Historia del movimiento desescolarizador en el Estado Español. Cap VI: El debate sobre el reconocimiento de la opción

El debate sobre la legalización, regularización, reconocimiento o normalización de la opción de la opción de educar en casa se abre con una carta que envía Aurelia Alvarez al boletín escrito de CSE, y que se publica en el nº 7, de primavera de 2001, precisamente el último editado por Bppan Norberg, Isabel Rodriguez y Peter Szil. En esa carta expresa su preocupación por la cuestión legal, y así se titula el encabezamiento de la comunicación:

PREOCUPADOS POR LO LEGAL

…Pero hay algo que nos preocupa del hecho de desescolarizar y es que en el futuro alguna de ellas quiera hacer estudios superiores para ejercer alguna profesión y encuentren que no puedan. Tampoco nos hace ninguna gracia estar fuera de la legalidad, básicamente por la situación de “marginalidad” de excepcionalidad, de que las niñas queden marcadas.

Sinceramente creemos que merecería la pena intentar legalizar esta situación, nos gustaría formar un grupo de personas con esta inquietud, que preparásemos un documento en el que explicáramos  que nuestra libertad como padres se ve conculcada por la obligatoriedad de escolarizar a nuestros hijos. Y por otra parte respaldarnos en el hecho de que en otros países occidentales como EEUU, o la tan próxima Francia recogen esa posibilidad.

Con este dossier podríamos contactar con distintas personalidades relacionadas con el mundo de la educación y buscar su apoyo. posteriormente enviarlo a partidos políticos , etc…

Esta comunicación abre un debate que dividirá al movimiento de desescolarización en una brecha que ya no se cerrará. El debate se extiende en distintos sectores, la propia Aurelia Alvarez aclara su postura con mayor detalle en otra comunicación que es publicada en el nº 10, correspondiente a primavera de 2002, del boletín impreso en el que se inaugura la sección COSAS DE PALACIO, con la finalidad de publicar temas relacionados con los “asuntos legales”.

Quería comentaros  algo referente a la propuesta que hice en el boletín nº7 “Preocupados por lo legal'” (pág.20), referida al tema de la legalización, ya que distintas personas se han puesto en contacto conmigo. La idea que yo expuse, era que un grupo de personas trabajásemos para crear un dossier, donde se hiciera una especie de estudio comparativo de nuestra legalización, se expusieran diferentes motivaciones para la no escolarización y se hiciera una «propuesta». Una vez realizado, darlo a conocer, especialmente a personas relacionadas con e! mundo educativo, que pudieran dar aportaciones, etc.

La mayor dificultad estriba, en formular una propuesta de legalización, es decir, si uno no lleva a su hijo al colegio,.,pero quisiera estar en la legalidad debería someterse a algún tipo de control, que podría ser desde un seguimiento por parte de instituciones sociales o educativas o la posibilidad de que el niño hiciera algún tipo de control, de carácter anual, bianual, etc. Podría ser más sencillo exigiendo simplemente la posibilidad de que pasando algunos exámenes cuando el niño quisiera, obtuviera las distintas titulaciones: primaria, E.S.O., etc,

Bien, empecé a contactar con personas, algunas compartían esta, propuesta de trabajo, y otras no, rápidamente descubrí, lo que por otra parte era bastante obvio, y es que en general las personas que «simpatizamos» con la no escolarización, sólo coincidimos en eso y en poco más, a la hora de concretar, cada uno tiene ideologías, motivaciones, expectativas radicalmente diferentes.

Por ejemplo, hay personas que no quieren para nada oir hablar de legalidad, a unas porque les trae al fresco, otras porque temen que legalizar sea sinónimo de control por parte institucional. Algunas creen mas conveniente seguir el proceso americano de ganar casos en los tribunales. y sentar jurisprudencia, así no tendríamos que formular ninguna propuesta y evitaríamos el control.

Por el contrario, hay personas que les gustaría legalizarlo hasta el extremo de poder optar por entrar o salir del sistema educativo convencional  con total normalidad según le conviniera al niño, a la familia, etc. Hay personas que les gustaría que su hijo pudiera usar instalaciones escolares, como biblioteca, zonas deportivas, aula de informática e incluso llegado el caso, asistir a las. clases que quisiera.

Como veis hay para todos los gustos, todas las opciones son razonables y muy respetables, pero que duda cabe que con semejante variedad, hacer algo concreto es harto difícil.

Llegué a la conclusión de que quizá lo que podíamos tener en común, es una cobertura legal, es decir formar una asociación para que en caso de tener problemas con las instituciones contáramos con un abogado especializado en el tema, además de la asistencia jurídica, este profesional podría solventamos dudas, etc.

Pero una vez más encontré disparidad de criterios, pues algunos creen que para esto no hace falta asociarse, ya que vivimos dispersos por todo el territorio y que es trabajoso llevar la burocracia que genera una asociación. Por el contrario, los hay que creen fundamental la asociación, pues nos respaldaría y que solamente eso, ya no nos haría tan vulnerables. Aurelia

Aurelia Alvarez presenta en su comunicación lo que es la esencia del debate, según su propia experiencia y tras haber contactado con distintas personas pertenecientes a CSE. El debate se traslada inmediatamente del boletín a la lista de correo y vuelve al boletín reflejado en la nueva sección abierta para contactar ambos medios de comunicación, y que se denominará “Diálogos en la web”. A partir de la apertura de la lista de correo a los suscriptores del boletín ésta se había convertido en un flujo directo de información que tenía su reflejo en el boletín impreso. Para ello se había abierto en éste la sección denominada “Diálogos en la web”, en el que se reflejaban aspectos relevantes de los debates que estaban teniendo lugar en aquel momento sobre todo en relación a la cuestión de la regularización de esta opción educativa. Xavi Bosch era el encargado de esta sección, y en un momento determinado entra en el debate de la regularización para producirse contrario a él, y se alinea en la órbita de lo que se ha dado en llamar los “históricos” del homeschool, que en diversos foros se muestran contrarios a la regularización por el aumento en los controles que esto puede suponer. Así lo hacen en diversas ocasiones David Kornegay, Peter Szil, Julio Fernandez  (Fundación Los Madroños) y Elsa Haas, entre otros.

Paralelamente, el 12 de febrero de 2002 en la lista de correo se publica un mensaje en el que se solicita información sobre el CIDEAD. este mensaje conlleva una cascada de opiniones que confluyen en el mismo debate. Esta vez el mensaje que da origen a la discrepancia es éste:

Hola a todos. Con vista a intentar mantener las posibilidades de acceso académico tradicional vamos a intentar escolarizar a los niños a través de la CIDEAD. Sabemos los requisitos oficiales, pero queriamos saber el funcionamiento practico y real de este: envios de documentación, exámenes, comunicaciones…y otros pormenores de uso interno. Evidentemente no vamos a residir en el extranjero, pero SI oficialmente. Es por ello que solicitamos ayuda y si alguien del grupo esta apuntado a la CIDEAD, agradeceriamos que se pusieran en contacto con nosotros.
Otra cosa. Aprovechando que esta el tema del fracaso del sistema educativo en candelero, ¿No seria conveniente hacer un poco de publicidad de la escuela en casa? Seria sacar algun que otro articulo en prensa, inquirir sobre ello a los representantes politicos (de todo signo)…En fin , todo con la finalidad de que empiecen a considerar mas seriamente la escuela en casa y la posibilidad (futura) de su legalizacion. Es solo una idea

 

En un mensaje de 15 de febrero de 2002 mensaje de Peter Szil, interviene en el debate sobre la legalización al hilo del que surge con el mensaje sobre CIDEAD,  resaltando la libertad que ofrece la falta de regularización

He seguido el intercambio de mensajes sobre CIDEAD, al cual no tengo nada que añadir, pero sí me gustaría apuntar algo acerca del siguiente comentario vuestro: “Otra cosa. Aprovechando que esta el tema del fracaso del sistema educativo en candelero, ¿No seria conveniente hacer un poco de publicidad de la escuela en casa? Seria sacar algun que otro articulo en prensa, inquirir sobre ello a los representantes politicos (de todo signo)…En fin , todo con la finalidad de que empiecen a considerar mas seriamente la escuela en casa y la posibilidad (futura) de su legalizacion. Es solo una idea.”

Espero no haber malinterpretado vuestro comentario y no quiero para nada ironizar sobre ello, pero lo primero que me vino a la mente al leerlo era un dicho de que “no hay historia nuevas, hay sólo recién nacidos”. Lo digo porque desde que mi hijo mayor (ahora 21 años) dejó el colegio en el año 1990 y mi compañera de entonces y yo nos involucramos en el tema de la escuela en casa (aunque nosotros nunca hicimos ninguna escuela en casa, al contrario, nuestros hijos nos han incitado a desescolarizar no sólo a ellos, sino también a nosotros mismos, nuestras mentes y nuestras prácticas educativas) se ha publicado una enorme cantidad de artículos de prensa, en periódicos locales y nacionales, en prensa especializada en pedagogía y/o psicología, en revistas de divulgación general y de corazón etc, para no hablar de la cantidad de programas y debates radiofónicos y televisivos. A mi me ha tocado firmar o participar en muchos de ellos por varias razones: por una parte porque nuestra familia decidió desde el principio dar la cara públicamente y nuestra casa albergaba no sólo el primer
encuentro nacional de familias con niños no escolarizados y una especie de “central de contactos” para organización de los encuentros que siguieron, sino también la redacción del boletín “Crecer sin escuela” desde su nacimiento en 1994 hasta hace poco y por otra parte, por mi triple condición personal de padre no-escolarizado(r) “veterano”, psicólogo y persona con experiencia en este tipo de de debates. Han habido otras personas también que han movido el tema mucho en la prensa, por ejemplo Carlos Fresneda, periodista y escritor.

Todo este material en los diferente medios de comunicación ha resultado en cambios evidentes y palpables no sólo en como la prensa misma aborda el tema, sino también en la actidud de los jueces que más tarde han dictado las primeras sentencias favorables a familias con niños no escolarizados, sentando unos precedentes jurídicos que, en su turno y, obligaron a la administración. a cambiar su actitud, a pesar de que la letra de las leyes no ha cambiado todavía.

Menciono todo esto porque considero que es indispensable seguir con la prensa, pero teniendo en cuenta lo que ha ocurido hasta ahora. En números anteriores de “Crecer sin escuela” se ha comenzado publicar una bibliografía (no completa) del material de prensa archivado y yo dispongo de algo más. Si cualquiera quiere asumir un papel en mover el tema de la prensa, yo estoy dispuesto a compartir las experiencias (en parte negativas) que he acumulado en esto antes de “jubilarme” (mis hijos ya han salido o están saliendo de “la edad escolar”, con lo que yo puedo crecer ahora en otras cosas que no son ayudar a hijos en crecer sin escuela.

Un comentario final: Yo tengo mis dudas sobre mobilizar políticos y sobre la exigencia de la legalización. Las familias que se están considerando está alternativa pero pueden pensar que están sólos necesitan vernos a nosotros que ya hemos cogido o recorrido este camino, y para eso sirve la prensa. El “status quo” que se ha establecido en estos últimos años en el vacío legal existente en España hace que desescolarizar a un niño ya es posible, aunque no completamente
legal. La ventaja de esta situación es que no hay tampoco control estatal, curriculum o planes de estudio obligados en diferentes edades, examenes anuales etc. Un abrazo..

 

En cuanto al mensaje de David Kornegay se precisamente al hilo de la reflexión de Szil, con este tenor el 15 de febrero de 2002.

En cierto sentido – a menos que las autoridades se interesen en un caso en particular – la enseñanza en casa es más libre en España que en los Estados Unidos. En los EE.UU., esta forma de enseñanza está regulada por ley en los 50 estados y hay que cumplir algunos requisitos, aunque no suelen ser demasiado complicados. Por ejemplo, en Carolina del Norte, la familia tiene que informar al departamento de educación que el niño va a estudiar en casa y el niño tiene que hacer un examen externo de lectura y matemáticas cada año. Los padres pueden elegir entre varios tipos de exámenes externos y no se requiere una nota en particular en el examen, pero tiene que haber un control externo.

Dudo que el Ministerio de Educación y Ciencia pueda regular la enseñanza en casa de forma que nos satisfaga a todos. La palabra “enseñanza” tiene otro significado para ellos, más parecido a definición de “meter en un mismo molde”. De todas formas, ciertos cambios en la ley – como rebajar la edad en que se puede hacer el examen de acceso a la universidad – nos podrían favorecer. David Kornegay

Al hilo de este debate aparecen en el foro opiniones de personas también miembros de  Crecer sin escuela que abogan por la regularización de la opción. Tal es el caso de:

Marina Gonzalez y Joan Ramon Urgeles

Re: RE: [crecersinescuela] Ayuda sobre CIDEAD
Efectivamente el plan que lleva el gobierno actual, como el de los anteriores y el de los que puedan devenir, es el que resumió un diputado en alguna ocasión: No se pregunta a los conejos para hacer una ley de caza.

También creo que Virginia tiene razón al sugerir que, menos que hablar con los políticos, hay que movilizar previamente a la opinión pública, que como es sabido es lo que les priva. Sin embargo en este viaje tenemos un “pequeño” problema. Es muy común que la opción de no escolarizar incomode a las familias con niños en la escuela. Se pone en duda que hagan lo mejor para los hijos y la reacción suele ser bastante agresiva. Además, cabe esperar que el sistema se encargará de pensar por ellos una argumentación tranquilizadora.

Finalizo. Pienso que se debe reclamar el DERECHO INDIVIDUAL A EDUCAR frente a la imposición del estado. El fracaso escolar debe ser sólo un argumento complementario a usar con cuidado.

Xabier Alà también  participa en el debate sobre el CIDEAD, debate que le lleva a posicionarse favorablemente en cuanto a la posibilidad de legalizar la opción en este mensaje de 13 de febrero de 2002

Toda la información sobre el CIDEAD se puede encontrar en la página del Ministerio de Educación (no recuerdo ahora la dirección exacta, pero a través de http://www.map.es me parece que se puede acceder a aquella).

En cuanto a lo de mover la cuestión legal, desde el grupo de “Aprender y Vivir” estamos en la misma línea, o sea que podéis contar con nosotros. Hablando de esto mismo, el pasado día 3 se celebró en la Escuela Viva
“El Roble”, cerca de Igualada, en Barcelona, un encuentro por los derechos de las familias, organizado por la revista “Viure en Família” (“Vivir en Familia”). Asistió mucha gente y se trataron diversos temas, entre ellos el homeschooling y sus aspectos legales. Preveo que a medio plazo se constituya una asociación o algo similar que mueva los aspectos legales en diversos ámbitos, aunque será de tipo más general. Si queremos que se reconozca la alternativa de la educación en casa, pienso que sería conveniente empezar a caminar…

Lola Ruiz se suma a las voces contrarias a la regularización:

Mi posición es esta:

Si pedimos legalidad preparaos para exámenes y controles de todo tipo, como en algunos estados de USA….porque implícitamente les estaríamos reconociendo un poder sobre nosotros. Una cosa es pedir la legalidad de una escuela y otra la de educar en casa. Educar en casa es un derecho que ya tenemos. Otra cosa es que no nos lo quieran respetar

 

A éstos se añade la intervención de la familia de Rocío Ramos editora en aquel momento del boletín impreso, con un mensaje firmado por su esposo, Xavier Bosch en el que aparece claramente contrario a la divulgación, expansión o búsqueda de cambios en la situación de las personas que ya educan en casa. Se alinea expresamente con las posturas, y el ejemplo  de Peter (Szil) David (Kornegay) Isabel (Gutierrez) y Julio (Fernandez)

Siempre hemos creido que las personas tienen lo que se merecen o necesitan, en este sentido si existen familias que necesitan conocer que existe la posibilidad de educar a sus hijos en casa les llegará esa información por los cauces que existen hoy. Podemos incrementarlos, pero sin dedicarle mucho esfuerzo porque puede llegar a personas que no merezcan tanto esa via educando a sus hijos inconscientemente o por otros intereses distintos a los de mejorar la educación de sus hijos.

Como todo error en un comportamiento acarrea efectos secundarios negativos, divulgar “a lo grande” CSE puede perjudicar a los que están en esa línea de manera consciente y responsable. Si se detectara, con el paso de los años, una familia con hijos no escolarizados con deficiencias graves en su educación y formación causaría un daño irreparable al resto de familias. Como mínimo y sin ser nada grave el sistema impondría medidas de control o forzaría a matricular a los hijos en empresas educativas.

De momento hay pocas familias que están en CSE y creemos que es más importante centrarnos en esto: educar y formar a nuestros hijos. Si lo conseguimos, nuestro éxito se sumará al de Peter, Isabel, David, Julio y pocos mas de momento aportando argumentos de peso con los que ablandaremos al sólido sistema sin tener que hacer nada más que lo que se merecen nuestros hijos.

Al que se suma Azucena Caballero de inmediato, con un mensaje enviado en febrero de 2002:

Bravo Marina i Joan Ramon, subscribo vuestras palabras, y añado que yo sí creo que es muy importante trabajar en pro de la legalización y normalización de la situación. Saludos a todos los miembros de la lista. Azucena

Con más claridad aún M º José Lera

Ya expesé anteriormente mi posición a favor de legalizar, o al menos no tener que luchar con las autoridades, la libertad de enseñanza. Sin embargo, estoy de acuerdo en que existan unos examenes. Pienso que si hay pruebas para evaluar lo que los jóvenes o niños de este pais saben para garantizar un nivel educativo, esto posibilita la entrada al bachiller (si asi lo quieren) o a la universidad. En cuanto al contenido de estas pruebas, si son coherentes con el currículum escolar que se está actualmente impartiendo, ¿no creeis que nuestros hijos superan este nivel?, yo defiendo la libertad de enseñanza y elijo la opción de la educación en casa porque creo que es el mejor sistema para aprender, por lo tanto que me evaluen, a mis hijos y a mí si hace falta, será la justificacion que necesitamos para validar nuestra opción, y funciona incluso mejor que la enseñanza institucionalizada. Me gustaría conocer más opiniones y sobre todo ideas de cómo empezar a defender la educación en casa como una alternativa legal.

 

Con respecto a la situación legal de los extranjeros con respecto a la práctica del homeschool, debemos tener en cuenta que la presión de los servicios Sociales, o de la administración es sensiblemente menor sobre el colectivo de los extranjeros instalados en zonas turísticas o de la costa. Es habitual que así sea en otro a países mediterráneos, como Chipre[1] o Grecia, donde sólo se admite la educación desescolarizada para familias de origen extranjero, ya que se sigue para ello la ley de origen de la familia. Si en el país de origen de la familia se permite el homeschool, las autoridades chipriotas les permiten practicar esa opción según la norma de su país de origen, siempre y ciando los niños no adquieran nacionalidad chipriota. Es por ello lógico que no sientan esta interferencia en su práctica cotidiana como una amenaza real, sino más bien como un hipótesis lejana y poco preocupante[2]. Así lo expresa Elsa Haas en su relato sobre la situación del homeschool en España en la década de los 80 del pasado siglo.  El hecho de que no existe una persecución importante de homeschoolers puede ser la razón por la que no están motivados para organizarse.

A esta situación de tranquilidad de la que disfrutan estas familias de origen extranjero, hay que añadir que estas familias que dieron origen a Crecer sin escuela vivían en lugares aislados, fuera del medio urbano y con poco contacto con las autoridad y la administración de la zona[3]. La presión para buscar una solución se incremente cuando el colectivo, es, de una parte de origen español y de otra familias con residencia en medios urbanos en los que la presión de los servicios sociales y el control sobre el absentismo escolar es mayor y más anónimo. La situación ha cambiado y estas nuevas familias que no quieren escolarizar a sus hijos sientes que los históricos ya no están en contacto con lo problemas y las realidades más acuciantes de ese momento, entrado ya el siglo XXI.

El debate que se está dando en el foro de crecer sin escuela ha decantado ya las posturas de los que están a favor y de los que están en contra de la regularización del homeschool, o del reconocimiento, o de la legalización, cada uno lo va interpretando según el nivel de intervención de la administración sobre la metodología educativa que utiliza, que está dispuesto a soportar. Este debate continuará, con las mismas posturas, en cuanto al de si es o no conveniente el crear una asociación y dar forma legal a lo que es una red de apoyo sin estructuras representativas ni de tomas de decisiones. El largo camino hacia el asociacionismo ha comenzado.

El debate que se está produciendo en la web tiene su reflejo en el boletín impreso, pero lo que en la lista de correos es una opinión más, entre otras de signo contrario, en el boletín cierra, por así decirlo un debate, poniéndole la última palabra. A partir de ahí ya no habrá más debates recogidos en la lista de correo. “Los diálogos en la web” del boletín nº 11 sólo contiene un artículo de Lola Luego[4], que no es parte de un debate sino una intervención aislada por parte de esta profesora, que también es la autora de uno de los artículos más conocidos en el Estado Español sobre el homeschool. El número 11 del boletín incorpora una novedad que no pasa desapercibida a algunas de las personas que componen el colectivo, un recuadro con una advertencia que nunca antes había aparecido en esta publicación:

Este boletín es un punto de encuentro, de intercambio de ideas, información y experiencias relacionadas con la educación en casa y la educación en general. La redacción es libre de publicar o no las diferentes aportaciones y de cada autor es responsable de sus propuestas/artículos. Es independiente, plural en sus conceptos y no pertenece a ningún tipo de asociación ni grupo religioso.

Esta nota provoca las suspicacias de suscriptores del boletín que consideran que se está ejerciendo un acto de censura sobre los contenidos de la publicación, y que esa censura tiene que ver con el intento de ocultación del debate que se está produciendo sobre la legalización de la red de apoyo y su paso a asociación formalizada de modo oficial.

El mensaje que más decididamente arremete contra la nota es el que envía Azucena Caballero a a lista de correo el 8 de agosto de 2002.

Bien, con la primera frase estoy de acuerdo, y no tengo nada que decir, pero lo de “La redacción es libre de publicar o no las diferentes aportaciones y cada autor es responsable de sus propuestas/artículos.”, suena a censura. ¿Quien es la redacción que se cree con derecho a decidir si una aportación debe salir o no?, si los autores son responsables de lo que escriben, ¿qué tipo de manipulación se pretende decidiendo qué se publica y que no? ¿por qué este cartelito sale de repente en el boletín 11 y no en anteriores? ¿Es la redacción
un tipo de ente superior y extraño?.

Para empezar, el boletín se paga y se hace entre todos, así que cualquier subscriptor puede enviar el texto que le de la gana, y se debe publicar, que para eso lo firma, y por tanto se responsabiliza de sus palabras, que aquí parece que haya algunas familias que se creen que el boletín es suyo. Si el boletín estuviera íntegramente hecho por una sola familia, pues bien, sería su revista, y si quieres la compras y si no, no, y esa gente pone lo que quiere, y no necesita ninguna colaboración en las distintas secciones. Pero como resulta que este boletín se elabora entre un grupo de familias, y todas colaboran gratuitamente, y la redacción no se sabe ni quien es, porque yo no se si es la persona que edita, o si es la que recibe las subscripciones, si la formamos todos los que colaboramos en la edición del boletín (aunque, desde luego, a mí no me consulta nadie nada), o si es el duende, y como es de otro mundo no se puede llegar a él,. me parece muy fuerte que alguien, quien sea, se crea con derecho a decidir lo que se puede poner y lo que no. Eso es CENSURA.

CSE es una red de apoyo informal a nivel estatal, que se apoya en el boletín y en la web, para unir a familias que educan en casa, y que QUIEREN DECIR LO QUE LES DA LA GANA, y la asociación que se está montando es un grupo de personas unidas en torno a una entidad jurídica que se unen para alcanzar unos objetivos concretos que esas personas que se asocian desean. Y lo de que no pertenece a ningún grupo religioso, depende, de a que religión pertenezca o no “la redacción”, supongo.

Me parece que ese parrafito de marras lo han puesto ahí para justificar que en la sección de “Dialogos en la web” solo hayan puesto un correo, po lo visto todos los demás correos escritos en tres meses no interesaban, bueno, no le interesaban a la redacción, porque a mí me han interesado muchos y muy diversos, y me ha parecido un período muy fructífero en cuanto al dialogo….

…En fin, que creo que el boletín es de todos los subscriptores y que todo el mundo tiene derecho a enviar lo que quiera y que se le publique, que me parece mal este arranque de control y censura, del todo execrable, y de difícil disculpa, y que mi deseo es que se rectifique, y que la dichosa “Redacción” que no sabemos exactamente quien o quienes son, ese ente misterioso, quite ese cartelito en próximos boletines y publique cualquier aportación que se le envíe, al fin y al cabo todos somos adultos y no necesitamos que nadie nos filtre la información que nos llega, o que debería llegarnos. Saludos.Azucena

El trabajo de Rocío Ramos como editora concluye en el siguiente número, el 12, en el que anuncia la desaparición de la sección dedicada a “Los Diálogos en la web” , así como la “Página virtual”. Es un número, con poco contenido, a parte del “Dossier de prensa” y un especial sobre “aprendiendo las letras” en las páginas centrales.

Rocío Ramos finaliza su trabajo de edición con 5 publicaciones editadas en muy poco tiempo, y respetando el compromiso de publicación trimestral que se planteó desde un principio. Publican en un año y un trimestre, 5 ejemplares exactamente.

Estos debates se ampliarán en la segunda mitad de 2002 a la conveniencia de formar una asociación que defienda los intereses de las familias que educan en casa a la vista de una posible regularización legal de la opción. Las posturas ya se habían materializado en estos debates previos y con el advenimiento de los nuevos  se conformarán idearios y objetivos distintos, reforzándose la idea de que existen dos grupos bien definidos. Esta división llevará a una ruptura en el movimiento y el advenimiento de ALE  como organización reconocida oficialmente para la defensa de estas familias que educan en casa.


[1] Home Schooling Laws in Cyprus. Home education is not legal in Cyprus. School is obligatory for all children from the age of 6 up to 15. Despite on this fact, there are some parents who educate their children at home although their number is fewer then before.
So long as neither parent is Cypriot, and so long as the children keep their nationality it seems to be adequate to follow the educational system the own country and learn at home.
[2] Elsa Haas. “Noticias desde España”, Growing without schooling, nº 72
[3] Ibid . Entre ellas no incluyo a las familias que viven esparcidos en pueblos abandonados, algunos ocupando casas, que están tan aislados que el gobierno se conforma con enviarles un maestro de vez en cuando para que haga exámenes a los niños y niñas
[4] Lola Luengo Escolarización obligatoria y libertad de educación”. Comunidad escolar. 01-05-2002.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

3 pensamientos en “Historia del movimiento desescolarizador en el Estado Español. Cap VI: El debate sobre el reconocimiento de la opción

  1. ¡¡Caray!! Parece que hace mil años de todo aquello… yo llegué justo en aquel momento. En realidad nunca he visto un boletín de CSE en papel… y cuando conocí personalmente a quienes integraban el núcleo duro ya no había posibilidad de una relación estrecha porque estábamos en orillas opuestas del río.

    Es un trabajazo el que te has dado recopilando correos y textos impresos. De hecho no conocía los textos de Aurelia Alvarez, aunque Marina me hablo de ellos en alguna ocasión.

    Aquella fue una época dolorosa e insomne… pero hoy la recuerdo con nostalgia porque estaba llena de esperanzas.

    Un vez más… mila esker

  2. Espero que el trabajo de recopilación nos sirva a quienes leen este blog y a mi misma para entender el presente. De hecho, muchas de las claves para entender lo que está ocurriendo en cada momento están en el pasado. Los mensajes de la lista de correo aún existen y son un tesoro para quien se interese por este tema. Gracias por tu mensaje Ipe, encantada de que alguien siga esta historia por capítulos.

  3. I had been planning to read this, and today I got around to it. Absolutely fascinating, and I really have to commend you Madalen on this series, it is invaluable I think, and your ability to resume is excellent.

    It’s funny how the past keeps flowing through the present. You know, I was reading ‘What dreams may come’ by Richard Matherson recently and there was a part in it where the central charactor comments on how, having died, his biggest revelation was that how, on having a flashback on his whole entire life, his thoughts and feelings had been as much a part of his reality, had been as real as his actions and what took place in his life. It’s something that has been on my mind lately, as I haven’t always understood how great an impact our thoughts have.

    The different ideas in the article are extremely interesting as they represent some of the contrasting viewpoints about the whole regulation/recognition debate. I suppose where people stand a lot of the time depends on what their views are on the relationship between the individual and the state, the educational philosopy they have(obviously unschoolers are more vulnerable to state intervention), their feelings about occupying a position that is not fully recognised by the authorities, their opinions on group versus individual action, national or community focus and their views on engagement with the aforementioned authorities. Perhaps it is because of the wide range of issues involved that it is such an interesting area. I’m very much looking forward to the future entries in this series.

    On another note, your comment about the past leading to the future brought to mind a line from a Paul Brady song, ‘the Island’, and though the lyrics are the opposite of what you mean, it’s well worth a listen.

    Here is a version of the song by Dolores Keane(the original is also excellent, though it doesn’t seem to be working on youtube)followed by the lyrics..

    Here are the lyrics:

    They say the skies of Lebanon are burning
    Those mighty cedars bleeding in the heat
    They’re showing pictures on the television
    Women and children dying in the street
    And we’re still at it in our own place
    Still trying to reach the future through the past
    Still trying to carve tomorrow from a tombstone…

    Chorus

    But Hey! Don’t listen to me!
    This wasn’t meant to be no sad song
    We’ve heard too much of that before
    Right now I only want to be here with you
    Till the morning dew comes falling
    I want to take you to the island
    And trace your footprints in the sand
    And in the evening when the sun goes down
    We’ll make love to the sound of the ocean

    They’re raising banners over by the markets
    Whitewashing slogans on the shipyard walls
    Witchdoctors praying for a mighty showdown
    No way our holy flag is gonna fall
    Up here we sacrifice our children
    To feed the worn-out dreams of yesterday
    And teach them dying will lead us into glory…

    Repeat Chorus

    Now I know us plain folks don’t see all the story
    And I know this peace and love’s just copping out
    And I guess these young boys dying in the ditches
    Is just what being free is all about
    And how this twisted wreckage down on main street
    Will bring us all together in the end
    And we’ll go marching down the road to freedom…
    Freedom

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s