Los sueños sueños son

Ayer, por enésima vez soñé con este blog. Lo hago y me surgen ideas para plantear en los posts , si me acuerdo, que no es lo habitual. Esta vez he soñado que escribía un post sobre la oposición del menor a acudir a la escuela como uno de los  motivos para desescolarizar. En mi sueño, se había legislado sobre el homeschool al modo de la anterior ley del aborto. En aquella ocasión se hizo con una Ley orgánica 9/1985, de  despenalización del aborto en determinados supuestos, para que pudiera procederse, en aquellos casos,  a la interrupción voluntaria del embarazo dentro del sistema público de salud.

De manera que se había aprobado la “Ley Orgánica de Educación Desescolarizada”, (LOED) que despenalizaba diferentes supuestos de absentismo escolar de la tipificación de desamparo del art. 226 del Código penal. Entre estos motivos se encontraba el de “la oposición del menor a a acudir a un centro escolar”, y me pareció que era el supuesto más interesante. En aquella ley, los motivos se recogían en diferentes clasificaciones de oposición a la escolarización:

1. Motivos religiosos

2. Motivos geográficos

3. Motivos culturales (idioma, etnia) e ideológicos de oposición al sistema escolar

4. Necesidades especiales y altas capacidades

5. Motivos de salud del menor

6. La mera oposición del menor

En mi sueño, además, yo me centraba en  un  razonamiento que desde el punto de vista constitucional justificara la razón de que la oposición del menor tenga sustancia jurídica y no se circunscriba a la categoría de capricho psicológico. Y lo encontré en el artículo 10 de la Constitución, que garantiza la dignidad de la persona y el libre desarrollo de la personalidad. Para justificar este motivo, bastaba un simple informe psicológico, de modo que quedara fuera de toda duda  la posibilidad de que la posición del menor a acudir al centro escolar fuera un  simple desencanto escolar  transitorio, o que fuera debido a  algún problema que tuviera solución inmediata.

Ahora bien, y esto era lo curioso de mi sueño, en cumplimiento del deber constitucional de proporcionar una educación a los menores de edad del artículo 27 CE , si cualquier niño o niña conseguía ante las autoridades educativas justificar su rechazo a la escuela, cualquier progenitor, padre o madre, se vería obligado, en consecuencia, a educar en casa, renunciando, si fuera necesario, a su vida profesional fuera del hogar, durante los años de educación obligatoria.

Y ahí quedó el sueño. Hoy he estado comprobando si tengo entradas en el blog que hablen sobre la oposición al menor o fobia a la escuela como motivo para desescolarizar, y sí que las hay:
1. ¿Qué se ha investigado sobre l rechazo o fobia a la escuela?

2. Motivos para educar en casa (IV)

En este artículo, menciono uno de  Irene María Briones Martínez, denominado “¿La escuela en casa o la formación de la conciencia en casa?”  en el que se analizan los motivos de la elección del sistema de homeschooling. Briones curiosamente participará en el Congreso de Homeschooling de Valencia con una ponencia que se titula “Aspectos constitucionales y jurisprudenciales de la educación en casa. Análisis comparativo entre Estados Unidos y algunos países europeos”.

3. Motivos para educar en casa (VII)

4. Motivos para educar en casa  (II)

Entre otros. Por tanto, lectores de este blog,  podéis estar seguros de que no dejo de cuidar de él ni de noche ni de día.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

5 pensamientos en “Los sueños sueños son

  1. Andrea, ríete, ríete, que tú ya estás al otro lado del río. ¡Qué suerte!
    Ipe, hay veces que tengo pesadillas, no te creas, pero son mucho mnás caóticas. El sueño de ayer estaba clarísimo, como si yo fuera José en la corte del faraón.

    Meni, qué bien que te acerques a comentar! ¿Qué tal va todo? Este es uno de los motivos que da frecuentemente. Aunque, ya sabes, todo es relativo, las mías, por ejemplo, nunca quieren ni ducharse ni cepillarse los dientes… en cambio, les encanta ir a la escuela. Cada cual se plantea lo que no se negocia como buenamente puede.
    Muchos besos a las tres, que sois un encanto.

  2. Madalen, en su día, cuando publicaste esta entrada, no comenté aunque la leí, y la encontré muy desafortunada, es más, me entristeció mucho la falta de sensibilidad en la analogía entre la desescolarización y el aborto. Eres jurista, y sabes de ética, y son cuestiones que no pueden ponerse en el mismo plano. El aborto apela a la conciencia de una manera que no lo hace la desescolarización, y eso no puede obviarse. Para muchos, y no hace falta tener creencias religiosas, es matar a un hijo. No quería enredarme en polémicas sobre este tema, pero creo que tenía que decir algo, como lectora y comentadora ocasional de tu blog.
    Un saludo, como siempre agradeciendo tu trabajo, y felicidades por la tesina.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s