Educar en casa día a día: El libro de ALE (I)

Hasta ahora no he publicado mis apreciaciones sobre el libro “Educar en casa día a día” (Coord. Azucena Caballero, ALE, Ed. Ob Stare, 2009) por considerar que era prudente dejar pasar un tiempo  a la espera de que surgieran comentarios de otras personas que han leído y examinado el libro con atención.
En este momento, pasados ya 4 meses desde su publicación, considero que  ya ha transcurrido un tiempo prudencial y merece un comentario. Debido a la longitud del resultado de desbrozar y comentar aspectos del libro, le dedicaré más de un post, dentro de una serie denominada Educar en casa día a día: El libro de ALE.
Es el segundo libro que publica ALE (Asociación para la Libre educación), una de las asociaciones que recogen en el Estado Español la defensa y representación de los intereses de las familias que educan en casa y que se dedica íntegramente a la materia que es precisamente el objeto de su campo de acción: la educación en casa.

El propio título de la publicación nos lleva directamente al tema  de  a educación en casa, al que se le añade una característica: “día a  día”. El título parece querer hacer un guiño al espíritu societario de la entidad y mostrar lo cotidiano de una experiencia poco común: la de los padres que educan a sus hijos sin escuela. De este modo se da la palabra a algunas de las personas que son protagonistas de esta opción educativa, esto es quienes educan  en casa día a día, o por lo menos lo hacían en el momento en el que aportaron su testimonio para ser publicado. Aunque alguien podría añadir que las familias que escolarizan también educan en casa día a día, pero ese es otro debate.
La introducción de la publicación corre a cargo de Azucena Caballero, presidenta de ALE durante la gestación del proyecto, que actuó como impulsora de la publicación desde su inicio hasta la final edición del proyecto. Casi podríamos considerar la publicación un proyecto personal de Azucena Caballero. La introducción formal se amplía  con el primer artículo de esta obra colectiva, también firmado por Caballero y titulado  “El aprendizaje en casa: una alternativa del siglo XXI”, que es precisamente la ponencia que presentó según nos informa Pablo Calvo en Congreso Mundial sobre Estilos de Aprendizaje celebrado en Cáceres en 2008.

«Es una opción viable desde el punto de vista legal, social, pedagógico y económico», asegura Azucena Caballero, que el pasado lunes participó en el que se está celebrando en Cáceres. Ella dio a conocer ‘El aprendizaje en casa: una alternativa del siglo XXI frente a la escuela tradicional’, comunicación realizada en colaboración con Clara Báez, profesora de la Universidad de Extremadura.

A continuación se abre la Primera Parte de esta obra coral, en la que participan con su testimonio familias que han experimentado el homeschool en distintos momentos de su vida como educadores. Se titula Testimonios de familias que educan en casa: La experiencia vital y el día a día del homeschooling en España.

Quizás el ámbito de referencia apunta más bien a las familias que pertenecen a ALE  y todos los testimonios son altamente positivos con respecto a la experiencia. En ningún caso aparece una familia que haya optado por escolarizar ante el fracaso de la experiencia desescolarizadora, o ni siquiera que se muestre escéptico ante las bondades de este modo de educar a hijos e hijas.

Son los testimonios de:

Teresa García (La estimulación temprana), “Dedicarme a su enseñanza se me antoja lo más hermoso a lo que he podido dedicar estos años. Desde este lugar animo a todos los padres a a hacer el descubrimiento de su vida”.

Cristina Iglesias (Mi experiencia) “Cuando alguien le pregunta ¿cuándo vas al cole? no tengo problema en contestar que no va a ir (salvo la excepción de que sea ella misma, llegada cierta edad, la que me lo pida)”.

José Mari Carrillejo y Mari Cruz Isasi (Recobrando la autoestima familiar)“Nos decidimos a desescolarizar a nuestro hijo después de superar muchos miedos e inseguridades que aún nos persiguen intermitentemente”.

Sorina Oprean y Enrique Rojas (Seguir la onda) “Intentamos que nuestros hijos sean unas personas sabias precisamente respetando su propio ritmo de aprendizaje y esperando a que ellos mismos vayan creciendo en todos los aspectos de forma equilibrada”.

Marilena Pouzet  (Cambio de vida) “En definitiva nuestros hijos aprenden y conocen lo que es una familia, una madre y un padre que están presentes acompañando en una aventura que hasta ahora ha sido enormemente enriquecedora”.

Zait Moreno (Génesis) “…notas que esquivan el tema para no tener que opinar, y caras de desencanto. Aun sin críticas, la falta de respeto y de apoyo dentro de “tu mundo”, hiere, y has de ser muy fuerte para poder resistirlo. Con el respeto, ya me daría por satisfecho”.

Anna Dragow (Radicalmente desescolarizados) “Ese era el único modelo que se adaptaba a mi hijo. El de servir sus necesidades y confiar, confiar en sus deseos, en sus capacidades. Cada vez que to intentaba dirigir e imponer, acababa con su interés y era frustrante para ambos”.

Azuecana Caballero (El día a día y el paso del tiempo cuando eres homeschooler ¿Llevamos la escuela a casa?). “Me he dado cuenta de que incluso inscribiéndolos en un centro a distancia y “siguiendo” un programa no llevamos “la escuela” a casa”.

Genma Martin (Nunca llevamos a nuestra hija a la guardería) “…conocíamos a muchas familias que educaban y educan en casa. … Ella estuvo muy contenta con la decisión, y en la escuela lo comprendieron muy bien: siempre nos habían visto muy implicados y entendieron que podíamos hacerlo, era lo mejor que podíamos hacer”.

Marta García (Nos confesamos desescolarizados) “Les di la oportunidad de no hacerlo (no ir a clase), tras haber dejado yo el trabajo… y lo fueron dejando paulatinamente. Iban un par de días por semana. a veces los dos, a veces uno solo. … En esa desconexión total, les hacía más daño ir -porque no seguian el ritmo escolar- que no ir. Así que la decisión fue fácil. No fueron más”.

Malvina Sellanes (Nuestro balcón) “Cuando decidimos educar en casa aparecieron muchas preguntas, algunas se han ido y han surgido otras, pero teníamos la duda de si para educar en casa era totalmente necesario vivir en el campo rodeado de la naturaleza o también se podía hacer en un piso”

Fin de la Primera Parte

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Un pensamiento en “Educar en casa día a día: El libro de ALE (I)

  1. Me gustó leer lo que comentan diferentes padres y madres que optan por esto. Estoy muy de acuerdo con Azucena a la que vi en un video en su blog y fue muy interesante. Uno piensa primero en hacer ‘escuela en la casa’ y termina aprendiendo de forma diferente, natural, sin emular la escuela en casa, digamos, pero de forma mas espontánea aunque por supuesto responsable.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s