El Decreto-Ley de 29 de Julio de 1874

La Ley de 1857 no es la única que en este período recoge la enseñanza doméstica, en los términos que recoge su art. 156, según el cual es la que “hayan adquirido (los que soliciten ser admitidos al examen de ingreso para la segunda enseñanza) en casa de sus padres, tutores o encargados de su educación, aun cuando no la hubieren recibido de maestro con título”. También el Decreto-Ley de 29 de Julio de 1874 la define de este modo:

Art. 8ª. Se entiende por enseñanza doméstica la que reciben los alumnos en la casa donde habitan, no siendo de pensión.
Se considerará casa de pensión, aquella donde vivan más de cuatro alumnos que no tengan parentesco entre sí ni con el cabeza de la familia.
La enseñanza doméstica no está sujeta a Inspección oficial”.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s