Homeschool y divorcio

El tema del homeschool y el divorcio fue planteado en una ocasión por Paula Rothermel por ser una de las cuestiones que más frecuentemente tiene que enfrentarse ella ante los Tribunales británicos con ocasión de su trabajo como perito experta en temas relacionados con la educación en casa. En alguna ocasión ha comentado que

La mayor parte de mi trabajo como perito forense tiene lugar con ocasión de casos de divorcio. En Gran Bretaña algunas parejas que educan en casa se enfrentan por la custodia y acaban los dos perdiéndola. Siempre aconsejo a las parejas que  negocien para llegar a algún acuerdo. Los padres acaban tan absorbidos por el papeleo, las visitas a abogados y comparecencias al juzgado y el stress que todo esto conlleva que por lo menos durante un año ninguno está educando en casa a sus hijos, así que puede parecer que más les valdría llevarlos a la escuela.

A menudo, la contienda se produce con ocasión de un procedimiento judicial en el que vaya a decidirse sobre la cuestión de la custodia de los menores de edad en los casos de separación y divorcio. El padre o madre (normalmente) que ejerce ya la custodia de los hijos e hijas, o pretende hacerlo, debe hacer frente a la acusación del otro cónyuge de que el hecho de que educa en casa sin escolarización, perjudica el desarrollo educativo de los menores de los que se pretende ejercer la custodia. Si no me equivoco, el último caso que está siendo judicializado en este momento, el que tiene lugar en Gran Canaria, ha derivado de una cuestión de lucha por la custodia de la menor en un supuesto de divorcio. Desde organizaciones de apoyo a las familias que educan en casa se pide apoyo para esta familia, como ha sido el caso con todas las anteriores que han tenido que pasar por el trance de la intervención judicial.

Jackeline Montjoy publica esta semana en su blog una realidad que no  sale a la superficie con frecuencia, pero que ha coincidido en el tiempo, y me refiero a qué ocurre cuando los padres no están de acuerdo sobre el modo de educar a los hijos e hijas:

¿Qué sucede si uno de los padres no está de acuerdo?

Personalmente, les recomiendo que piensen lo que desean hacer y si no lo tiene claro, no eduquen en casa. Me miró asombrada y me dijo:

Pero tú educas en casa… ¿Por qué me dices esto?

Porque para educar en casa, el requisito más importante, es la unificación de criterios y en el caso de los padres no lo tengan claro, esto no funcionará.

Educar en casa, no es dejar de enviar a un chico o chica al colegio, educar en casa, en educar en familia.

Significa que toda la familia se involucra en esto. Es como si un chico asistiera al instituto y la mitad de sus profesores no están de acuerdo con su presencia y dejan de enseñarle las asignaturas que les corresponde.
Por otro lado, una página en internet muestra Información sobre esta materia desde USA.  Se refiere en concreto a la litigación en los casos de divorcio, y expresa que si los padres no están en completo acuerdo sobre la educación de los hijos, en cuanto a las medidas cautelares y posteriormente las definitivas, que afecten a la custodia de los hijos, los jueces van a optar por obligar sa que sean matriculados  en algún colegio público. Y no nos olvidemos que esto sucede en un pais que es permisivo con la educación en casa, aunque sea  a distintos niveles según los Estados.
Y por último, durante una de las sesiones informales que tuvieron lugar en el Seminario sobre la Educación en las Ciencias Sociales de la Universidad Nacional de Colombia, en su sede de Bogotá a principios de este mes, Patricia Mantilla (Rinvik) que acudió como asistente de Christian Beck, planteaba a las madres que educaban en casa y que habían acudido a la mesa redonda, que expresaran la mayor dificultad a la que se enfrentaban un a vez que habían tomado la decisión de educar de estoe modo a sus hijos. (Patricia investiga desde la Universidad de Oslo la situación de la educación de adultos entre las comunidades indígenas de Ecuador).
La mayoría respondió que la mayor dificultad provenía de las desavenencias con sus esposos sobre la decisión en sí y el hecho de que no en todos los casos estaban de acuerdo con la decisión que “ellas” habían tomado.
La segunda dificultad tenía que ver con el modo de trabajar individualmente con cada hijo e hija cuando se trataba de familias numerosas. Pero esa cuestión deberá quedar aparcada hasta otra ocasión…
En la fotografía Paula Rothermel conversando con algunos de los padres y madres colombianos que educan en casa y que se acercaron a una de las sesiones informales del seminario.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Un pensamiento en “Homeschool y divorcio

  1. Pingback: Seminario de Colombia | La opción de educar en casa.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s