Entrevista # 6: Zinnia Muñoz

Jane desde su blog  Spain Daily nos cuenta que recuerda un programa de la televisión de los USA (ella es estadounidense), en el que el presentador lanzaba al azar un dardo sobre un mapa del país y así señalaba un lugar del territorio. Una vez allí, abría el listín de teléfonos de la localidad, y al azar señalaba un número de teléfono. A continuación buscaba a la persona titular del número de teléfono y le hacía una entrevista. Todas las personas así contactadas tenían algo que contar. Todo el mundo tiene una historia que contar, y todas las historias merecen ser oídas.

Esta vez  Zinnia es la que amablemente responde a esta entrevista desde Colombia, su país, en concreto desde Bogotá. No quiero dejar pasar la ocasión para volver a agradecer a las familias que educan en casa en Bogotá, su calurosa acogida y lo bien que me hicieron sentir en esa ciudad durante el Congreso en el que se debatió sobre  diversos aspectos de la educación sin escuela.

Zinnia, que proviene de una familia de  gran raigambre académica, es antropóloga y nos ofrece su experiencia desde el blog denominado  Biosfera de la Familia . Gracias Zinnia, ha sido un placer.

Para empezar, unas preguntas que nos ubiquen en tu familia

– ¿Cuánta gente forma tu familia?

Somos una familia biparental. Papá tiene 41, yo tengo 32, Iryna 13, Cedric 11, Anuk 4 y Líam 1 y medio. Vivimos solos pero mis padres son muy cercanos y nos acompañan en diversas dinámicas con los chicos. Son un apoyo fundamental en nuestra vida familiar.

– ¿Y todos han sido educados exclusivamente en casa o han estado alguna vez escolarizados?

Los dos pequeños no han estado escolarizados y no tenemos el menor deseo de que esto cambie. Iryna culminó 6° y este año la desescolarizamos así que todavía estamos haciendo ajustes a tiempos, temas y demás. Cedric está escolarizado, tiene hiperactividad con déficit de atención y disfunción de integración sensorial. Asiste a un colegio que trabaja con niños con necesidades especiales… La idea con él es desescolarizarlo cuando termine la primaria, pero es posible que esto suceda antes.

– ¿Y cómo llegasteis al homescholing?

Los colegios siempre han sido un problema, ninguno cubrió nuestras expectativas. Con los dos mayores fue un largo peregrinaje de colegio en colegio, y cada uno en diferente momento estuvo 6 meses desescolarizado estudiando en casa. Yo estaba terminando la carrera y mi esposo trabajaba en un colegio así que el poco tiempo que tuvimos en ese momento nos llevó a volverlos a meter al colegio.

El jardín en el que se iniciaron en el mundo escolar no les enseñaban a leer ni escribir, solo tenían tres áreas de trabajo: artes plásticas, taller (construcción de juguetes y cosas) y música. Además, tenían salidas a una finca donde hacían caminatas y tenían contacto con animales. En general, no tuvimos problemas y los papás éramos tenidos en cuenta para apoyar las actividades. Fue bastante bueno. Iryna lo recuerda como una de las épocas más felices de su vida. Llegó el momento de iniciar la primaria y no teníamos ningún colegio en mente, buscamos, escuchamos, y terminamos ingresando a la nena en un colegio tradicional… se enfermó a los 3 meses, luego de un mes de llegar a la casa pateando la lonchera. Mi hija de indias… La sacamos y luego de un descanso volvió al jardín de antes; ellos estaban planteando una opción desescolarizada con un grupito de chicos, pero eran muy desordenados, no sabían para dónde iban, cuáles eran las metas, y fueron llegando cada vez más niños con problemas grandísimos de comportamiento… De nuevo para fuera y ya con su hermano en edad de colegio grande la preocupación era doble, pasaron por colegios privados “alternativos” que en últimas eran igual de desordenados, faltos de fundamento e incoherentes que el proyecto del jardín. Cedric, con todos sus problemas de aprendizaje y desarrollo ingresó y aun permanece en un colegio semipersonalizado e integrador, es decir, estudia en el mismo salón con chicos normales, hiperactivos, con retardos y síndrome de Down, y pues ahí va…. Pero no muy bien, nunca he estado satisfecha y creo que este colegio ya cumplió su ciclo. Iryna terminó en el colegio de la Universidad Nacional (del cual yo soy egresada), que es un colegio de un nivel académico medio alto, semipúblico, con unos condicionantes sociales complicadísimos ya que en un mismo grupo puede estar el hijo de la aseadora del colegio y el hijo de un senador… y no es fácil hacer amistades, mucho menos conservarlas.

Llegaron los dos pequeños de una manera tan diferente a los mayores… nacieron en casa y he podido dedicarles tanto tiempo… Y realmente el parto en casa nos marcó y orientó muchos pensamientos y decisiones que hemos tomado. Cuando Anuk cumplió dos, que es la edad máxima en la que los padres colombianos ingresan a sus chicos al sistema escolar, decidimos que no era necesario, que estaba bien acompañada y que el colegio no era la mejor opción. Y así nos quedamos. Anuk ya tiene cuatro, está aprendiendo a leer con acompañamiento de un tutor y tiene mucho tiempo para jugar con sus hermanos y desarrollar sus habilidades motrices que es una de las cosas más importantes a esta edad y que, de estar en el colegio, no podría desarrollar a plenitud.

Siempre he diferido del sistema escolar. Fui alumna destacada, pero en el colegio me aburría tanto… Así que leía cuentos y novelas en las clases que no me interesaban, esa fue mi escapatoria, porque quedarme en casa nunca fue una opción para mis padres, juiciosos creyentes del sistema y su funcionamiento. A parte de las incoherencias de los colegios entre su discurso y su práctica, los profesores mediocres, mal preparados y tristes, los chicos agresivos y deprimidos como resultado del abandono de sus padres que trabajan en extremo, la competencia desmedida entre alumnos y entre profesores, la humillación y la socialización negativa, de las cosas que más nos aburrieron es que siempre tratamos de participar activamente como padres en los colegios, proponer cosas, armar proyectos, pero nunca nos lo permitieron.

Así que ya con dos en casa sacar a Iryna, a pesar de haber cursado 6°, fue más sencillo y creemos que esto encaja en nuestra vida y nuestra dinámica familiar, porque no estamos de acuerdo con el sistema educativo colombiano actual y después de tantas malas experiencias y de haber visto tantas cosas desde adentro como alumna (yo) y como profesor (mi esposo), realmente creemos que es la mejor opción.

Hubo un intento con un grupo de personas que quería armar un proyecto desescolarizado para sus hijos pero las reuniones de planeación las dirigía un hombre que había estado viviendo un tiempo en la sierra nevada de Santa Marta y se “creía un chamán” y se ponían a mambear coca (el mambe es una mezcla de hoja de coca molida con cal que los indígenas los usan de manera ritual para alterar la conciencia y comunicarse con los dioses y los ancestros). Yo soy antropóloga, y realmente considero que los occidentales que hacen esas prácticas básicamente están buscando drogarse de una manera alternativa. Así que para mí, este proyecto no era una opción. Las personas que asistían estaban más preocupados por ahorrarse el dinero del colegio que en invertir tiempo y trabajo en sus hijos.

Hablando de nuestra idea de no escolarizar a los niños con unos amigos en el cumpleaños de Líam, nos comentaron que conocían a Ana de “Al carajo el colegio” y ella y su blog fueron la puerta de entrada al mundo bloggero de la desescolarización. Me estoy poniendo en contacto con Ana Paulina de “la mamá gallina y sus cuatro pollitos” para conocernos y comenzar a participar en la red informal que tienen en Bogotá y sus alrededores. Desde la distancia, los españoles, que ya tienen un recorrido largo en este viaje, como Paloma de “Paideia en familia”, han aportado muchiiiisimo a nuestro aprendizaje del homescholing. Nosotros desde “biósfera de familia” estamos haciendo nuestros inicios con muchas ganas de compartir ideas.

– ¿Qué dificultades has encontrado en esta aventura de educar en casa?

El manejo del tiempo ha mejorado pero no ha sido fácil. En la planeación de actividades siento que con frecuencia me quedo corta. Estamos aprendiendo, hemos mejorado y gracias a lo que cada uno pone en su blog nos dan ideas y herramientas que transformamos y aplicamos. Como mamá a veces estoy realmente cansada, la casa, los chicos, y el buscar un tiempo para mí implica hacer muchas cosas y dormir poco.

– ¿Cómo ha sido la reacción de vuestro entorno más cercano, tanto familiar como con los amigos?

Con mis padres fue la sorpresa, el cuestionamiento (largo), la aceptación y el apoyo. He sido la hija que les ha dado sorpresas toda la vida, soy la oveja negra (desde el buen sentido de la diferencia) y cada vez se acostumbran más a las ‘rarezas’ con las que salgo. En estos días mi padre, docente universitario de matemáticas de toda la vida, inició clases con Iryna y ha ido todo muy bien, muy bonito, mucho mejor que cuando ella estaba en el cole y le pedía una ayuda.

Mis hermanos, tíos y demás, aun no procesan la información o aun no han encontrado el momento para plantearme el tema. La verdad, si nos apoyan o difieren no nos afecta realmente. Igual pasa con la familia de mi esposo, no entienden bien por qué no los metemos al colegio, les parece ilógico, pero viven en otra ciudad y mi esposo también ha salido oveja negra para su familia.

Con los amigos y con las personas menores de 50 hemos encontrado una alta aceptación, comentarios como “es mejor así”, “qué envidia”, pero las personas mayores son más reacias a la idea, aunque al hablar de los colegios y el sistema educativo todos, TODOS, están de acuerdo en que algo no anda bien, que los chicos no aprenden, que hay mucha violencia verbal y psicológica en los colegios, que no debería ser así.

– ¿Cómo afrontáis los comentarios de la gente de la calle?

Se aburre uno de contar el mismo cuento una y otra vez, así que a veces con las respuestas rápidas se soluciona todo más rápido…  ¿Y aun no los tienes en el jardín? NO ¿pero los vas a meter más adelante? NO SÉ…

Iryna, a pesar de que solo tiene 13 parece mayor, así que algunos no se dan cuenta de que “debería estar en el colegio”

Viene a mi mente un comentario de la profesora de gimnasia de Anuk que cuando se enteró que no iba al jardín me dijo “Es pilísima. Y si eso es ahora cómo será cuando vaya al jardín” Contesté con una sonrisa porque por dentro pensaba… ¡es así porque no va al colegio!

¿Cómo es la situación laboral en tu familia? (trabajáis los dos, trabaja sólo uno, uno de los dos realiza sólo trabajos esporádicamente,…)

Nosotros trabajamos como independientes, Fabián está al frente del proyecto. En el conjunto donde vivimos hay un teatro que llevaba 30 años abandonado y desde hace cuatro lo estamos recuperando. El alquiler de este espacio nos genera una moderada base de ingresos. Además, Fabián dirige un grupo de teatro y tiene trabajos esporádicos con organizaciones. Yo trabajo ocasionalmente con maquillaje de fantasía y de efectos especiales, también con música y apoyo diferentes actividades del teatro. Nunca he tenido un trabajo de tiempo completo. Mi prioridad son los niños.

2. Es habitual la situación de las mujeres que con una buena preparación académica y perfil profesional renuncian a sus posibilidades laborales por la aventura de educar en casa  ¿Te encuentras tú entre ellas?.

Soy antropóloga graduada. Mi familia es super académica con posgrados y doctorados, todo profesores universitarios. Yo no quería esa vida para mí. Muy bonito lo del sueldo fijo y el trabajo estable, pero dejar a un lado mis hijos y entregar toda una vida a una institución, no era una opción. Trabajar en una ONG o cualquier trabajo similar de ‘antropólogo’ implica trabajo de campo por meses fuera de casa, o si es en la ciudad, es un trabajo de tiempo completo que no deja horas para nada más. La antropología me dio conocimiento pero lo que más valoro es que fortaleció mi gusto por la investigación y me dio más herramientas para desarrollarla. Y eso es lo que necesito para buscar y encontrar respuestas y alternativas como las que estamos realizando, como mucho de lo que hemos construido.

¿Estarías dispuesta a sacrificar la educación en casa por poder trabajar en lo que quieres?

En este momento no estoy dispuesta a abandonar la educación en casa de mis hijos. Esto es para mí el centro de mi vida y ningún trabajo podría darme tanto aprendizaje del ser humano y de mí misma como este proceso lo hace. No estoy dispuesta a tomar un trabajo de medio tiempo o de tiempo completo. Además, ¡estoy trabajando en lo que quiero! en mis hijos, en el teatro, en el maquillaje, en la cocina, en la costura, ¡en Antropología todos los días de mi vida!

¿Cómo vivís vosotros la posibilidad de tener problemas legales por no escolarizar?

En Colombia, hasta donde sabemos, no hay problemas con la ley. Así que por el momento eso no nos preocupa.

¿Eres miembro de alguna asociación para tener soporte legal llegado el caso?

No

¿Favorecerías un cambio legislativo que reconociera la educación en casa expresamente con cierto nivel de control por parte de la  Administración?

Es difícil porque por un lado, para las personas que lo estamos haciendo con conciencia sería una intromisión en nuestra vida que podría generar que el sistema desconozca o niegue las bondades de lo que estamos haciendo con los niños, o por manejo de poder nos obliguen a hacer cosas que no deseamos. Por otro lado están las personas que desescolarizan a sus hijos por problemas económicos o psicológicos pero no educan a sus hijos ni les dan opciones de aprendizaje.

¿Está alguno o todos tus hijos matriculado en un centro de estudios a distancia?

No

He visto que algunas familias dedican un cuarto de su vivienda a la actividad educativa, bien en su totalidad o parcialmente. ¿Cómo es en vuestro caso?

No tenemos un espacio dedicado exclusivamente a la actividad educativa. Vivimos en un apartamento mediano con tres cuartos, así que algunas actividades se realizan en la sala-comedor-escritorio y otras en el cuarto de las chicas que tienen un escritorio y un tablero para trabajar. Pero tratamos de que cada actividad en casa encierre un cúmulo de aprendizaje, por ejemplo en la cocina se puede trabajar una cantidad de cosas como alimentación, biología, agronomía, cultura, política, historia de los alimentos, física, química y así con otros espacios.

Para finalizar, unas preguntas

a) ¿Tenéis en casa alguno de los siguientes aparatos?: Televisor, ordenador, consolas de juegos o conexión a internet?

Tenemos computador e internet. No tenemos televisor, nunca hemos tenido, pero cuando van a la casa de sus abuelitos ven algunas cosas, moderadamente y con control adulto.

b) ¿Cuánto tiempo dedican los niños diariamente a cada uno de esos aparatos?.

Ninguno se sienta todos los días al computador ni todos los días ven televisión. Podría decir que semanalmente los pequeños ven alrededor de 4 horas semanales de televisión, y Anuk se sienta unas 3 horas al computador. Iryna ve 2 horas semanales de televisión y unas 7 de computador (5 de trabajo, 2 de entretenimiento). Las actividades fuera de casa no dejan más tiempo para ello.

c)        Háblanos un poco de vuestra vivienda

Vivimos en la ciudad en un edificio de 13 pisos. El edificio hace parte de un conjunto residencial grande, con una zona verde amplísima, árboles, parque, cancha de fútbol, 2 canchas de básquet, supermercado, colegio, iglesia y teatro. Estamos en una zona muy central de Bogotá con buenas vías de acceso. El apartamento es mediano. Por la mañana entra la luz por la sala y los cuartos y en la tarde por la cocina y los baños. Mucho sol y la temperatura es muy agradable.

d) Cual crees que es el mejor lugar para educar a tus hijos y por qué.

El apartamento lo hemos adaptado a nuestras necesidades lo mejor que hemos podido y está bien. Sueño con tener un espacio alterno en zona rural con espacios más amplios, con tierrita donde sembrar, tener unos animales y que sea nuestra “sede B” de aprendizaje. También me gustaría compartir con otros padres e hijos en situaciones de desescolarización y poder programar actividades. Otro “lugar” apropiado son las salidas a cualquier parte, desde un paseo familiar, una visita a la biblioteca, un campamento, cualquier momento, situación espacio, es factible de generar aprendizaje.

¿Hay alguna otra cuestión que quisieras añadir, que se me ha pasado por alto o que te interesa comentar?

Considero que la educación en casa es una de las opciones que tenemos actualmente para aportar en la formación de seres humanos creadores, pensadores y enriquecidos por infinitas sutilezas individuales, personas con la capacidad de pensarse a sí mismos y a su entorno con herramientas para proponer positivamente acciones y cambios. Contrario a la unificación de criterio y pensamiento que buscan los colegios tanto públicos como privados.

El estar en casa es una maravillosa opción de apoyar el proceso de formación de nuestros hijos para fortalecerlos en su proceso inicial. La cercanía, el diálogo, el verlos crecer juntitos es una experiencia incomparable.

P.D. El internet es magnífico, porque nos da la posibilidad de encontrarnos con pares, porque nos muestra que no somos los únicos con estas ideas, porque nos fortalece a los que pensamos que las cosas pueden ser mejor de lo que el sistema nos propone y que tenemos la capacidad de motivar un cambio a través de la formación de nuestros hijos. Gracias Madalen por abrir este espacio, gracias a todos por compartir ideas, deseos y prácticas en el ciberespacio.

Si os queréis participar en esta propuesta, podéis dirigiros a mi simplemente pidiéndome que me ponga en contacto con vosotras (o vosotros), en esta dirección:

madalen.goiria @gmail.com

Anuncios

5 pensamientos en “Entrevista # 6: Zinnia Muñoz

  1. Zinni, me alegra que al fin pueden emprender un camino que los hace felices. Al leer sobre las dificultades de escolarización de tu hija mayor… puedo comprender perfectamente la angustia que eso supone. Y que hermoso que tu padre le este enseñando ahora.

    Mis felicitaciones, y mis mejores deseos para ustedes.

  2. Definitivamente, Ipe, el que mi padre le esté dando clase a Iryna es contar con un apoyo y una aceptación muy importante para nosotros, porque tuvimos muchas y larguísimas discusiones de lo que podría pasar al sacarla del colegio, ellos estaban en contra de eso, así que hemos dado vueltas, pero estamos en un buen punto. Gracias Ipe. Un abrazo

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s