La defensa de la tesis: la metodología (I)

El trabajo que se somete a juicio de este Tribunal tiene su origen en una sugerencia planteada por quien ha sido el director de esta tesis, con ocasión de una de las muchas conversaciones en las que barajamos las posibilidades que nos ofrecían distintos temas que pudieran ser objeto de una investigación. La idea de analizar la situación legal del homeschool, o educación en casa, se nos antojaba atractiva, precisamente por la ausencia de una respuesta jurídica clara a la propuesta desescolarizadora dentro del ordenamiento jurídico español.

Finalizado el trabajo, es esta una oportunidad que se me brinda para proceder a la defensa de su contenido y sus conclusiones, relatando en primer lugar las circunstancias de la metodología investigadora, para pasar a continuación a realizar un repaso del contenido del trabajo, con atención a su estructura y desarrollo, y finalizar con una exposición global de las conclusiones alcanzadas en base a sus postulados.

 

1.      LA METODOLOGÍA INVESTIGADORA

 

Tras un período de reflexión y un estudio previo sobre las posibilidades que el tema ofrecía, se dio una circunstancia que ha marcado el proceso de la tesis. Consistía ésta en la decisión de publicar en un blog el resultado de la investigación en marcha desde su propio inicio y a tiempo real. Mi director se mostró muy favorable a una propuesta tan poco común, y en abril de 2007, procedí a realizar la primera entrada. En una primera instancia el blog se denominó “la objeción a la escolarización”, posteriormente pasó a denominarse de un modo más amplio “La opción de educar en casa”, y a partir de ese momento, esa ha sido la denominación que ha venido a identificar la investigación que es la base de este trabajo.

En el momento en que inicié este estudio, se estaba produciendo en la Universidad la implantación de los nuevos modelos de docencia, dentro del contexto del Proceso de Bolonia, y a la sazón, me encontraba realizando distintos cursos sobre la implantación de las nuevas tecnologías en el aula, ocasión que valoré extremadamente propicia para engarzar ambos aspectos de mi actividad profesional, la docencia y la investigación, desde un único prisma.

La publicación en el blog ha marcado el ritmo y la forma de la investigación desde su comienzo, lo que a la postre ha llegado a influir sobre el fondo y sobre su contenido. La publicación del blog, y su propia existencia fue objeto de atención dentro del colectivo de las familias que educan en casa, circunstancia que propició un intercambio de información entre el colectivo y la investigadora, que ha fructificado en una propuesta que difiere del conocimiento que puede obtenerse en base a las fuentes escritas en exclusiva.

En la actualidad, el blog cuenta con más de 700 entradas publicadas, desde abril de 2007 y una media de 200 visitas por día. Es, por todo ello, un instrumento imprescindible para continuar investigando las nuevas realidades que en el ámbito del homeschool se vayan a producir a corto y medio plazo.

No pretendo ocultar que tiene sus desventajas. La exposición constante a sus lectores convierte a quien investiga en presa fácil para la crítica y la exigencia de una adhesión a los postulados de los receptores del medio. Ambas formas de presión son negativas y pueden dañar de forma grave la necesaria objetividad exigible de una investigación de este tipo. Sin embargo, el apoyo y la supervisión constantes del director de la tesis han podido corregir las desviaciones que pudieran producirse debido a esa circunstancia. Con esa finalidad, la versión en papel de la tesis recoge los hallazgos y las reflexiones que han ido desarrollándose en el blog, además de las aportaciones del propio movimiento desescolarizador, corrigiendo de manera definitiva aquellos aspectos que pudieran mermar o dañar la objetividad de la investigación.

Un aspecto importante que complementa la tesis es el trabajo de campo representado por una encuesta realizada sobre un colectivo de familias homeschoolers, en base a los motivos que les llevan a desescolarizar a los menores a su cargo.

Es cierto que en ninguna investigación se plantea la cuestión de los motivos a aquellas familias que escolarizan a sus hijos dentro del sistema educativo presencial para preguntarles ¿Por qué escolariza usted a sus hijos e hijas? Se da por hecho que la pregunta es tan redundante e impertinente como la de preguntar ¿Por qué alimenta usted a sus hijos e hijas? Se tiene la convicción de que la respuesta va a girar en torno a la idea de la obligatoriedad legal “Porque es mi obligación”, o su equivalente “Porque es obligatorio”.

El homeschool carece de la coercibilidad que se deriva de la norma y por ello necesita ser explicado, justificado y defendido. Esa situación deriva en una ventaja cual es un convencimiento interior de lo que se está haciendo. Es algo que ha sido conscientemente decidido, debatido y hasta discutido dentro del seno de la familia. Y ese debate gira, al fin y al cabo,  en torno a los motivos.

Con la finalidad de conocer en detalle las características propias del movimiento desescolarizador conté con la colaboración de ALE (la Asociación para la Libre educación), entidad que defiende a nivel del Estado los intereses de las familias que educan sin escuela, con la finalidad de proceder a la recogida de opinión de estas familias en base a unas encuestas, que de modo anónimo llegaron a mi poder a través de ALE, que se encargó de su distribución y recogida. Los resultados de las encuestas vienen a engrosar aspectos importantes de la investigación, con una novedosa taxonomía de familias que educan en casa en base a los motivos que les lleva a tomar esta decisión. El resultado es la identificación de cuatro grandes grupos que he denominado “pedagogos, ideólogos, rebeldes y víctimas del sistema”. Llegando con el tiempo a la sorprendente conclusión de que es precisamente esta última motivación la que con más frecuencia lleva a las familias a educar en casa en estos momentos.

En cuanto a las fuentes utilizadas, además de la información que he obtenido de las citadas encuestas, he consultado con frecuencia blogs gestionados por madres que educan en casa y he contado siempre con el contacto cercano y directo de las familias homeschoolers, sin olvidar las entrevistas a los pioneros del movimiento desescolarizador, que han marcado ideológicamente su devenir a lo largo de las últimas dos décadas. Además de las anteriores fuentes directas, he consultado sistemáticamente las fuentes secundarias escritas, a través de monografías de contenido jurídico. Finalmente un aspecto importante de las fuentes manejadas lo constituyen las resoluciones tanto administrativas como judiciales procedentes de los casos de intervención de la Administración sobre algunas de las familias que educan en casa.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s