Descolarizando suavemente

Esta podría ser la traducción del título del libro de Tammy Takahashi “Deschooling Gently”, un texto cuya finalidad es ayudar a transitar por el camino de la desescolarización a las personas que se lo han propuesto o que están valorando esa posibilidad. El subtítulo del libro explica la finalidad del texto: “Una guía para desescolarizar sin miedo, paso a paso”, ya que se enfrenta a las cuestiones más peliagudas del proceso de desescolarización, aquellas que derivan de la inseguridad y el temor a estar cometiendo un error. Por ello, podría clasificarse como un libro de autoayuda.

El texto se organiza de manera semejante a la clásica terapia de los 10 pasos. Es el tipo de terapia que se recomienda para conseguir la liberación de algún tipo de adicción, el tránsito del duelo o la superación  de algún problema de dependencia. La dependencia de la sociedad actual ante la institución escolar se presenta así como algo que necesita superarse utilizando esta misma técnica. De este modo, el temor derivado de la decisión de desescolarizar debe superarse para aceptar la situación de una manera tranquila y libre de tensiones.

El primer paso, el punto O consiste en crear la base antes de proceder a la desescolarización. Esta base consiste principalmente en conocer la legalidad que rodea a la práctiva del homeschool en el lugar en el que se está residiendo. La propuesta de la autora del libro es procurar hacerlo de modo legal y conforme a la normativa existente. Los siguientes pasos son crear una red de apoyo, que pueden ser tanto familiares como amigos, y a falta de éstos, algún grupo de apoyo on-line. A continucación sugiere el modo de hacer frente a las críticas y comentarios de quienes rodean, normalmente a la madre homeschooler. El consejo que proporciona  consiste en llevar siempre encima artículos, estadísticas, libros, folletos informativos o  cualquier tipo de publicación que racionalice el fenómeno homeshool y lo presente desde un prisma positivo. “La mejor defensa es un buen ataque”, asegura la  autora del libro.

A partir de ahí, una vez iniciado el camino de la desescolarización se abren las siguientes propuestas:

1. Redefinir el concepto de curriculum. Se trata de dar a la idea de curciculum una nueva dimensión, que no consista en libros, cuadernos y exámenes, sino todo tipo de materiales, no necesariamente impresos o virtuales, que la vida diaria proporciona, incluyendo visitas culturales o científicas, conversaciones, práctica de deportes o reuniones sociales.

2. Explorar las opciones que nos ofrece el mundo real

3. Crear un nuevo esquema  de rutina diaria.

4. Educar a tu hijo/a como si fuera el o la única en el mundo (evitar las comparaciones).

5. Crear metas educadoras para toda la familia

6. Engáncharse una misma, y enganchar a los niños en el placer de aprender.

7. Convertirse una misma  en una estudiante del mundo.

8. No archivar nada, llevar un diario en su lugar.

9. Acercarse de manera gradual  a la vida desescolarizada.

10. Poner punto y final al proceso de desescolarización.

Los doce signos que denotan que ya ha finalizado el proceso de desescolarización, según Takahashi, son éstos :

Los niños se levantan contentos por la mañana y abiertos a lo que el nuevo día depara.

Cuando te enfrentas a una actividad, un curriculum, una clase, libros o un trabajo de campo, tienes una idea bastante clara de si van a disfrutar o no, y si no lo hacen no importa, algo que has aprendido para la siguiente ocasión.

Te ves tú también como una persona en proceso de aprendizaje.

Tienes a menudo momentos en los que piensas: “!Mis niños/as son tan interesantes!”

Conoces la filosofía de tu familia y lo que los términos “aprendizaje” y “éxito” significan para vosotros, independientemente de lo que piense el resto.

Tus hijos e hijas no tienen miedo de sacar a colación el tema de la escuela.

Te encanta estar con tus hijos/hijas.

Pensar en aprender te motiva y te entusiasma.

Te das cuenta de que “hacer un buen trabajo” no tiene nada que ver con el número de tareas que han conseguido finalizar.

Te sientes a gusto en el mundo en su más amplia expresión.

La educación y la vida se funden y se adaptan a la capacidad, interés y habilidad de cada uno.

Y para terminar,  lo principal es que confías en tus hijos, confías en tí misma y cuando los cambios supongan para tí un  nuevo desafío, esa confianza os mantendrá  fuertes.

Ref: Tammy Takahasi, Deschooling Gently, A step to Step Guide to Fearless Homeschooling, Hunt Press, Los Angeles, 2008.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

7 pensamientos en “Descolarizando suavemente

  1. Hola!
    Sigo tu blog desde hace un tiempo, me interesa mucho la educacion en casa y justamente ahora estoy en plena decision de cambio con mi hijo mayor. Este articulo me viene genial!
    Gracias!
    Sigo leyendote, saludos!

  2. Very interesting indeed, and I think I’ll get it too. The whole process that one is involved in while deschooling really is fascinating as one encounters many little presumptions about what education is, the relationship between state and the individual and your relationship with those around you, who normally take their children to school. It is such a voyage of discovery, full of mistakes and wrong turns, but no less the rich for that. We’ve had the girls at home since September, and you can see that they are a lot happier and more relaxed, though we are only starting to learn what this is all about. And I’d also like to express my sincerest regards for the work you do here, Madalen, as it is important, interesting and educational.
    All the best, Daragh

  3. ¡Que bueno este texto! Me confieso completamente desescolarizada. ;-)
    Estamos Madalen, estamos leyendote siempre, pones tantas cosas interesantes, que es imposible no buscar hueco para leerlo.
    Nosotros en casa nunca estamos de vacaciones (ni cuando nos vamos fuera), mi niño ahora está en pleno proceso de comprender las razones de Cleopatra para desaparecer del mapa. ;-)
    un abrazo.

  4. Nunca imagine que existiera un libro que ayuda a desescolarizar…¡¡es genial!! Nunca lo había visto así, pero al leerlo me doy cuneta de que es cierto… la EeF mejora la autoestima, no solo de las niñas y niños, sino también de sus progenitores.

    Cariños,

  5. Está genial! me veo reflejada en mucho de lo que dice. :D
    No sé si será por el homeschooling pero es cierto que uno se centra en su forma de ver la vida independientemente de cómo la ve el resto del mundo.

    Gracias por compartir Madelen.
    Un besito

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s