El Diálogo intercultural (Libro Blanco del Consejo de Europa)

El Libro Blanco del Consejo de Europa sobre el Diálogo intercultural (2008), se titula “Vivir juntos con igual dignidad”, y fue ratificado por los Ministros de Asuntos Exteriores del Consejo de Europa en su 118 Sesión Ministerial. en Estrasburgo el 7 de mayo de 2008.

Esta es la introducción al proyecto:

El diálogo: elemento clave para el futuro de Europa

La gestión democrática de la creciente diversidad cultural en Europa -arraigada en la historia de nuestro continente y amplificada por la globalización- se ha convertido en una prioridad en los últimos años. ¿Cómo podemos responder a la diversidad? ¿Cual es nuestra visión de la sociedad del futuro? ¿Se trata de una sociedad integrada por comunidades separadas, caracterizada en el mejor de los casos por la coexistencia de mayorías y minorías con derechos y obligaciones diferenciados, vinculadas vagamente entre sí por la ignorancia mutua y los estereotipos? ¿O, por el contrario, es una sociedad dinámica y abierta, libre de toda discriminación y beneficiosa para todos, caracterizada por la integración de las personas en el pleno respeto de sus derechos humanos? El Consejo de Europa está convencido de que el respeto y la promoción de la diversidad cultural con arreglo a los valores en los que se apoya la organización son condiciones esenciales para el desarrollo de unas sociedades basadas en la solidaridad.

En el “Libro Blanco sobre el Diálogo intercultural” aquí presentado se sostiene firmemente en nombre de los gobiernos de los 47 Estados miembros del Consejo de Europa que nuestro futuro común depende de nuestra capacidad para proteger e impulsar el respeto de los derechos humanos, tal y como están consagrados en el convenio europeo de derechos humanos, la democracia y el estado de derecho, y para promover el entendimiento mutuo. Se defiende asimismo, que el enfoque intercultural ofrece un modelo con visión de futuro para gestionar la diversidad cultural. Se propone también una concepción basada en la dignidad humana de cada persona (y en la idea de una humanidad y un destino comunes). Si ha de crearse una identidad europea, ésta se basará en los valores fundamentales compartidos, en el respeto de nuestro patrimonio común y diversidad cultural, así como en el respeto de la dignidad de cada persona.

El diálogo intercultural tiene una importante función que desempeñar a este respecto. Por una parte nos permite evitar las divisiones étnicas, religiosas, lingüísticas y culturales. Por otra, nos permite avanzar juntos y reconocer nuestras diferentes identidades de manera constructiva y democrática conforme a valores universales comunes.


Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s