El fracaso escolar

El nivel de alarma frente a los datos que arrojan distintos informes internacionales sobre el fracaso escolar en España se mantiene a medida que la cifra continúa su imparable escalada. Recojo datos de prensa que refleja los informes de la OCDE y de PISA sobre los resultados educativos realizados en distintos paises.

1. En primer lugar recojo un artículo de prensa de 2006

EL MUNDO

Miércoles, 13 de septiembre de 2006. Año: XVIII. Numero: 6116.

España es uno de los cuatro países con mayor fracaso escolar del mundo desarrollado

Un 34% de los alumnos no acaba el Bachillerato

PEDRO SIMON

MADRID. – España es el cuarto país del mundo desarrollado con más fracaso escolar en la educación secundaria superior (Bachillerato y ciclos formativos de grado medio).

Lo dice la biblia mundial de las enseñanzas comparadas -el informe anual de la OCDE Panorama de la educación 2006-, que ayer volvió a echar una palada de tierra sobre nuestra escuela, más caracterizada por sus logros en lo cuantitativo que en lo cualitativo. Toca recuperar: uno de cada tres alumnos no acaba con éxito estos estudios. Sigue en

Si, entre los 26 países más desarrollados, la media de estudiantes que logran título en la enseñanza secundaria superior (entre 16 y 18 años) es del 81%, en nuestro país es del 66%. El fracaso en esta etapa llega, pues, a menos del 20% en la OCDE y al 34% en España.

2. El siguiente dato es un artículo del diario Espansión publicado el 12-07-2007 , por T.F.A.

El fracaso escolar en España alcanza máximos históricos

Repunta el fracaso escolar en España, que ha crecido 1,1 puntos en el último año y se sitúa en el 29,6%. Reducir el abandono temprano de los estudios parece un objetivo difícil de cumplir.

El abandono escolar temprano o la perpetuación en el sistema educativo durante años son las dos alternativas extremas que ofrece el modelo educativo español, y que agudizan el fracaso posterior en la Universidad o el desajuste entre las cualificaciones y las demandas reales de las empresas.

Organizaciones como la OCDE llevan largo tiempo advirtiendo de los peligros que supone el abandono de los estudios por parte de los jóvenes adultos, una tendencia creciente que amenaza con un desastre económico y social en la transición de la escuela y la formación superior al mercado laboral. Según la OCDE España, junto con Portugal, Islandia e Italia, se enmarca en el grupo de países en los que más de un cuarto de jóvenes de 20 a 24 años han abandonado su educación, y además no han completado satisfactoriamente la enseñanza secundaria.

El Ministerio de Educación ha actualizado los datos sobre el fracaso escolar en España. Estaba estancado desde hace tres años ?(28,9% en 2002; 28,7% en 2003 y 28,5% en 2004)?, pero ha aumentado 1,1 puntos en el último año y se sitúa en un 29,6%, lo que representa un máximo histórico. El fracaso escolar se calcula hallando la tasa bruta de graduados en 4º de ESO y restando ese resultado a 100. El número expresa el porcentaje de la población que abandona el sistema educativo sin el título de Graduado en Educación Secundaria Obligatoria.

Según un informe de Magisterio, estos datos ponen de manifiesto una desigualdad geográfica y por sexos en el sistema educativo español.

Abandono educativo
En 2005, 130.000 alumnos salieron de la enseñanza obligatoria sin título alguno, y sin que el sistema les permita reengancharse de una forma efectiva, por lo que no obtendrán un título de Secundaria superior, pasando a ingresar en lo que en la UE se conoce como abandono educativo temprano.

La cifra del fracaso escolar es la que marca los dos indicadores educativos fundamentales de cara a los objetivos de Lisboa: el mencionado abandono temprano y el nivel de logro educativo de los jóvenes.

El nuevo conflicto que plantean estos datos es que ya resulta prácticamente seguro que España no podrá reducir la cifra de abandono temprano en cinco puntos para 2010.

Algunos expertos señalan que el problema no está sólo en el Bachillerato, sino que empieza cuando un porcentaje muy amplio de los alumnos dejen sus estudios.

El informe señala que “una de las causas del aumento podría deberse al incremento de los inmigrantes, aunque tal afirmación no está del todo clara: algunas comunidades con mayor aumento de inmigrantes, como Madrid o La Rioja, apenas empeoraron unas décimas, o incluso las disminuyeron (Murcia), mientras que en toda la cornisa cantábrica, con mucha menos presión de la inmigración, la subida de la tasa de fracaso fue similar o incluso mayor. Además, los aumentos de la inmigración no deben ocultar que España rondaba el 29% de fracaso escolar cuando apenas había inmigrantes escolarizados en la ESO”.

El estudio concluye asimismo que “la fuerte descentralización de nuestro sistema educativo hace que los resultados de cada comunidad autónoma sean cada vez más dispares”.

Mapa fracaso escolar curso 2005-2006Así, la probabilidad que tiene una alumna asturiana de fracasar en la escuela es del 10,6%, mientras que la de un varón nacido en Baleares es del 44,1%, lo que supone 33,5 puntos de diferencia en el mismo sistema educativo. Existe además un condicionante geográfico: mientras que el Noroeste sale bien parado ?entre el 15% y el 25% de fracaso? la mitad Sur y Levante, además de los archipiélagos, muestran porcentajes del 30% y del 40%.

3. El tercer artículo recoge datos de 2008. En 2008, la cifra ya había sobrepasado el 30%, según publica El Diario de Sevilla según un artículo de otr press | Actualizado 04.09.2008. A esta gravedad de los datos se suma la fiablidad de la fuente, esta vez los datos proporcionados deriva del informe PISA

El fracaso escolar en España supera ya el 30%

Estos resultados vuelven a retrasar la posibilidad de que España cumpla los objetivos marcados para Lisboa 2010.

El fracaso escolar en España afecta ya a más del 30 por ciento de los alumnos, según el estudio publicado por ‘Magisterio’ y que analiza la situación de la educación española entre los años 2000 y 2006. De este estudio se desprende, además que desde hace 8 años, fecha desde la que se tiene datos, en nuestro país ha aumentado el fracaso en un 16 por ciento y un 8 por ciento en los últimos años. Esta situación sitúa a España muy lejos de cumplir los objetivos marcados para Lisboa 2010 que evalúa el nivel de educación y el abandono temprano de la escuela, unos objetivos que, a este ritmo, no se alcanzarán hasta dentro de siete años.

La revista ‘Magisterio’ señala que este fenómeno afecta ya a 135.000 jóvenes en toda España, lo que supone un 30,8 por ciento de la población en edad escolar, además, según la encuesta, el fracaso escolar es más pronunciado en el sur de la península, en las ciudades autónomas y en los archipiélagos. Para un mejor desarrollo, el estudio divide la Península en cuatro grupos: en el primero se encuentran Ceuta, Melilla, Comunidad Valenciana, Baleares, Melilla y Canarias, todas ellas con un abandono escolar por encima del 35 por ciento. En el segundo grupo y también por encima de la media del país están Andalucía, Castilla-La Mancha, Murcia y Extremadura.

En la media se sitúan la Comunidad de Madrid, La Rioja, Aragón y Cataluña, mientras que Castilla y León, Galicia, Cantabria, Navarra, País Vasco y Asturias son las que menos porcentaje de fracaso registran. De hecho, País Vasco y Asturias no superan el 20 por ciento, por lo que ambas autonomías podrían llegar a tiempo a los datos requeridos en Lisboa 2010. El resto, se calcula, que si continúan con estos resultados no podrán lograr los objetivos hasta, al menos, 2015.

Esta distribución norte-sur del fracaso escolar es coherente con los resultados que en los últimos años ha elaborado PISA 2006, documento del que se desprende que la peor evolución la registran la Comunidad Valenciana (con un aumento de 14,4 puntos más desde 2000 al 2006, lo que sitúa su sistema educativo al borde de la quiebra), Andalucía (con 7,3 puntos más) y Ceuta y Aragón (con 4,5 puntos). Por contra, a pesar de su cifra final, Melilla, que ha reducido su fracaso escolar un 10,2 por ciento entre 200 y 2006, Murcia, que lo redujo en ese periodo de tiempo un 3,1 por ciento y Cantabria con una disminución del 1,4 por ciento registran los mejores datos.

En cuanto al resultado por sexos, 14 puntos separan el 37,6 por ciento de fracaso de los chicos del 23,6 por ciento de las chicas. desde hace años varía la diferencia, pero no hay un cambio en las encuestas, los chicos siguen abandonando su educación más que las mujeres. Además, nueve comunidades tienen un fracaso escolar masculino por encima del 40 por ciento, mientras que sólo cuatro tienen un fracaso escolar femenino por encima del 30 por ciento.

En este sentido, PISA destaca que nuestro país es uno de los que presenta mayor equidad, por ello no deja de sorprender la existencia de un doble sesgo en los resultados, geográfico por un lado y por sexos por otro. Así, un chico valenciano o ceutí tiene el 50 por ciento de probabilidades de fracasar, mientras que una chica en el País Vasco o en Asturias sólo un 10 por cinto, es decir, cinco veces más.

También Jokin Su analiza el tema en su blog

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s