En torno a los medios de comunicación

La presencia en los medios de comunicación del tema de la educación en casa se ha disparado durante  este inicio del llamado curso escolar. Es habitual encontrarse con el testimonio de familias que educan en casa o representantes de sus colectivos en televisiones, tanto locales,  autonómicas  como estatales así como en la prensa a todos sus niveles.

El formato general es la presencia de una madre que educa en casa. Es menos habitual que aparezca un padre en directo para expresar su testimonio, y quizás habría que cuidar este aspecto ante los medios y procurar que se visualice alguna figura masculina. A esa madre que acude a prestar su testimonio se le suele preguntar cuestiones del tipo, ¿Qué ventajas encuentra el el sistema, cuantos hijos tiene y de qué edades y si socializan con otras personas, y si no considera que están demasiado dentro del manto protector materno.? Y la pregunta clave ¿Es esto legal y homologable a posteriori?

La respuesta ante la pregunta de la legalidad suele ser el conocido, todo lo que no está prohibido está permitido, y la constatación de que los jueces y fiscales dan la razón a las familias que educan en casa en todos los casos que han sido intervenidas.

Estoy intentando desentrañar los tópicos entre los que se mueven los medios de comunicación al tratar el tema, porque me da la impresión de que la cobertura de los medios de comunicación no es de agrado del colectivo homeschooler. Algo así ocurre con la investigación, que tampoco es del agrado de la comunidad homeschooler y que es lo que me llevó a plantear el tema en el carnaval de blogs.

Cuales podrían ser las razones del desagrado que produce esa cobertura, sería una cuestión a la que tendrían que responder los expertos en el tema, los comunicólogos. Yo no lo soy, y me cuesta descifrar las  claves en las que reside el rechazo.

En primera instancia se antoja que el problema está en los tópicos:

TOPICO # 1: Los medios se empeñan en retratar el día a día de la familia homeschooler dentro de casa. Con papel, lápiz y libros y con un atento padre, madre o ambos alrededor de sus hijos comprobando el trabajo que están haciendo. El tópico deja completamente en el lado oscuro del homeschool  al aprendizaje autónomo o unschool, que no recurre a este tipo de aprendizaje de corte formal. Además la idea que se transmite es la del “hothouse homeschool”, una especie de crianza intensiva del menor, en casa, para que se desarrolle académica e intelectualmente de un modo superior a otros niños y niñas de su edad, que se pasan el día sin hacer gran cosa en el patio de la escuela.

TOPICO # 2: Suelen aparecer, también en casa, tocando instrumentos, normalmente con un talento y habilidad superiores a los de los niños y niñas de su edad. Supongo que este hecho hará dudar a otros padres homeschoolers si lo estarán haciendo bien en el caso de sus hijos no toquen ningún instrumento.

TOPICO # 3: El padre o madre que comparece ante los medios, normalmente la madre, aparece a la defensiva, como si estuviera siendo sujeto de alguna acusación en un juzgado y tuviera que defenderse para evitar la condena, presentando pruebas y evidencias que demuestran la superioridad de la alternativa. Así,  debe demostrar que viven mejor que los que escolarizan, que las relaciones familiares son más estrechas y que los logros académicos son espectaculares. También tiene que demostrar su capacitación intelectual como padre o madre que educa en casa. Debe hablar con corrección y a la altura del mayor experto en educación. Debe saber en profundidad temas relacionados con la  pedagogía, las  leyes y los curriculum y trayectorias  académicas, a demás debe tener nociones de derecho comparado.

TOPICO # 4: El homeschool es algo raro, de familias raras. Antes, a finales del siglo pasado era cosa de extranjeros, hippies y alternativos. Ahora es cosa de ultra religiosos y de raros.

A los medios de comunicación les gustan los tópicos y las “verdades como puños” que utilizan para agredir y asestar un golpe bajo a la auto estima de la mayoría de las familias homeschoolers, que normalmente no se ven representadas en esos tópicos.

Acabo de ver una de estas apariciones en un programa denominada  La mañana de la 1 (14-10.2010) en la que el presentador, ha sentenciado, y hablado ex cátedra al finalizar la intervención de una madre homeschooler, una periodista y el Jefe del gabinete técnico de la Oficina del defensor del Menor de la Comunidad de Madrid como representante de la administración en su sección de protección de menores: “Es una situación irregular, no diré ilegal…”, afirma el avezado presentador “…ya que la invitada lo niega, pero que hay que regularizar en alguna ley, porque esto parece un sistema al que cualquiera se apunta sin ningún tipo de garantía. Lo único que garantiza la total formación de los menores es  el sistema escolar tradicional”.

La voz de la administración ha sido cauta y responsable. Por una vez el presentador y la representación de la oficina del menor se han intercambiado los papeles de poli malo y poli bueno. En otros tiempos, Jabier Urra ejercía de poli malo ante los medios, sin embargo, ahora que la administración presenta un ejemplar de otro talante, el profesor Luengo, ahí está Onega para ejercer de contrapeso. Pero, lo que más pena me ha dado es que el representante de la administración no ha contestado a esta pregunta de la presentadora:  “¿Se castiga de alguna forma? ¿Pero sólo económicamente?”. Aquí él ha preferido callarse, y ha dicho: “ Sorina le podrá aclarar esto”. Y ahí me he dado cuenta de que no ha querido salirse de su papel de poli bueno ya que justo en ese momento hábilmente le ha cedido la palabra  a la representante de ALE.

El representante de la oficina del Menor, a pesar de no haber respondido a la anterior pregunta, lo que ha dejado claro es que los sistemas tienen que articularse en torno a garantías…¿Y qué significa esto?

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

9 pensamientos en “En torno a los medios de comunicación

  1. Cuando dices: Cuales podrían ser las razones del desagrado que produce esa cobertura, sería una cuestión a la que tendrían que responder los expertos en el tema, los comunicólogos. Yo no lo soy, y me cuesta descifrar las claves en las que reside el rechazo.

    Claro que es difícil descifrar las claves, pero no porque no seas comunicóloga sino porque es una cuestión en la que intervienen muchos factores. Creo que tienes el derecho y la inteligencia para intentar responder a esto con honestidad como cualquiera que se lo plantee. No, por favor, no preguntes a los comunicólogos, ja ja ja.

    Los medios de comunicación, la televisión, radio, prensa, en estos días no tiene por meta necesariamente la difusión honesta y la investigación con respeto de lo que enseña. Y no podía ser menos en este tema. Lo que buscan en muchas ocasiones es simplemente audiencia, y son siempre muy maniqueístas, es que los medios así funcionan, exagerando y poniendo clichés para atraer y pasar rapidito por los tópicos presentados de una forma rápida y lo más llamativa posible. Es lo mismo con muchos otros temas.

    Dos cosas saco en conclusión de este interés por los medios. Una que es en general positivo, porque aunque sea tratado de forma superficial, pues siempre hay algún programa que le da un poco más atención, o un diario que publica algo más serio, y poco a poco va filtrando el interés en gente que no se quede con el cliché sino que vaya informándose de forma inteligente.

    Otra que como dices aquí:
    A los medios de comunicación les gustan los tópicos y las “verdades como puños” que utilizan para agredir y asestar un golpe bajo a la auto estima de la mayoría de las familias homeschoolers, que normalmente no se ven representadas en esos tópicos.

    Estoy de acuerdo, y lo bueno es que sabiendo por donde van nos preparamos mejor y podemos, de alguna manera, presentar batalla y escribir, informar, difundir y no dejarnos mermar la autoestima por lo que sabemos que tiene intención de dañar, o colaborar en lo que pensamos tiene intención de beneficiar.

    Seré que tengo un carácter optimista, pero incluso en la distorsión, ataques y falta de respeto por parte de algunos medios, veo el que se organicen conferencias, el que se difunda esto del homeschooling, el que se escriba, se saque al aire, se critique y se divulgue positivo. Es simplemente una opinión, prefiero prepararme para un confrontamiento que vivir en un hoyo escondida e ignorada.

    A mí me huele a pronta legislación en España, y nunca la ley de ningún lugar será al gusto de todos, pero creo que sí puede ser un avance el que haya algo más concreto legalmente hablando.

    Nosotros en Texas, con todo y las leyes que os he pintado maravillosas frente al homeschooling, diario en las votaciones, en los representantes que elegimos, en las propuestas de ley, estamos contínuamente (como en el resto de la nación), enfrentando “set backs”, ataques, leyes que merman lo que unos pensamos son derechos paternos sobre los hijos, en fin, la lucha es constante y mientras uno viva.

    ¿Así que por eso escogiste el tema en el carnaval? Pues yo no lo entendí así, como venía de tí, a tí por ser quien eres, muchos de nosotros te dejamos que nos investigues hasta la médula. Sé que pusiste que qué nos parecía que nos investigaran, pero ahora la pregunta, después de esta pequeña invasión de programas, entrevistas y atención, tendría nuevos matices para mí.

    Muchos besos.
    s

  2. Madalen, no se si era tu intención, pero me he reído mucho. Soy una de esas madres a la defensiva que han salido en la televisión, con dos hijos que han tocado ante las cámaras (y desafinado… jejeje) pero aún así levantaron ampollas en nuestro entorno, con gente preguntándose “¿desde cuando son tan talentosos?”
    Yo tampoco soy comunicologa, pero es cierto que lo programas parecen cortados por el mismo patrón y después de 10 años uno se desespera por que parece que el gran público continua sin verlos. Los periodistas continúan ejerciendo de jueces, que a veces nos salvan y a veces nos condenan.

    Lo que te puedo decir es que mis hijos han quedado muy desilusionados por la prensa nacional, y aunque continúan siendo lectores habituales de periódicos, han jurado no volver a hablar con un periodista.

    • ja ja ja ja…a ver cuánto les dura la promesa…imagino el enfado del que se siente utilizado como tus hijos…y sí, yo porque aquí el homeschooling no es noticia, que si me llaman para la tele las apunto intensivo aunque sea a tocar la pandereta, je je je.

  3. Ah, quí los periodistas también les encanta lo de jueces, y la última entrevista en Good Morning América que sacó Ana P. en su blog, no era a “hotschoolers”, era a “unschoolers” y los dos periodistas, mujer y hombre, estaban tomando ese tono de “y vosotros creeis que hacer lo que os dá la gana es muy buena opción”

    De hecho me dieron un poco de tristeza los adolescentes con la periodista canina, experta, y sus preguntas sentenciantes.

  4. Gracias a las dos, cómo no! si mostrais las dos caras de la moneda, la ilusión y la decepción. Creo que define la realidad. En difícil que sólo una visión la defina, el ying y el yang, la dualidad es mucho más completa.
    Ipe, no es mi intención ridiculizar a nadie, ¿Crees que he podido herir a alguien? ya lo siento!. Me refiero más que nada a cómo se empeñan los medios de comunicación por transmitir, como bien dices, durante años y años la misma imagen y el mismo mensaje. No entiendo como no se cansan de hacer siempre lo mismo. Como mi director de tesis les llama: la farándula, y se ríe.
    Un saludo cariñoso a cada una.

    • Amiguita, Ipe te responderá, pero no pienso que hayas ofendido a nadie. Yo he leído su comentario entendiendo que es que los medios dan una versión PLANA de la realidad. Es que todas las familias que he visto salen con los niños tocando instrumentos, pero si es que todos los niños tocan algo, madre mía, ja ja ja…pero yo también me río porque es el cliché del homeschooler, la imagen de los niños a la mesa haciendo sus deberes, o tocando algún instrumento…o jugando con la Wii…pero es que es lo que hacen todos los niños, ¿no? ja ja ja.

      Y Madalen, hay un medio que es diferente, hay un medio que es humano, honesto, fiel, y ese medio son los blogs. Y quizá la prensa se salve, porque tu entrevista fue genial (imagino que la de Ketty también).

      A lo que voy es que amigas, esto es la selva de la FARÁNDULA, lo que podemos hacer es tomarlo con deportividad y reirnos un rato también, aparte de seguir aportando nuestro granito de arena.

      A todas y todos los que habéis salido en televisión, radio, prensa…OS FELICITO porque madre mía, yo no sé si tendría el valor de ponerme bajo el colmillo.

      Ahora que muchas veces pienso (igual es que soy una idiota alegre) que el público no es tan ignorante como los presentadores o tertulianos de algunos shows o programas. Todos sabemos en cierta forma la distorsión que la tele y medios provocan, así que muchas personas quizá estén comenzando a formarse juicios mejor informados a raiz de las noticias amarillistas sobre el homeschooling.

      Por ejemplo, hace unas semanas una madre que no educa en casa me contactó para que aportase un artículo a una revista (cuando salga ya os daré detalles), y el grupo de madres que la publican parecen mucho más informadas, incluso sin formar parte de los que educamos en casa. Yo sí tengo esperanza en la condición humana, chicas.

      Y nada, me marcho que estoy dando lecciones de ukulele a las crías por si me llaman del noticiero, para mostrar algo más exótico y pensando en lo que Harvard próximamente busque en sus futuros alumnos.

  5. Madalen, no es ofensivo para nada. Al menos yo no lo he leído así. Es muy cierto que cuando uno mira los reportajes (sobre todo en los últimos años) cambian las caras, pero no los enfoques. Y ni una sola vez de las que he estado en la tele, o han venido a casa, he dejado de penar que lo tenia que hacer “por la causa” y eso hacia que hablara a la defensiva y que quisiera aparentar más seguridad de la que en realidad sentía. Dar una buena imagen es muy estresante, ¿no nos vamos a engañar, cierto?

    Yo recuerdo que la primera vez que salimos en TV fue en Canal Sur, y me gustó mucho aquel reportaje por que aparecíamos tres familias, y no nos pareciamos en nada. Había una familia unschooling (que charlaban en un museo y en su sucursal bancaria) una familia muy escolar, con sus libros y sus horas de clases, y nosotros, con los niños tirados en el suelo dibujándose el esqueleto el uno al otro… pero igualmente, después de escucharnos, lo que se vio en la tele fue… que tocaban el piano, que leían mucho y que todo era fantástico. Es que aquella vez los periodistas estaban de nuestra parte.
    Y creo que finalmente lo que se ve en televisión es muy estandarizado, pero supongo que es muy dificil lograr algo diferente en solo unos minutos. Y creo que a grosso modo, quitando casos como el de Sibila y alguno más, somos demasiado normales como para que en unos pocos minutos se noten las diferencias. Y luego está el hecho de que nos afanamos en que nuestros hijos/as conozcan todas las áreas de la cultura para que puedan elegir, de modo que sí, la mayor parte de las familias procuran que sus hijos conozcan algo de música, deportes, ciencia (lo que suele conllevar tener un microscopio en casa), pasar mucho por la biblioteca, son las cuestiones cotidianas.
    Yo no estoy haciendo un estudio de modo que no tengo datos contrastables, pero de las familias que yo conozco, el 99% se esfuerzan en que sus retoños conozcan todo lo que conocerían si fueran a la escuela (literatura, matemáticas, biología, música, dibujo, deporte, etc) en general no queremos arriesgarnos a que crezcan sin opciones. Cuando ese esfuerzo se refleja en pocos minutos, pues parece que todos hacemos lo mismo… bueno, como en los coles ¿no?

    Silvia, lo de mis hijos y la prensa va para largo. Fíjate que el mayor ha participado en una antología poética, y se ha inventado la biografía y se ha negado a colaborar en la difusión del libro… quiere el anonimato total. Creo que le hemos generado un trauma que ha creado un nuevo Salinger (salvando las distancias, claro). Y el pequeño va por el mismo camino. Y es que ni una sola vez los periodistas han logrado dejar a nuestros hijos contentos ¿mala suerte?

    Cariños a las dos

    • Creo que lo has explicado maravillosamente. La vida de cualquiera en dos minutos pues cómo puede dar justa cuenta de la riqueza y matices. Por eso tus hijos están enfadados con los de la farándula (lo cual, no siendo la madre, a mí me parece de lo más chic y divertido que así sean, la madre lo vive diferente, imagino, je je je).
      Y me gusta ese “trauma”, ya nos cuentas cómo les creamos uno que resulte en tanto talento y personalidad.:) En serio, no les culpo, porque el mundo público, de salir en la tele y de los periodistas y eso debe ser muy estresante e intimidante. Es algo así como el fenómeno de actor de cine desde pequeño, pues el homeschooler famoso, que forman una imagen de tí que no es y de la que intentas huir, ¿verdad?
      En todo caso, enhorabuena por la publicación en la antología de tu hijo.

  6. Es cierto lo que decis y es comprensible la dificultad de plasmar en dos minutos toda una forma de vida. Habría que tener mucha imaginación para salirse del tópico.
    Ipe, mi enhorabuena a tu hijo por haber sido publicado. A todo esto, lo de la biografía inventada es todo un prodigio para un chico tan joven, es llamativo, verdad?.
    Muchos besos a las dos

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s