El efecto Mateo

San Mateo afirma, en la parábola de los talentos: “porque a todo el que tiene, se le dará y le sobrará; pero al que no tiene, aun lo que tiene se le quitará”.  Esta afirmación ha dado lugar al efecto Mateo,apoyado por abundante investigación, según el cual, desde una perspectiva igualitaria, la justicia escolar no consiste ni en dar a todo el mundo igual, ni en dar en función de las capacidades de las personas, sino en función de sus necesidades. Las políticas educativas que dan igual a todas las personas o matizan aquello que se da en función de sus capacidades sólo consiguen acrecentar las desigualdades en origen.

Por eso, la escolarización obligatoria y universal es condición necesaria, pero, como dice Francesc Carbonell, no suficiente para promover la igualdad desde la educación. Hay otras condiciones como tratar desde la perspectiva de los recursos de manera distinta aquello que es diferente o evitar la segregación educativa en función de las expectativas educativas familiares. Pero también es importante que, en los centros escolares, la práctica educativa no separe al alumnado en función de sus capacidades.

Desgraciadamente, la sociedad ha olvidado las recomendaciones del Informe Delors según el cual, en las condiciones de la sociedad de la información, a lo largo de la enseñanza obligatoria, igualdad y excelencia, tal como se ha entendido tradicionalmente, están reñidas. Cuando Delors califica de tesoro a la educación, resalta la imperiosa necesidad de la escuela para que todas las personas, independientemente de sus condiciones de origen, adquieran competencias básicas para poder incluirse en la sociedad actual. Lo contrario es la marginación. Desde esta perspectiva, la excelencia y la calidad, a lo largo de la enseñanza obligatoria, son una educación que garantiza a todas las personas las competencias (que cada vez son más y más complejas) para vivir satisfactoriamente en una sociedad que busca la igualdad y la cohesión social.

Estamos muy lejos de este objetivo. Pero, tal como predice el efecto Mateo, no se conseguirá (al contrario, aumentará la desigualdad) si, entre otras cosas, la práctica educativa continúa empeñada en un modelo homogéneo, bien mediante itinerarios, bien mediante la puesta en práctica de grupos-clase diseñados desde la semejanza de las capacidades del alumnado. Ciertamente, la enseñanza tradicional según la cual alguien habla y, después, el que escucha realiza trabajos individuales, se adecúa bien a esta manera de hacer, pero tiene un problema: cada día deja más gente fuera.

Probablemente, una práctica educativa cuyo eje fuera la heterogeneidad y estuviera planteada de forma más transversal e interdisciplinar, en lugar únicamente de las asignaturas encorsetadas, e hiciera de la cooperación la fuente de aprendizaje sería más útil para aumentar la igualdad.

Ignasi VILA, catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación (Universitat de Girona)

La Vanguardia, 18/12/05

Anuncios

Un pensamiento en “El efecto Mateo

  1. Genial, a mi lo que me angustia su poco es el efecto reproductor de la educación en casa. Al menos en Chile, quienes la practican tenemos alto capital cultural y social. Al retirar a nuestros hijos de la escuela pública aportamos a la reproducción con dos movimientos:

    1. Nuestros hijos no se benefician de la convivencia con personas de diferentes sectores de la sociedad (En Chile, dado la fragmentación del sistema, esto no ocurre tanto y – eventualmente – podría ser al contrario. Que con la educación en casa se crucen fronteras)
    2. Qué la escuela pública pierde la posibilidad de enriquecerse con variedad de capitales. Es decir, ya no es la pregunta por ¿Qué pierden mis hijos en/ de la escuela pública? sino ¿Qué dejan de aportar mis hijos a la escuela pública?

    La educación en casa podría instalarse como la educación de una élite que conserva privilegios huyendo de lo público
    Lo curioso es que es precisamente aquel grupo quien menos sufre los efectos perversos de la escuela.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s