Un guiño a un gran clásico: Hamlet

Las familias que se han decidido por desescolarizar a sus hijos e hijas tienen diferentes necesidades de información y conocimientos que les ayuden en un camino incierto. Casi siempre coinciden en su preocupación por lo legal, una preocupación que ha tenido la entidad suficiente como para llegar incluso a dividir al colectivo en cuanto al modo en que se habría de proceder para llegar a la situación que les permita educar en libertad. indizea

Parafraseando a Hamlet se preguntan ¿Qué es mejor? ¿Estar en una situación de ausencia de regularización y disfrutar con ello de las ventajas de una práctica libre de la educación en casa? ¿O, por el contrario, luchar contra el proceloso mundo de la ley y de las regularizaciones que por un lado garantizan la legalidad de la desescolarización pero por otro restringen su práctica diaria con controles y evaluaciones externas? ¿Quién querría sufrir del tiempo el implacable azote,del fuerte la injusticia, del soberbio el áspero desdén, las amarguras del amor despreciado, las demoras de la ley, del empleado la insolencia…?

 

 

 

 

 

Acerca de madalen

Profesora de Derecho Civil de la EHU-UPV

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s