El libro de Sylvie Martin-Rodriguez

Hace unos meses salió a la venta, en el Estado Español, la traducción del libro de una madre francesa unschooling, su nombre es el que encabeza este post, Sylvie Martin-Rodriguez y el titulo de su libro “10 mentiras sobre la no escolarización”. Lo distribuye Précipité Editorial

Los capítulos del libro, son diez y obviamente corresponden a las diez mentiras que la autora considera que aparecen más en el día a día de su familia.

1.- La escolarización es obligatoria
2.- Sin escuela el niño no está “socializado” o “sociabilizado”
3.- La enseñanza en casa impide el desarrollo de la autonomía del niño.
4.- Los niños que no van a la escuela no pueden aprender
5.- Niño no escolarizado, niño libre, niño tirano.
6.- A los niños les gusta la escuela.
7.- Los niños no escolarizados no pueden beneficiarse del ideal: “La escuela, una oportunidad para todos”
8.- Sin escuela, sin título, no hay salida.
9.- No todo el mundo puede hacerlo.
10.- Familias que no escolarizan: sectas.

Creo que es interesante hacer referencia al primer capitulo en este blog por su contenido, ya que comienza tratando el tema legal, que curiosamente, y a tenor de la afirmación de la autora, también en Francia, siendo como es una opción regulada, el común de la población lo desconoce y considera que la escolarización en un centro presencial, público o privado, es obligatoria.

La autora nos dice:

He aquí lo que dice la ley francesa acerca de la obligatoriedad de la educación:

“La educación es obligatoria para los niños, de ambos sexos, franceses y extranjeros, entre los seis y los dieciséis años”

“La educación obligatoria puede ser impartida sea en los establecimientos o escuelas públicas o privadas, sea en las familias por los padres, o uno de ellos, o cualquier persona de su elección”.

Las familias deben declarar la opción de educar en casa en el Ayuntamiento de su lugar de residencia, así como en el Ministerio de Educación; estas dos entidades realizarán los controles previstos por la ley. También se puede elegir la educación a distancia. En este caso, los niños están considerados como escolarizados y las familias se ven sometidas solamente al control social.

Desarrollo de los controles:

Los niños en edad escolar obligatoria que reciben educación en su familia, desde el primer año y cada dos, son objeto de una encuesta por parte del Ayuntamiento competente, únicamente con el fin de de establecer cuales son los motivos alegados por las personas responsables y si se les da una educación compatible con su estado de salud y las condiciones de vida de la familia.

“El inspector académico debe, al menos una vez al año y a partir del tercer mes siguiente a la declaración de la familia, comprobar que la enseñanza es conforme al derecho del niño a una educación tal como la define el artículo L. 131-1-1”

Lo que se pide a las familias que practican la educación en casa:

“La progresión tenida en cuenta, en la medida compatible con la edad del niño y su estado de salud, y bajo reserva de las medidas justificadas por las elecciones realizadas, debe tener como objeto llevar al niño, al final del periodo de educación obligatoria, a un nivel comparable en cada uno de los campos enumerados en los artículos D.131-12 a D.131-15, al de los niños escolarizados en establecimientos públicos o privados concertados”

La expresión “al final del periodo de educación obligatoria” es particularmente importante, porque es acerca de este tema donde puede haber numerosos abusos. La ley exige que el niño tenga el mismo nivel que los niños escolarizados “al final del periodo de educación obligatoria”, y no un nivel por grupo de edad, al final de cada año.

La circular del 14 de mayo de 1999 insiste sobre el hecho de que “el control no debe hacer referencia a los programas en vigor en las escuelas“.

páginas 19 y 20

El capítulo continúa haciendo referencia a los abusos cometidos por parte de los funcionarios públicos, ya sean  inspectores de educación, fiscales de menores, trabajadores sociales o fuerzas del orden, lo que es básicamente significa o bien un abuso de poder, o un exceso de celo en sus funciones, o un desconocimiento de la Ley.

Es este, desde mi punto de vista, uno de los capítulos más interesantes del libro, por su análisis de la sociedad europea del siglo XX (y comienzos del XXI) donde la individualización ha permitido que el Estado penetre en la esfera privada, ya que todo pasa por la escuela y la vida social de los adultos, con o sin hijos, se rige por el ritmo escolar.

El final del capítulo puede parecer desesperanzado, pues concluye con una cita de Catherine Baker,

En Francia, está permitido no escolarizar a tus hijos. Pero no está aceptado”

Sin embargo, viniendo de quien viene, a mi personalmente, me lleva a ilusionarme por el futuro.

Nota: Para consultar la ley seguir el enlace.
Anuncios

Acerca de carmenibarlucea

narradora (por escrito y de viva voz). Me gano la vida contando cuentos de la tradición oral pero también me gusta escribir mis propias historias.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s