De nuevo Elsa Haas

Por diversas razones -en concreto el hecho de que estoy redactando el nº 7 de la serie 10 sobre el homeschool, y necesito recabar nueva información-, he vuelto a manejar aquellos escritos de finales de la década de los 80 y principios de los 90, en los que se estaba fraguando el movimiento desescolarizador que conocemos hoy en día. No hay como volver al principio para obtener inspiración y sentir una ráfaga de aire fresco. Elsa Haas acababa de publicar un artículo en el diario El País, sobre el suicidio en el ámbito escolar, y más tarde, en 1990, publicaba en ese mismo diario un artículo titulado Buscar alternativas y encontrarlas

Buscar alternativas y encontrarlas

Massachusetts, EE UU. 24 MAY 1990

En el artículo sobre el fracaso escolar aparecido en la sección Domingo del 13 de mayo me presentaron como “la norteamericana partidaria de buscar alternativas a la escuela”. No sólo las busco, sino que las he encontrado.En EE UU, según el Departamento de Educación, un cuarto de millón de niños y jóvenes no van a la escuela, sino que aprenden en casa y en el mundo real con la aprobación de sus padres. Existen leyes que, específicamente, permiten esta alternativa en muchos Estados de EE UU, al igual que en países como el Reino Unido, Francia, Australia, Nueva Zelanda o Canadá. Represento a Holt Associates, una organización de Cambridge, Massachusetts, que publica una revista sobre el tema. En España editamos su versión castellana, Aprender sin escuela.

En 1987 Grant Colfax se graduó cum laude en la Universidad de Harvard, habiendo ingresado en la misma sin antes pasar por ninguna institución educativa. ¿Qué tiene que ver esto con el fracaso escolar? Colfax no empezó a leer hasta que tenía nueve años, y probablemente en cualquier escuela hubiera sido encasillado como un fracasado que padecía trastornos de aprendizaje. ¿Qué hicieron sus padres para convertirlo en un éxito? Confiaron en que cuando tuviera sus propias razones para aprender a leer, aprendería. Y le alentaron a seguir con lo que más le interesaba en aquel momento, el cuidado de cabras.

Muchos otros jóvenes desescolarizados prescinden de la Universidad y se meten directamente en el mundo real, desenvolviéndose allí perfectamente.

Hasta ahora hemos encontrado varias familias en España que han elegido como la mejor alternativa educativa el no llevar a sus hijos al colegio.

Las escuelas no mejorarán hasta que dejen de ser un monopolio.

Representante para España de Holt Associates. Cambridge,

Siguiendo el relato de Carlos Cabo, desde su tesis doctoral,  “el mismo año de su llegada a España, escribe un artículo en El País, titulado “Los jóvenes suicidas y el papel de las escuelas” (27 de septiembre de 1988), en el que habla de la responsabilidad de la escuela en los casos de suicidios de jóvenes escolares. Al parecer, cuatro de los seis estudiantes que últimamente se habían suicidado en España lo habían hecho por motivos directa o indirectamente relacionados con el fracaso escolar. Aprovecha esta circunstancia para criticar a la institución escolar y para defender otras alternativas más respetuosas con todo lo que tiene que ver con el aprendizaje de los menores. En este sentido sintoniza con la pedagogía anti autoritaria, no directiva o libertaria de Neill”.

Anuncios

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s