Educar en casa en Argentina

En el caso de Argentina la Ley de Educación Nacional de 2006 recoge la educación obligatoria desde los cinco años. Además la propia ley impone a los padres la obligación de hacer cumplir el precepto legal:

ARTÍCULO 129.- Los padres, madres o tutores/as de los/as estudiantes tienen los siguientes deberes:

a) Hacer cumplir a sus hijos/as o representados/as la educación obligatoria.

b) Asegurar la concurrencia de sus hijos/as o representados/as a los establecimientos escolares para el cumplimiento de la escolaridad obligatoria, salvo excepciones de salud o de orden legal que impidan a los/as educandos/assu asistencia periódica a la escuela.

Sin embargo sigue en vigor la normativa creadora de los Consejos provinciales de Educación que recogen distintos modos en los que se puede impartir esa educación obligatoria. De modo que la situación se resuelve en atención a peticiones concretas que realizan las familias que pretenden educar en casa ante el órgano decisorio, esto es los distintos Consejos Provinciales de Educación. En la norma que recoge la creación de estos consejos se reconoce la posibilidad de educar en el domicilio, de acuerdo con la elección de los padres, además de los centros escolares públicos y privados. Sin embargo, si se opta por educar en casa se hace necesaria la autorización del Consejo Provincial competente por territorio, en atención a las circunstancias especificas que rodean el caso.

Según el diario Rio Negro on line y el diario digital de Mendoza, MDZ on line que recoge una reclamación de una familia que educa en casa ante los Tribunales, se menciona un caso producido con anterioridad que llegó ante el Consejo Provincial de Educación por parte de una familia agnóstica “… que reclamaba lo mismo para el niño. Sostuvieron que el de las niñas podría ser otro caso similar, algo que este diario no pudo confirmar”. Puede deducirse que lo que hay detrás de la petición es el motivo ideológico que representa la petición de una familia agnóstica para educar a sus hijos de un modo distinto a la educación proporcionada por el Estado, ante la confesionalidad de éste. El estado argentino es confesional, la Constitución de la Nación Argentina de 22 de agosto de 1994 establece en su artículo 2 que “El Gobierno federal sostiene el culto católico, apostólico y romano”. Es una confesionalidad matizada por la libertad de culto. En este contexto, precisamente el deseo de una educación de tipo agnóstico para sus hijas ha podido ser la razón esgrimida como base para proceder a la educación en casa.

La sentencia no autoriza directamente la educación en casa, sino que dice que no es competencia de los Tribunales la decisión sobre su idoneidad, ya que esa decisión corresponde al Consejo Provincial de Educación.

Un reglamento que desarrolla la Ley 242, creadora de los Consejos Provinciales de Educación, el denominado Decreto reglamentario nº 572/62, prevé tres medios para procurar la instrucción de los niños y niñas en edad de recibir enseñanza obligatoria, y que especifica en su artículo 26: escuela pública, privada y el el propio hogar. Los citados Consejos Provinciales de educación son los encargados de organizar y administrar la enseñanza en todos los niveles, excepto el universitario.

La Ley 242 creadora del Consejo Provincial de Educación, recoge en su CAPITULO VI la obligación escolar en estos términos:

Artículo 22 La obligatoriedad de la enseñanza ……

Esta enseñanza será impartida en las escuelas oficiales o particulares de acuerdo con la elección de los padres.

Art. 24 La reglamentación de esta Ley establecerá las excepciones a la obligatoriedad escolar.

Por su parte, el reglamento que desarrolla la ley 242, el citado Dec. Reg. nº 572/62, recoge en sus artículos 26 y 27 una regulación en detalle la obligatoriedad de la enseñanza:

“La enseñanza obligatoria….

Esta enseñanza podrá ser impartida en las escuelas públicas, privadas o en el hogar, de acuerdo a la elección de los padres.

En este último caso, los responsables probarán el hecho ante las autoridades escolares respectivas y el Consejo Provincial de educación determinará los medios de control de esa enseñanza y fijará el sistema para su reconocimiento y certificación.

La sentencia dictada en Neuquen, a 3 de octubre de 2008, y que resuelve provisionalmente la cuestión recoge esta regulación reglamentaria y advierte que no es cometido de la justicia determinar la aceptabilidad o no de la petición de educar en casa, ya que esa competencia le corresponde a los Consejos Provinciales de Educación a tenor de lo recogido en el citado decreto reglamentario:

Esta enseñanza podrá ser impartida…. o en el hogar, de acuerdo a la elección de los padres.

En este último caso, los responsables probará el hecho ante las autoridades escolares respectivas y el consejo provincial de educación determinará los medios de control de esta enseñanza y fijará el sistema para su reconocimiento y certificación”.

La sentencia es el fallo que corresponde a un apelación ante la Sala II de la Cámara de Apelaciones Civil y Comercial, que interpuso la Defensora de los Derechos del Niño, contra la sentencia anterior del Juzgado de Familia. El Juzgado de Familia, en primera instancia, rechaza su competencia para juzgar sobre una petición cuya resolución corresponde al C.P.E., en aplicación estricta del Dec. Reg. nº 572/62. La sentencia del Juzgado de Familia queda confirmada por la Sala, en estos términos:

Manifiesta la apelante, (la defensora de los Derechos del Niño), luego de efectuar consideraciones fácticas respecto del tema, que se encuentran en cuestión tres derechos constitucionales: Que el Estado garantice su interés superior, el derecho a la enseñanza primaria y el Derecho a que los mismos sean efectivos, conforme lo previsto en el art.4 de la Convención de los Derechos del Niño, como así a contar con protección judicial previsto en el art.25 de la Convención Americana sobre Derechos Humanos.

Entrando a la consideración de los agravios formulados por la apelante, considero que los mismos no pueden tener favorable acogida en esta Cámara.

Que tal rechazo, es consecuencia del análisis de las normas de aplicación, más allá de la retórica respecto del principio constitucional del interés superior del niño, que en este caso considero que no se encuentra de manera alguna violado

Ello es así, teniendo en cuenta lo establecido en la ley provincial 242 respecto de la obligatoriedad escolar, normas que han sido transcritas textualmente en el fallo apelado y mas concretamente, de lo dispuesto en los arts. 26 y 27 del Dec. Reg. n° 572/62.-

El art. 26 del Decreto citado establece:

“Esta enseñanza podrá ser impartida en las escuelas públicas, privadas o en el hogar, de acuerdo a la elección de los padres”.

“En este ultimo caso, los responsables probaran el hecho ante las autoridades escolares respectivas y el Consejo Provincial de Educación determinará los medios de control de esta enseñanza y fijará el sistema para su reconocimiento y certificación”.

“La Provincia contribuirá al mantenimiento de las escuelas privadas siempre que su funcionamiento se ajuste a las leyes que la reglamenten y la enseñanza sea gratuita”.

“El Consejo Provincial de Educación arbitrará los medios para que la obligatoriedad de la enseñanza pueda ser cumplida”.

La norma transcrita determina expresamente que tal enseñanza puede impartirse en escuelas públicas, privadas o en el hogar, de acuerdo con la elección de los padres, quienes probarán el hecho ante las autoridades escolares y que es el C.P.E., el que determinará los medios de control de dicha enseñanza y quien fijará el sistema para su reconocimiento y certificación.-

Conforme lo dicho, es facultad de los padres la elección del tipo de enseñanza que deben recibir sus hijos, y quien debe brindar los medios para que ello se haga efectivo, es la autoridad de aplicación, es decir, el C.P.E., no, la Justicia como pretende la accionante.-

Tengo en cuenta que en el petitorio de fs.5, lo requerido es que el Juzgado evalúe los mecanismos necesarios para persuadir a los progenitores respecto de la importancia de la educación convencional y con personal idóneo, para garantizar la escolaridad de las menores. Estimo que no corresponde a la justicia “persuadir” respecto de la importancia de la educación convencional, siendo que las normas de aplicación citadas incluyen la educación primaria en el hogar, de acuerdo con la elección de los padres, lo contrario importaría invadir esferas privadas garantizadas constitucionalmente, siendo además, como adelantara ut-supra, que las niñas no se encuentran en situación de peligro o riesgo respecto de su educación.-

Considero que la acción ha sido planteada apresuradamente teniendo en cuenta que la citación a los padres efectuada a fs.1 y vta. para comparecer a la entrevista fijada por la Defensoría, no fue cumplimentada y no obstante lo cual y sin que se mantuviera dicha entrevista se presentó la demanda, cuando hubiera resultado aconsejable el asesoramiento previo, a los fines de evitar la judicialización.-

He encontrado en la red dos testimonios directos de educación en el hogar en este pais. De un lado el testimonio de Isabel, una madre que educa en casa en Argentina:

En Argentina la educación en casa, no presenta reglamentaciones legales. Desde el Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología de la Nación, no se reconoce a esta alternativa como una opción del sistema educativo estatal. Sin embargo, la ley que regula la educación dentro del territorio nacional argentino, no contempla prohibiciones de ninguna índole respecto a educar en casa. Es decir, no se la considera “delito”.

Esta situación nos mantiene, a las familias educadoras en casa, en un estado “indefinido”.

El segundo es el testimonio de Marcelo Montenegro, que también recoge la cuestión desde el punto de vista legal. Ambos coinciden en la situación de vacío legal en la que se encuentra la opción.

Según la nueva ley de educación, los padres pueden elegir el perfil escolar que deseen para sus hijos. Pueden escoger entre una escuela pública de jornada extendida o completa. Puede ser o no religiosa. Puede ser privada o a distancia, rural, bilingüe o domiciliaria por causa de enfermedades. Puede ser hospitalaria y hasta darse el honor de observar el docente y decidir enviarlo a esa escuela o no.
Pero increíblemente antidemocráticamente, y violando derechos constitucionales vigentes y derechos del niño, se le intenta negar a los padres el derecho de educar a sus propios hijos.
Es la única opción educativa que la Ley Federal de Educación se niega a reconocer. Por lo tanto queda en el aire y con un vacío legal que lo regule. Y sin ninguna sanción específicamente oficial en ley.

En la web Familias Educadoras, se puede encontrar un estudio sobre la cuestión de la legalidad del ejercicio de la opción en este pais.

Por último existe una asociación que reúne a las familias que educan en el hogar denominada A.F.E.C de la que informa el mismo diario Rio Negro y también desde esta web de familias cristianas que educan en casa.

Anuncios

2 pensamientos en “Educar en casa en Argentina

  1. Pingback: a opción de educar en casa - Learning Freely Network

  2. Hola Madalen, muchas gracias por compartir información tan relevante para familias como la nuestra, que elegimos y apoyamos la educación en casa. Quisiéramos saber si existe algún decreto reglamentario que respalde la educación en casa en la provincia de Buenos Aires u otra información u orientación que puedas darnos al respecto, será muy agradecido el apoyo.

    Somos una familia nómade, hace casi 4 años que vivimos de esta manera y la educación en casa ha sido nuestra opción por el estilo de vida que llevamos y porque no nos complace en ningún aspecto la educación formal estatal. Los resultados obtenidos del proceso de aprendizaje de nuestro hijo de 5 años son excelentes y eso nos asegura aún más estar en el buen camino. En este momento nos encontramos de visita en Argentina y nos hemos topado con algunas dificultades con respecto a presiones de una inspectora de preescolar y queremos asesorarnos aún más para sumar información a la que ya tenemos.

    Muchas gracias otra vez!
    Te pasamos un mail: circleta@hotmail.com
    Abrazos:
    Fabiana y Luciano

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s