Universidad de Barcelona. Workshop sobre homeschool. Mesa redonda (II)

Una vez terminadas las ponencias por parte de los y las  juristas, profesores y profesoras de la universidad, pudimos disfrutar de un corto receso, que aproveché para intercambiar opiniones con las familias que habían venido a participar en este evento. Para mi fue una gran oportunidad para conocer en persona a cantidad de personas que conocía de oídas pero que no había tenido nunca ocasión de saludar. A veces estamos tan cerca, pero a la vez tan lejos.

bbb En la mesa de izquierda a derecha, Angel Díez (Inspector de la Generalitat), Lluisa Nicolau (Cap del Servei d’Escolarizaciò i Registre de titols), Elena Lauroba (Profesora de Derecho Civil de la UB), Mª Jesús Larios (Adjunta del Menor del Sindic per a la defensa dels drets dels infants) y Antoni Tort (Director Departament de Pedagogía de la UdV).

Elena Lauroba, que moderó el coloquio de la mesa destacó los aspectos ligados al concepto superior del interés del menor, que fue en muchos de los casos, la piedra de toque angular en boca de algunos de los ponentes, junto con el destacado papel de la Administración de protección de los menores, lo que venía a cuento, teniendo en cuenta que en la mesa había una amplia representación de aquellos sectores de la Administración más cercanos a los derechos de los menores relacionados con su derecho a la educación.

Comenzó la mesa redonda con la intervención de Antoni Tort, que como pedagogo, quien abogó por un reconocimiento mayor del derecho a educar en casa. Destaca que aun sin olvidar los problemas de absentismo de ciertas zonas de Catalunya, debe tratarse de fomentar el respeto y el reconocimiento de las minorías en la medida que ello sea posible. Avanza una interesante conceptualización al señalar que a lo que los poderes públicos se refieren cuando hablan de socialización, es más bien al concepto de institucionalización. Cree que la clave del homeschool no debe estar en la oposición con el Estado, ni tampoco debe depender del rendimiento académico.  Este mayor reconocimiento, en todo caso debe encontrarse con límites en cuanto a las decisiones que los padres pueden tomar con respecto a sus hijos. No hay que olvidar la existencia de los fundamentalismos religiosos, y el principio de que los menores no son propiedad de sus padres, son miembros de la sociedad de pleno derecho.

A continuación Lluisa Nicolau, explicó que desde su punto de vista, no en bueno dejarse llevar por los eufemismos, y que hay que pintar la realidad tal y como está en atención a la normativa vigente, en un contexto en el que hay derecho pero también responsabilidades. Vaya por delante que ella aboga por un reconocimiento legal que aclare la situación en la que se hallan estos menores, con respecto a la convalidación de los conocimientos y competencias adquiridos en su educación en casa.

Anuncia que el seguimiento de la obligatoriedad de la escolarización corresponde a los ayuntamientos. Con respecto a la incorporación de estos menores al sistema escolar, distingue entre las etapas obligatorias y las no obligatorias. En cuanto a la etapa obligatoria, no hay ningún problema, ya que esta incorporación se produce de modo automático. La dificultad  surge con la incorporación a un nivel no obligatorio, pues no se puede homologar un título que no existe.

En cuanto a los estudios cursados en centros extranjeros, sostiene que se exige la residencia en aquel país, circunstancia que  habrá que demostrar en cada caso. Nicolau afirma que no valora la validez del modelo, pero constata que no se puede homologar, teniendo en cuenta la normativa presente. El principio es el de no perjudicar al alumno, y facilitar en lo posible la preparación para las pruebas de acceso. En todo caso, advierte de que en ningún supuesto pueden convalidar los expedientes de estudios cursados en centros no homologados

A continuación intervino Angel Díez, inspector de educación de la Generalitat, que expuso, a modo de introducción, un cuadro de la normativa que están teniendo en cuenta en su departamento. Cuadro en el que no expuso en ningún momento el Protocolo de Absentismo de Barcelona, cosa que sinceramente, me sorprendió. Mencionó la Constitución, el EAC, la LODE, la LOE y la LECa, finalizando con la Llei 14/2010, de derechos y oportunidades en la infancia y la adolescencia.

Destaca en la Sentencia del Tribunal Constitucional de 2010, la declaración que ésta hace en el sentido de que “la educación no es un proceso de mera transmisión de conocimientos”, y declara que la Inspección no se ocupa de detectar situaciones de absentismo, ni de cruzar los datos procedentes de los padrones, sólo si reciben una denuncia por parte del centro escolar, de un familiar o de un tercero darán trámite a un expediente dirigido a la inspección del hecho en conjunción con los servicios Sociales municipales. De ahí se inicia un recorrido, que a través de la Inspección territorial, la Dirección General de atención a la Infancia y Adolescencia, pase a la secretaría General de Ensenyament con el correspondiente traslado a la Fiscalía de Menores.

La cuarta  ponente de esta mesa fue Mª Jasús Larios, que como adjunta al Sindic, dejó claro que no le corresponde a ella declarar los principios de aquél al respecto. De hecho advierte de que esta Defensoría no se ha pronunciado sobre el fondo del asunto. Aclara que el Sindic no es un abogado defensor de quienes presentan una queja, y se limitan a comprobar que en algún momento no se haya vulnerado algún derecho en una actuación concreta de la Administración A este respecto, informa de que no se ha detectado ninguna irregularidad en lo que se refiere a los casos de homeschool.

Advierte que no es un problema de falta de regulación, -que sí que la hay-, pero sí que es una relación dificultosa. La resolución del conflicto está en manos del legislador que teniendo en cuenta el interés superior del menor proceda a regular esta práctica.  Debe ser una regularización que pueda cubrir toda la globalidad de los derechos a la educación en juego., siempre teniendo en cuenta que debe prevalecer el derecho a la educación sobre los demás, y que se han de tener en cuenta los casos extremos que puedan ocultarse en esta vía. No se olvida de que la escuela es un ámbito de protección de la infancia en la que se detectan situaciones de negligencia y abandono. Declara su perplejidad ante tan difícil tarea que considera casi imposible de realizar.

 El debate posterior fue de una gran riqueza y una gran altura de conocimientos, que llevaron a Larios a sentirse incómoda al reconocer que desconocía que en Francia estuviera regulada la educación en casa más allá de los supuestos de los menores con enfermedades que les impedían acceder al sistema presencial.

La impresión que quedó en conjunto es que es precisamente el cambio de marco de relaciones jurídicas el que puede llevar a una normalización de estos supuestos que no deberían estar siendo regulados por la normativa que se redactó en su momento para acabar con el absentismo escolar.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Un pensamiento en “Universidad de Barcelona. Workshop sobre homeschool. Mesa redonda (II)

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s