La sentencia del Constitucional (VI):las nuevas reglas del juego

En mi opinión la consecuencia más importante de la sentencia citada es que afecta sobre todo  y con vistas a a medio plazo al trabajo de las asociaciones y de los centros docentes creados para satisfacer los intereses y las necesidades de  las familias que educan en casa. Para las primeras  porque les afecta en cuanto a su su función de trabajar por conseguir   un reconocimiento del derecho a seguir haciéndolo sin sufrir la intervención de la Administración en sus vidas. Los límites al ejercicio del derecho están marcados y las posibilidades de negociar modelos distintos de un simple reconocimiento, sin entrar a una regulación, son cosa ya del pasado. El Tribunal Constitucional define sin dejar lugar a dudas el contenido de la libertad de enseñanza del modo más estricto posible, esto es, entendida como la libertad de elegir centro docente o su caso de crear centros  docentes, o, de otro lado,  la libertad para educar en casa fuera del horario lectivo, tal y como indicaban sentencias del Tribunal Europeo de Derechos Humanos. La libertad de enseñanza  se reduce a la posibilidad de elegir el centro docente, y en su caso a la libertad de crear centros docentes y por otro lado, la posibilidad de matricular a los menores en centros a distancia se reduce considerablemente al no aceptarse otra posibilidad de cumplimiento de esta obligación que la de la escolarización en centros homologados de carácter público o privado (sic STC, 2 de diciembre de 2010, II FFundamentos Jurídicos  5 b).

Con respecto al contenido del artículo 27, 3 de la Constitución, que especifica que los padres podrán elegir la educación moral o religiosa que mejor se adapte a sus convicciones, ese es precisamente el contenido del derecho, ni un ápice más allá, con lo que elimina de un plumazo la posibilidad de que los padres puedan ejercitar ese derecho fuera del estricto marco de la educación moral y religiosa.

Creo que la sentencia afecta sobre todo a las asociaciones que defienden los intereses de las familias que educan en casa, ya que ha dejado la pelota en su tejado. Han cambiado las reglas del juego, partiendo de una posición de indefinición con posibilidades abiertas de materialización de un reconocimiento, se ha pasado a un terreno de juego en el que la interpretación más estricta de la Constitución es la que ha prevalecido.Esta sentencia confirma los peores augurios interpretativos de la Constitución, y define sin dejar lugar a dudas las reglas del juego en el futuro inmediato.

Los sujetos de los diferentes derechos y libertades educativas que contiene el artículo 27 de la Constitución, se enmarcan con más restricción. Los sujetos del derecho a la educación son los hijos, y el contenido de ese derecho viene enmarcado por la legislación educativa vigente en cada momento.

 

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s