Amanda Petrie y su texto sobre la Educación en Europa de 1998

Amanda Petrie vuelve a recoger la regulación del homeschool en Europa en 1998. Esta vez publica su artículo en la revista Education and the Law con un título semejante “Home education and the Law”. El texto, en la cuestión concreta de la educación en Europa, se dedica a hacer un repaso por distintos países europeos, como publicará más tarde en 2000 su “Home Education Regulations in Europe and Recent UK Research” (Peabody Journal of Education), y más tarde en 2001 con su “Home Education in Europe and the Implementation of Changes to the Law” que publicó la International Review of Education.
Todos los artículos parten del mismo texto de 1995 que bajo la denominación “Home Educators and the Law within Europe” publicó en la International Review of Education.

Veamos el contenido traducido del texto en la parte que más interesa desde el punto de vista de un análisis comparado:

Educadores en el hogar en otros países europeos.
Todos los países, con la excepción de Alemania, permiten la educación en casa de un modo u otro, aunque en España, Grecia, los Países Bajos y dos cantones de Suiza, la práctica legal de la educación en casa es muy limitada. Las regulaciones que afectan a la educación en casa varían de un pais a otro. En algunos países es obligatoria la inscripción cada año a través de un formulario ante la autoridad educativa o en su caso la escuela local, en otros no es necesario ningún tipo de inscripción. En Austria y Noruega los niños tienes que cumplimentar con éxito el curriculum nacional con sus padres para que puedan seguir educando en casa al año siguiente, esto elimina la educación en casa como una posibilidad para que niños cuyas capacidades académicas estén por debajo de la media puedan beneficiarse para su desarrollo educativo de una educación personalizada. En Portugal los niños que quieran educarse en el hogar deberán inscribirse en la escuela que les corresponda y una vez cumplimentada esta exigencia, los padres podrán elegir la educación que sus hijos hayan de recibir.
En Francia los padres pueden elegir el tipo de educación que prefieran. El departamento de educación regional es responsable de comprobar que el niño está siendo educado de modo adecuado a los 7, 11 y 14 años, aunque no se especifica cómo haya de realizarse tal comprobación a nivel estatal. Cualquier desacuerdo que pueda surgir, en consecuencia, entre los padres y la autoridad educativa regional, se dirime por el representante del Ministerio de Educación, enviado desde Paris a la región en la que haya surgido el descuerdo.
En Alemania, donde la educación en casa es ilegal, existen a pesar de todo ciertos supuestos en los que se ha dado este tipo de educación.. Muchas de estas familias son extranjeras, por ejemplo familias americanas que educan en casa en Alemania, hasta que son “descubiertos” por las autoridades. En estos supuestos se ha dado el caso de que uno de los padres y los niños abandonan el país, mientras que el otro continua allí con su trabajo. La familia se vuelve a reunir en “vacaciones”. Existen pruebas de familias de nacionalidad alemana que quieren educar en casa que van a vivir a otros países, como Francia, España Portugal o el Reino Unido, donde pueden educar a sus hijos de este modo personalizado. En el caso de que quisieran continuar en un país de lengua germánica, suelen preferir emigrar a Austria o al Cantón Alemán en Suiza, con los inconvenientes que esto puede suponer para toda la familia.
La educación en casa se permitió en Alemania hasta 1930 y en otros países hasta la década de los 60. La educación obligatoria se introdujo bien fuera por miedo a que los padres no cumplieran con sus responsabilidades educativas o con la finalidad de conseguir la uniformización administrativa y la indoctrinación.
En países como Reino Unido y Francia, la práctica de la educación en casa y la posibilidad para los padres de elegir el tipo de educación que mejor se adapte a sus circunstancias refleja su compromiso con los principios democráticos. La oferta por parte del estado a sus ciudadanos de servicios como sanidad y educación se hace efectiva para aquellos que los quieran, la actividad del Estado con respecto a los padres se limita a asegurar que los padres cumplan sus obligaciones y responsabilidades en toda su extensión.
La educación en casa es parte de un debate más amplio sobre la responsabilidad ante la educación de los hijos. En Inglaterra y Gales, aunque es palmario en la ley que es tarea de los padres garantizar que su hijo o hija están siendo educados, esta responsabilidad parental por la educación de los hijos no está extendida en la sociedad en toda su amplitud. Sin embargo, las últimas tendencias en educación se mueven hacia la cooperación de los entes educativos con los padres. Se anima a los padres que han decidido educar a sus hijos en el sistema de educación público para que colaboren más con el centro educativo en la educación de sus hijos, y que les apoyen en la realización de los deberes, y que ayuden en la consecución de mejores niveles de lectura entre los menores. Esta colaboración existe en otros países, como Alemania y Francia , mientras que en los Paises Bajos esta responsabilidad se comparte entre el Estado, los padres y los propios menores, una vez que han cumplido los 14 años (a partir de esta edad los propios menores son responsables de su asistencia al centro educativo)”.

La última parte del texto me recuerda a un artículo de Ignasi Vila denominado “VIAJE DE IDA Y VUELTA: De la familia participante a molesto incordio, y ahora, salvavidas”. Al final del texto el profesor Vila se expresa así, a modo de conclusión: “por eso, familia y escuela, desde sus saberes y expectativas , tienen que volver a construir conjuntamente una relación que en muchos casos se ha perdido”.

Referencias:
Petrie, A., “Home educators and the Law within Europe”, International review of Education, 41 (3-4), pp 285-296, 1995.
Petrie, A., “Home education and the law” Education and the Law, 10,2,pp123-134, 1998.
Petrie, A. and Taylor L.A.,”Home Education regulations in Europe and Recent U.K. Research” Peabody Journal of Education, 75,1, pp. 49-70, 2000.
Petrie, A., “Home Education in Europe and the Implementation of Changes to the Law”, International review of Education, 47 (5), pp. 477-500, 2001.

Vila, I. “Viaje de ida y vuelta: de la familia participante a molesto incordio y ahora, salvavidas”, Cuadernos de pedagogía, nº 361,pp. 82-84, 2006.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

2 pensamientos en “Amanda Petrie y su texto sobre la Educación en Europa de 1998

  1. Pingback: Anónimo

  2. Pingback: “II Jornada sobre educación y aprendizaje: otra mirada, otras maneras” de Zaragoza | La opción de educar en casa

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s