La conveniencia o no de la regulación del homeschooling

La revista Current Controvesies, recoge en el Capítulo Tercero de su monográfico dedicado al Homeschooling,  la conveniencia  o no de la regulación de esta opción educativa. Este Capítulo  se inicia con un prefacio en el que se resume el complejo tapiz formado por las distintas normativas  que regulan esta materia en Estados Unidos, ya que existen distintos niveles de regulación en los distintos Estados: empezando desde un nivel muy bajo, que ni siquiera exige la notificación de la familia que ha decidido educar en casa,  hasta niveles muy estrictos que llegan hasta exigir la cualificación pedagógica oficial de los padres o de  los responsables de la educación de los menores en familia. Esta diferenciación de niveles de control y exigencia conlleva un desarrollo desigual de esta práctica en los distintos estados de USA.

Distintos casos judiciales hacen emerger la cuestión de la regulación y el debate que ésta plantea, ya que no es una cuestión pacífica, ni siquiera en países que cuentan con una amplia trayectoria en la práctica del homeschool, como es el caso de Estados Unidos. La última  batalla  judicial se ha producido en febrero de 2008 en California. En este caso el Tribunal de Apelación exigió que los padres debían estar en posesión de alguna titulación de tipo pedagógico para educar en casa a sus hijos. Todo ello, tras declarar que el homeschool no es un derecho constitucional, y tras decretar que los responsables de educar a menores en casa que no cuenten con titulación adecuada serán perseguidos penalmente. “Parents do not have a constitutional right to homeschool their children,” afirmaba el Magistrado Justice H. Walter Croskey

Los padres sin acreditación pedagógica, que no contaran con un tutor específico en casa o no los matricule en un centro educativo público o privado podrán ser perseguidos por absentismo (abandono o desamparo), al tiempo que pueden incluso perder la custodia de sus hijos. LA SENTENCIA, UNA DE LAS MÁS CONTROVERTIDAS EN LOS ÚLTIMOS AÑOS, ha puesto en situación de ilegalidad a la mayoría de las familias que educan en casa en ese Estado, y por ello,  ha sido recurrida al Tribunal Superior de California. Hasta que recaiga esa sentencia no se pondrá  en práctica la medida que esta sentencia  impone.

El caso ha puesto en pie de guerra a la comunidad homeschooler en todos los Estados de USA, para los que California es una de las referencia de tolerancia y reconocimiento de libertades, incluido el homeschool. La normativa del Estado de  California establece cuatro opciones para educar en casa: 1. inscribirse como escuela privada (siendo los únicos alumnos los propios hijos e hijas), 2. Utilizar un tutor privado 3. Inscribir al menor en un programa satélite de un centro privado 4. Inscribir al menor en un programa independiente de estudio ofrecido por un centro público. Sólo los padres que declaran su programa de homeschool como escuela privada tienen que notificar a la Administración, y sólo aquellos padres que elijan educar como tutores privados necesitan certificación.

El caso judicial de California es una más de las innumerables batallas que están teniendo lugar a lo largo de los años con ocasión del  debate sobre si el homeschool debiera estar o no sometido a regulación. Estos serían los términos del debate: mientras que algunas familias educadoras, no se oponen completamente a un control moderado, discreto y de poca entidad por parte de la Administración, otras familias creen que es su derecho fundamental o constitucional decidir qué es lo mejor para sus hijos e hijas  y por ello,  se oponen a cualquier tipo de normativa o regulación que afecte al homeschool. Se oponen  a cualquier regulación, sea ésta  federal, regional o local, y consideran los intentos de regulación como un medio que van a utilizar los contrarios al homeshcool para debilitarlo e incluso hacerlo desaparecer.

Por otro lado, las asociaciones de profesionales de la educación, opinan que aquellos que educan en casa debieran tener algún tipo de certificación, utilizar los programas oficiales, y correr con todos los gastos. Aunque no todos los contrarios al homeschool coinciden completamente con estas organizaciones profesionales, en cuanto a todos y cada uno de sus planteamientos, la mayoría cree que debiera existir algún tipo de regulación y que los niños y niñas que se educan en familia debieran superar  varios niveles educativos antes de que pudieran obtener una certificación de estudios, obviamente, esta superación de niveles conlleva cierta regulación por parte de la Administración.

La situación es compleja, ya que aunque la normativa básica de educación es de carácter estatal, dado el carácter descentralizado de la Unión,  en gran medida la competencia sobre la educación pública recae sobre los gobiernos locales, y no hay dos Estados (sería el equivalente aquí a cada una de las autonomías) que regulen el homeschool exactamente del mismo modo. La regulación en distinto grado del homeschool deriva de las distintas regulaciones sobre obligatoriedad de asistencia escolar, que varía de Estado a Estado, el resultado es que aunque dos tercios de los estados de USA reconocen expresamente la licitud de esta práctica, cada uno de ellos lo hace a distinto nivel de regulación y exigencia en cuanto a los requisitos que la Administración impone. Y esta es la gran diferencia con el Estado Español, en el que a pesar de la descentralización de competencias en materia de educación, no existen distintas normativas autonómicas que regulen de modo diverso la obligatoriedad de la asistencia escolar, ya que ésta ha sido regulada por Ley Orgánica, y no por las respectivas leyes de educación de cada una de las Autonomías (sólo el Parlamento del Estado puede redactar leyes orgánicas, nunca los órganos legislativos de las Comunidades Autónomas).

Según el HSLDA existen  cuatro niveles de regulación del h0omeschool en los distintos Estados de USA: los Estados que no exigen notificación, aquellos con regulación baja, aquellos con  regulación moderada y aquellos con alta regulación. Veamos esta clasificación más detallada.

  • Inexistente, en este grupo se encuentran un total de 10 Estados. En Estados como Indiana, Texas, Illinois, e Idaho, los padres no tienen que notificar a la Administración que optan por educar en casa, aunque sí cuenten con normativa sobre cómo ha de educarse a los menores, sin embargo no es necesario que la familia informe a la Administración sobre cómo piensa educar a sus hijos e hijas.
  • Minima, con un total de 14 Estados, en estos Estados, como sería el caso de California, New Mexico, Alabama, y Kansas, simplemente hay que notificar a  la Administración de que se va a proceder a educar en casa. Tras esa notificación el Estado  presume que la familia está cumpliendo con la normativa prescrita  y no se preocupa por verificar que así lo sea en la práctica. Es una situación  de laissez-faire de hecho.
  • Moderada, en este casos e encuentran 15 Estados. Los Estados con regulación moderada, tales como Colorado, Iowa, Arkansas, y Florida, exigen la notificación fehaciente de tal decisión a la Administración, y además se debe presentar ante la propia Administración pruebas del progreso  académico del menor, tales como resultados de tests y  evaluación profesional del desarrollo académico del o la estudiante.
  • Alta, en este caso se encuentran 11 Estados. Estados entre los que se incluyen,  Washington, Minnesota, New York y  Maine, son los que plantean más obstáculos a las familias que deciden por educar en casa. Además de la notificación y las pruebas del progreso académico, se exige la utilización de un programa o curriculum oficial, además de que los padres deben contar con certificación  pedagógica  o en algunos casos someterse a la visita en el propio hogar de la inspección de  educación.
Anuncios

12 pensamientos en “La conveniencia o no de la regulación del homeschooling

  1. Very interesting to hear about the case in California, I hope it works out in a favourable way for them…This whole issue is fascinating, really, for what it says about human nature and the way in which we wish to live. I see a clash between idealism and realism here, on the one hand, people who believe that life should be lived without fear and without tainting one’s experience by focusing on the mistakes and darkness generated by others (and for darkness read child abuse, forced marraige, child slavery etc), and on the other hand there are people who believe that these things cannot be avoided, and that people need to be supervised to protect the well-being of children. It arises a lot of passions, as impingements on or abuses of freedom is at the heart of what it is to alive..and of course it affects us here in Spain, as parents are not completely free to educate their children without being in danger of being called before social workers etc..definately worthy of debate and investigation, thanks Madalen

  2. Yo creo, que dada la flexibilidad que ofrecen las academias reconocidas para el homeschooling, y la libertad que dan a los padres para elaborar el propio curriculum, además del hecho de no ser muchas de ellas nada caras, la solución de tener a los niños matriculados en una de ellas no es tan mala. Es una de las razones que dió la fiscalía para archivar el caso de Ketty (familia Branson-Sánchez, de Irún, recordareis), al citar como satisfactoria esta modalidad de estudios (la otra razón, la principal, es que la acusación de abandono de familia no venía al caso, y que no hay delito en educar en casa). Lo digo para poner una nota de optimismo.

    Lo que me preocuparía es que quisieran padres con titulaciones. Además, está demostrado que no es la titulación, sino la dedicación, la clave del éxito.

  3. Algún día habrá que tratar el tema de los recursos formativos para las familias que educan en casa. Gracias por tu aportación, Arantza.
    Thanks Daragh for a good analysis for all to share.

  4. There can be no doubt that the distance school option is a wonderful one to have, but despite it not being that expensive, it still is an option that many families would not be able to consider as they wouldn’t be able to afford it-with only one parent normally working at a time and life being as expensive as it is. In our case, for example, it would not have been conceivable that we would have money to spare up until the last couple of years. So as helpful as the option is, if it was to be the only possibility that people had in front of them, it would restrict home education to those who have the financial wherewithal to pay for it, and while there already is an element of this in having a parent at home, a situation where it is necessary to pay a distance school in this way would lead to uncomfortable airs of elitism being lent to what is such a basic right.

  5. Daragh, no entiendo bien esto que dices, pues realmente hay escuelas a distancia muy económicas. Te aseguro que en mi casa no sobra el dinero, al contrario, si te dijera la “renta per cápita” nuestra seguro que te dábamos pena y nos hacías un donativo… no bromeo. Vamos, que no veo en esto un obstáculo. A no ser claro, que sigamos una actitud que a veces tenemos y es negarnos a dar un solo euro para materiales o educación de los hijos, con eso de que tiene que pagarlo todo el Estado. Ojalá, pero creo que hay cosas más caras, como el seguro del coche, y normalmente se tiene coche aunque sea prescindible. En fin, que igual hay razones más de fondo para los que no quieren matricular a los niños en una escuela para homeschoolers, más que la económica, creo yo.

  6. Aunque quizás ahora pensándolo bien, para algunas familias las únicas opciones que les valgan a la hora de matricular sean más bien carillas. Entonces, pues perdona si mi comentario no ha sido del todo acertado, y quizás tengas tú razón.

  7. Well, I think that there are economic situations, and economic situations. I’m not saying anything about not spending money on one’s children’s education, of course not, and I don’t for a moment think that enrolling in a distance school would be or should be the last money that is spent on them, the point I was trying to make was that IMO it wouldn’t be an all-inclusive situation if people didn’t have any other option just to do what I feel you shouldn’t have to pay to do, which is educate at home. And while you may not have a great deal of income, I’d hazard a guess that you administer your income in an experienced way, which I, for one, and I suppose I’m not an isolated case, found, up until quite recently, difficult to do, and if you’re not organised with money it can be difficult to come up with the lump sum that distance schools normally ask for, as far as I’m aware. And so, in honour of my younger self and anyone else with financial difficulties, I would prefer that it not be necessary to avail of a service when, as I said, I believe it should be a right to choose how to educate your children without having to pay a justification fee.

  8. And very right so…. I´m glad that the issue arose in this blog, thank you bath, Arantza and Daragh.
    Los datos os dan la razón, según la encuesta que realicé el año pasado, el mayor inconveniente que las familias que educan en casa encuentran al ejercer esta opción es precisamente el económico. Muy por encima de problemas que pudieran derivarse de la situación de legal de vulnerabilidad ante los servicios sociales, las dificultades académicas o de socialización.

  9. And very right so…. I´m glad that the issue arose in this blog, thank you both, Arantza and Daragh.
    Los datos os dan la razón, según la encuesta que realicé el año pasado, el mayor inconveniente que las familias que educan en casa encuentran al ejercer esta opción es precisamente el económico. Muy por encima de problemas que pudieran derivarse de la situación de legal de vulnerabilidad ante los servicios sociales, las dificultades académicas o de socialización.

  10. “Y esta es la gran diferencia con el Estado Español, en el que a pesar de la descentralización de competencias en materia de educación, no existen distintas normativas autonómicas que regulen de modo diverso la obligatoriedad de la asistencia escolar, ya que ésta ha sido regulada por Ley Orgánica, y no por las respectivas leyes de educación de cada una de las Autonomías (sólo el Parlamento del Estado puede redactar leyes orgánicas, nunca los órganos legislativos de las Comunidades Autónomas).”

    Could you expand a bit on this point Madalen, please? How does it effect the process in Catalonia?

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s