El día de la marmota del fracaso escolar

Vuelven a publicarse los desastrosos datos sobre el fracaso escolar, con titulares del tipo:  “España lider de la UE en fracaso escolar prematuro” , “España a la cabeza en Europa de abandono escolar”, y volvemos a sentir un deja vu, una sensación de encontramos en el bucle del día de la marmota. Sin embargo, son las reflexiones que van al hilo de la atención al caso concreto, a la idiosincrasia y a los sentimientos de cada niño o niña, más que a la obtención de un resultado planificado y programado -sin atención a las características propias del individuo sobre el que éste va a ser un impuesto-,  las que incorporan un valor añadido al debate sobre la calidad del sistema educativo, que debe basarse en el principio de la supremacía del bienestar del menor sobre el mejor funcionamiento del sistema.

No es un discurso que podamos afirmar que inunde los medios de comunicación, dado que el debate social está precisamente en el lado opuesto, centrado obsesivamente en la obtención de resultados asimilables a la media europea, a la media de los países industrializados y desarrollados. Se ha dado la espalda al bienestar del niño y de la niña para abrazar la competitividad y el escrutinio de sus capacidades, para pasar a continuación a juzgarlas negativamente por su inadecuación a los retos de una sociedad altamente comercializada, industrializada e informatizada, en la que las capacidades de los menores van a ser clave del desarrollo económico de los próximos 30 años.

hombros¿En qué momento hemos dimitido de nuestras propias obligaciones para cargar sobre los frágiles hombros de nuestros hijos e hijas tamaña responsabilidad? No recuerdo haber sentido ese peso cuando era una niña en absoluto. Nuestros padres parecían responsabilizarse de todo, de lo bueno y de lo malo, del pasado del presente y del futuro, y nos dejaban ser niños en casa y en la calle. Ahora los niños y niñas han desaparecido de las calles y sus juegos ya no nos acompañan, están metidos en el aula o en la casa preparándose para este futuro tan amenazador, preparándose para salvar a sus padres de su propia inmadurez.

Anuncios

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

2 pensamientos en “El día de la marmota del fracaso escolar

  1. Gracias Madalen, por escapar de las cifras y poner sobre la mesa lo importante: la infancia. Tan frágil y tan descuidada, presionada, por los adultos.
    Yo sí sentí sobre mi toda esa presión, pero es que yo fui, soy, fracaso escolar… osea, la muestra de que el sistema fracasa.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s