La sentencia del Constitucional (XI): La Carta de Niza (2007)

La Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea que los Presidentes del Parlamento Europeo, del Consejo y de la Comisión firmaron y proclamaron el 7 de diciembre de 2000 con ocasión del Consejo Europeo de Niza recoge en un único texto, por primera vez en la historia de la Unión Europea, el conjunto de los derechos civiles, políticos, económicos y sociales de los ciudadanos europeos y de todas las personas que viven en el territorio de la Unión. Se basan esencialmente en los derechos y libertades fundamentales reconocidos en el Convenio Europeo para la Protección de los Derechos Humanos, las tradiciones constitucionales de los Estados miembros de la Unión Europea, la Carta Social Europea del Consejo de Europa y la Carta Comunitaria de los Derechos Sociales Fundamentales de los Trabajadores, así como en otros convenios internacionales a los que se han adherido la Unión Europea o sus Estados miembros.

La Carta fue finalmente incorporada al Tratado de Lisboa, que entró en vigor el 1 de enero de 2009, y figura entre los documentos que acompañan a la aprobación del Tratado.

La Carta, al incorporarse al Tratado, es constitutiva del derecho interno de los Estados miembros de la Unión, y no puede considerarse a estos efectos derecho internacional, sino derecho interno de aplicación directa en cada uno de los estados miembros.

La carta incluye, obviamente, ya que el derecho a la educación está en la tradición de los Estados miembors, en intrumentos internacionales firmados por estados de la Unión, y en los propios instrumentos de reconocimiento de derechos de la Unión Europea. Este es el texto que lo recoge:

Artículo 14. Derecho a la educación

1.         Toda persona tiene derecho a la educación y al acceso a la formación profesional y permanente.

2.         Este derecho incluye la facultad de recibir gratuitamente la enseñanza obligatoria.

3.         Se respetan, de acuerdo con las leyes nacionales que regulen su ejercicio, la libertad de creación de centros docentes dentro del respeto a los principios democráticos, así como el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas.

Esta carta añade un elemento significativa al contenido del art. 27,3 de la Constitución Española, que entra en contradicción con la interpretación que de él ha realizado el Tribunal Constitucional en su sentencia del pasado diciembre, que niega la posibilidad de aducir motivos pedagógicos entre aquellos que llevan a los padres a elegir un tipo de educación y a excluir otra u otras. La sentencia resuelve la contradicción con esta aseveración:

Esta última precisión debe entenderse referida a aquellas opciones pedagógicas que resulten de convicciones de tipo religioso o filosófico, puesto que el art. 14 CDFUE “se inspira tanto en las tradiciones constitucionales comunes a los Estados miembros como en el artículo 2 del protocolo Adicional al CEDH”, sin que la referencia a las convicciones pedagógicas se encuentre entre las ampliaciones de este último precepto reconocidas en las explicaciones elaboradas bajo la autoridad del Praesidium de la convención que redactó la carta.

¿Por qué una interpretación tan estrecha?, y ¿Por qué se han de identificar necesariamente las convicciones pedagógicas con las religiosas y filosóficas?, si el legislador quisiera recoger esa identificación, no tendría por qué añadir las motivaciones pedagógicas como un capítulo separado a las dos anteriores. Incluso aplicando una interpretación restrictiva, como lo es el argumento a contrario,  “Ubi lex voluit dixit, ubi noluit tccuit”, (donde la ley quiere, dice, donde no quiere, calla) llegaríamos a una conclusión distinta.


Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

7 pensamientos en “La sentencia del Constitucional (XI): La Carta de Niza (2007)

  1. Muy interesante, porque este argumento debería servir a futuro en posicionamientos con respecto a las interpretaciones constitucionales. Ahora recuerdo haber visto y comentado hace tiempo con otras familias, cuando salió el borrador de la fallida Constitución Europea, que salía un texto casi idéntico a éste.

  2. Es curioso, porque siempre se recurre a otros textos provenientes de Convenios internacionales, o de la Constitución española, cuando son más restrictivos que éste, y que tiene además la ventaja de que es directamente derecho interno.
    Supongo que el texto que viste era este mismo, incorporado a ese texto de constitución europea.
    Gracias por el comentario. Un saludo

  3. Very interesting Madalen. Is there any possiblity that this could change the judge’s interpretation of a new case that comes before the court in Strasbourg?

    • Very unlikely in my opinion Daragh, I’m afraid. I think that the ECHR’s decision before a Case of homeschool coming from the Spanish State would be based on agreeing that the Spanish State guarantees the right of the families to choose from a variety of different schools since there is reinforced a principle that gives parents the right to establish schools according to their own pedagogical proyect. Just like the Spanish Constitutional Court established. I know you will tell me that that is not enough and that it is not easy at all to establish a school. But the Court’s decision is there whether you agree or not, and unfortunately, call me pesimist, I think that that would be the final decision. I don’t think they are going to confront the Spanish Legal System on the grounds of HE. Germany’s is worse and the Court has ruled in favour of the German State on this again and again, even after this Agreement on rights was signed by the European Comission and Council in 2000. If I´m not wrong the Konrad Case was settled in the European Court in 2006
      I don´t think the ECHR is the right way. The pressure must be on the State itself, and that´s what the Constitutional Court decision hints at.
      Best regards.

  4. Ah, so I misunderstood, this came into effect when it was signed, not when it was incorporated into the Lisbon treaty, is that right? I had made the comments assuming that it had been the latter.

    I have been mulling over the assertion that one could home educate in the evenings, and I think that we should work on developing the argument of incompatibility, as it seems quite clear that the philosophical stance of many families is in disagreement with that of schools.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s