Running with scissors

Running with Scissors es una novela autobiográfica de Augusten Burroughs. La novela recoge la vida de su autor en la época de la infancia en su transición hacia la adolescencia desde los 12 a los 15 años aproximadamente, desde el momento del divorcio de sus padres en 1978, cuando Burroughs tenía 12 años. La acción transcurre en la ciudad de Northampton, Estado de Massachusetts, y lo que más me ha llamado la atención es el tratamiento que en la novela recibe el rechazo a acudir a la escuela, llamémosle la fobia a la escuela de Augusten.

Cuando, a los 13 años Augusten, que para entonces vive en casa de la familia del psiquiatra de su madre, comunica a su madre que se niega a volver a la escuela un día más, ésta consulta la situación con el psiquiatra. El Dr. Finch le intenta persuadir de la necesidad de acudir a la escuela, por ser una obligación legal derivada de las normas sobre escolarización obligatoria. Ante la fuerza de la negativa del menor, el psiquiatra le propone un trato. Augusten fingirá que ha intentado suicidarse, la madre reaccionará llevándolo a un hospital psiquiátrico, donde le diagnosticarán un cuadro de ansiedad tras el intento de suicidio. Ese diagnóstico, comunicado a la escuela, le permitirá no acudir al centro escolar durante al menos 6 meses sin que le molesten los servicios Sociales por absentismo escolar.

El psiquiatra le induce a tomarse tres pastillas de valium con unos tragos de whisky, lo que le deja fuera de combate y con la necesidad de un lavado de éstómago y todo transcurre según lo planeado, tras una traumática estancia de dos semanas en el psiquiátrico.

No parece que el tema de la desescolarización sea tan sencillo en el algunos de los estados de los USA a la vista de lo relatado en la novela. A mi me pareció una decisión ciertamente drástica.

¿Alguien que ha leído este libro ha recibido la misma impresión que yo?.  Me lo esperaría en Alemania, pero no en los USA, aunque sea hace ya 30 años, y responda a la legalidad vigente en los USA, en el Estado de Massachusetts  en concreto,  en 1980.

Esta es el modo en el que el dr Finch expone el plan a Augusten:

  1. Dr. Finch: Well, the only loophole or way I could see me getting you out of school for any considerable length of time would be for you… to commit suicide.
    Augusten Burroughs: You want me to kill myself?
    Dr. Finch: Well, if you tried to kill yourself, I could explain to the schoolboard that you were psychologically unfit to attend, and that you needed intensive treatment. It would be a staged suicide attempt. Of course, your poor mother would have to find you and drive you to the hospital, where you would stay for three weeks or a month for observation.
    Augusten Burroughs: I don’t know. It doesn’t…
    Dr. Finch: Augusten. Where is your spirit of adventure?

Dr. Finch: Bueno, la única artimaña o manera que se me ocurre para que no tengas que ir a la escuela durante un tiempo razonable sería que cometieras suicidio.

Augusten: ¿Quieres que me mate a mi mismo?

Dr. Finch: Bueno, si hicieras un intento de suicidio, yo podría explicar a la Dirección del centro escolar que no estás preparado psicológicamente para acudir, ya que necesitas tratamiento intensivo. Sería un intento de suicidio fingido, por supuesto, tu pobre madre tendría que encontrarte y llevarte al hospital, donde tendrías que permanecer tres semanas o un mes en observación.

Augusten: No sé, no me parece…

Dr. Finch: Augusten. ¿Donde está tu espíritu aventurero?

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

4 pensamientos en “Running with scissors

  1. Es un testimonio terrible, que crueldad del sistema educativo donde importa más lo que los burocratas creen que es bueno para los niños en general, que lo que es bueno para cada niño/a en particular … y que crueldad las mentes sometidas al sistema de los adultos responsables.

    Imagino que escribirlo le ha servido como bálsamo de fierabras.

  2. Yo soy escéptica…es como La Casa de Cristal de Janette Walls, son biografías de personas con vidas definitivamente traumáticas, y las tomaría con cautela. No estoy informada totalmente, pero quiero decir que incluso aunque hubiera otra forma de salir del colegio puede que no la contemplasen porque simplemente el psiquiatra pensara en esta y punto. Alguien por ser psiquiatra, madre, padre, lo que sea, no podemos automáticamente inducir que está cuerdo, sensato, en su sano juicio.
    Dicho esto es posible que no hubiera otra alternativa pero me parece muy raro. Siempre puede uno salirse del colegio, mudarse a otro lugar…yo creo que ya había libertad de no ir al colegio hace 30 años. No sé, es algo para investigar, pero por la novela no me regiría para saber cómo era la situación legal.
    En cualquier caso es muy impactante.

  3. Estoy de acuerdo con las tres, es terrible. Y de acuerdo con Silvia, es una novela, basada en la infancia de su autor, pero una novela. De hecho fue objeto de demanda por parted el psiquiatra y su familia.
    Un abrazo y gracias a las tres.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s