El boletín de CSE: periodicidad (I)

Leer los boletines de Crecer Sin Escuela es como un viaje a un pasado reconfortante. Un territorio en el que aún existían las utopías y el mundo podía ser un lugar mejor para todas.

Resulta destacable la descripción que en el boletín se  hace de la propia red de apoyo a partir de su  nº 13, correspondiente a junio de 2003.  En el citado número,  en un apartado denominado ¿Quienes somos?,  se expresa el ideario de Crecer sin escuela en aquel momento:

Crecer sin escuela es una agrupación de familias con niños no escolarizados y de personas interesadas en esta alternativa.

Las razones que llevan a una familia a no escolarizar a sus hijos pueden ser de diferente índole.

A continuación, se mencionan diversas razones que van desde las pedagógicas, a las emocionales pasando por las  ideológicas y  finalizando con las religiosas. En cuanto a las motivaciones,  la agrupación realiza esta diferenciación:

En CSE compartimos cualquiera de estas razones a excepción de las meramente religiosas, tanto por nuestro carácter no confesional, como por pensar que más allá de transmitir determinados valores a los chavales, el papel principal de los adultos es facilitar su aprendizaje según los siguientes fundamentos.

….

CSE apoya a las familias que participan de estos planteamientos y asumen la responsabilidad personal de llevarlas a acabo. CSE no ve como su tarea la creación de escuelas alternativas y no participa de iniciativas de ánimo de lucro

No es difícil deducir del escrito, que ni en el ideario, ni  en los objetivos de CSE  figura en momento alguno la búsqueda de una regularización de la educación en casa o el  reconocimiento por parte de la Administración de la legiltimidad de esta opción educativa, y que, por otro lado,  rechaza cualquier tipo de alianzas con movimientos religiosos sean del signo que fueren.

La versión española de Growing Without Schooling (la revista creada en 1997 por John Holt en Estados Unidos para los padres que educan a sus hijos e hijas en casa) comienza a publicarse exactamente 20 años después de GWS. Es una publicación con vocación semestral que tuvo una vigencia de 8 años, desde la primavera de 1977 a junio de 2005.

Se publicaron un total de 16 boletines que podrían dividirse en tres etapas. Una primera etapa que va del primero  al nº 7, desde 1997 hasta junio del 2001,. Estos boletines fueron editados por Bippan Norberg , su hijo Lomi e Isabel Gutierrez con la colaboración de Péter Szil. Dentro de esta etapa, podríamos distinguir los primeros cuatro boletines que tienen una periodicidad semestral, de los tres últimos con periodicidad anual que delata un cierto agotamiento o dificultades de gestión de la publicación.

Una segunda etapa ve pasar  el testigo y por qué no, el desafío, a manos de Rocío Ramos, que en el nº 8 del boletín de otoño de 2001 anuncia una periodicidad trimestral, periodicidad que se pudo mantener en los boletines 9, 10, 11, y 12.

En una tercera etapa, a partir del boletín nº 13 se vuelve a la periodicidad semestral, y  a los cambios en las personas encargadas de editar la publicación. El siguiente boletín tardaría un año en ver la luz, en febrero de 2005,  siendo penúltimo de una serie que se cierra en junio de 2005 con el boletín nº 16.

El trabajo de Rocío Ramos como editora del boletín termina con el  nº 12, número en el que se anuncia la desparición de las secciones “Diálogos en la web” y la “Página virtual”.

Tras este abandono el boletín queda a merced de decisiones de última hora. Bippan Norberg e Isabel Gutierrez salen al rescate del nº 13, y con él la vuelta a la periodicidad trimestral. El compromiso es que familias de Málaga se encarguen del boletín nº 14.

Encarna León tomará el timón de los últimos números del boletín, aunque se declara la autoría por parte de colectivo de personas. En este boletín nº 14 da la bienvenida a los lectores y lectoras el colectivo encargado de la edición, nota en la que declara la delicada situación de la publicación, “tanto económica como anímica”. Su responsable, Encarna León, pretende una periodicidad cuatrimestral (nunca utilizada hasta ese momento). Sin embargo las intenciones qudaron en eso, en un proyecto fallido de continuidad. En junio de 2005 se publicará el último número, el nº 16 de su andadura.

BOLETINES DE CRECER SIN ESCUELA:
A) La primera etapa de los boletines que corre a cargo de Bippan Norberg, Isabel Gutierrez, y Lomi Szil, llega hasta el boletín nº 7.
Boletín nº 1 es de primavera de 1997
Boletín nº 2 es de otoño de 1997
Boletín nº 3 es de primavera de 1998
Boletín nº 4 es de otoño de 1998
Estos primeros cuatro boletines guardan una frecuencia semestral. A partir del boletín nº 5, la frecuencia es anual.
Boletín nº 5 es de 1999
Boletín nº 6 es de 2000
Boletín nº 7 es de primavera de 2001
Este boletín nº 7 es el que cierra la primera etapa, en la que la edición corrió a cargo de los ya citados y la colaboración de Péter Szil.
B) En la segunda etapa la responsabilidad de la edición recae sobre Rocío Ramos, con periodicidad trimestral desde el boletín nº 8 al nº 12.
Boletín nº 8 es de otoño de 2001
Boletín nº 9 es de invierno de 2001-2002
Boletín nº 10 es de primavera de 2002
Boletín nº 11 es de verano de 2002
Boletín nº 12 es de inviero de 2002-2003
C) En una tercera etapa de variaciones en cuanto a las personas responsables de la edición se cubren los boletines nº  13 al nº 16
Boletín nº 13 es de junio de 2003
Boletín nº  14 es de enero de 2004
Boletín nº 15 es de febrero de 2005
Boletín nº 16 es de junio de 2005
Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s