Familia irlandesa multada y condenada

 

Irish mother gets arrested for home schooling children

 
 
  Tuve la suerte de conocer a Edward O’Neill con ocasión del EPLE que tuvo lugar en Gandía en el verano de 2013., y la suerte de traducir su intervención en el evento en el que explicó la situación de indefensión a la que se han visto abocados, él y su mujer, Monica O’Connor, que pasó tres horas en la cárcel esta pasada semana por infringir la regulación que afecta a la educación en casa en Irlanda.

OConnor-ONeills

Esta familia basa sus argumentos en que la opción de educar en casa es un derecho fundamental recogido en la Constitución irlandesa y están dispuestos a seguir luchando, a pesar del puelso que están llevando con TULSA, la Agencia de protección a la Infancia, que funciona de modo semejante a la Fiscalía de Menores en este país. De hecho, TULSA podría denuniarla de nuevo el año que viene, mientras que su marido tendrá que cumplir condena por el mismo motivo, ya que ambos progenitores han sido denunciados separadamente.

 

Las razones de la denuncia se basan en que la pareja no ha registrado a sus hijos en edad escolar en la escuela local. Por ello, fueron multados con 2000 euros en junio de 2013 y con otros 1300 euros en diciembre de ese mismo año. La sanción económica se convertía , por causa de impago, en una pena de privación de libertad de 10 días, por cada impago. Monica fue puesta en libertad tres horas después de su arresto, por buen comportamiento.

Monica es doula y su marido maestro y han educado en casa a cuatro de sus hijos mayores. Como bien explica O’Connor “Nosotros no pretendemos apelar al tribunal Superior. creemos que eso es lo que quieren que hagamos. tenemos claramente un derecho que deriva de la propia Constitución”. Mientras que en Canadá y en los Estados Unidos, se puede basar una defensa directamente en la Costitución, la ley irlandesa no permite este tipo de defensa en los tribunales inferiores.

 

Las leyes que afectan al homeschool han cambiado. Antes de la Welfare Act de 2000, los homeschoolers tenían que notificar a la policía local su intención de no escolarizar explicando las razones para ello. Sin embargo, tras la nueva ley, no basta la simple comunicación y tienen que dirigirse a la Agencia de protección del menor (TULSA), solicitando una valoración de cada uno de los niños que se pretende desescolarizar. Si pasan satisfactoriamente  pueden registrarse. Si no se someten a este procedimiento de valoración deben registrar al niño o niña en su escuela local a la que deberá acudir de modo obligatorio

Jane Donegan miembro de HEN (Irish Home Education Network), cree que el Gobierno está utilizando a esta familia como cabeza de turco para conseguir el registro masivo de las familias que educan en casa en Irlanda. Calcula que un cuarto del total de las familias que educan en casa en Irlanda (que vienen a ser unas 800) no se registran ni han sido valoradas.

Irish mother gets arrested for home schooling children by “Karen Rodgers” karensrodgers

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s