Racionalización de horarios

Este artículo publicdo por el Centro Internacional Trabajo y Familia pone el acento sobre uno de los aspectos ideosincráticos del Estado español: los horarios.

El horario es la distribución del tiempo, un recurso siempre escaso, inelástico e imposible de reemplazar. Al tratarse de una medida, un artificio creado por el ser humano debería adaptarse a las necesidades de la sociedad de cada momento. El Estado español ha creado una distribución del tiempo laboral alrededor de la vida social a “jornada partida”. Esta jornada tan dilatada en el tiempo produce graves disfunciones sobre el tejido colectivo, y sobre todo sobre el horario escolar que obliga a los niños, niñas y jóvenes a permanecer largas jornadas escolares, basadas no en sus necesidades formativas, sino en la necesidad de que esén en el centro escolar mientras sus padres soportan jornadas laborales expandidas en un tiempo exagerado: de 9 de la mañana a 8 de la noche.

Un estudio anterior realizado por el Centro Internacional de Trabajo y Familia del IESE en empresas de la Comunidad de Madrid demostró que los trabajadores no hacen uso de las políticas de flexibilidad de horarios laborales que permiten la conciliación, no tanto por la inexistencia de tales políticas (muy limitadas), sino porque choca con la cultura dominante de la empresa y entre los propios ejecutivos está “mal visto”. Poca regulación y mucha flexibilidad La racionalización de los horarios laborales implica cambios en la vida cotidiana, por lo que no puede ni debe hacerse a golpe de decreto de las instituciones públicas. “Más bien todo lo contrario: legislar lo justo para ofrecer un marco de actuación que permita establecer de forma flexible y adaptada diferentes políticas y acciones particulares”, afirman el informe.

conciliar-300x209

En opinión de los expertos, la regulación de los horarios comerciales de los gobiernos de la democracia ha sido particularmente errática. Por ello, recomiendan mejorarla “a través de paquetes de medidas dirigidas a flexibilizar los horarios de apertura, respetando las características de cada negocio y dejando en manos de sus responsables la decisión de abrir o cerrar en determinadas franjas horarias”. Los autores creen que el horario laboral medio no debería ampliarse. Un horario laboral flexible, trabajo a tiempo parcial, semana laboral comprimida, jornada reducida, jornada continua o teletrabajo son algunas de las medidas que pueden ser útiles para compatibilizar familia, trabajo y vida personal. En cualquier caso, el informe concluye que tener un buen horario aporta más satisfacción a muchos trabajadores que tener un buen empleo.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s