Carta abierta sobre las modificaciones legales propuestas en Inglaterra y Gales

Esta es la legislación que se pretende aprobar para Inglaterra y Gales (excepción hecha de Escocia) como respuesta a las recomendaciones del Informe Badman.

Las organizaciones que trabajan en defensa de la educación en casa en aquel país, han publicado una carta abierta en la que piden apoyo por parte de la generalidad de la ciudadanía. La carta se enviará al diario The Guardian para su publicación el 11 de enero fecha en la que la ley pasará su segunda lectura en la Cámara de los Comunes.
http://bhhe.wordpress.com/diversity/

Traduzco el texto que acompaña a la carta y que define las razones de oposición a la propuesta de modificación legislativa.

Creemos que el apartado 1 de la Ley de Infancia, Escuelas y Familias representa una imposición inaceptable del Estado en su afán por controlar a las familias. Aunque la ley se refiere a los niños y niñas educados fuera del sistema escolar, la ley traerá consecuencia para todas las familias.

La mayoría de los padres no van a convertir de la noche a la mañana a la educación en casa su opción preferente, pero cualquier familia podría necesitar educar en casa si el sistema escolar falla en educar convenientemente a su hija o hijo. En este momento la opción es legal y al alcance de cualquier familia, si entrara en vigor, la neuva ley transferiría por primera vez la responsabilidad de la educación de los menores de los padres al Estado. Creemos que este aspecto es preocupante para cualquiera.

Es innecesario cambiar la ley. Los padres ya están obligados por la ley a proporcionar una educación adecuada a la edad, aptitudes y destrezas de sus hijos e hijas, y deben responder si tuvieran necesidades especiales. Las autoridades locales ya cuentan con la potestad de demandar a los padres que no lo hicieran.

Las pruebas conducen a pensar que la educación en casa es muy efectiva. Muchas familias utilizan métodos de enseñanza individualizados fuera de los moldes oficiales. La diversidad educativa es un valor democrático, y es imprescindible que le ley lo proteja y que proteja el bienestar de cada niño y niña.

Los intereses de los menores están ausentes en el apartado 1 de la Ley, que se centra en construir un sistema burocrático al servicio de las  autoridades locales. Esta autoridad local recibirá la potestad de denegar a los padres el permiso para educar en casa, en cualquier momento, a no ser que los padres adapten su práctica educativa a los requerimientos del sistema. Esto llevará a una situación de inseguridad perjudicial para muchos niños y niñas, especialmente quienes tienen necesidades especiales.

El apartado 1 de la Ley contraviene directamente dos de los principios básicos de los propios planes del gobierno para la infancia: que las familias sean las encargadas de criar a sus hijos e hijas, y no los gobiernos; y que los servicios deben responder a las necesidades de los menores, los jóvenes y las familias, no a los intereses corporativistas de los profesionales de la educación. Dada la gran controversia que la propuesta de modificación legal ha levantado y las fuertes críticas vertidas ante ella por la Comisión Parlamentaria de la Infancia, Escuelas y Familias, pedimos al Gobierno que retire el apartado 1  de la Ley y los artículos que lo complementan.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s