Slow is better: Slow schooling

Todo empezó con el movimiento que preconizada la slow food frente la fast food de  ciertas cadenas de comida procesada entendiendo el  slow food como comida hecha con tiempo y propósito de agradar, no sólo la obtención de un beneficio económico. La idea se trasladó a la educación y a la vida en general, preconizando una vida más lenta, un downgrade, -bajar las expectativa económicas y laborales- para adaptarse a una vida más simple que no fuera una carrera de obstáculos.Es la teoría del decrecimiento.
Slow fashion se basa en los mismos principios que el movimiento de comida lenta como la alternativa a la ropa producida en masa –Fast-Fashion-. Inicialmente, el movimiento de moda lenta procuró rechazar toda la ropa producida masivamente, refiriéndose sólo a ropa hecha a mano, pero se ha extendido para incluir muchas interpretaciones y es practicado en varias maneras.Inlcuso existe el movimiento de tusrismo slow en ciertos municipios.
slowFinalmente Cittaslow nos traslada, a modo de consejo, nuevas pautas de vida lenta: Los objetivos del movimiento Cittaslow son resistir a la homogeneización y globalización, potenciando la felicidad y la auto-determinación. El movimiento Slow aconseja algunos modos de calmar el ajetreo cotidiano.
  • Conseguir un hobby o pasatiempo tranquilo, como la lectura, escritura, hacer punto, pintar, cocinar  o hacer jardinería.
  • Mirar poco o nada el reloj ; los fines de semana, procurar levantarse de la cama respetando los ritmos naturales del sueño, en lugar de ponerse el despertador, así como no llevar el reloj encima.
  • Hacer la compra en un mercado de productos frescos (preferentemente local y con puestos de los propios agricultores)
  • Preparar una comida para poder sentarse con tranquilidad y saborearla sin tener encendido el televisor o leyendo algo que genere sosiego. Disfrutar de la conversación, si se come con otras personas, o de la paz que puede dar el comer solo.
  • En vacaciones, procurar bajar el ritmo; no intentar llegar a todo lo que nos gustaría ver y visitar. Viajar a ciudades con restaurantes de comida local donde se pueda comer con tranquilidad.
  • Limitar la lista de cosas pendientes; tomarse el tiempo necesario para las personas y actividades con las que se disfruta.
En castellano se ha venido a traducri por movimiento lento

Desde Asegura tu muro, nos informan de que el Slow Schooling, o aprendizaje escolar lento, rechaza los sistemas de aprendizaje memorístico, con los cuales se pretende almacenar toneladas de información sin apenas digerirla y aboga por un tipo de aprendizaje interactivo, donde se aprende escuchando y se asimilan conocimientos mediante la conversación y discusión con los demás estudiantes.

Este estilo educativo apuesta por aprender mediante el dialogo, el intercambio de experiencias, la autonomía y la libertad, siempre con unos límites y con unas normas y adaptando los tiempos a cada niño.

Defiende la enseñanza basada en procesos lentos, que permitan profundizar bien los temas y promueve la interacción, la libre expresión, la imaginación y el juego como actividades que ayudan a adquirir conocimiento. Además busca encontrar el tiempo necesario para cada niño, teniendo en cuenta los distintos ritmos de aprendizaje, para ofrecer un tipo de educación más humanizada y eficiente.

Este estilo educativo se inspira en las experiencias recogidas de las escuelas de Summerhill, Montessiori o Waldorf, que utilizan metodologías modernas de aprendizaje.

En nuestro entorno existen varias opciones de centros de educación alternativa. Como por ejemplo, la escuela Waldorf de la Alpujarra de Granada, la escuela bilbaína, Xixupika Slow Center, o el Colegio Andolina, un centro privado, mixto y laico de Educación Infantil y Primaria, ubicado a las afueras de Gijón, organizo una cooperativa, a través de la cual, un grupo de padres y madres, que no encontraban ninguna opción educativa que les gustase para escolarizar a sus hijos, crearon un nuevo modelo de escolarización a su medida.

En este colegio los alumnos no se mueven al dictado de un plan de trabajo estricto, no cambian de aula al sonar un timbre, ni pasan todo el día encerrados entre cuatro paredes. No tienen horarios fijos, si no que éstos se adaptan a los niños y a sus necesidades según su proceso evolutivo. Y nunca falta el contacto con la naturaleza.

Los niños tienen iniciativa y eso hace que aprendan más rápido y asimilen mejor los conocimientos aprendidos. Desde el compromiso, la responsabilidad, la autonomía, la libertad y el respeto a los profesores, a los compañeros y a los materiales.

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s