La Historia de ALE. Capítulo I

Esta parte de la historia es la continuación de la serie en 10 capítulos de la Historia del Movimiento Desescolarizador (HMD) que he ido publicando en este blog a lo largo de este año. Sin embargo el punto de partida sigue siendo  la extinguida red de apoyo Crecer sin escuela con una introducción a modo de recapitulación para contextualizar los acontecimientos que dieron lugar al surgimiento de ALE.

Desde 1993 Crecer sin escuela fue la primera referencia del homeschool en el Estado Español. El origen de su nombre provenía de la traducción al castellano del boletín Growing Without Schooling de John Holt y pronto se convirtió en un referente de las familias que para aquel momento ya habían optado por educar en casa. Posteriormente, desde 1997,  el boletín de Crecer sin escuela será el punto de encuentro de esas familias. Sin embargo estos boletines de CSE tienen un antecesor, una pequeña publicación que con la denominación de El Buzón vio la luz desde 1993 hasta 1997. Los boletines  están en una primera fase editados por Peter Szil y Bippan Norberg.

Crecer sin escuela no tenía una forma organizativa concreta, y era en realidad una red de apoyo que, entre otras actividades, organizó varios encuentros desde 1993.  David Kornegay es desde un principio la figura que dinamizó la proyección social de  Crecer sin escuela, más allá del círculo de las personas que en aquel momento educaban en casa, y estuvo detrás de las iniciativas de engarzar este movimiento con las nuevas tecnologías, por ello, entra en el círculo de los primeros teóricos del homeschool en España, junto con Peter Szil, y Xavier Alà. Esta parte corresponde al desarrollo del homeschool en la era Guttenberg, la del papel, en la que el contacto entre las familias que educan en casa se producía a través de boletines impresos y del teléfono.

A partir de 2001, precisamente con el nuevo siglo, surge la necesidad de incorporarse a la era de las telecomunicaciones y de los contactos a través de la red. Es una necesidad ineludible  si se pretende estar presente en la nueva sociedad de la información, y así lo entendió David Kornegay quien en 2001, con esa visión de futuro,  abre una lista de correo en Yahoo que crece mucho en poco tiempo. Con ese crecimiento se produce la diversificación de los puntos de vista a velocidad real, con la inmediatez necesaria para favorecer el debate y aparecen dos lineas de pensamiento bien marcadas.

1. De una parte, aquellas personas que favorecen la legalización, regularización o reconocimiento legal (la denominación varía en el tiempo y según las circunstancias, con diferentes matices en cada caso) con respecto a  la práctica del homeschool

2. De otra, aquellas personas que prefieren continuar con la situación de alegalidad que consideran les ofrece un mayor espacio de libertad para educar según sus propios convencimientos pedagógicos en un modo más alternativo, sin tener que mantener relaciones con inspectores de educación o someter a sus hijos a exámenes (por mencionar sólo dos de las posibles consecuencias de la regularización). Para ellos el homeschool es parte de un modo de vida más amplio, parte de una forma de vida alternativa. Aunque esta característica es también predicable de quienes quieren la regulación de la situación, porque no quieren confundir su libertad y la libertad de sus hijos.  Consideran que no tienen derecho a dificultarles el camino en un futuro desarrollo ya en la vida adulta.

En cuanto al primer grupo, podemos identificar su ideología con lo que sería el germen de lo que en un futuro cristalizará en la creación de ALE en la actualidad (aunque bien es cierto que actualmente ALE está más cerca de Crecer sin escuela que en sus orígenes).  Sus motivaciones para emprender el camino de la desescolarización son más pedagógicas que ideológicas, aunque esta diferenciación no debe entenderse de modo radical o absoluto ni como generalización, ya que como en Crecer sin escuela, había de todo y los perfiles no están tan definidos.  Serían aquellos que en conjunto consideran que la educación que pueden proporcionar a sus hijos en el hogar y de modo autónomo es mejor que la que está a su disposición en el sistema escolar tradicional. Este primer grupo responde a la nueva generación de personas oriundas, de origen más urbano que los antiguos componentes del originario  CSE y que tienen inquietudes en cuanto a la aceptación legal de la opción y el futuro académico de sus hijos educados al margen del sistema

Los componentes del segundo grupo, por su parte,  según la taxonomía que realicé tras el análisis de encuestas de 2008,  serían los rebeldes. Este grupo incluye en su ideología alternativa el vegetarianismo, higienismo y un modo de vivir más anárquico en apariencia. En aquel momento Peter, Julio y Guillermo junto con Isabel Gutierrez,  son quienes principalmente se resistían a la regularización del movimiento. Este grupo crea una imagen de vida alternativa, que quizás no se corresponda con la realidad excepto en algunos casos puntuales, pero que aparentemente responde a una ética identificable y  determinada en aquellos momentos.

El debate se va complicando y la primera desavenencia en cuanto a la legalización se complica con otra cuestión que afecta más a la propia organización del grupo y del colectivo. Una brecha se abre en 2002 que tiene como fondo la situación económica y que afecta al propio patrimonio de Crecer sin escuela.

Crecer sin escuela era una red de apoyo que no contaba con una estructura organizada y por tanto,  no había un control real sobre el patrimonio, lo que condujo a que “sin darse cuenta” se patrimonializaron los activos del colectivo, y fueron acaparados por personas concretas, en cuanto a su administración y control: la lista de usuarios y la web. Ambos debates coexisten en una convivencia cada vez más difícil.

La ruptura definitiva llegó tras una conversación telefónica entre Julio y Xaviér Alà, donde el primero le pidió al segundo que emprendiera un camino paralelo y que no se volviera a tratar el tema de la regulación en la lista de Crecer sin escuela.

Fue así como comenzó un grupo de trabajo, sin lista, escribiendo a direcciones múltiples (muy artesanal) y donde se fueron sumando todas aquellas familias a quienes interesaba el tema de legalizar la situación en casa, es el germen de ALE.  La finalidad de este grupo fue la de trabajar para la creación de una asociación legalizada que pudiera negociar con la Administración Publica, y crear  un dossier de tipo jurídico con el que poder actuar frente a la administración y la clase política, con vistas a dar los primeros pasos hacia una regularización. Dentro de este grupo estaba David Kornegay, que una vez más da el paso de implementar una lista de correo que facilite el trabajo de este  grupo.

Esta historia ha sido redactada en base a los testimonios recogidos  en conversaciones con personas que son y han sido parte de la Junta Directiva de ALE, y documentada  a través de los mensajes que publica aún la Lista  de correo denominada Educacionlibre. El resultado es una interpretación personal de lo que he recogido  y posteriormente deducido tras comparar notas.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

4 pensamientos en “La Historia de ALE. Capítulo I

  1. Interesting reading Madalen. I would disagree that the liberty of parents and children are different, I think that if one is restricted the other will also be, if there is pressure on the parents about exams and inspections that pressure will be transferred to children.
    I have also been reading the old lists, and I thought it was interesting reading when Xavier Ala commented that he had been upset when it had been his turn to publish the old Buzon, and he had been preparing it, when for some reason it was decided by others that it would be discontinued. He was put off by the creation of the CSE paper, and didn’t subscribe to it, and I wonder if part of the problems between the new faction and CSE stem from this moment, and whether Xavi’s stated opinion that he thinks that those who are not from Spain should not offer an opinion on HE here, with a good mix of nationalities in CSE, further exasperated matters.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s