Thomas Spiegler reflexiona por qué las sanciones no consiguen disuadir a los homeschooler alemanes.

Este es el segundo post en el que comento el contenido del artículo de Thomas Spiegler publicado en la revista de investigación,  Theory and Research in Education. El anterior trataba sobre la educación en casa como expresión de una actitud de insumisión civil. En este post incido sobre la parte del artículo en el que desarrolla el efecto que el régimen sancionador alemán sobre la educación en casa está teniendo sobre el movimiento escolarizador alemán. Debido a su semejanza normativa con la del Estado Español, creo que este investigador merece una atención especial.

Por qué las sanciones no tienen efecto disuasorio con respecto a aquellas personas que han decidido educar en casa: un análisis de la educación en casa en Alemania y sus implicaciones con respecto a las políticas de regulación de la educación en casa.Theory and Research in Education, 2009;7;297

Un interesante artículo de Thomas Spiegler que merece una traducción al castellano porque casi coincide con la situación del homeschool en el Estado Español. A falta de una traducción completa intentaré trasladar la consistencia de sus argumentos en un resumen del artículo, en lo que más tiene de aplicación a la situación legal del Estado Español en este tema.

La legislación alemana prevé el siguiente conjunto de sanciones:

1. La educación en casa se entiende como una infracción a las leyes de educación

2. Esto se considera en todos los estados como una infracción administrativa que está sancionada con multas de miles de euros

3. Las autoridades locales pueden obtener el apoyo de la policía para llevar a los menores absentistas a la escuela.

4. La puesta en práctica de la coercibilidad derivada de las leyes que sancionan la escolarización obligatoria puede dar lugar a que si los padres de modo consciente y reiterado se niegan a escolarizar a sus hijos e hijas, la autoridad judicial competente podría retirar parcial o totalmente la custodia de los padres.

5. Además, en seis de los estados se considera un ilícito penal que podría conllevar penas de hasta 6 meses de prisión o multas de 180 veces los ingresos salariales diarios.

DE POR QUÉ LAS SANCIONES NO CONSIGUEN DISUADIR A QUIENES DECIDEN EDUCAR EN CASA

Todas las sanciones mencionadas se han aplicado de un modo u otro en los últimos diez años para intentar disuadir a los padres que se inclinan por educar en casa o, en su caso, que se avengan a escolarizar a sus hijos e hijas. Así se ha conseguido evitar el crecimiento del movimiento desescolarizador en Alemania. Este movimiento es muy pequeño comparado con otros paises y la razón está en las sanciones.

Desde el punto de vista sociológico, se puede considerar a la desescolarización como un comportamiento de desviación de la norma, sin embargo la reacción de la Administración ante el ilícito no es homogénea.

1. El repertorio de sanciones es limitado

Esto es así en todos los supuestos dentro de un Estado de Derecho, y a esto se une que  la ley debe respetar el principio de la PROPORCIONALIDAD. Este es un criterio indeterminado, pero hay razones para creer que algunas de las sanciones que  la ley alemana prevé para los supuestos de educación en casa no respetan este principio con la extensión que cabría esperar. Sin embargo como resultan de aplicación sólo tras haber seguido un procedimiento complicado y llego de obstáculos, las sanciones resultan hasta certo punto predictibles y controlables.

2. Las sanciones sólo se aplican parcialmente

Las sanciones no han sido aplicadas en todos los casos, y las autoridades no hacen uso de todas las posibilidades sancionadores con las que cuentan. Algunos de los procesos duran años, algunas de las familias no son detectadas por las autoridades, otras consiguen un estatus de aceptación tácita por parte de las autoridades, y otras, sin embargo son multadas y amenazadas con la retirada de la patria potestad.

Hay condenas, pero las familias  apelan contra esas decisiones judiciales y siguen educando en casa hasta que llega a la sentencia final. No es fácil saber cómo podría desenvolverse un caso si llevara ante los tribunales, así que en gran medida la decisión de intervenir o no depende en gran media de las propias autoridades locales.

Esto lleva al problema de plantearnos por qué la ley no se aplica por igual en todos los supuestos. Es obvio en el caso de aquellas familias que consiguen escapar al control del Estado, o bien que consiguen evitar ser  denunciados por quien llega a conocer las circunstancias del menor. Pero en general es sencillo para el Estado conocer a aquellos menores que han llegado a la edad escolar. En estos supuestos algunas veces las familias que educan en casa son “toleradas” sin que se proceda a ningún modo de intervención, incluso después de haber sido multadas. Y en ambos casos las circunstancias difieren del modo en el que se tramitan otras infracciones administrativas.

El hecho de que las autoridades administrativas que podrían actuar no lo hagan demuestra que no consideran a las multas y sanciones el modo correcto para hacer frente a la situación, o que hasta cierto punto comprenden la motivación de esos padres y se identifican con ellos. Existen ejemplos de este tipo dentro del movimiento desescolarizador alemán. Una madre declaró que tras varias derrotas judiciales, la autoridad administrativa del Lander le promedió de modo confidencial que no iba a imponer sanción alguna sobre su familia en el futuro. Incluso los supuestos más empecinados de familias que se niegan a escolarizar a pesar de las amenazas y las sanciones consiguen  aun así  la inhibición de las autoridades. Da la sensación de que la idea de imponer cuantiosas multas y sentencias de privación de libertad a los responsables de las familias que educan en casa no tienen una aceptación mayor que el homeschool en sí.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s