El proceso legislativo irlandes sobre homeschool según Amanda Petrie

Siguiendo a Amanda Petrie (Home education in Europe and the implementation of changes to the law), voy a recorrer las lineas generales del homeschool en la República de Irlanda.
La normativa básica en educación data de 2000 con la Education (Welfare) Act. Antes de la entrada en vigor de la nueva normativa, la responsabilidad de proporcionar educación a los menores de edad recaía sobre los padres, sin especificar el modo o el lugar en que ésta tuviera lugar. Así la cuestión legal radica sobre el término “educación” y el contenido que se le dé.
La Constitución no deja lugar a ambigüedades:
“El Estado no juega ningún papel constitucional cuando los padres deciden educar a sus hijos fuera del sistema escolar reglado, excepto en cuando a asegurarse de que el menor recibe una educación mínima”.
Son palabras del Ministro de Estado Dr. Woods, durante el debate parlamentario que condujo a la aprobación la Ley de Educación en mayo de 2000.
Esta ley de Educación se justifica con la finalidad de elevar la edad mínima escolar de 14 a 15 años, y para regular y disminuir el número de casos de absentismo escolar. Finalmente la educación en el hogar, al considerarse un supuesto de no asistencia escolar, fue incluida en la ley.
Al contrario que Francia, donde las asociaciones ligadas a la educación en el hogar no estuvieron nunca al corriente de las modificaciones que se iban a implementar, en Irlanda la organización HEN (Home Education Network) realizó una labor muy activa en su finalidad de hacer ver a los legisladores la naturaleza de la educación en el hogar y la variedad de supuestos que agrupa.
El proceso legislativo duró más de un año, y el proyecto de ley se inspiró inicialmente en el sistema francés: Un curriculum homologable al estatal, visitas obligatorias en el hogar educador realizadas por oficiales expertos en absentismo escolar e inspectores de educación.
Dos diputados fueron esenciales en todo el proceso de debate parlamentario previo a la aprobación de la ley. Los diputados Bruton Y Higgins, que al contrario que otros diputados conocían y eran sensibles a las cuestiones que se relacionan con este modelo educativo.
Así en un momento del debate parlamentario, el 24 de mayo de 2000, el diputado Bruton señaló que “La inercia de la legislación parece ser hostil a la idea de la educación en casa”…
“…los padres son los educadores básicos y esta ley, a pesar de las mejoras que contiene, da la impresión de que la educación en el hogar es algo así como un comportamiento aberrante que tiene que ser cuidadosamente escrutinizado antes de ser aceptado”.
Los intentos de enmienda al anteproyecto por parte de Bruton y Higgins se centraron en 5 puntos esenciales:
– Que los padres puedan simplemente informar de que desean educar en casa, y que lo puedan llevar a cabo hasta que una Comisión de control considere que la educación proporcionada es inadecuada.
– Que las personas que deban valorar la educación que se está proporcionando sean expertos en educación en el hogar y sus variedades.
– Que una persona con interés y comprensión de este fenómeno forme parte de la comisión de apelación
– Que cualquier inspección contenga un elemento de ayuda a los padres y consejo en cuanto a cómo pueden mejorar su labor como educadores
– La educación en casa no es educación entre cuatro paredes, esta práctica educativa utiliza muchos otros medios y lugares en los que se se produce el proceso educativo.

Anuncios

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s