Entrevista # 2: Juan Carlos Vila

Juan Carlos Vila es quien contestó en segundo lugar a mi propuesta. Por ahora es el único hombre que se ha ofrecido a hacer la entrevista, cosa que agradezco doblemente.

Vila fue presidente de ALE entre 2006 y 2007, ha participado en el movimiento desescolarizador del Estado Español activamente desde 2002  y forma parte del grupo fundador de ALE. Es una figura imprescindible para comprender el devenir de este movimiento, y por ello su experiencia personal también es de gran valor. Sus hijos ya han superado la etapa que la ley considera de escolarización obligatoria, pero, por supuesto, siguen formándose. Desde su blog Cuadernos desde el escaque nos ofrece su visión filosófica de cuestiones éticas e históricas. Como él mismo se define en su blog:

Nací en Chile, en esa contaminada capital suya, en plena primavera; ahora vivo al otro extremo del mismo Santiago, junto a la frontera portuguesa, en La Codosera. Casado y con dos hijos que crecen y crecen

Hola Juan Carlos,  gracias por dejarnos tu testimonio.

Para empezar, unas preguntas que nos ubiquen en tu familia

– ¿Cuánta gente forma tu familia?

Ahora vivimos en casa 3 personas; la pareja que formamos Ipe (Carmen Ibarlucea) y yo, y Emmanuel nuestro hijo de 17 años. El mayor, Pedro, de 18 vive en otra casa en el pueblo (La Codosera). Nuestra familia nuclear es pequeña, pero es muy habitual que haya más gente en casa pasando cortos o largos periodos de tiempo, y así ha sido mientras el espacio lo ha permitido.

– ¿Y todos han sido educados exclusivamente en casa o han estado alguna vez escolarizados?

Pedro y Emmanuel salieron de la escuela tradicional el mismo año, el 2002, cuando estaban en 5º y 4º de primaria respectivamente.
– ¿Y cómo llegasteis al homescholing? ¿Fue una opción que siempre os habíais planteado o todo cambió al llegar los niños?

Pues la cuestión es que ni nos lo habíamos planteado, salvo como una hipótesis imposible en alguna ocasión. Pero cuando más desesperados estábamos, en el que fue el último año de escuela, y tras una kafkiana reunión con el equipo de orientación del centro, coincidimos en una asamblea de la coordinadora de ONGD extremeña con un compañero que era (y es) maestro, y que con la mayor naturalidad nos dijo si no habíamos pensado en educar en casa. Fue como si se abriera un mundo por delante. Aunque como siempre, fue Ipe la que lo vio más claro al principio.

Relación con familia y entorno

Como aparecía reflejado en la encuesta que realicé a 18 familias hace casi dos años, una de las dificultades que afrontan las familias que educan en casa es la incomprensión del entorno, tanto familiar como de amigos o incluso de la gente de la calle.

– ¿Qué dificultades has encontrado en esta aventura de educar en casa?

He de reconocer que pocas del entorno. Han sido más las dificultades para encontrar el camino en algunas ocasiones, buscando cual era la mejor manera de afrontar el reto de educar en casa.

– ¿Cómo ha sido la reacción de vuestro entorno más cercano, tanto familiar como con los amigos?

Dudas entre nuestros amigos y amigas maestras son las más negativas, aunque la que suponíamos más adversa, la de mi suegro, no se pudo hacer patente hasta unos años después de comenzar, ya que se lo ocultamos ante la más que probable oposición y quizás denuncia. Cuando se lo contamos, las evidencias del avance en ellos hicieron de colchón para la sorpresa y evitaron un disgusto.

– ¿Cómo afrontáis los comentarios de la gente de la calle?

En la época en que comenzamos a educar en casa no salíamos en horas de escuela a la calle, en parte por miedo, en parte por no saber tampoco qué decir. Pero no tardamos mucho en comenzar a ir a museos, y como viajábamos juntos pues aprovechábamos de hacer las visitas correspondientes, pero no recuerdo preguntas de la gente. Creo que alguna vez nos hicieron la pregunta de “¿está malito?” pero creo que fue cuando ya teníamos la tranquilidad instalada en el cuerpo y respondiamos, “no, se educa en casa, no va al colegio”.

Cuestiones laborales

1. Otra de las dificultades, según la mayor parte de las encuestas sobre las que trabajé en su momento es la situación económica derivada del hecho de que a menudo hay que renunciar a un salario para poder así liberar a uno de los padres para que pueda dedicarse en exclusiva a esta función, o por el contrario ¿conseguís compatibilizar este tipo de educación con algún tipo de trabajo remunerado fuera del hogar?

¿Cómo es la situación laboral en tu familia?

Durante bastante tiempo, hasta sus 14 años más o menos, alternábamos el trabajo. Épocas en las que trabajaba uno, épocas en las que era el otro. Después, que ya se organizaban solos ya no manteníamos ese ritmo, pero porque fuimos acomodando nuestro estilo de vida a otra forma diferente al habitual; nuestro trabajo es el de hacer talleres en los centros escolares, AMPAS, casas de la cultura, para niños y niñas, jovenes y adultos. De manera que hay momentos de más trabajo y momentos de menos; épocas de viaje de una semana fuera, y dos semanas seguidas en casa. Hemos adaptado lo laboral a nuestra vida familiar, no al contrario. Ahora que ya son mayores continúa ese ritmo.

2. Es habitual la situación de las mujeres que con una buena preparación académica y perfil profesional renuncian a sus posibilidades laborales por la aventura de educar en casa

¿Te encuentras tú entre ellas?.

Pues no, en nuestra familia eso no ha sucedido, pero también hay hombres que lo han hecho.

Sin embargo es más difícil percibir testimonios contrarios, y me refiero al de la madre que educa en casa que estaría dispuesta a dejar de hacerlo y escolarizar a sus hijos por conseguir un trabajo remunerado en aquello que le gustaría trabajar.

¿Es este tu caso? ¿Estarías dispuesta a sacrificar la educación en casa por poder trabajar en lo que quieres?

A esto no soy yo quien debe responder, pero si hicieras la pregunta cambiando el género, te diría que se pueden encontrar caminos para que no sea uno el que lo sacrifique todo.

Cuestiones de legalidad

El homeschooling no tiene un reconocimiento legal en el Estado Español, por lo que algunas familias han sido investigadas e incluso han tenido que enfrentarse a un juicio. Pese a todo, en las encuestas que realicé en su momento el tema legal no aparece entre las mayores dificultades a las que han de enfrentarse las familias que educan en casa.

¿Cómo vivís vosotros la posibilidad de tener problemas legales por no escolarizar?

Nosotros no los tuvimos, pero siempre tuvimos presente que podría suceder. Yo creo que es un problema y una dificultad para la educación en familia, pero no para su práctica diaria, sino para el movimiento de familias que lo llevan a cabo. Ver esto como decisiones personales aisladas de familias aisladas es un error, tanto para el que cree que puede estar sólo, como para el que quiere analizar el tema.

¿Eres miembro de alguna asociación para tener soporte legal llegado el caso?

Desde un comienzo nos vimos inmersos en el movimiento de educación en casa en el estado. Entramos en el foro de Crecer sin Escuela justo cuando comenzaba a hablarse de la creación de una asociación. Fuimos socios fundadores de ALE y ocupamos cargos en sus juntas directivas desde el principio; vocalías, tesorería e incluso la presidencia durante un año. Ahora ya no estamos asociados a ninguna; de ALE salimos por discrepancias con la línea que adoptaba frente a la regulación, y desde entonces mantenemos contacto fluido con gente de varias asociaciones del estado.

¿Favorecerías un cambio legislativo que reconociera la educación en casa expresamente con cierto nivel de control por parte de la  Administración?

Por supuesto, ese fue el objetivo con el que se creo ALE, y ese es el objetivo que creo se puede materializar en Catalunya con el cambio legislativo reciente, tras la regulación y que pase un tiempo de “normalidad” tras ella. El reconocimiento explícito fue una oportunidad que el primer gobierno de Zapatero no quiso abordar por cobardía política, al igual que el tripartito catalán. Creo que todo seguirá un proceso, y que tras el reconocimiento soterrado en las disposiciones adicionales de la LEC, vendrá una regulación que permitirá valorar el alcance de las familias que educan en casa y como se relacionan con la “legalidad”. En ese momento habrá que pedir amparo desde las otras comunidades autónomas reclamando el agravio comparativo de derechos aplicables en Catalunya y no en el resto. Después vendrá el reconocimiento explícito. Exigir este desde un principio, como un todo o nada, y además sin controles del estado es pedir a voces que no se regule ni se reconozca. Otra cosa es que plantearamos la educación en familia como una insumisión y una lucha contra el estado, pero eso no se da, al menos en el estado español.

¿Está alguno o todos tus hijos matriculado en un centro de estudios a distancia?

Desde un principio estuvieron matriculados en Clonlara, y de hecho ahora ambos están haciendo el bachillerato a distancia con esa misma entidad. Nos pareció en un principio, una manera de salvaguardar en parte el hecho de la escolarización frente a la sociedad. Después se convirtió en un apoyo a nuestra labor, que además nos permitía plena libertad de acción en nuestro día a día, sin deberes, fichas u otras formas de controlar un trabajo que era supervisado trimestralmente por la tutora que tuvimos durante todo ese tiempo, Azu Caballero.

¿Qué ha pesado más en la decisión de matricularlo, el soporte educativo, el legal, los dos?

En un principio más el legal. Luego fue algo equilibrado.

El entorno de aprendizaje.

He visto que algunas familias dedican un cuarto de su vivienda a la actividad educativa, bien en su totalidad o parcialmente.

¿Cómo es en vuestro caso?

Sólo un cuarto??!! Creo que si no es el 100% estamos fallando, a menos que se valore en horas dedicadas diariamente a estar con ellos en algo expresamente académico… en este caso no se corresponde con nuestro estilo. Cualquier cosa que se hacía en casa tenía valor educativo para nosotros. Creo que parcializar así las actividades es producto de nuestra sociedad que lo quiere todo en compartimentos estancos.

Para finalizar, unas preguntas

a) ¿Tenéis en casa alguno de los siguientes aparatos?: Televisor, ordenador, consolas de juegos o conexión a internet? Consolas nunca. Televisor Apareció cuando tenían tres años por un intento de que no quedaran “aislados” y desapareció a los 6 meses de educar en casa, tras una visita a unos amigos también homeschoolers que nunca tuvieron TV. Ordenador hemos tenido siempre, al igual que conexión a internet.

b) ¿Cuánto tiempo dedican los niños diariamente a cada uno de esos aparatos?.

Si es tiempo de puro ocio, no sabría decirte, solían tener controlado el tiempo porque tenían un ordenador para los dos; media hora cada uno al principio. Luego fue subiendo. Pero además estaba el tiempo que dedicaban a cuestiones que también eran educativas, y eso no contaba. Y veíamos película diariamente y era con el proyector, desde el ordenador…

c) Háblanos un poco de vuestra vivienda (es un piso, una casa aislada o un “adosado”, está en un medio rural o en un medio urbano).

Medio rural desde un año antes de desescolarizar. Casa de pueblo adosada a otras 3 años, adosado de los de hoy un año, y un piso en el pueblo otros tres. Desde hace 2 años y medio casa aislada en el campo, a un kilómetro del pueblo.

d) Cual crees que es el mejor lugar para educar a tus hijos y por qué.

El lugar da igual, con nosotros. Por eso alterno la terminología entre “educar en casa” y “educar en familia”. El “home” de “homeschooler” no hace referencia a espacio físico sino a entorno, al hogar, donde se lleva a cabo la vida de la persona antes de ser independiente económicamente, y donde se pueden integrar todas las actividades como labor formativa y educativa. Es donde se hace posible conjugar “educare” con “educere”, transmitir conocimientos y ayudar a descubrirlos por sí mismos.

Gracias, Juan Carlos, espero que podamos seguir en contacto y colaborando de algún modo, ha sido un placer hacerte la entrevista.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

11 pensamientos en “Entrevista # 2: Juan Carlos Vila

  1. Gracias por compartir vuestra experiencia, Juan Carlos, es muy interesante para nosotros leer sobre otras familias, con sus semejanzas y diferencias.
    Y yo no sabía que tenías nada que ver con Ipe, fijate. Me gustó saber de ti y de ella, y de tus hijos.
    Saludos.

  2. Hola Juan Carlos:

    ¡Un hombre!…corro a pedirle a mi Negro que lea esta entrevista.

    Aquí en Chile me asombra que muchas mujeres se entusiasman con la idea -sobre todo tras el terremoto – mientras que sus parejas ponen el grito en el cielo. Como hombre y chileno ¿cómo te explicas esa resistencia?

  3. Por partes… a Meni, tendré que dejarle también besos, que no hace más que dejarmelos en este blog…

    Pues sí, Silvia, no sé si seré representativo en el movimiento HE, pero espero serlo para Ipe, con la que tengo “algo que ver” desde hace 21 años ya…

    Hombre y chileno “hasta las paaatas!!!”. Mi visión de mi género en Chile es algo negativa en términos generales, he de reconocerlo. Exceso de miedo a perder una posición que no se tuvo en realidad nunca, combinado con una sociedad que es muy machista, y que sigue esperando de ellos que sean capaces de resolverlo todo. Aunque eso está pasando en todos lados, en latinoamérica es tremendo, y Chile no se libra. La escuela da mucha seguridad, y es un valor muy arraigado en el imaginario progresista, al igual que en el cristiano. Por lo que leí de tu entrevista, “tu Negro” cuadra en ese marco, por ejemplo. Asi que más que resistencia es un asidero a un imaginario que en realidad se desmorona ante ellos (no sólo por el terremoto…). Educar hombres va a ser una tarea dura en los próximos años, mucho más que mujeres, por que a ellas les llevamos diciendo en los últimos años que valen mucho, pero a ellos no sólo no se lo decimos ya, sino que escuchan que se lo decimos a ellas, y a ellos no… me explico?
    Besos a todas.. en fin, y ánimo a los padres (hombres)

  4. A mi me encanta la entrevista porque toca aspectos esenciales para mi investigación. ¡¡En el fondo soy una aprovechada!!! Gracias a ti Juankar, por hacer la entrevista y a Silvia y Meni por dejarnos su tiempo y su presencia. Y a Andrea, proque ha sacado, con mucho humor, un tema importante en el homeschool, y que ya aparecía en las encuentas que realicé en 2008, el de la femenización del movimiento.
    El blog no sería nada sin vosotras(os).

  5. Sólo un apunte para que no se confundan los que nos siguen como Asociación: ALE no fue creada para favorecer o propiciar un cambio legislativo que reconociera la educación en casa expresamente con cierto nivel de control por parte de la Administración, sino para reclamar el reconocimiento legal de esta opción educativa de manera que se puedan obtener, sin penalización de edad, las certificaciones académicas oficiales presentándose por libre a las pruebas que existan en la enseñanza presencial (Graduado en Secundaria, Prueba General del Bachillerato, Prueba de Acceso a la Universidad y otras).
    Precisamente en la lista que tenía en yahoo Crecer Sin Escuela, tuvimos varias diferencias con los miembros de más antigüedad porque muchos de nosotros deseábamos el reconocimiento oficial de esta opción educativa y ellos confundían nuestro deseo con un afán por controles que ninguno de nosotros manifestamos en ningún momento, ni entonces, ni ahora. Seguimos fielmente los objetivos por los que se creó ALE que son los mismos desde hace 7 años cuando empezó su andadura como Asociación.
    Pero para quien desee de verdad conocer los verdaderos objetivos de ALE los puede leer en este enlace: http://www.educacionlibre.org/inicimarc.htm
    Lo digo porque si se trata de una investigación que va en serio, hay que tener en cuenta la verdad objetiva.
    Un abrazo y gracias, Madalen, por tu trabajo.
    Sorina Oprean

  6. Verdad objetiva es como decir verdad absoluta, aquella que no puede ser refutada, y creo que ni yo ni nadie la tiene. Evidentemente en ALE existían tendencias y opiniones diversas, formas de educar y formas de entender la educación en familia.

    Pero creo que está claro que cuando uno pretende un reconocimiento legal, lo que busca es un cambio legislativo, por lo que en principio no veo diferencia a lo que plantea Sorina. Otra cosa es para qué se buscaba ese reconocimiento o cambio legislativo, y hasta qué punto estábamos dispuestos a aceptar los controles estatales. Sobre ello siempre hubo controversia, disparidad de opiniones, y en las asambleas que precedieron a las entrevistas con la administración se dejaron bien claros los límites que la asamblea de familias veía consensuadamente que podía ser aceptable.

    Por otra parte, aunque siempre hicimos mención a la cuestión de los títulos y exámenes, era para reclamar que nuestros hijos e hijas eran discriminadas al no poder obtenerlos cuando los demás, pero no era el fin último de la asociación ya que muchas familias pasaban expresamente de las titulaciones oficiales.

    Creo que el trabajo de Madalen es esclarecedor porque permite comparar lo decidido y como en asambleas, no teniendo que limitarse a lo que recuerde tal o cual president@.

  7. Pingback: Conferencia europea sobre educación en el hogar « La opción de educar en casa.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s