Declaraciones en prensa

La noticia fue publicada en prensa el 28 de agosto de 2010, pero supongo que por estar disfrutando mis “merecidas” vacaciones, no llegué a leerla. La he encontrado en una búsqueda que estaba haciendo en internet, no relacionada directamente con ella, pero, debo admitir que me ha sorprendido su lectura. Además creo que completa la anterior entrada e ilustra uno de los puntos que allí trataba de expresar. Este artículo de prensa refleja la confrontación con la que  algunas  personas ven ambos modelos educativos, la educación escolar y la que se desarrolla sin escuela, cuando son en realidad complementarios. Por contra, lo que sería deseable es que se crearan espacios de colaboración y sinergias que, de conseguirlo,  redundarían en beneficio de los que más lo necesitan, nuestros hijos e hijas.

Más de 15 familias en Castilla y León han optado por la enseñanza en casa, también conocida como ‘homeschooling’, frente a la escolarización de sus hijos, según se desprende de los datos de la ‘Asociación por la Libre Enseñanza’ (ALE)

Esta asociación, cuya sede razón social se encuentra ubicada en la localidad vallisoletana de Simancas, cuenta en toda España con cerca de 400 familias adscritas, de las que 15 se sitúan en Castilla y León, aunque fuentes de ALE han precisado que la cifra de padres que optan por la enseñanza en casa es superior.

En declaraciones realizadas a Europa Press, la vicepresidenta de la asociación, Marta García, señaló que el objeto de estas familias es “defender su derecho a la libertad de enseñanza recogido en la Constitución”, así como asesorar a aquellos padres que se encuentran ante citaciones judiciales y otros problemas derivados de su decisión de no escolarizar a sus hijos.

Dicha asociación, que nació de la unión de varios padres que “no sabían que hacer”, se basa en la coordinación a través de Internet de sus diferentes miembros en toda la geografía nacional y entre sus actuaciones se encuentra la de presentar reclamaciones e informes ante las diferentes administraciones y defensores ciudadanos, así como enviar cartas a estos últimos “cada vez que se produce la imputación de un padre”.

La enseñanza a distancia se encuentra, según García en una situación de “alegalidad aunque tampoco esta prohibida”, lo que genera situaciones de conflicto en los tribunales, aunque aseguró que “no se trata de una situación grave” y que la mayoría de las causas “se acaban archivando” ya que, a su juicio, a las familias se les imputa “abandono” por no escolarizar a sus hijos y eso es “fácilmente rechazable”.

SOCIALIZACIÓN

Asimismo, la vicepresidenta de ALE negó que aquellos niños que se educan desde casa “no se socializan”, dado que, en su opinión, son aquellos niños que “están confinados” los que “no aprenden a relacionarse con nadie que no sea semejante a ellos”, como sus abuelos o sus vecinos.

Por otro lado, García también descartó que la vida laboral sea un obstáculo para desarrollar esta forma de enseñanza, aunque reconoció que las familias que educan en casa “anteponen a sus hijos frente al bienestar económico”, de manera que uno de los padres no trabaja o lo hace durante media jornada, así como con distintos horarios, puesto que esto supone “un proyecto de vida que ocupa el eje central de la familia”.

El artículo contiene algunos errores, ya que  ALE no es la Asociación por la Libre Enseñanza, sino, Asociación por la Libre Educación. En otro apartado, tras estar hablando de le educación en casa, se pasa, sin previo aviso, a hablar de la “enseñanza a distancia”, aunque no sé si se refiere a ella o no, visto el nivel general en el que se mueve el artículo. Por ello, con las debidas precauciones, y ante la posibilidad de que la redactora sea una alumna en prácticas de verano, -ya que en este punto incluso dudo que los entrecomillados sean realmente palabras textuales de la vicepresidenta de ALE-, paso, en el supuesto de que sean efectivamente sus palabras textuales, a un pequeño análisis de sus implicaciones.

No sé exactamente  a qué se refiere la vicepresidenta de ALE  con el “confinamiento”, supongo que es la escuela. Esa es precisamente una de las acusaciones que quienes desconocen la educación desescolarizada suelen lanzar de inmediato a quienes educan en casa: los niños desescolarizados están confinados al espacio familiar y no tienen vida social. El acusar a los demás de confinamiento, para defenderse de  este tipo de ataques, no es la solución. Los niños que van a la escuela no “viven” en la escuela, viven en su casa con sus padres y familiares de todo tipo y acuden a un centro escolar unas horas al día durante menos de la mitad de los días del año. El curso escolar se compone de 35 semanas, esto es 175 días lectivos, que no suponen en conjunto ni la mitad del año. De esos días lectivos, no están “todo” el día en el centro escolar, sino seis horas  de ahí que a pesar de haber asistido ese día al centro escolar, aun les quedaría tiempo para conocer a sus abuelos y vecinos, si ese es su interés. Son este tipo de declaraciones las que, si se hubieran producido en sentido contrario, hubieran provocado la ira de los que educan en casa.

La segunda parte avanza en otro aspecto interesante. No sé exactamente lo que la, en aquel momento vicepresidenta de ALE, estaba insinuando, al afirmar que las familias que educan en casa “anteponen a sus hijos frente al bienestar económico”, pero parece ser que los padres que tienen la manía o el capricho de trabajar, aparentemente, porque, como algunos con cierta ironía dicen, tienen la mala costumbre de comer, deberían dejar de hacerlo para atender a sus hijos, y no anteponer así el bienestar económico a sus hijos. Me pregunto que quién proporcionará energía eléctrica al hogar de esta familia que educa en casa, quién habrá construido  su vivienda o manufacturado los alimentos que adquieren en el mercado a primera hora de la mañana, porque seguro que ha sido alguien que ha “abandonado” a sus hijos para ir a trabajar. Hay familias en las que no pueden dejar de hacerlo porque han de hacer frente a gastos que superan el salario de cualquiera de ellos o se ven obligados  a sacar adelante con el esfuerzo conjunto un negocio familiar autónomo.

Quizás leo entre lineas, pero intuyo una velada acusación a quienes traicionan el bienestar de sus hijos por entender que la escuela es el mejor lugar para ellos, tengan que ir a trabajar o no. Hay gente que se decanta por opciones distintas a la nuestra, pero eso no significa que quieran más o menos a sus hijos, o que se preocupen más o menos de ellos. Estas declaraciones son comprensibles a título particular, pero no son atinadas en boca de la vicepresidencia de una asociación que trabaja en el ámbito de todo el Estado Español, porque no traen consecuencias favorables para el propio colectivo al que representan.

Una última reflexión, quizás las asociaciones que defienden los intereses de tantas familias debieran ser más cautas con los medios,  midiendo al detalle el tipo de entrevistas que se vayan a hacer. A veces es mejor ser más selectivo, y más exigente en cuanto a las personas a las que se va a conceder una entrevista, las características  del propio medio y el esfuerzo comunicativo que éste va a poner a disposición del entrevistado en su realización, ya sea prensa escrita, radio o televisión. La empatía y la comprensión de la opinión pública, desgraciadamente,  hay que ganárselas cuando se está en una situación vulnerable y minoritaria, y declaraciones de este tipo poco ayudan en ese sentido.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

15 pensamientos en “Declaraciones en prensa

  1. Uf, desde luego el artículo se las trae. No sé si de alumna en prácticas o de pastiche de retales de internet, que también puede ser. Estoy totalmente de acuerdo con la necesidad de que no se defiendan los intereses de la educación en casa como un ataque a la educación en escuela. En nuestra corta experiencia de escuela vivimos muchas situaciones que no nos convencían de su valía y a la larga eso se plasmó en que nos decidiéramos por la educación en casa, pero no todo el mundo piensa igual ni vive las mismas experiencias.
    La verdad es que no tengo claro que para conseguir la aceptación del movimiento desescolarizador sea necesario mantener una actitud de ataque a la escolarización o de justificación de la bondad de lo propio (que si los niños están verdaderamente socializados, etc. etc.). Creo que quizá una mejor ruta sería la del ejemplo. A través de colectivos y de cierta exposición al exterior, ir mostrando lo bien que puede funcionar una familia que desescolariza. Para mí, no se trata de defender que es una opción “mejor”, sino que es una opción tan válida como muchas otras.
    Como iba diciendo… Estás muy en lo cierto, Madalen: convendría cuidarse mucho de quién te hace entrevistas y dónde se van a publicar. Los periodistas son muy mentirosillos.

  2. Gracias Gemma por tu posición ecléctica que fíjate que creo que es la mayoritoria, pero que no es la que se expresa en voz alta en los medios.
    La opinión que se expresa más a menudo es la de que la escuela es una especie de cárcel, en la que los niños no pueden aprender nada ni ser felices. Si respondes que tus hijos escolarizados se muestran razonablemente felices y equilibrados, y con un aceptable nivel de conocimientos, te responden que están tan aborregados que ya ni se dan cuenta de que están sufriendo, porque se han acostumbrado a vivir en cautividad. En fin, todo ello, sin ninguna base teórica, a parte de John Holt, que hablaba del modelo escolar americano de los años 50.
    Es como si ante la experiencia negativa del aprendizaje de piano de mi hija, le saco de la escuela de música y no conforme con ello, me amueblo de teorías sobre lo equivocado que es que los niños aprendan a tocar un instrumento de modo estructurado, y que las escuelas de música son lugares en los que se mata la creatividad musical innata de los niños, todo ello, aún sin aportar prueba teórica sólida alguna.
    Así que dejo que la niña vaya aprendiendo a tocar el piano ella sola, tocando Chopsticks en lugar de Chopin. O algo así
    Un beso y gracias de nuevo por tu comentario.

  3. Creo que tienes toda la razón Madalen, que no se puede atacar a la escuela simplemente porque no te guste, no nos pone en buen lugar para nada. De la misma manera entonces no nos podemos enfadar los que educamos en casa si atacan lo nuestro si hacemos lo mismo con ellos.
    Yo no soy anti-escuela, mi opción es la que nos encaja mejor en nuestro estilo de vida y por eso me encanta.
    Creo que aquí lo importante sería ver como ambas opciones como normal (aunque sé que educar en casa es todavía algo raro). Que la clave es el respeto por ambas opciones sin desprestigiar ninguna de ellas, que lo bello sería incluso poder hacer uso de la escuela para lo que quisiéramos, como pasa en países donde está totalmente regulado aunque se que estamos a años luz de eso. ¿O soy yo la rara por pensar en buscar en un punto medio entre escuela y casa? No lo sé.

    un saludo

  4. De todas formas, tampoco achacaría yo esas declaraciones a la que fue vicepresidenta de ALE, me enteraría primero de primera mano si ella fue o no quien dijo esas cosas. Si realmente ella fue entrevistada por ese periódico, puede haber habido frases sacadas de contexto que lleguen a ser malsonantes. Me ha pasado a mí con algún que otro periódico así que no me fiaría yo mucho.
    un saludo

    • Siendo que ALE representa el movimiento antiescuela en España y conociendo su discurso anti-regulación, a mi me parece que sí que son ciertas.

      • Decir que a ti te parece que son ciertas esas declaraciones es un poco ir demasiado lejos. Antes de asegurarme yo preguntaría en primer lugar a la persona en cuestión, porque yo por experiencia sé de sobra lo que un artículo puede decir que tú has dicho que no sea verdad.

        Y déjame decirte que también estás equivocado al declarar que ALE sea un movimiento anti-escuela porque yo formo parte de ALE y NO lo soy como otros más.

        • Igual no lo serás tú, pero llevo años siguiendo este debate y has de admitir que, de las dos corrientes dentro del homeschooling, ALE representa al sector intolerante y radical que siempre se ha mantenido inmóvil en su planteamiento de que el estado les reconozca el derecho a excluir a sus hijos del sistema escolar. Siempre con un debate en medios de enaltecimiento de su opción y recalcando los errores de los centros. Además de ser también radical en su postura de mantenerse al margen de los requerimientos educativos (curriculum, objetivos, controles,…) que establece la ley.

  5. I understand this is a big issue for you Madalen, one that you come back to time and again. One thing is whether or not it is favourable to say the things Marta is acreditted with saying in public, and another is whether she has a point, sore as it might be to see. Of course parents are not better because they educate their children at home, but having them at home creats different challanges to the family economy. Not everyone who goes to school suffers and is brainwashed, but there is IMO a subtle, and sometimes not so subtle, element of subjugation in many schools, and the student/teacher relationship is tilted in a way many people who educate at home are uncomfortable with. I suppose it’s a question of sensibilities, I saw with your entry on Crianza Natural that you don’t understand the people who use that forum, and perhaps its the same here.
    This is not to say that you mightn’t have a point about the posture to have in the media, but I understand your position as a person who doesn’t educate at home full-time and who has her children in school is delicate at times, given that you are privy to the public(and private) thoughts of home educators about people in your own situation. I did comment on this in the previous entry, the ‘god is a concept’ idea, but maybe you could consider the example of a meat-eater in a vegatarian forum, where some people criticise meat-eaters. It wouldn’t be the the posture to have when trying to win people over in public, but at the same time, it’s understandable.

  6. Hi, there, in fact it´s not a big issue for me, Daragh, it´s just one of the issues. If you have a look at the blog, you will realize that it has more than 600 entries, most of them about legal issues, and barely three of them cover the “School is bad” topic, which I think is fair enough, and I don´t intend to abandon at all or refrain myself from covering as many times as I find any interesting information about it.Maybe it is one too many for you, since you dont´like them. On the contrary, I think that maybe school is a big issue, don´t you reckon?.
    Thanks for sharing your views with us, anyway. Take care.

  7. Maybe you’re right Madalen, it was over-making the point alright. I suppose I was referring to comments I read you making in Azu’s amigos homeschoolers blog last year, which is why I interpreted it as being an issue for you, I’ve seldom read you being annoyed about something, and you seemed annoyed about that, and I thought it came across here too, hence the comment. I apologise if it came across as being judgemental, I have that tendency at times perhaps.
    As to school being a big issue for me, well, I’m one of that percentage that took their children out of school after an unpleasant experience, so I’m sure that colours my opinion, but I wouldn’t feel that I demonise it, I actuallly work in schools myself, though in a private capacity. But my impression is that that there is less room for individual expression there and a tendency to get everyone to fit a model, or else, and that is soemthing that I disagree with and won’t choose to enter my youngest child into. I feel passionate about that, for sure, the idea that the government would try and take that decision out of my hands appalls me, but it doesn’t mean that I can’t appreciate that the experiences of others can be different. But you should take into account that I could be critical of schools without it meaning that what I am doing is better, it’s better for me, and I believe it to be better for my children, but so as many things I’m sure, and I recognise the dangers of that way of thinking. I suppose that I wanted to make the point that it is natural enough for who have stepped outside the system to express their reservations about that system, uncomfortable though it may be to hear.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s