Entrevista a Julio Fernandez

La entrevista tuvo lugar el 7 de abril de este año, pero no la he publicado hasta ahora. Estuve con mis hijas, una amiga y su hijo unos días de Semana de Pascua en Los Madroños. Allí tuve oportunidad de conversar con Julio. Al comentarle que quiero hacerle una entrevista, le advierto de que lo que me interesa es una pregunta: ¿Cual es su aportación/percepción del movimiento desescolarizador en el Estado Español?.

Me contesta diciendo que prefiere hablar de la percepción porque considera que su aportación no es significativa.

Julio me dice que va a empezar por la conclusión: en un principio el movimiento desescolarizador comenzó como un movimiento alternativo, no como una alternativa a la escuela, sino como un modo de vida alternativo fuera del sistema. La mayoría de la gente vivía en zonas rurales aisladas y criaba a sus hijos fuera del sistema escolar, como consecuencia de esta actitud. Otra parte de la gente que educaba en casa vivía en un ambiente urbano, pero en su mayoría pertenecían a corrientes ácratas y antipatriarcales.

Para ellos el educar en casa era la simple consecuencia de haberse recluido en el campo, fuera de la sociedad, como un resultado natural y dentro del contexto de aquella otra decisión de un modo de vida global. No era una decisión autónoma.

Habla de las ferias  del movimiento alternativo rural, en las que se reunía la gente que vivía y trabajaba en sus propios lugares y se reunían para compartir productos y experiencias. En esas ferias los niños también compartían juegos y experiencias.

Su percepción de la actualidad es que el movimiento está dando respuesta a una realidad: la escuela no funciona, y al no dar respuesta a esa necesidad de las familias, éstas responden a este fracaso de la escuela educando en casa.

Ellos, por el contrario, no habían tomado esa decisión como respuesta a la escuela, ni contra la escuela como tal, sino como consecuencia de un modo de vida.

En este momento ya no participa en el movimiento de educación sin escuela, se considera a sí mismo como parte de la época inicial de un movimiento en el que, en su opinión los teóricos fueron Bippan Norberg y Peter Szil.  De hecho, según lo que recuerda de los tiempos iniciales del movimiento a principios de la década de los 90 del pasado siglo, el primer encuentro fue en casa de Peter y Bippan en Alfas del Pi, entre 1992 y 1993. El encuentro en Los Arenalejos en Málaga, que a veces se menciona como el primer encuentro de educación desescolarizada, tuvo lugar en 1994, un año después, y como consecuencia del de Alfas. Comenta que en aquellos encuentros había gente de todo el Estado español, menos del Pais Vasco. La razón, según él, es que la gente de corte antipatriarcal en el Pais Vasco vivía la ikastola como un modelo autogestionado y progresista y se centró alrededor de la construcción de ese modelo. Afirma que en Catalunya y en Alicante hay mucha gente en el movimiento desescolarizador.

El sigue fiel a Crecer sin escuela, y cree innecesaria su desaparición. Opina que se podía haber creado un movimiento paralelo favorable a la regularización fuera de CSE y haber dejado en paz a Crecer sin escuela, que siga su destino. Ellos estaban desde un principio en contra del reconocimiento legal, e incluso evitaban el tema en las charlas.

En su opinión los intereses económicos de las escuelas no presenciales, tanto Clonlara como Epysteme han sido decisivos a la hora de promover el reconocimiento de la opción de educar en casa, y de promover foros distintos a los de Crecer en casa, en el que no había interés alguno por moverse hacia ningún tipo de reconocimiento legal.

Y sigue en su postura contraria a la vía del reconocimiento legal. “En mi casa no entra ningún asistente social”, afirma decidido. Según Julio “Nuestra postura es la más radical de todas: estamos por el total, luchamos por mucho más que un reconocimiento legal de que lo que hacemos en conforme a la ley. Es un problema ideológico, no se trata de si colegio sí o colegio no, se trata de lo que debes hacer en cada momento, y la consecuencia es que con nosotros las escuelas no presenciales no hacían negocio. Y por ello por estos intereses económicos se generó una polémica que en aquel momento no era real, de hecho, la mayoría de la familias no participaron en la polémica.

Crecer sin escuela sigue registrado a nombre de Julio Fernandez. Ellos estuvieron en contra de formalizar una asociación porque la única finalidad de montar una asociación era legalizar esta opción. Julio Fernandez sigue pagando de su bolsillo la marca CSE en  el Registro de la Patentes y marcas, así como el dominio CSE.org

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

6 pensamientos en “Entrevista a Julio Fernandez

  1. Una entrevista muy interesante,… y triste.
    No creo que hubiera un plan premeditado para acabar con CSE, creo más bien que cambio el perfil de las familias que educaban/educan sin escuela.

    Yo nunca me sentí cómoda en CSE, recibía demasiadas criticas a mi forma de educar, ahora, al leer la entrevista, he entendido que en realidad para ser parte de CSE había que ser parte de un perfil ideológico muy definido.

    Me parece injusta su valoración sobre la mercantilización de la EeF en base a los intereses comerciales, sobre todo injusta con las familias que han trabajado duro y nunca han sido parte de ninguna escuela a distancia. Pero supongo que como yo ahora soy parte (de algún modo impreciso y más militante que comercial) de una de estas escuelas, mis palabras serán mal interpretadas.

    Me quedo con un sabor amargo, pero puede ser por que yo misma tengo un día triste.

  2. Bueno, es mi interpretación de sus palabras. Habría que tomarlo con un poco de sal.Puede ser que no he sabido transmitir adecuadamente su mensaje, que desde que lo atrapé con rapidez y sin reproducción digital, en un simple papel, a la plasmación en la entrada meses después, ha podido sufrir algún tipo de interferencia. Es más bien la impresión que a mi me produjo la charla con él lo que aparece aquí plasmado.
    Siento que tengas un día triste y espero que te animes pronto. Un saludo cariñoso.

  3. Ánimo Carmen, tal vez sea por mi talante mediador, pero creo que unos y otros estáis en la misma lucha, aunque por diferentes flancos (no me gustan las metáforas bélicas pero no se me ocurre otra ahora mismo). Siempre he pensado que el movimiento Homeschooling basa su fuerza en la diferencia intrínseca y cualquier intento de someter unos a otros desvirtúa el asunto y fortalece al sistema. Lo de Julio me parece muy coherente respecto al tema del reconocimiento legal. Yo cada día lo tengo más claro: mucho cuidadín con los psicólogos y trabajadores sociales que la Administración te mete en casa, que pertenecen a empresas privadas (al menos aquí, en Valencia) y se rigen por intereses que no están muy claros. Al tiempo, modo y tipo de los que existen para las adopciones, enviarán equipos psico-sociales que se encargarán de decirte qué, cómo, cuándo, dónde y por qué debes educar (y siempre tratando de demostrar tu culpabilidad por defecto).

  4. A mucho tiempo de alguna relación con esta alternativa educativa a…, tener que llevar al cole al mio de casi 4 años para decir que existe y dios gracias, me topo con el estigma abstención escolar por segundo año consecutivo, sabeis pueden ir a los tres, y los más vienen desde los cero o un año de las guardes.
    Y entonces tradicionalista, responsable y arraigada lo mando al mismo en que me educaron, de orden franjista en mis años y ahora CEIP….ss.ss.ss
    Por segundo año consecutivo el significado de su inclusión en la escuela viene suponiendo la amenaza de desarrollo de un grave síndrome psíquico y físico. Este año ha durado 3 semanas y ahora me veo luchando contra el estigma y por una escolarización saludable e higiénica para todos.
    Me veo en la paradoja de ser acusada de madre irresponsable y se me coacciona a meter al niño en el corredor de la escuela, a la peste, a darle volumen a su materia gris.
    Guerra a la peste ADNovírica en escuelas y guarderías, a la histamina en pescado del día, a las actinobacterias en la meninge…
    Se acabó el estado de bienestar, olvídense.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s