Entrevista # 8: Ana Paulina

Conocí a Ana Paulina y a su familia  de mano de Erwin y Alejandra nada más llegar a Bogotá para el Congreso de Aprendizaje sin escuela. Carlos Cabo ya estaba en Bogotá cuando yo llegué y al día siguiente nos llevaron a los dos a pasar el día con familias que educan en casa en el área metropolitana de Bogotá. Según escribo, las imágenes y los recuerdos se agolpan en mi cabeza ya que la experiencia fue de una riqueza humana difícilmente superable. Posteriormente coincidimos a diario en las distintas sesiones del Congreso, en el que la presencia de las familias colombianas que educan sin escuela fue una realidad, junto con los ponentes, Pat Farenga, Blane Despres, Paula Rothermel, Christian Beck, Braulio Hornedo… todos disfrutamos enormemente del intercambio de experiencias con estas familias,  por no decir de la gastronomía, que a mi me pareció excelente.  Ana Paulina está casada con Martin y tiene cuatro hijos, los podéis conocer desde su propio blog La mamá gallina y sus cuatro pollitos. Ana Paulina es ingeniera electrónica y aporta todos sus conocimientos y su excelente formación a la educación de sus hijos. Es una mujer bella, amable, gran conversadora y muy inteligente. Ha tenido la amabilidad de contestar a esta entrevista y yo se lo agradezco de veras.

Hola Ana Paulina, gracias por dejarnos tu testimonio.

Para empezar, unas preguntas que nos ubiquen en tu familia

– ¿Cuánta gente forma tu familia? (número de hijos y sus edades, si es una familia monoparental o biparental, si viven los abuelos u otras personas con vosotros…)

En esta familia somos seis personas: papá (Martín, 42 años), mamá (Ana Paulina, 35 años), cuatro hijos: María Alejandra de 12 años y medio, Juan José de 11 años, Adelaida de 5 años y medio y Jacobo de 3 años y medio.

Tenemos dos mascotas que viven con nosotros también.

– ¿Y todos han sido educados exclusivamente en casa o han estado alguna vez escolarizados? – ¿Y cómo llegasteis al homescholing? Fue una opción que siempre os habíais planteado o todo cambió al llegar los niños (en este punto puedes explicar cómo conociste la existencia de gente que no escolarizaba a sus hijos, cuándo decidisteis que no ibais a escolarizar y por qué)

Mis dos hijos mayores fueron al jardín infantil desde los 2 años, luego pasaron al “colegio grande” a los 4 años y estuvieron en colegio hasta junio del 2007.  La mayor cursó hasta tercero de primaria, y el que le sigue hasta primero de primaria. La tercera asistió al jardín infantil desde el año y medio hasta los 4 y medio. El pequeño asistió al jardín desde el año y medio hasta los 2 y medio.

Cómo llegamos al homeschooling? Esta era una opción educativa que nunca había ni siquiera pensado que fuera posible, hasta hace mas o menos seis años cuando, viendo un programa de televisión, mencionaron a una familia que educaba a sus hijos en casa. Inmediatamente la idea me abrió un mundo que desconocía por completo pero que me atrajo muchísimo. Muchas veces había sentido la alegría del aprendizaje compartido al responder una pregunta de mis hijos, consultar juntos un atlas o explicar algún ejercicio de matemáticas. Desde ese momento dediqué mucho tiempo a investigar por Internet, leer, leer y leer, entrar y salir de listas de correo, etc., y la idea me gustaba cada vez más. En esa época quede embarazada de Adelaida, atravesamos una crisis económica dificilísima y Martín estaba muy aburrido en su trabajo. Eso hizo que la idea de educar en casa se volviera más “provocativa” para nosotros, pues aquí los colegios privados son carísimos pero en nuestro nivel social la educación publica ni siquiera era una opción a considerar. Así que comenzamos a soñar en que Martín podía cumplir su sueño de hacer empresa e independizarse y yo podría ayudar un poco a aligerar la carga económica haciéndome cargo de la educación de los niños. Pero el miedo a algo tan desconocido en nuestro medio no nos permitía tomar la decisión definitiva.  Luego hubo un cambio de casa, y después de llevar unos meses en nuestra nueva casa conocimos a una familia vecina que nunca había mandado a sus hijos al colegio (recuerdas a Bárbara y Alejandro?). Este era el “empujoncito” que nos hacía falta, pues una semana después de haberlos conocido y haber conversado con ellos, tomamos la decisión de  retirar a nuestros hijos del colegio. Era abril, así que esperamos a que terminaran el año escolar en junio.

Relación con familia y entorno

Como aparecía reflejado en la encuesta que realicé a 18 familias hace casi dos años, una de las dificultades que afrontan las familias que educan en casa es la incomprensión del entorno, tanto familiar como de amigos o incluso de la gente de la calle.

– ¿Qué dificultades has encontrado en esta aventura de educar en casa?

Dificultades my pocas, más bien van por el lado de la convivencia y la sobrecarga emocional que recae sobre mí como mamá presente 24 horas.

– ¿Cómo ha sido la reacción de vuestro entorno más cercano, tanto familiar como con los amigos? (aquí puedes contar si os comprenden o no, si se han alejado de vosotros por este motivo, si os ayudan mostrándoos su apoyo o incluso físicamente -atender a los niños en determinados momentos, apoyo educativo,…-)

A mi mamá al principio le pareció que me estaba echando una carga muy grande sobre los hombros, pues ya para ella era algo aterrador, casi inaceptable, el hecho de tener cuatro hijos, ahora no digamos tenerlos en la casa todo el día!. Pero ahora que ya ha pasado tiempo está satisfecha con el método y le ve muchas ventajas, especialmente en lo que tiene que ver con el desarrollo social y emocional de los niños.  Claro que cada vez que nos visita nos mira de manera evaluadora a ver qué tanto estudiamos, o suelta comentarios sobre lo poco que hacen los niños durante el día, o cosas así.

A mi papá le pareció maravilloso, me dijo que su experiencia con el colegio había sido terrible, pero todavía se imagina que hacemos escuela en casa con cuadernos, tablero, tareas, evaluaciones, etc. Él es muy respetuoso, no pregunta mucho, ni intenta tomarle lecciones a mis hijos, pero de vez en cuando le veo cara de preocupación… supongo que es normal.

Mi hermana no estuvo de acuerdo, me dijo que le iba a hacer un daño grande a mis hijos por alejarlos de sus amigos del colegio. Claramente su experiencia en el colegio fue muy diferente a la mía en cuanto a las relaciones personales.

La familia de Martín tampoco fue un obstáculo, por el contrario mi suegro nos contaba cómo él mismo había sido educado en su casa junto con sus hermanos, con profesores o tutores.  Incluso una de las hermanas de Martín se ha planteado varias veces educar a sus hijas en casa, pero todavía no se ha decidido.

Y el resto de la familia (abuelos, tíos, primos) no se meten mucho en el tema, algunos preguntan con curiosidad, pero no hemos recibido críticas ni recriminaciones.

Con los amigos y amigas que teníamos del colegio de nuestros  hijos no hemos vuelto a tener contacto, no ha enemistad pero supongo que cada quien sigue su propio camino.

– ¿Cómo afrontáis los comentarios de la gente de la calle? (aquí puedes contar el tipo de respuestas que das, si los ignoráis, si mentís o incluso si evitáis salir a horas “escolares” para no padecer los interrogatorios).

La verdad no salgo mucho con mis hijos en horario “escolar”, era algo que no había notado hasta ahora que me lo preguntas, pero se debe más a que cada uno se enfrasca en sus propias actividades justo después de desayunar, y salir conmigo al banco o a hacer compras no les llama mucho la atención. Pero no los escondo, ni evito los horarios que podrían ser problemáticos para evitar interrogatorios. Cuando preguntan respondo, eso sí lo mínimo posible (a menos que vea un interés genuino de parte de quien pregunta): que los educo en casa, que no sigo ningún programa sino sus propios intereses, que no me interesan las evaluaciones ni los curriculums, que no somos ilegales. No he sido víctima de ningún cuestionario desagradable u ofensivo hasta ahora. A mis hijos les incomoda la pregunta: a qué colegio vas? Pero siempre están conmigo y al final yo respondo por ellos. Sólo a Mariale le ha tocado lidiar sola con los cuestionarios pero creo que ya tiene su propio método para responderlos.

Cuestiones laborales

1. Otra de las dificultades, según la mayor parte de las encuestas sobre las que trabajé en su momento es la situación económica derivada del hecho de que a menudo hay que renunciar a un salario para poder así liberar a uno de los padres para que pueda dedicarse en exclusiva a esta función, o por el contrario ¿conseguís compatibilizar este tipo de educación con algún tipo de trabajo remunerado fuera del hogar?

¿Cómo es la situación laboral en tu familia? (trabajáis los dos, trabaja sólo uno, uno de los dos realiza sólo trabajos esporádicamente,…)

Martín trabaja, yo crío y educo a los niños. Así ha sido desde siempre, si tenemos en cuenta que me casé muy joven, todavía estaba terminando último semestre en la universidad y un mes después de terminarlo nació María Alejandra. Además como mencioné anteriormente, el costo de la educación en Colombia es altísimo, entonces para mí, pensar en buscar un empleo es una opción que nos aumentaría los gastos y no los ingresos.  En este momento yo asumo que mi aporte económico a la casa es el equivalente a cuatro pensiones de colegio, algo alrededor de los cuatro  o cinco millones de pesos (aprox. 1.300 a 1.700 euros) mensuales.

2. Es habitual la situación de las mujeres que con una buena preparación académica y perfil profesional renuncian a sus posibilidades laborales por la aventura de educar en casa  ¿Te encuentras tú entre ellas?.

Creo tengo una buena preparación académica, soy ingeniera electrónica de una de las mejores universidades de Colombia, pero no tengo experiencia laboral. Todos los que me conocen desde niña esperaban de mí un brillante desempeño profesional, pues siempre fui de las mejores en todo durante mi vida de estudiante. Renuncié a todo esto desde el principio por la firme convicción de que a los hijos los deben criar sus padres y no las abuelas ni las niñeras, mucho antes de pensar en educarlos en casa.

Sin embargo es más difícil percibir testimonios contrarios, y me refiero al de la madre que educa en casa que estaría dispuesta a dejar de hacerlo y escolarizar a sus hijos por conseguir un trabajo remunerado en aquello que le gustaría trabajar.

¿Es este tu caso? ¿Estarías dispuesta a sacrificar la educación en casa por poder trabajar en lo que quieres?

No creo. No niego que los sueños frustrados o aplazados salen de vez en cuando como fantasmas a mortificarme, pero estoy convencida de que en la vida tenemos etapas, y que todavía estoy joven y ya tendré la posibilidad de desarrollarme laboralmente en unos diez o doce años cuando mis hijos hayan crecido.

Cuestiones de legalidad

El homeschooling no tiene un reconocimiento legal en el Estado Español, por lo que algunas familias han sido investigadas e incluso han tenido que enfrentarse a un juicio. Pese a todo, en las encuestas que realicé en su momento el tema legal no aparece entre las mayores dificultades a las que han de enfrentarse las familias que educan en casa.

¿Cómo vivís vosotros la posibilidad de tener problemas legales por no escolarizar?

La preocupación siempre está ahí, pero no me quita el sueño. En Colombia existen problemas mucho mayores como para que el estado decida perseguir a unas cuantas familias de buen nivel social y económico por no mandar a sus hijos al colegio. Ellos ahora persiguen a las familias pobres que no mandan a los hijos al colegio y en cambio los ponen a trabajar, el cual no es nuestro caso.  Se que llegará el momento en el que se meterán con nosotros pero no lo veo cercano.

¿Eres miembro de alguna asociación para tener soporte legal llegado el caso?

No. No creo que aquí exista todavía algo así.

¿Favorecerías un cambio legislativo que reconociera la educación en casa expresamente con cierto nivel de control por parte de la  Administración?

Estaría de acuerdo, pero debería ser un nivel mínimo de control, algo así como un censo de familias, pero con libertad de metodología y contenidos. Realmente lo veo difícil en un país de mente tan cerrada como el nuestro.

¿Está alguno o todos tus hijos matriculado en un centro de estudios a distancia?

No

¿Qué ha pesado más en la decisión de matricularlo, el soporte educativo, el legal, los dos?

Pensaría en hacerlo cuando mis hijos hombres se acerque a la edad en que deben prestar el servicio militar, pues si no se demuestra que están estudiando les tocaría prestar el servicio como soldados rasos y no como bachilleres y la diferencia es notable. El bachiller puede hacer trabajos de oficina, de chofer, de auxiliar de policía y la duración es de un año.  El soldado raso se va dos años para el monte, a combatir de verdad. Aterrador!

El entorno de aprendizaje

He visto que algunas familias dedican un cuarto de su vivienda a la actividad educativa, bien en su totalidad o parcialmente. ¿Cómo es en vuestro caso?

Tenemos un estudio, que tiene ventanales grandes que dan muy buena luz natural, con una mesa amplia para trabajar. Allí almacenamos todos los materiales de papelería, arte y manualidades, así como los juegos de mesa juguetes y didácticos. En otro espacio de la casa que es como una oficina de Martín y mía, tenemos los computadores (que también usan los niños) y la biblioteca.

Para finalizar, unas preguntas

a) ¿Tenéis en casa alguno de los siguientes aparatos?: Televisor, ordenador, consolas de juegos o conexión a internet?

Televisor, computador, conexión a internet.

b) ¿Cuánto tiempo dedican los niños diariamente a cada uno de esos aparatos?.

En el computador cada niño tiene media hora diaria, la pueden acumular o adelantar si quieren, es decir, el jueves pueden gastarse la del viernes y el sábado pero entonces sólo les queda la media hora del domingo para el resto de la semana.

El tiempo de tele no se limita, pero el aparato está en nuestro cuarto, lo que ya de por sí es una limitante en su uso. Mariale y Juanjo ponen a grabar sus programas favoritos y los ven cuando tengan disponibilidad de tiempo. Adelaida y Jacobo ven sólo Discovery Kids, no les limito el tiempo pero trato de sugerirles otras actividades diferentes para “desconectarlos” un poco.

c) Háblanos un poco de vuestra vivienda (es un piso, una casa aislada o un “adosado”, está en un medio rural o en un medio urbano).

Vivimos en una casa que hace parte de un conjunto residencial, pero queda en un sitio bastante rural. Vivimos en un pueblo pequeño a veinte minutos de Bogotá.

d) Cual crees que es el mejor lugar para educar a tus hijos y por qué.

No creo que haya un “mejor sitio” es cuestión de acomodarse a los espacios, aprovechar lo que se tiene cerca y programarse para hacer salidas a lo que no queda tan cerca.

Gracias por contestar a esta entrevista¿Hay alguna otra cuestión que quisieras añadir, que se me ha pasado por alto o que te interesa comentar? Hazlo aquí con toda libertad.

Si os queréis participar en esta propuesta, podéis dirigiros a mi simplemente pidiéndome que me ponga en contacto con vosotras (o vosotros), en esta dirección:

madalen.goiria @gmail.com

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

6 pensamientos en “Entrevista # 8: Ana Paulina

  1. Pues aquí está la de los besiños a dejarle un montoncito a Ana Paulina :D

    Ingeniera electrónica… ¡guau! las ingenierías me parecen tan inalcanzables… :)

    Muchos besiños a las dos :*

  2. Madalen, gracias por todas las cosas lindas que dices de mi familia en la introducción que le haces a la entrevista. Tu sabes que para nosotros compartir con ustedes en el seminario fue maravilloso, y el día que pasamos contigo, Carlos y Sorina también no dejó grandes recuerdos.

    Además te doy las gracias por este espacio en el que nos permites compartir nuestra experiencia y nuestro proceso como familia que educa en casa. Al leer las otras entrevistas que publicaste antes, me avergoncé un poco porque al lado de ellas, mis respuestas me parecen un poco simples y mis motivaciones más prácticas, que filosóficas o románticas… pero así soy yo, y esa es mi manera de expresarme. Espero poder aportar algo a las personas que lean esta entrevista.

    Un abrazo para ti.

  3. Ana Paulina, por supuesto que tu aportación es tan valiosa como la de cualquier otra entrevista que ha sido publicada con anterioridad, tienes una frescura inusual, y una muy buena onda comunicativa. Te queremos.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s