Renta mínima y absentismo escolar

Javier G. Jorrín

images

Uno de los 6.254 perceptores a los que la Comunidad le ha suspendido la ayuda es Javier Salazar Martínez, de 32 años, que vive de alquiler social en el madrileño barrio de Oporto. Él y su mujer (ella es de nacionalidad paraguaya) llevan varios años en paro y tienen dos hijas menores. Javier recibía 655 euros mensuales de RMI para mantener a su familia, “hasta que la Comunidad me la retiró este verano alegando absentismo escolar de una de mis hijas”. Javier reconoce que la situación que han vivido les desbordó. “Mi hija de siete años sufrió durante meses acoso escolar, con amenazas de una niñas mayores que ella que si se lo decía a los profes la iban a matar. El colegio estuvo tiempo sin ponerle remedio y mi hija no quería ir a clase”.

Javier asegura que los ocho meses que han estado con la ayuda suspendida han sido de lo más complicados. “Mera supervivencia. Nos han cortado hasta la luz. Hemos tenido que pedir ayuda a una amiga de mi madre, que nos dejó 2.000 euros. Mi madre también es perceptora de la RMI”. La Comunidad se ha comprometido a reanudarle la prestación en diciembre. “Eso nos han dicho. Nos han dado mientras tanto una ayuda de emergencia de 480 euros para poder pagar varios meses de alquiler, que es de 162 euros mensuales”.

Anuncios

Deja un comentario aquí

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s