HMD. Anexo 4. A cada niño lo suyo

sareko_argia_logoaEste artículo de Unai Brea fue publicado por la revista Argia el 18 de noviembre de 2007. Argia es un semanario que se publica  íntegramente en euskara   fundado en 1919, con lo que este año, en concreto el 1 de enero ha cumplido los 90 años de vida. El artículo se publicó en su número 2111.

Lo traduzco en su integridad para que se incorpore la hemeroteca que se maneja habitualmente en lengua castellana.

Hezkuntza libre: Haur bakoitzari berea (Educación libre: a cada niño/a lo suyo)

La educación libre es un cajón de sastre en el que entran realidades distintas, y quizás la terminología no arroja demasiada luz. Resumiendo, se denomina educación libre a todo lo que está fuera de la educación reglada. Pueden ser escuelas libres, o por lo menos las que así se autodenominan, pero también entran ahí aquellas familias que han decidido educar en casa a sus hijos e hijas. En Euskal Herria no contamos con muchos casos ni  en cuanto a escuelas, ni en cuanto a familias que educan en casa, y las  que hay se mantienen en una situación  semi clandestina. En el Sur del territorio (así se denomina al territorio incluido en el Estado Español, siendo el Norte el territorio incluido en el Estado Francés)¹ la ley no está a su favor. Las metodologías difieren entre unas y otras, pero en ambos casos muchas son las voces que critican duramente al sistema educativo. Según estas críticas, la escuela tradicional no sería el lugar más apropiado para aprender.

Históricamente y en todas las culturas  siempre ha existido la educación, aunque nuestros antepasados no lo tuvieran en mente  como tal concepto. La educación era algo que se producía de manera espontánea, sin doctrina, ni pedagogía, sin profesores ni escuelas.  Nadie era consciente de que se estaba formando, o de que estaba siendo formado porque no necesitaban saberlo. La planificación, sistematización, y formación consciente vinieron más tarde. Hace siglos que surgieron las primeras escuelas. A partir de ahí,  escuela y civilización han sido inseparables, con la diferencia de que hoy a la “civilización” se la denomina “estado”.

Se considera a la educación un derecho universal desde el mismo momento en que sentimos la necesidad de redactar la lista de derechos fundamentales. Y como ha ocurrido con tantos  otros derechos, el derecho se ha convertido en una obligación y  se vuelve irrenunciable. Son los poderes públicos los que se han encargado de garantizar que esto así sea. En parte de nuestra vida, por lo menos, todos tenemos el derecho y la obligación de estudiar . Además da lo mismo lo que las leyes decreten sobre esto, de todos modos estamos “condenados” a aprender, ya que el deseo de aprender es uno de los rasgos más distintivos del ser humano. Lo llevamos impreso en los genes.

Para muchos de los que reivindican la educación libre, sin embargo, la escuela -entendida como la escuela convencional actual- no nos ayuda demasiado a satisfacer ese instinto básico por aprender, aunque esa debiera ser su función primaria.  Al contrario, a menudo el sistema escolar moderno  se ha convertido en el factor de negación de lo que la genética nos reclama. La escuela nos roba el deseo de aprender, he ahí la paradoja. Junto con esta crítica, o como su consecuencia, las corrientes pedagógicas ofrecen una alternativa, una escuela reformada, surgiendo así numerosos movimientos. Algunos de ellos cuentan con un par de siglos de andadura ya que esto no es un asunto reciente.

A pesar de llevar mucho tiempo en otros países, en Euskal Herria las escuelas libres son relativamente nuevas. Una de ellas es la Escuela Geroa que surgió el año pasado en Trokoniz (Alava) “Las malas sensaciones derivadas de la escuela tradicional es lo que nos ha traído aquí” dice Elio Montecucco uno de los padres fundadores del centro “En general no tenemos problemas con los que trabajan en ellas, el problema está en el propio sistema, tanto público como privado. Las dos son casi son lo mismo”.

Geroa está en la red Waldorf y se basa en su metodología pedagógica. El austríaco Rudolf  Steiner fundó la pedagogía Waldorf , dentro de una filosofía más amplia, que ha tenido un gran éxito en muchos de los paises europeos hace mucho tiempo. En Alemania existen  más de 100 escuelas de este tipo.  En Euskal Herria, de momento, Geroa es la única, y aunque cuenta con dos guarderías, ambas se encuentran en territorio alavés.

En  palabras  de  Pepe Pagaldai profesor de Geroa, “la base es el respeto por el niño, pero escrito con letras de molde. Se trata de tomar al niño como persona, y darse cuenta de qué necesita en cada momento”. Pagaldai también  destaca que “He Trabajado durante casi 30 años en la escuela pública. Allí se daban los contenidos sin explicar las razones, porque así lo exigía el Ministerio y punto. Aquí, sin embargo, todo tiene un sentido, sabemos por qué se enseña cada cosa y por qué en un momento determinado”.  Quieren dejar claro que no pretenden criticar otros modelos educativos.

En la pedagogía Waldorf no hay lugar para los libros de texto, ni para los deberes de casa ni para los exámenes. En general, como dice Elio Montecucco  no hay lugar para uno de los males de le escuela tradicional: la presión. Los trabajos manuales tienen una gran importancia, y la escuela, en lo que sea posible, se sitúa en un entorno natural. Los niños y niñas necesitan sentir y tocar la naturaleza, -dice Pagaldai- y los libros no pueden ser el único camino para conocerla. Tienen un modo muy distinto de transmitir los contenidos, y se da gran importancia a las habilidades sociales y artísticas.

Algunas escuelas libres van más allá, y en su enfrentamiento con el sistema tradicional y la legislación vigente prefieren no aparecer en los medios de comunicación. Por ello no vamos a mencionar a ninguna de las implantadas en Euskal Herria.

Atención individualizada

Mertxe Blanco es miembro de Tximeleta la asociación para la renovación pedagógica. Como Montecucco, Blanco menciona la decepción por el sistema escolar tradicional como el motivo para la aparición de esta iniciativa. “Cuando hablamos de una escuela libre o democrática la base es la atención individualizada a cada niño y niña, a cada uno y no al grupo. Debe respetarse el ritmo de cada niño con todas sus consecuencias. Y si no sabe leer a los seis años, no sabe y punto. El niño debe seguir su propio camino y no el que le marca un programa“.

Jose Miguel Castro es profesor de la Universidad de Cantabria y además imparte talleres de educación creativa en su casa, en Bilbao “La base de la educación creadora es que dadas las condiciones adecuadas, cualquiera puede aprender lo que se propone casi sin ningún límite”. Una de esas condiciones es la aceptación de la diversidad, es decir lo contrario a lo que se impone en la Escuela ya que,  en palabras de Castro, “La escuela habla de la diversidad en sus planteamientos teóricos, pero la niega en la práctica, porque uniformiza”.

La LOE, ley española reguladora  de la educación afirma lo siguiente en su preámbulo: “La educación es el medio más adecuado para construir su personalidad, desarrollar al máximo sus capacidades”. En opinión de Castro eso no es cierto: “La escuela pone juntos  a niños y niñas de la misma edad, y les obliga a seguir un programa. Como si todos los niños y niñas de la misma edad fueran al mismo ritmo, tuvieran el mismo deseo de aprender y las mismas necesidades y con ello, se niega la naturaleza de cada uno. Se niega a la persona  convirtiéndoles en meros alumnos”.

Se aprende jugando

La segunda condición  que plantea la educación creadora es el juego. Aprender es jugar, y en eso coinciden todos los movimientos que se mueven bajo la denominación de educación libre.  “El juego es el arma que nos ha dado la naturaleza para investigar, para descubrir y para adaptarnos al medio. Los términos trabajar, jugar, investigar y descubrir, son casi sinónimos”. Así la enseñanza sólo puede partir de las emociones, esto es, del deseo de aprender y todo lo que nos venga impuesto, son sólo ejercicios de simple memorización, vacíos y absurdos. Castro reconoce que durante años ha creído en el binomio enseñanza-aprendizaje “pero al final me he dado cuenta de que es un antinomio”. El aprendizaje es algo que uno hace, y el docente no puede nunca enseñar, sino ayudar y apoyar. Lo que se hace en la escuela convencional, esto es, que en todo momento todos los niños y niñas tienen que aprender lo mismo va contra el proceso natural del aprendizaje. En palabras de Castro “Durante la Revolución Industrial la finalidad principal de la escuela era aprender a obedecer, y obtener una formación para poder trabajar. En el pasado, se les enseñaba a los recién llegados de los barrios a las ciudades, cómo se trabajaba en las fábricas. Hoy en día, ¿qué hace falta para trabajar?, ¿Saber manejar el ordenador?. Pues ahí tienes, el ordenador en la aulas”.

Para subrayar la importancia del juego, Claudio Naranjo, el filósofo chileno- que  ha publicado trabajos abogando por un cambio radical en la escuela- comenta “Está probado que hoy en día la represión del deseo de jugar conlleva daños cerebrales, ya que existen células cerebrales que se activan con el juego y que si no se hace a tiempo, más adelante se pierde esa posibilidad.

Organización del espacio

En opinión de Blanco, en una verdadera escuela libre -y hay muchos ejemplos tanto en el mundo como en Euskal Herria- la organización del espacio no tiene nada que ver con un aula convencional. Al contrario que en ésta, en aquella el niño y niña tienen plena libertad de movimiento en espacios preparados para diferentes actividades. Cada niño y niña hacen lo que quieren en cada momento y durante el tiempo que quieran, el educador sólo les asiste. Su labor fundamental- según Blanco-  es vigilar, estar al tanto y en ciertos casos, facilitar su tarea al niño o niña, pero siempre sin adelantarse a sus necesidades. Eso sí que es por desgracia lo que solemos hacer los adultos.

Este tipo de ambiente es el que nos encontraríamos, por ejemplo en la escuela Clonlara de Estados Unidos, si tuviéramos la oportunidad de visitarla. La profesora Pat Montgomery la fundó en 1967, tras haber practicado durante años su oficio en la Escuela Pública. La finalidad principal era conseguir que  el niño o niña se conviertan en personas plenas y felices, respondiendo a sus necesidades e intereses. Así nos lo ha explicado Xavier Alà,  responsable de la oficina de Clonlara en el Estado Español. En 1979, Montgomery desarrolló su programa para la educación en casa, y poco a poco ha ido  extendiéndose este programa por todo el mundo. Hoy en día se ha implantado en 25 países. En el Estado Español existen ya alumnos y alumnas  de  Clonlara que estudian desde sus hogares. Y esto nos lleva a otro aspecto de la educación libre.

Xavier Alà también es socio de ALE, la Asociación para la Libre Educación. Quizás “libre” no sea la palabra que mejor se adapta a este tipo de educación, nos confiesa el profesor catalán. Sería más adecuado, en su opinión, educación en familia. En inglés sí existe una palabra que define bien el concepto: homeschooling . Ya que “home” no se refiere sólo a “casa”. No debemos pensar que algunas familias han elegido educar a sus hijos e hijas en casa, sin más. Es algo que va más allá, han decidido no dejar la educación de sus hijos e hijas en manos del Estado, pero eso no significa que absolutamente todo se haga en casa.  En resumen se trata e una elección que como otras es legítima, aunque no siempre legal, como veremos.

Ventajas de educar en familia

El homeschooling es legal en la mayoría de los países europeos y en los Estados Unidos. Al otro lado del Atlántico, existen unos 2 millones de homeschoolers, y, al parecer, la Universidad está muy dispuesta a aceptarlos entre sus filas.  Dicho de otro modo, los jóvenes educados en casa están tan preparados como los demás en cualquier campo, e incluso mejor en palabras de Xavier Alà. Por ejemplo, muestran una capacidad mayor de socialización, a pesar de que la mayoría piense lo contrario. “En la escuela, los niños y niñas sólo desarrollan sus capacidades de socialización con otros niños y niñas de su edad. Los que se educan en familia, por el contrario, se relacionan con personas de todas las generaciones”.  Además, demuestran una mayor capacidad crítica e informativa. En otras palabras, son más maduros.

En toda la Unión Europea, sólo en dos lugares se prohíbe la educación en familia, en Alemania y España. En lo que respecta a la segunda, un representante del Ministerio de Educación nos ha informado de que la escolarización es obligatoria “siendo un aspecto importante de la educación de los niños”. Por ello, no nos extraña que quienes se han decantado por esa opción en el Sur de Euskal Herria, se muestren reacios a presentarse  ante los medios de comunicación. Aun así existe una excepción, la irundarra Ketty Sanchez y su esposo, quienes recientemente han aparecido ante los medios tras haber sacado de la escuela a sus cuatro hijos y haber decidido educarlos en casa por su cuenta. Por ello comparecerán pronto en el juzgado.

“No hacemos nada que esté fuera de la ley ”, declara Sanchez. Ella es también socia de ALE, y nos ha comentado sobre los intentos de ALE por conseguir el reconocimiento de esta opción por parte de las instituciones.  “Si es conforme a derecho en todos los países de nuestro entorno, ¿por qué no aquí?. Así lo ha propuesto en diferentes instancias públicas, aunque por el momento no ha recibido respuesta. Por parte de  ALE afirman que tienen a la Constitución española de su parte, ya que ésta reconoce el derecho de los padres a elegir el tipo de educación que quieren para su hijos. Aun así admiten que de algún modo se controle que sus hijos están recibiendo la educación adecuada, como se hace en el Estado Francés, en el que la ley les reconoce el derecho a la no escolarización desde 1882. Tras 125 años, el presidente Sarkozy está a punto de incluir en su gobierno a una mujer que no fue escolarizada, según nos comenta Xavier Alà. “Esa mujer se crió en un barco, mientras sus padres daban la vuelta al mundo”. Más difícil parece darle la vuelta a la educación

¹ La aclaración es de la traductora.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s