Reflexiones sobre la escolarización obligatoria y la objeción escolar

La obligatoriedad de la escolarización está asumida de modo generalizado en la sociedad, de manera que prácticamente nadie se plantea la posibilidad de no introducir a sus hijas e hijos en el sistema escolar oficial[1], sin ni siquiera llegar a plantearse la conveniencia del modelo escolar a su disposición para el bienestar de físico y psíquico de los menores a su cargo.

A pesar de esa generalización en cuanto a la aceptación de la escolarización obligatoria, lo cierto es que la Constitución consagra un cierto ámbito para los padres dentro del paraguas de la libertad de enseñanza. Esa libertad de los padres cuando se enfrenta a una obligación de escolarizar impuesta por el Estado puede tomar la forma de objeción. Podríamos entender[2] esta forma primigenia de objeción a la escolaridad en sí, como objeción a la escolarización, al hecho de la introducción del menor en el sistema escolar, siendo otro tipo de objeciones las que, ya dentro del sistema escolar, llevan a los padres a ejercitar cierto ámbito de libertad de opción no prevista en origen por el propio curriculum, o por las normas que rigen la vida escolar dentro del centro educativo.  Entenderíamos el homeschooling como una forma de objeción de conciencia basada en el derecho que tienen los padres a que la educación moral y religiosa que reciben sus hijas sea acorde a sus propias convicciones. Además su negativa a escolarizar al menor a su cargo coloca a esos progenitores en una situación de desafío de diferentes mandatos legales que se derivan de la pormenorizada legislación dedicada a la protección de menores. Mandatos legales que le obligan a gestionar una plaza escolar para los menores a su cargo, que una vez gestionada la plaza le obligan a asegurarse de la asistencia continuada del menor al centro escolar, salvo causa justificada, que le obligan a informar como ciudadano de cualquier caso del que tenga conocimiento de que un menor no se encuentra escolarizado, o no está asistiendo a él en horario escolar, esos mandatos le llevan a encontrarse sumido en una conducta tipificada por el Código penal de abandono de familia, y por las leyes de Protección a los menores de situación de desprotección social del menor, por el mero hecho de no estar escolarizado, bien sea ésta situación de riesgo o desamparo. Además el Código Civil tiene previstas medidas para instar la escolarización de los menores, e  incluso de la retirada de la patria potestad para asegurarse de que la medida es efectiva. Y todo ello en base a una obligación de escolarización, que ni siquiera está enunciada en la Constitución, que impone la educación básica como un derecho del menor, pero no su escolarización. Esta objeción, habitual en el homeschooling, no es de oposición  a la obligatoriedad de la enseñanza, que en ningún caso se pone en tela de juicio. Por ello no es una objeción al deber de enseñanza derivado de la Constitución, sino que es una objeción de conciencia a los mandatos civiles derivados de la obligación de escolarización, y por ello una objeción al “monopolio de la enseñanza reglada”.


[1] Así lo constata la Relatora Especial para educación de las Naciones Unidas para el Consejo económico y Social, KATARINA TOMASEVSKI en su informe de 2004 sobre el derecho a la educación (E/CN/2004/45, de 25 de enero de 2004). “La importancia casi exclusiva que se asigna a la escolarización de los niños en las estrategias educativas a nivel mundial hace que se pierda de vista la necesidad de determinar si los niños están, como mínimo, seguros en la escuela”.

[2] Jose Mª MARTÍ SANCHEZ, “Objeciones de conciencia y de escuela” Revista General de Derecho Canónico y Derecho Eclesiástico, nº 15, 2007, pp.1-55.

Anuncios

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s