Homeschool en hogares paleo

Paleo viene de paleolítico y preconiza una dieta, lo más cercana posible a los productos silvestres de los que se alimentaban nuestros antepasados cazadores y recolectores, pero también un tipo de vida cercano a la naturaleza. “El estilo de vida paleolítico se inspira en la actitud adoptada por el ser humano con el entorno hasta la llegada de la especialización y el sedentarismo de las sociedades agrarias durante el neolítico. No implica comportarse como un hombre de cromañón, sino optar por la esencia de hábitos de cazadores y recolectores para mejorar la salud y el estado de ánimo”.

Paleo life

Stencil de Banksy. Caveman Fast Food originally appeared on the streets of Los Angeles, California.

Desde esta web

Otra paleo-entusiasta, la bloguera y escritora Michelle Tam, ha adoptado lo que ella considera un estilo de vida que ha mejorado su existencia.

“El estilo de vida paleolítico tampoco se olvida de la vida en familia. En lugar de abogar por una educación basada en interminables horarios y actividades extraescolares, los “padres ancestrales” (“primal parents”) abogan por dejar libertad a sus hijos para jugar y experimentar en entornos preferiblemente naturales”.

El siguiente paso serán las escuelas paleo, que a parte de una dieta paleo adecuada ofrezcan una educación basada en el ámbito natural y centrada en el exterior y no en el aula.

Se muestran contrarios a instituciones habituales en nuestra vida social, como son las relaciones virtuales a través de las redes sociales, el sistema escolar, la dieta vegetariana y el ejercicio en los gimnasios.

Recomendaciones para una vida paleo:

  • Adoptar una dieta paleo, que implica  abundancia de fruta, pescado, carne y frutos secos, evitando los alimentos que no existían en el paleolítico.
  • Ejercicio frecuente pero muy variado, evitando realizar siempre el mismo tipo de deporte
  • Realizar una variedad de movimientos complejos naturales, como escalar, arrojar, nadar, llevar pero, andar, correr….sin recurrir nunca al gimnasio.
  • Maximizar el contacto con la  naturaleza, por ejemplo, tener plantas, ir al monte, escalar árboles…
  • Utilizar un mínimo de ropas y andar descalzo, exponiéndonos al frío, el calor y los elementos atmosféricos.
  • Exposición regular al sol y la luz natural para obtener vitamina D y prevenir la depresión.
  • Tratar de dormir por lo menos ocho horas preferiblemente siguiendo el ritmo solar.
  • Pasar tiempo tanto  jugando como descansando, siempre viviendo el presente.
  • Reducir los niveles de stress y de exceso de trabajo
  • Evitar el exceso de higiene, el contacto con la suciedad inmuniza de ciertas enfermedades.
  • Consumir comidas fermentadas.
  • Educar a los hijos como lo hacían los cazadores y recolectores: al modo de la crianza natural, amamantando durante mucho tiempo, utilizando el porteo y el colecho  al tiempo que se les permite jugar y desarrollarse de modo autónomo.
  • Sentarse de cuclillas
  • Socializar de modo presencial con familia y amigos, evitando las redes sociales y el contacto virtual superficial con cientos de personas

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

3 pensamientos en “Homeschool en hogares paleo

  1. ¡Qué interesante! muchas gracias Madalen. No conocía esta tendencia en educación, me había quedado en la dieta… creo que requiere una actitud ante la vida que yo no tengo, pero me resulta admirable.

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s