inherentes de la patria potestad, ni siquiera los inherentes a la guarda del menor, sino la situación en que sen encuentra éste.

La sentencia tiene su interés ya que en algunas de las normativas autonómicas de protección de menores que he revisado se incluye la desescolarización o la inasistencia regular al centro escolar como motivo de desamparo, sin embargo esa apreciación no es automática, según esta sentencia y habría que acudir a comprobar en cada caso la situación particular y actual del menor al momento de la intervención de la administración competente para comprobar si esa desescolarización o inasistencia al centro escolar, conlleva como resultado que el menor quede privado de las necesaria asistencia moral o material. Situación que raramente se suele dar en los casos de homeschool o educación en casa como consecuencia del ejercicio de la objeción a la escolarización obligatoria.

Por ello, no puede afirmarse desde un prisma general que la desescolarización sea una situación de desamparo, ya que si bien puede denota una situación de riesgo para el menor, no siempre se está ante esa circunstancia. Se exige un segundo requisito consistente en que el menor quede privado de esa asistencia moral y material necesaria para su desarrollo. Este segundo requisito es el que no se cumple en los supuestos de educación en casa, y es el que suele dar lugar al archivo de las actuaciones por vía penal.

En las conclusiones finales de la Circular se analiza la cuestión desde un punto de vista pedagógico, y no estrictamente legal. Las necesidades formativas, afirma, van más allá de la influencia familiar y exige la adquisición de destrezas y capacidades en distintos contextos contextos de aprendizaje.

A pesar de que a la modalidad educativa extraescolar se la denomine educación en casa (homeschool, home education), instrucción doméstica o en familias, no por ello su contenido, esto es el aprendizaje, se produce con exclusividad dentro del hogar. Del mismo modo que puede afirmarse que el aprendizaje escolarizado no se produce exclusivamente en el medio escolar, y éste ser la familia, el barrio, la ciudad, e incluso los viajes, lugares donde residen familiares y muchos más. Todos estos medios cobran una relevancia especial para la educación en familia. La educación en casa o en familia se produce en multitud de medios y con personas distintas de la propia familia. Nadie mejor que alguien que eduque en casa podrá ratificar que, efectivamente, el aprendizaje, como afirma  la Circular “las necesidades formativas van más allá de la propia influencia familiar y de los propios contenidos que pudieran trabajarse en el domicilio”, aunque también podría afirmarse que “las necesidades formativas van más allá de la propia influencia del centro escolar y de los propios contenidos que pudieran trabajarse en la escuela”. Creo que la Directora general de Participación e innovación educativa estaría también de acuerdo con ésta última afirmación, tanto como lo está con la anterior.

En aquellos países en los que se admite la educación en casa, que son casi la totalidad de los que constituyen el entorno económico-social del Estado Español, también plantean la exigencia de la adquisición de destrezas y habilidades en distintos contextos, y no por ello excluyen la educación en casa como un modelo educativo capaz de proporcionar esa capacitación y aprendizaje hacia la autonomía necesaria para que la persona pueda integrarse en la sociedad. Es precisamente la adquisición de esa autonomía la que constituye la esencia del derecho del menor a recibir una educación que le capacite para desarrollarse como ser autónomo en su entorno social.

En ningún momento a lo largo de la circular se menciona ese entorno socio- cultural en el que se integra el estado español, ni siquiera como posibilidad de armonización para la futura integración en al denominado EEES (Espacio Europeo de educación Superior), al que en última instancia conduce el sistema educativo desde la propia educación básica. Esta integración es uno de los cometidos fundamentales  y el reto más importante para los Centros de Innovación Educativa.

En cuanto a la regulación de la educación en casa, o su ausencia, al negar que esta modalidad esté regulada en el ordenamiento jurídico español, prejuzga un hecho que la Ley de Educación Catalana desmiente en la práctica. Al contrario, sí se regula, entre otras razones, porque la última Ley Orgánica de Educación de 2006 no descarta ni excluye la opción. De hecho, la inclusión del art. 55.7 en la Ley Catalana desmiente tal vacío legal al reconocer que puedan existir familias que quieran “acogerse a la modalidad de educación no presencial en enseñanzas de educación básica”.

En el Ordenamiento jurídico español, ya existía un precedente semejante, pero previsiblemente con una extensión más restrictiva en cuanto a los supuestos en que una educación básica no presencial sea admisible, y me refiero al CIDEAD (Centro para la Innovación y el Desarrollo de la Educación a Distancia), que como declara en su propia web oficial,

Es el Centro para la Innovación y Desarrollo de la Educación a Distancia (CIDEAD) integrado en la Subdirección general de aprendizaje a lo largo de la vida, tiene la función de coordinar y organizar los elementos y procesos de la Educación a distancia así como facilitar el acceso a la educación de las personas adultas  y, también de los alumnos en edad escolar que, por circunstancias personales sociales, geográficas u otras de carácter excepcional se ven imposibilitados para seguir enseñanzas a través del régimen presencial ordinario (R.D. 1.180/1992, de 2 de octubre).

El CIDEAD es un centro dependiente del Ministerio de Educación que recoge el modo en que aquellos menores que por distintas razones no pueden acceder al sistema escolar de modo presencial, puedan hacerlo a través de un medio no presencial. Los casos a los que es de aplicación son muy limitados y obedecen todos ellos a razones de imposibilidad de acudir al sistema reglado:

Dirigido a…Alumnos en edad escolar, de 6 a 16 años:

  • residentes en el extranjero, de nacionalidad española;
  • residentes en el extranjero que hayan iniciado, con anterioridad, estudios reglados españoles,
  • residentes en España que, por causas excepcionales, (pertenecer a familias de vida itinerante, o dedicarse a actividades especiales: danza, música, deporte…), no puedan asistir a un centro ordinario. En estos casos, el alumno deberá contar con la autorización de la Administración Educativa correspondiente.

En ningún caso se reconocen los supuestos de objeción a la escolarización o de ejercicio del derecho de los padres a dirigir de modo exclusivo la formación de sus hijos e hijas. De hecho, desconocemos la extensión que en la Ley de Educación de Catalunya se va a reconocer, ya que los supuestos quedan excluidos del enunciado de la propia ley, y se incluirán en las normativa de desarrollo de la propia ley. Aun así la ley catalana no vulnera la letra ni el espíritu de la LOE, ya que el propio CIDEAD con anterioridad venía reconociendo la posibilidad de que la ley pueda recoger supuestos excluidos de la obligatoriedad de la presencialidad.

QUINTO: En el quinto párrafo se plantea el derecho del menor a la educación, como prevalente al de los padres a optar por un modelo de educación. El problema que se plantea para la Administración autonómica andaluza es que carece de marco legal en el que implantar la opción, de ahí que en los casos concretos en los que familias que desean educar en casa acuden a la administración, o son intervenidas por éstas tras el conocimiento de la desescolarización sobrevenida de un menor en edad escolar, no reacciona de otro que el de negar su admisibilidad por estar ausente de regulación. De ahí que ante este vacío se acude a la única opción regulada, la de obligada asistencia al centro escolar, y se produce, en consecuencia, de modo automático el rechazo a cualquier opción que implique insistencia al centro escolar.

SEXTO: Y en el sexto párrafo se explicita la normativa de protección al menor, ésta sí de competencia autonómica. El párrafo se refiere a una batería de normas y circulares dictadas para luchar contra el absentismo escolar, que nacieron de la necesidad de proteger a los menores de edad frente al desamparo del que son objeto frente a quienes no cumplen con los deberes derivados de la patria potestad hacia esos menores y que así vulneran su derecho a la educación recogido desde el ap. 1 del art. 27 de la Constitución indiscutiblemente como un derecho fundamental. La aplicación de esta normativa diseñada para luchar contra una lacra social y un problema que está ausente en la educación en casa, donde los padres sin lugar a dudas cumplen con las obligaciones derivadas del ejercicio de la patria potestad y que han venido demostrándolo en diferentes procesos judiciales que se han ido archivando en distintos estadios de los respectivos procedimientos resulta nefasta para estas familias. No sólo para los titulares de la patria potestad sino de los propios hijos que sufren un daño derivado del exceso de celo y el recelo de la Administración al intentar prevenir conductas que pudieran vulnerar el derecho a al educación de los menores. La norma así aplicada, carece de objeto. ¿Cual es el bien jurídico protegido cuando la Administración  actúa contra estas familias, bajo amenaza de la retirada de la patria potestad? ¿Es acaso el  bienestar del menor? ¿La defensa del derecho a la educación del menor?.No se debe olvidar que la Administración debe en todo caso actuar en el interés del menor, y llegados a un procedimiento judicial es la función de la Fiscalía velar por el bienestar del menor.

La aplicación de las leyes de absentismo escolar a la educación en casa suponen una perversión del sistema legislativo y un fraude de ley, ya que se aplica a un supuesto de hecho una consecuencia jurídica que no ha sido prevista para aquel, consiguiendo así la Administración el resultado deseado, cual es una acción de tipo disuasorio y de prevención de estas conductas.

La situación, así planteada aboca a una reacción contraria a la que se pretendía por parte de la Administración. Aquellas personas decididas a ejercitar lo que legítimamente pueden considerar el ejercicio de un derecho derivado de la Constitución, y de la interpretación que de ésta hace la sentencia del Tribunal Supremo de 30 de octubre de 1994, no van a dejar de hacerlo. Y es precisamente esta la situación no querida a la que se refiere el Defensor del Pueblo Andaluz en su informe de 2005. La situación así expresa, de aplicación de una norma surgida para actuar contra el absentismo escolar por abandono de los titulares de la patria potestad, a las familias que educan en casa, precisamente por ausencia de regulación específica, pone de manifiesto la inseguridad que de ésta se deriva para estas familias y los menores a su cargo. La seguridad jurídica es uno de los principios que proclama la Constitución en su art. 9, como una de las garantías para los ciudadanos. La aplicación de una norma prevista para un supuesto de hecho distinto a aquel al que se aplica no sólo reduce la seguridad jurídica sino que además, incrementa los resultados negativos de ésta.


Normativa relevante:

Ley 1/1998, de 20 de abril de los Derechos y Atención al Menor de Andalucía

Art. 27 de la CE

Art. 4,1 LOE

Entrevista a una maestra de primaria

Entrevista a una maestra de educación primaria. Viernes 14 de noviembre 2008.

untitled22

  1. ¿Cómo definirías el  homeschool?

Más que definir, hablaría de las razones por las que los padres deciden educar en casa, según los casos que conozco. La motivación. Estaría en primer lugar el miedo a que se manipule a los niños, que se les metas ideas, e historias con las que no están de acuerdo, pensando que ellos van a poder educarles como desean, según sus ideas. Y de otro lado, el no separar a los niños demasiado pronto de la madre, cosa que hacemos hoy en día. Se considera que hasta los 2 añitos, el cordón umbilical emocional está todavía ahí, exigiendo esa necesidad de efecto. Estas son las razones que les llevan a no escolarizar en los casos concretos que yo conozco. De hecho acaban escolarizándolos casi todos.

  1. ¿A qué edad?

A los 8 o 10 años

Porque se ven desbordados, los niños reclaman estar con otros niños, otras relaciones y acaban escolarizándolos

3. ¿Es adecuada la socialización de los niños y niñas fuera del sistema escolar?

Pienso que tiene algunas carencia, que puede tener, no que tienen.

Esto se da sobre todo en las familias en las que sólo hay un niño, como es un caso que conozco. Si hay hermanos no ocurre, pero si está sólo tienes que buscar otros niños para que se produzca esa socialización.

Creo que puede haber carencias, y he oído comentar a los padres, que les resulta difícil…, que tienen que buscar otros niños, que tienen que llevarles a otros círculos donde estén con otros niños. Creo que es difícil, y que hay que tener mucha fuerza.

  1. ¿Puede esta ausencia de socialización provocarles problemas en el desarrollo futuro?

No, si consiguen suplir esa falta de socialización. De hecho conozco, a una niña en esta situación, que es hija sola y es…muy suya, y que le cuesta abrirse a los demás, quizás sea debido a eso.

Y creo que acaban llevándolos a la escuela por ese motivo, más que por motivos académicos.

  1. ¿Qué le aporta al niño la escuela, que no le aporta la familia?

A partir de una edad adecuada (no estoy de acuerdo con enviar a los niños con 4 meses a la guardería), tiene que separarse un poquito de la familias, tiene que entrar en otros ámbitos, aprender a moverse en otros ambientes y creo que la escuela le da esa oportunidad.

Y eso que no estoy en contra del homeschool, pero en la escuela tienen que aprender a convivir con otros niños, en un ambiente en el que hay otras normas, y tiene que aprender a vivir con otros niños a los que tiene que respetar y aceptar en sus distintas formas de ser.

Cuando el niño está sólo desarrolla poco la tolerancia, y se cree que todo es como su familia se lo está contando, ahí hay una limitación.

En la escuela el niño ve que hay otras formas de pensar que también son adecuadas y que tiene que respetar. Le puede ampliar su visión de la vida.

6.Define en una palabra el concepto: escuela tradicional:

Limitadora (hasta ahora). En este momento. Yo llevo trabajando 35 años, antes la Escuela te podía destrozar, ahora veo que se apoya mas al niños… aún así hay competitividad. La escuela debiera valer para formar a los niños a hacer un mundo más feliz, no para que encajen en este mundo tan competitivo…

En la escuela debería darse un cambio que no se da porque nos da miedo. Se sigue educando para formar a los niños para este mundo. Me gustó la reforma del 85, en la que se hablaba de capacidades, no de conceptos y de contenidos, Pero comenzaron las quejas desde DBH (Educación Básica Elemental) porque la Universidad nos pide algo distinto, no prepararles para capacitarles para vivir mejor y así salta el miedo. Hay que trabajar mucho para poder cambiar. En la escuela privada competimos por tener más alumnos, no es el problema de la escuela pública, y tenemos que adaptarnos a lo que quieren los padres, prepararles para la universidad para competir en este mundo.

El cambio vendrá de fuera, de la crisis nacen los cambios, como el cambio climático va a producir cambios, del mismo modo, vendrá un cambio profundo en la humanidad

¿De verdad educamos a los niños para que sean competentes en la vida? Somos muy cerrados al cambio. Sí, esa sería la palabra que define a la escuela de hoy.

7.Define en una palabra la escuela alternativa

Creatividad y libertad

8.Define con una palabra el homeschool

Atrevimiento, valentía lanzarse a lo desconocido, sabiendo lo que se hace. Porque imagino que no se lanzan a esa aventura sin haberlo meditado muy bien de antemano, y su planteamiento es: voy a por esto, a ver hasta dónde puedo llegar.

9.¿Qué opina sobre la evaluación de los niños en el sistema educativo?

Yo estoy en contra

Educarse es un proceso, y se va madurando en distintos estadios, son procesos de aprendizaje que deberían seguir su curso. Pero llega la evaluación, cuando estamos tan contentos, y STOP, hay que decidir quien es mejor que quien y comparar el momento de aprendizaje en el que se encuadra cada niño. Para mi es duro porque ese proceso sufre un elemento distorsionador. Yo sería más partidaria de informes, pero no comparativos. No me gusta comparar, porque se activa la mente inferior, que está alocada y toma su fuerza en esa comparación. Yo quiero parar eso. No me gusta evaluar a los niños de esa forma. En otra de esas reformas que se han dado en el pasado, se quitaron las notas y se pusieron informes en los que se reflejaba el nivel de progreso de cada niños según sus posibilidades. Pero la última reforma ha traído otra vez las notas. Para mí siempre es miedo, que es como niebla que no nos deja ver el sol.

10. ¿Hasta qué edad se detecta en los niños el sufrimiento por la separación de los padres, que les supone el acudir a la escuela?

Lo tienen grabado. Tienen grabada la separación en su mente. Si ha sido traumática la escolarización, que siempre lo es…

Al dejar al niño en la guardería, el niño no sabe si se va aquedar si le van a ir a buscar, y lo único que siente es el abandono. Ese sentimiento de abandono tan fuerte lo va reviviendo.

El sentimiento se puede reavivar por ejemplo con el nacimiento de un hermano, que se queda con los padres y el no. Es duro, sí, y ese sentimiento aún dura en primero.

Luego están contentos en clase, aunque les cuesta. Tengo un niño en concreto que aún está como en una sensación de vivir un sueño, una pesadilla y vuelve a revivir el abandono. Y a esa edad además aparece el sentimiento de la muerte, el sentimiento de que su madre se puede morir. Hay que tener mucho cuidado a esta edad aún, con los niños pequeños todo el cuidado que tengamos es necesario. El ser humano deja las cuestiones no resueltas en el inconsciente, pero desde ahí atacan.

11. ¿Es suficiente la respuesta de la escuela tradicional ante las necesidades especiales?

De las necesidades especiales, quizás sea la superdotación la que peor respuesta encuentra en la escuela, el resto de las necesidades especiales están mucho mejor ahora que en el pasado.

De hecho existe un protocolo de la escuela, que le permite responder a esas necesidades especiales incluso mejor que dentro de la propia familia. Yo sí que escolarizaría a los niños con necesidades especiales, Excepto la superdotación,

La escuela no puede atender a los superdotados, ni siquiera cuenta con los materiales adecuados. La dislexia si está mejor resuleta, y se cuenta con materiales específicos. Y el diagnóstico se hace de forma adecuada desde los PT’s

12. ¿Cuál es el tamaño adecuado del aula?

Suele ser de 25. este año tengo 24, y creo que son demasiados, en pre-escolar, y en el primer ciclo por lo menos. No es como dar una clase magistral, que se puede dar en DBH (Enseñanza Obligatoria Secundaria), ahí como si tienes 100. Pero si quieres trabajar con otro sistema, de manera más individualizada, atendiéndoles más, yo pondría, desde luego menos de 20, yo pondría 15.

13. ¿Cómo definirías la metodología que empleas?

Haga usted lo que pueda, no en serio, intento que la clase sea lo más activa posible. Intento que los niños busquen la información que necesitan. Me gustaba una metodología que surgió de una de aquellas reformas del pasado, denominada “constructivismo”. Se trataba de construir los propios materiales, que no te den el libro, sino que lo hagas tú mismo. Se trata de descubrir del modo más activo posible la realidad inmediata.

En INGURU (Entorno, medio ambiente), hicimos un libro que recoge el colegio, y cómo moverse por él, saber pedir las cosas y comunicarse en los distintos medios escolares, saber desenvolverse en ese medio. Luego estaría la familia, aprender a a ayudar en la familia, ayudar en las labores de casa y cooperar.

Es un modo más divertido, más creativo que les haga aflorar el entusiasmo que tienes por todo.

Recuerdo a un autor Gonzalez Lucini, uno de los creadores de la reforma del 85, que intentaba descubrir los intereses del niño, lo que quiere aprender y dárselo, Sus contenidos eran poco habituales, la muerte, besos y abrazos…. Pero quedó en nada, porque la comodidad nos puede.

Maria Carmen Sola es maestra de primer ciclo de primaria, se jubilará el año que viene.

Carlos Gonzalez, pediatra


Artículo de Carlos González publicado en el número 29 de la revista Mente Sana.

NIÑOS QUE NO QUIEREN IR AL COLE.

Empezar a ir a la escuela es un cambio importante en la vida de todos los niños: personas nuevas, normas y horarios diferentes…Como todo proceso adaptativo, la escolarización debe hacerse paulatinamente. Tener en cuenta su grado de madurez es la clave para evitar que el niño sufra.

La mayor parte de los alumnos de infantil y primaria -entre los 3 y los 12 años- se lo pasan bien en la escuela. Raramente lloran en la puerta o se agarran a los brazos de su madre o de su padre.

Pronto entran en la escuela sin volver la vista atrás. Los padres acaban renunciando a exigir un beso de despedida -”Qué vergüenza, delante de mis compañeros!”-,y el día menos pensado te ruegan que dejes de acompañarlos.

Aunque ocasionalmente puedan quejarse de algún compañero, de alguna “injusticia” de los profesores o de la dificultad de algún ejercicio, van a la escuela ilusionados y sin oponer resistencia. Aún más, a principios de septiembre se aburren tanto en casa que desean volver al cole.

Pero esta situación no es siempre así. Algunos niños sufren en la escuela o se niegan a ir.¿Cómo podemos ayudarles?. ¿Seguro que está listo? Naturalmente, no todos los niños crecen a la misma velocidad. A los tres o cuatro años hay niños que todavía no están preparados para separarse de sus padres, del mismo modo que los hay que, con dos años, son más independientes. A veces, en los primeros días de clase, se observa un efecto paradójico: niños que ya habían ido antes a la guardería lloran desconsoladamente, mientras que otros que habían estado siempre en casa, entran -y salen contentos. Y es que separarse de la madre sin angustia no es algo que se aprenda, no sirve “acostumbrarse” ni “practicar”.Es una cuestión de maduración, de edad. Con un año, no quieren separarse ni un momento de ella; a los cinco aceptan hacerlo; y a los quince, están deseando hacer y deshacer por su cuenta.

Empezar con buen pie.

Al niño que separamos de su madre demasiado pronto, lejos de”acostumbrarlo”, podemos dejarle el recuerdo de una triste experiencia. No teme a la escuela sino al lugar donde lo pasó tan mal de pequeño. En cambio, el que espera feliz con su familia y sólo va al cole cuando está realmente preparado no tiene malas experiencias que recordar.

Cuando el problema es la corta edad, el tiempo es el mejor remedio. No se trata de “cómo conseguir que mi hija vaya a la escuela contenta”,porque eso ocurrirá al cabo de unos meses, aunque no hagamos nada de nada. El problema es “en estos meses que faltan hasta que mi hija vaya a la escuela contenta, cómo conseguir que sufra lo menos posible”.

En muchas ocasiones, bastará un poco de comprensión y unas palabras de ánimo. Es importante aceptar la ansiedad del niño – “El primer día da un poco de miedo,¿verdad?- ,explicarle qué hará en la escuela, con quién estará, quién vendrá a recogerle y cuándo. No negar su angustia -”No te pongas así que nadie te ha hecho nada”,”Pero si no pasa nada, tonto”- y mucho menos, ridiculizarlo- “Parece mentira, un niño tan grande llorando, qué va a pensar la señorita”,”Los otros niños no tienen miedo, eres el único que llora”.

Al salir de la escuela, puede que el niño exija más brazos y más atención de la habitual y se pegue como una lapa, o que se muestre malhumorado, gritando, rehuyendo la mirada,

protestando por todo. Es importante comprender que éstas son las respuestas normales a la separación, que nuestro hijo necesita comportarse así para sentir que le siguen queriendo y para recuperar la seguridad. Es importante darle esos brazos y esa atención que pide,y tolerar su mal humor sin reñirle ni castigarle.

Una respuesta fría y distante – “Camina que para eso tiene los pies”,”No seas pesada”, “Ahora te estás portanto como un bebé, mamá está enfadada”…- justo en el momento que más nos necesitan, no hace más que empeorar las cosas.

En otros casos no basta con buenas palabras. Hay niños que lo pasan realmente mal. Si las circustancias laborales y familiares permiten otra opción -quedarse un tiempo en casa, o con los abuelos- ,es bueno ofrecerla: “si quieres, mañana te quedas en casa en vez de ir al cole”.

Muchas veces, el niño declina la invitación: la seguridad de saber que existe una salida, que sus padres le comprenden y se lo toman en serio, le da el valor para continuar. Otros niños necesitarán quedarse en casa durante unos días o semanas.¿No será eso un paso atrás, no estaremos contribuyendo a que se enquiste la situación y no se adapte nunca a la escuela?.Al contrario: ir un día tras otro, llorando y sufriendo, es lo que puede enquistar la situación.

Algunos niños parece que están contentos el primer trimestre, pero en enero se desmoronan. No debemos pensar que es una tomadura de pelo o un retroceso. Tal vez las vacaciones navideñas les han recordado lo que podía haber sido y no fue: habían llegado a aceptar que “Hay que ir al cole porque papá y mamá trabajan y no hay nadie más que me pueda cuidar”,y de pronto descubren que mamá sí estaba en casa -por ejemplo, si la madre tiene vacaciones- o bien que hay otra alternativa y alguien les ha cuidado cuando no había escuela.

Frente al acoso escolar

Claro que también puede haber motivos más duros para no querer ir al cole. Puede haber un “matón” o un grupo de “matones” que mantiene aterrorizados a los demás niños. Puede haber problemas con chicos mayores, a la hora del patio en la entrada al recinto escolar. Unos niños pueden convertirse en víctimas por algún defecto físico, por su torpeza en los juegos, por su torpeza en los juegos, por problemas de aprendizaje o por no llevar ropa de marca; otros, por todo lo contrario, por “empollones”,”pijos”…No se habla tanto del acoso o los malos tratos por parte de los profesores, pero también se da. Los niños maltratados por su compañeros o profesores pueden callar o incluso negar que han sufrido reiteradamente esos maltratos. Será entonces cuestión de investigarlo.

El rechazo a la escuela no siempre es explícito. Algunos niños tienen, con demasiada

frecuencia, dolores de cabeza o de barriga que desaparecen misteriosamente a los pocos minutos si se quedan en casa. No siempre están fingiendo. Un niño tiene tanto derecho como un adulto a somatizar, a sentir verdadero dolor de cabeza por estrés. De todos modos, tanto el niño que finge como el que de verdad se siente mal tiene un problema y necesitan comprensión y ayuda, no castigos o sermones.

Lo primero, claro, es preguntarle qué le ha pasado, por qué no quiere ir a la escuela. El

problema es que no siempre lo explican, porque no quieren o porque no pueden. Habrá que hablar, entonces, con sus profesores y con otros padres.¿Ha habido algún problema con los estudios, con los exámenes, con la disciplina? ¿Hay otros niños en clase que no quieran ir a la escuela o que han cambiado de humor o de conducta en los últimos meses?¿Hay rencillas personales, peleas e insultos entre compañeros? ¿Conflictos con el personal docente?.

Buscar alternativas

Los problemas leves se resuelven pronto con paciencia, apoyo y cariño. Pero no siempre es tan fácil. Si el problema es general, la acción conjunta de varias familias, respaldadas si es preciso por psicólogos y pediatras, pueden conseguir cambios en la conducta de la persona conflictiva…o su expulsión.

Pero a veces se trata de una incompatibilidad personal. Algunos niños necesitan un cambio de aires: otros profesores, otros compañeros, otros métodos educativos. Y a algunos, sencillamente, la escuela no les funciona. Si aceptamos que un adulto quiera ser camionero, vendedor o cantante y que aborrezca el trabajo de oficina,¿por qué a todos los niños les va a convenir estudiar en el mismo ambiente, con las mismas normas, métodos y horarios?.

De hecho, a juzgar por las estadísticas de fracaso escolar, son muchos los niños a los que la escuela no les sirve. Tal vez por eso hay familias que optan por educar a sus hijos en casa (véase http://www.educacionlibre.org).

En último término, en caso de conflicto, los padres tenemos que recordar que nuestra lealtad y nuestro deber están con nuestros hijos, no con el sistema educativo.



Escuelas alternativas, o alternativas a…

Una estudiante de la universidad de León, Eva Ferrero, alumna de Concepción Abraira, ha publicado este post en su blog dedicado a las matemáticas, MatemaTICs.

Escuelas alternativas o alternativas a la escuela

Extraigo sólo el inicio del post, el resto, en su blog.

La verdad es que últimamente me pregunto mucho por la validez de la escuela que la mayoría de nosotros y nosotras conocemos… Si lo pensamos bien, ¿qué objetivos se pretenden conseguir con la escolarización? Desde mi punto de vista, y desde mi experiencia como estudiante, las escuelas “normales” cumplen muy pocas de las finalidades que a mí, particularmente, me parecen muy importantes (el orden no pretende ser relevante):

  • Desarrollar las capacidades y habilidades de cada persona (su vocación)
  • Desarrollar la autonomía
  • Enseñar y aprender para la vida

Flexi-schooling

Education otherwise (Educación Diversa) es una asociación sin ánimo de lucro con base en el Reino Unido. Se define como “charity” en el marco legal británico y sus miembros son familias que educan “de modo distinto” a la escuela y aquellos que defienden el derecho de estas familias a hacerlo así. Entre otras actividades, proporcionan información a sus asociados, -a través de un servicio telefónico, comunicación on-line y una revista bimensual-, y asistencia jurídica a las familias que educan en casa. Se fundó a mediados de los 70 y cuenta con una página web abierta a todos aquellos que quieran obtener información sobre este tipo de educación. Esta web publica contenidos relacionados con aspectos legales de la educación en casa en el Reino Unido, y entre ellos se encuentra un resumen de la normativa aplicable a esta práctica educativa en Inglaterra y Gales.

El artículo en el que baso este análisis se titula “School in not Compulsory” (La escuela no es obligatoria), y en uno de sus apartados recoge la que denomina “escolarización flexible”, que es precisamente el objeto de este artículo.

La jornada laboral flexible es una realidad en el Reino Unido, y consiste en acuerdos de flexibilización de la jornada laboral entre empresas, tanto públicas como privadas con sus empleados. En virtud de este acuerdo, los trabajadores no cubren una jornada laboral al uso, de 9:00 a 17:00, sino que distribuyen su tiempo entre la jornada central, que cubre más o menos un 50% del tiempo total y se suele situar en la franja horaria que va de 11:00 a 15:00, y el resto del tiempo distribuido según las necesidades del propio trabajador. Todo ello bajo la premisa de que se cubra el horario semanal y mensual establecido. La flexibilización en las condiciones de trabajo, la posibilidad creciente de cubrir la jornada laboral desde casa y la flexibilización del tiempo de trabajo no podían quedar confinadas a la experiencia laboral. A medida que más familias cuentan con un horario laboral flexible, exigen a su vez que la jornada escolar de sus hijos e hijas también lo sea, adaptándose así, de forma más adecuada, a las necesidades de unos y otros, y respondiendo, a su vez, al deseo de los padres de controlar de forma más efectiva el proceso educativo de sus hijos e hijas.

FLEXI-SCHOOLING (School is not Compulsory)

Un número creciente de padres están pidiendo un uso más flexible de las escuelas y los Directores de los respectivos centros educativos tienen la facultad de autorizar un horario escolar flexible para adaptarse a las necesidades de aquellos. Dentro del marco de un acuerdo de escolarización flexible, los niños se inscriben en el Centro escolar y acuden a tiempo parcial al mismo. Durante el resto de lo que constituiría su jornada escolar, son educados por sus padres fuera del centro escolar. Este acuerdo lo negocia el Director de cada centro escolar con los padres del alumno o alumna en cuestión, y no es una competencia de las autoridades educativas.

En Inglaterra la escolaridad flexible está regulada por los Reglamentos de Educación de 2006. El artículo 6(1) (a)(iii) exige a las escuelas que indiquen en la propia matriculación si los niños acuden a alguna actividad educativa aprobada fuera del Centro.

El artículo 6 (4) define como actividad educativa aprobada aquella que tiene lugar fuera del centro escolar y que está aprobada por persona autorizada para ello por el titular del Centro. Tiene que tener naturaleza educativa, que incluye experiencia laboral, y acitvidades deportivas, y debe estar supervisada por persona autorizada por el titular o el Director del centro escolar. Se sigue el mismo criterio si la actividad consiste en educación en casa a tiempo parcial.

El Departamento Infancia, Escuelas y Familias (Department of Children, Schools and Families) ha marcado la política gubernamental sobre la escolarización flexible en su normativa de 2007 que bajo el título de “Lineas maestras para la educación en casa” recoge este aspecto en su p. 17.

En Gales la normativa data de 1995 en un Reglamento de Educación (Inscripción de Alumnos), que ha sido derogado parcialmente por el Reglamento de Educación (Inscripción de alumnos) de 1997. El artículo 7 (1)(a) exige a las escuelas que indiquen en el propio acto de matriculación los supuestos en los que los alumnos están autorizados para realizar actividades educativas fuera del centro escolar y si han sido aprobadas por persona autorizada por el titular del centro educativo. Debe consistir en actividades de naturaleza educativa, que incluye experiencia para el trabajo y actividades deportivas, supervisadas por persona autorizada por el titular del centro. La educación en casa a tiempo parcial constituida en acuerdo realizado con el Director del Centro Escolar, se equipara a las anteriores.

Los niños y niñas matriculados en el régimen de escolarizacón flexible están en la misma situación que el resto del alumnado en cuando a la cobertura del seguro escolar y a efectos de obtención por parte del propio centro escolar de subvención pública por puesto escolar.

La escolarización flexible está recogida en la norma que regula la Educación en Casa Electiva en estos términos:

“Educación en Casa Electiva. Lineas de actuación para las Autoridades Locales”

La escolarización flexible, p. 17.

La “escolarización flexible o “asistencia escolar flexible” consiste en un acuerdo entre padres y escuela según el cual el menor es matriculado en el centro escolar, y asiste sólo a tiempo parcial, el resto del tiempo el niño o niña es educado en casa (con autorización de la escuela). Este puede ser un acuerdo a largo plazo, o de corta duración, por una circunstancia concreta. “La escolarización flexible” es una opción legal en el caso de que sea autorizada por el Director del centro escolar que le corresponde. El niño o niña tendrá que seguir el curriculum general en su actividad escolar pero no fuera de la escuela, mientras se educa en casa. Las autoridades locales deben asegurarse de que los Directores de Centros Escolares conocen la escolarización flexible y su puesta en práctica. Más información en la Circular del Departamento de Infancia, Escuelas y Familias sobre Matriculación de alumnos.

Flexi-schooling (texto original de la norma)
“Flexi-schooling” or “flexible school attendance” is an arrangement between the parent and the school where the child is registered at school and attends the school only part time: the rest of the time the child is home educated (on authorised absence from school). This can be a long-term arrangement or a short-term measure for a particular reason. “Flexi-schoolin” is a legal option provided thet the head teacher at the school concerned agrees to the arrangement. The child will be required to follow the national Curriculum whilst at school but not whilst he or she is being educated at home. local authorities should make sure that head teachers are made familiar with flexi-schooling and how it may work un practice. Further information is available in the DCSF’s guidande keeping Pupil Registers.
Las siglas DCFS se corresponden con Department for Children, Schools and families).

Padres que no escolarizan a sus hijos


La Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres de Alumnos (CEAPA) publicó en el número 59 de septiembre-octubre de 1999 de su revista titulada Padres y Madres un editorial sobre la desescolarización voluntaria.

El texto se titula Padres que no escolarizan a sus hijos y tiene este contenido:

“Comienza el curso escolar y con él algunas noticias suscitan el interés de los medios de comunicación. En esta ocasión la decisión de unos padres de no escolarizar a su hijo. Son una veintena repartidos por nuestra geografía y están organizados en torno al movimiento “Aprender sin escuela”, procedente de EE.UU.

No nos corresponde a nosotros cuestionar el derecho que pueda asistir a unos padres para apartar a sus hijos del sistema educativo y optar por uno alternativo basado, según ellos, en el único interés del niño. Sí nos parece una salida individualizada y elitista, por lo que podemos deducir por los medios que requieren para su desarrollo.

Los que tenemos a nuestros hijos escolarizados coincidimos en que también lo hacemos pensando en su bien, porque creemos en la escuela como un espacio social y de convivencia de primer orden, y que es un buen instrumento de apoyo en la educación de nuestros hijos. creemos que un proyecto común tiene mayor riqueza que uno individual por los valores que intervienen y se comparten en él. La interacción en el aula es importante, y las vivencias, las dudas y las especulaciones compartidas pueden ser un buen entrenamiento para prender a pensar. porque nos gusta la cooperación y la colaboración.

Confiamos, por torro lado, en que la formación del maestro o maestra que les acompaña en el aula , les permite no sólo transmitirles conocimientos instrumentales, sino también valores que previamente hemos convenido y que no pueden ser otros, en una sociedad que pretende ser democrática, que auqellos que la sustentan.

No nos cabe ninguna duda de que la calidad de los profesores es la clave par el éxito del sistema educativo.

Los que hemos optado por la Escuela Pública queremos, además para nuestros hijos una educación que les proporcione un interés personal por las relaciones sociales. Queremos niños y niñas alegres, sin perjuicios, chicos y chicas cuyos hábitos mentales les lleven a asegurar un cambio social desde la inteligencia, desde la razón, desde la preocupación por el bienestar de otros, por la dignidad y los derechos de los individuos y las minorías. En definitiva, por el bien común. Este tipo de cuestiones se aprenden con experiencias, requiere muchos esfuerzos, y no se puede, para ello, prescindir de los demás.

Pero quizá estas noticias sirvan para hacer algunas reflexiones ¿Qué ha podido llevar a estas familias a pensar que la escuela incidía negativamente en la evolución de sus hijos? ¿Qué está pasando para que no resulte atractiva para algunos niños? ¿Qué no está haciendo la escuela para suscitar interés de todos los alumnos? ¿Donde está fallando el sistema, si es que está fallando?.

Tras la lectura del texto, nos queda la certeza de que precisamente sería  la contestación a las preguntas que dan fin al texto, lo que tendría algún interés para el lector avezado. El resto del texto, o bien no profundiza en absoluto en la desescolarización voluntaria, o, en el mejor de los casos, es simplemente un canto a las virtudes del sistema educativo. Más que intentar indagar sobre la desescolarización, el texto analiza  la escolarización y las grandes ventajas que ésta aporta al estudiante.

Revista digital “Investigación y educación”

Le revista digital “Investigación y Educación” publicó en 2004 un artículo sobre el homeschool titulado ¿Escolarización en casa? suscrito por Pablo-Carlos Quijano Zambrano.

Es un texto ameno y de fácil difusión recoge en su introducción la base del desarrollo posterior del artículo.

“Educar en casa está siendo una opción para muchas familias en España desde hace varios años. En muchos países europeos es una opción educativa más. En EEUU comienza a ingresar en las distintas universidades alumnos y alumnas que fueron educados en casa. En España cada vez son más las familias que optan por la llamada escolarización. Algunos padres son denunciados, pero diferentes sentencias son favorables hacia ellos ya que se prima su derecho a optar por la educación que desean para sus hijos. Se pone en duda conceptos como la socialización tal y como se ha entendido y concebido y parece que los resultados en esos procesos educativos son positivos, valorándode como muy óptimo la atención individual al niño”.

El aspecto interesante del artículo, es que desde el ámbito de la propia escuela (no hay que olvidar que la revista recoge la reflexión e investigación que se produce desde el propio ámbito educativo) se hace autocrítica en cuanto a la excesiva centralidad que ésta está adquiriendo en la estructura social actual.

…es cierto que las estructuras sociales que hemos formado (familias nucleares con escasos miembros, incorporación al mundo laboral de la mujer, escaso tiempo de baja o licencias por maternidad o paternidad, etc…) hace que la escuela adquiera un papel que en ocasiones puede ser fundamental; pero en cierto modo también que esa escuela ha dejado de cumplir los objetivos que anteriormente se le había asignado. Ese papel que se le asigna a la escuela como instrumento de apoyo a las situaciones familiares que existen no puede llegar a ser un abandono de las relaciones de los miembros de la familia”.

Decreto del Fiscal de Menores de Zaragoza

Interesante el Decreto del Fiscal de la Fiscalía de menores que Zaragoza del 4 de este mes y año, en el que archiva las diligencias preliminares incoadas contra los padres de una menor que es educada por éstos en el hogar. Afirma que los hechos no son constitutivos de delito ya que la “Menor está realizando la educación académica, aunque sea fuera de las vías convencionales”. Sigue leyendo