La “ley Cenicienta” en el Reino Unido

Nos llegan desde el Reino Unido noticias de prensa que anuncian la inminente aprobación de una ley que modifique aspectos de la protección de los menores ante actitudes negativas de sus propios padres. la nueva ley prevé hasta 10 años de cárcel para los padres que abusen psicológicamente de sus hijos y no les brinden el cariño y la atención que necesitan. La futura ley ha tomado el apelativo coloquial de “Ley Cenicienta” , en inglés Cinderella Law.

El objetivo de esta propuesta es castigar a aquellos padres o madres que “dañen considerablemente” a sus hijos, “en lugar de educarlos y quererlos”. El plan es incorporar este nuevo delito a la Ley de Niños y Jóvenes, que penaliza a padres que causen daño físico a sus hijos. Así, un padre o una madre puede ser procesado o procesada por impedir el “desarrollo físico, intelectual, emocional y social” de su hijo o hija.

Según relata la ONG Action for children en los últimos años se han denunciado numerosos casos en el Reino Unido de abusos físicos de progenitores a sus hijos, que en muchos casos “obliga a los servicios sociales a intervenir y retirarlos de su entorno familiar”.

Me pregunto si esta modificación legal puede de algún modo perjudicar a las familias que educan en casa. A veces se utilizan este tipo de propuestas legislativas para restringir derechos en áreas no directamente afectadas, pero que resultan colindantes, resultando así en daños colaterales derivados del exceso de celo de los Servicios Sociales y la Policía.

Dado que el llamado Informe Badman quedó aparcado, puede haber permanecido latente la tentación de actuar sobre las familias que educan en casa, imponiendo un mayor control sobre el modo en el que están proporcionando esa formación integral. Un artículo de Erin Pizzey desarrolla esta idea, apuntando a  que la nueva ley va traer como consecuencia que cualquier padre o madre sean, por serlo, sospechosos de crueldad infantil.

Las inquietudes abte la nueva propuesta legal se hacen patentes en artículos como el de The Independent o en blogs como el de Aspie in the family, que publica una entrada sobre el temor ante la ley:

Of  course there may be a more sinister motive behind these proposed changes.  Whilst it is claimed that the intention of the new law is to protect children from abuse it could be seen as an opportunity for the state to demand that all children be brought up in a way dictated by the state.  I find that a deeply disturbing thought.

(Por supuesto que puede existir un motivo más siniestro tras los cambios propuestos. mientras se declara que la intención de la nueva ley es la de proteger a los niños del abuso del que pudieran ser objeto, se aprovechara esta oportunidad por parte del estado para exigir que todos los niños y niñas sean educados del modo que el Estado quiere. Considero esta posibilidad muy preocupante)

O en foros  (kittiebelle » Tue Apr 01, 2014)

Of course the sentiments behind all this sound great – only seriously disturbed people want to harm children. But those proposing this are seriously disturbed so it is never going to be about protecting children from abuse and emotional harm. It can only ever be about enforcing the agenda.Who decides what is ‘Social harm’? Is home education inflicting social harm, for example, according to those deciding on the criterior? What about being deeply religious / spiritual? Could that be considered social or emotional harm? We already have seen examples of social workers turning up alongside bailiffs for non-payment of council tax, or evictions. So, questioning the democracy, could easily amount to social harm.

This is just another example of breaking down the family as an institution, and allowing the communitarian state to dictate through instilling fear in order to contain and control behaviour. It is nothing at all about protecting children from abusers.

(Por supuesto, todo lo que sostiene a esta ley suena bien, sólo gente depravada quiere hacer daño a los niños. Pero esta gente que lo propone, gente depravada,  no busca proteger a los nuños, sino que lo que busca es imponer su agenda. ¿Quién decide lo que es “daño social”. ¿Puede ser que la educación en casa está imponiendo un daño social al niño o niña? ¿Qué ocurre con las familias que son muy religiosas, muy espirituales? ¿Podría eso tambien ser considerado como daño social? Hemos visto a agentes de la ley, actuando con la finalidad de ejercitar desahucios por impago de impuestos. Luego… poner en cuestión la democracia, puede considerarse un daño social?

Es un ejemplo más de cómo se está actuando negativamente sobre la vida familiar, de manera que el estado pueda imponerse a través del miedo como medio de controlar la familia, No tiene nada que ver con la protección de los niños y niñas en manos de abusadores).

Estoy segura de que, a medida que se va materializando el contenido concreto de la ley, iremos conociendo más de cerca los colectivos que se oponen a ella y con ello, podremos analizar con mayor detalle sus inquietudes. Cuando las barbas del vecino ves cortar….

El caso Family H v Reino Unido en el TEDH

Referencia a la sentencia

Esta sentencia dictada por el TEDH se enfrenta a una interpretacoión del artículo 2 del Protocolo 1 que estableció por primera vez el derecho de los padres a que la educación que reciban sus hijos sea conforme a sus convicciones filosóficas y religiosas.

El caso se basó en una demanda de una familia del reino Unido que rechazó contacto alguno con el sistema escolar por no haber podido respondido éste adecuadamente a las necesidades educativas de sus cuatro hijos disléxicos.

La familia se enfrentó al sistema previsto para la educación en casa en el Reino Unido que establece un control sobre la familia por parte de la auotridades con la finalidad de comprobar que se está efectivamente proporcionando en el hogar una educación adecuada a tiempo completo.

Esos desencuentros entre la familia y las autoridades dieron lugar finalmente a una orden de escolarización que es lo que fue objeto de recurso por parte de la familia, que defendía sus posturas en el citado artículo del Protocolo.

Sin embargo el Tribunal consideró que no era admisible la queja, ya que el citado artículo “no garantiza un derecho absoluto para los padres tendente a educar a sus hijos según sus convicciones filosóficas, sino un derecho al respeto de esas convicciones”. Una diferencia de matiz, que lleva precisamente a una sentencia cointraria a los deseos de los padres, en este caso demandantes.

FAMILY H. v. the UNITED KINGDOM

06/03/1984. App. Nr 10233/83 

 

Conclusions:

  • Inadmissible

Article 2 of the First Protocol : the State may establish compulsory schooling . It is not in breach of its obligation to respect the rights guaranteed by this provision in requiring parents to co-operate in the assessment of their children’s educational standard when the parents have chosen to educate their children at home because of dyslexia.

The applicants are all United Kingdom citizens residing in Worcestershire, England. The first and second applicants are husband and wife. The third, fourth, fifth and sixth applicants are their children born in 1962, 1964, 1965 and 1969 respectively. All suffer to a greater or lesser extent from dyslexia. To cope with the problem the parents have tried different forms of education for their children, and resisted education authority attempts to classify them as educationally sub-normal. The parents have therefore resorted to educating their children at home as they found the State school system repugnant, in particular as regards its use of corporal punishment. As a result officers of their local education authority have at times apparently threatened to take the children into care to oblige attendance at State schools .Private boarding schools were tried, subsidised by the local authority, and Home Tutors (not specialised in dyslexic education) were proposed, but the parents considered such methods unacceptable to their philosophical views and educational theories .

In 1976 the parents were served with orders, under Section 37 of the Education Act 1944, requiring the attendance of the children at local State schools unless it were shown that they were at the material time causing the children to receive efficient, full-time education suitable for their age, ability and aptitude, otherwise than in school . The parents were prosecuted and convicted of failing to comply with the orders. Appeals were dismissed with the proviso that no action was to be taken to enforce attendance orders for four weeks and the parents had to provide evidence within four weeks, to the education authority’s satisfaction, that the children were receiving education in accordance with Section 36 of the said Education Act. Negotiations between the parents and the education authority were prolonged for two years, relations apparently becoming acrimonious. In August 1979 the education authority issued attendance orders in respect of the fourth, fifth and sixth applicant (the third applicant no longer being of compulsory school age) .

The parents were convicted for non-compliance on 16 January 1980. The applicant parents’ defence was that the children were receiving an adequate education at home . This was accepted on appeal to the Crown Court in respect of the fourth applicant, but not in respect of the fifth and sixth applicants. The Crown Court accepted the seriousness, sincerity and good faith of the parents and complimented them on their educational achievements for their children in applying the autonomous method of education, ie self-directed study, rather than the State school transmissive or didactic method .

The Crown Court also accepted that the parents were providing systematic, full-time and efficient education for their children but which fell down in certain essential respects – little was being done to teach the children to read, write and use numbers. Furthermore the Court noted that the parents had refused permission to the local education authority to assess the children and that, despite their past experience with the local authority officers, this refusal was unreasonable. The Court considered that the education authority had a duty to supervise the children’s education and had not behaved in any reactionary or dictatorial fashion. Without insisting that the children should be subject to conventional schooling, the Court found that inadequate attention was being given to the two younger children’s literacy and numeracy. To that extent they were not receiving a suitable education, and accordingly the appeal in their respect was dismissed : An appeal by way of case stated to the Divisional Court was dismissed on 15 July 1982, there being no error of law found in the Crown Court judgment.

The first and second applicants complain that their right to educate their children in accordance with their philosophical convictions, as ensured by Art . 2 of Protocol N° I, has been violated by a) the persistent harassment of the family by education authorities over many years, culminating in b) attempts to coerce the younger members to attend State schools whose whole ethos and practices are repugnant to those philosophical convictions, and which resulted in c) the criminal convictions of the first and second applicants because they refused to be coerced and upheld their ideals . The applicants submit that the United Kingdom Government’s reservation in respect of Art 2 of Protocol N° I is not of relevance in the present case as by not sending their children to State schools and by educating them at home, public money has been economised . All the family share the same philosophical convictions, in particular an abhorrence of authoritarianism and corporal punishment as found in the State school system (cf Eur Court HR, Campbell and Cosans judgment of 25 February 1982, Series A, N° 48, parfs 33 and 36) . THE LAW (Extract ) The applicants, who all suffer from dyslexia, have complained of harassment and coercion by their local education authority to oblige them to educate the applicant children in a manner incompatible with their philosophical convictions . The dispute with the education authority resulted in the criminal convictions of the applicant parents who have resisted the authority’s enforcement measures . They claim to be victims of a violation of Art 2 of Protocol N° 1, which provides that : “No person shall be denied the right to education . In the exercise of any functions which it assumes in relation to education and to teaching, the State shall respect the right of parents to ensure such education and teaching in conformiry with their own religious and philosophical convictions. ” The Commission does not consider it necessary to decide whether the applicants can all be said to be victims of the alleged violation of the Protocol, but assumes for the purposes of the present application that they are, because it finds the case anyway inadmissible for the reasons developed below . Moreover the applicants can be said to have complied with the requirements of Art 26 of the Convention having pursued the necessary appeals under the Education Act 1944 and having lodged their application within six months of the final, relevant decision, that of the Divisional Court of 15 July 1982. 

The Commission accepts, as did the domestic courts, that the applicant parents’ beliefs concerning the education of the applicant children are of a philosophical nature . Such philosophical convictions fall within the scope of Art 2 of Protocol N° 1 . It should be emphasised, however, that Art 2 of Protocol N° I does not guarantee an absolute right to have children educated in accordance with parents’ philosophical convictions, but a right to respect for those convictions . The question to he determined, in the present case, is whether the respondent Government, through the education authorities and courts involved in the present case, respected the applicant parents’ right to educate their children in accordance with their philosophical convictions . As regards the facts of the present case, the Commission notes that, the applicant parents have suffered criminal conviction for failing to ensure adequate education for their children either at State schools or at home, in particular for not having shown that suitable education in literacy and numeracy was being provided at home for the two younger children. This latter failure is obviously closely linked to the problem of the children’s dyslexia. The domestic courts stated, however, that the local education authority had a duty to ensure an adequate education for the children, a duty which sometimes might conflict with parental views, and had not acted in a reactionary or dictatorial fashion. Furthermore the domestic courts did not require the applicant children to attend State schools and abandon their type of education, but rather indicated that further cooperation was obligatory with the local education authority to resolve the particular manner of the children’s literacy and numeracy. The Commission’s task is that of a supervisory body as regards the observance of the Convention. It is not its task to substitute its decision or policy views for that of domestic authorities. It cannot therefore determine whether the applicant parents’ methods of education for their dyslexic children is better than those proposed by the education authority in question. Moreover, it is clear that Art 2 of Protocol N° I implies a right for the State to establish compulsory schooling, be it in State schools or private tuition of a satisfactory standard, and that verification and enforcement of educational standards is an integral part of that right . Therefore, as regards the circumstances of the present case, the Commission finds that to require the applicant parents to cooperate in the assessment of their children’s educational standards by an education authority in order to ensure a certain level of literacy and numeracy, whilst, nevertheless, allowing them to educate their children at home, cannot be said to constitute a lack of respect for the applicants’ rights under Art 2 of Protocol No 1. Accordingly the Commission concludes that the case does not disclose any appearance of a violation of this provision. It follows that this aspect of the application is manifestly ill-founded within the meaning of Art 27 (2) of the Convention.

La HMD en el Reino Unido

Simon Webb, autor del blog Home Education Heretic, ha publicado en una entrada de su blog, la primera entrega de la Hiastoria de Movimiento desescolarizador en el Reino Unido.

Ha comenzado en la década de los 70 del siglo pasado, y me parece una historia fascinante. Lo que me sorprende es que nadie lo haya hecho antes. A mi fue una de las primeras cosas que se me pareció oportuno ensamblar, en cuanto me puse a investigar sobre el HS.

Como bien expresa Webb, es importante tener presente el pasado para entender el presente, y quizás prever el futuro:

Why should I wish to delve about in the past in this way? What possible relevance has it for today’s home educators? It will show how we moved from a situation where local authorities were by and large happy to see parents educating their own children to the position today, where there is a good deal of animosity and tension between the two groups. Those who wish to believe that this has nothing to do with the past, may of course simply not read this. I would not wish to shatter too many illusions!

 

Una investigación en un blog

 Desde Aprender sem escola, me llega la información sobre esta investigación que ha inicicado Charlotte Rochez desde Canadá e Inglaterra. Gracias.

Charlotte nos comenta que su investigación se basa en la historia de la educación en casa desde el siglo XX hasta nuestros días tanto en British Columbia, Canada como en Inglaterra, Reino Unido. La investigación se basa en la participación y las aportaciones a las que se accede a través de entrevistas, testimonios y distintos grupos de debate. Está trabajando en una tesis doctoral, y el blog refleja aspectos relacionados con la marcha de la investigación. Le interesa convertir el proceso de investigación para la redacción de una tesis en una experiencia democrática de mano de los recursos que ofrece Internet. De manera que su blog es algo así como un experimento. Ni qué decir tiene que me identifico completamente con su peprspectiva a la hora de plantearse la investigación cara a la redacción de una tesis.

England – Research Questions

Participation in this research is voluntary. Responses may be used in my ongoing research which seeks to interpret meanings of home-based education. The research is a cross-cultural historical investigation which focuses on British Columbia and England from the mid-twentieth century to the present. The research is intended to form the basis of my PhD thesis for submission at the University of Cambridge, England.

These questions may be used as a basis for a reflective testimony of your experience and understanding of home-based education. Please either send your answers to me as an email (cdr34@cam.ac.uk) or personal Facebook.com message or share your answers publicly as a comment on the Facebook.com England History of Home Education group discussion board (http://www.facebook.com/group.php?gid=32679206776&ref=ts).

In the data analysis and research report all responses will be treated as anonymous unless you specifically request otherwise. If you do not wish to respond to a question please type N/A and move on to the next question. Where relevant please make reference to dates or periods of time and geographic locations.

Thank you.

1). Basic Information

a). What year did you begin (and finish) home-based education?

b). At the time of home-based education where were you living?

2). Registration

a). Have you ever been registered with your local education authority?

b). Have you had any interaction with your local education authority?

3). Terminology and definition

How would you refer to yourself (home educator/home-based educator/home learner/homeschooler/unschooler /other)? What does this term mean to you?

4). Children

a). How old was the child on beginning (and finishing) home-based education?

b). Does the child have any special learning needs?

c). Has the child attended school at any point?

5). Purposes and reasons

a).What were your original motivations for choosing home-based education?

b). What were your motivations for continuing home-based education?

6). Please describe your home education provision and practice.

Aspects to consider include those such as:

a). The location of learning

b). The person teaching or facilitating learning (mother/father/tutor/sibling/self-taught/other)

c). The curricula (if any) employed

d). The pedagogy and learning methods employed

e). The schedule/time-table (if any) employed

f). The resources used

g). Examinations/tests used (if any)

h). Involvement in support groups and organisations

i). Involvement in clubs and activities

7). Social and Legal Context

a). What social reactions have you had to your home-based education – from friends and family, the wider public, schools and the media?

b). Have you received any support (financial or otherwise) from social contacts, institutions, support organisations?

c). How have you found the government and Local Education Authority in relation to your home-based education? Have you experienced any legal difficulties? Have you received any support?

8). If willing, please describe your social background. Please reflect on the relationship between your social background and your choosing home-based education and your practices. Aspects to consider may include those such as:

a). Religious-views

b). Political-views

c). Geographic location (rural/suburban/urban)

d). Parents’ age at birth of child

e). Parents’ education-level

f). Family income-level and social class

g). Family-size

h). Race

i). Other

9). Social Significance

a). What do you see as the implications, consequences, advantages and disadvantages of home-based education for the child and the family?

b). What do you see as the implications, consequences, advantages and disadvantages of home-based education for the community and wider society?

10). Do you have any additional comments?

11). Your responses will be treated as anonymous unless you specifically request otherwise. If you would like your name to be used if references to your responses are made, please state how you would like your name to appear.

Additional Questions for those who have been involved in (or have had an awareness of) home-based education for more than fifteen years – please answer with reference to the time during which you have been involved

12). Basic Information

For what length of time, in what geographic locations and in what ways have you been involved in home-based education?

13). How do you believe the number of people engaged in home-based education change (increased or decreased) during this time? What, do you think, has caused this change?

14). Do you think the motivations and reasons behind home-based education have changed during this time? What do you think has caused this change?

15). How do you believe popular home-based education provision and practices have changed during this time? Points to consider include those such as:

a). Locations of learning

b). The person acting as teacher of learning-facilitator

c). Curricula employed

d). Pedagogy and learning methods employed

e). The use of schedules

f). Resources used

g). The use of tests and examinations

h). Involvement in support groups and organisations

i). Involvement in clubs and activities

16). Social and Legal Context

a). Do you think social attitudes and reactions to home-based education have changed during this time?

b). Do you think resources and support for home-based education have changed during this time?

c). Do you think the relationship between Local Education Authorities & the government and home-based education has changed during this time?

17). How do you believe the social backgrounds of home-based educators’ have changed during this time?

Points to consider may include:

a). Religious-views

b). Political-views

c). Geographic location (rural/suburban/urban)

d). Parents’ age at birth of child

e). Parents’ education-level

f). Family income-level and social class

g). Family-size

h). Race

i). Other

18). How do you feel the implications, consequences, advantages and disadvantages of home-based education have changed during this time?

19). Do you have any additional comments?

Una experiencia -positiva- de flexi schooling

Lo mejor de los dos mundos: La nueva tendencia del flexi-schooling

20 Mayo 2010

Helen McNulty enseña a su hija en casa algunas tardes. Niamh, tiene seis años y medio y está en el jardín de casa es un jueves dentro del curso escolar pero no va a la escuela, tampoco los martes ni los viernes por la tarde, a pesar de que está matriculada como alumna en un centro escolar. No es absentista, Niamh hace flexi-schooling. La educación a caballo entre la familia y la escuela es una opción legal para cualquier alumno en el Reino Unido si la dirección de la escuela accede a ello.

No se conoce el número exacto de alumnos y alumnas cuyas familias han optado por esta modalidad pero se cree que son más de 400, sobre todo en educación primaria, y el número va aumentando poco a poco. Algunos padres como yo – cuenta McNulty- queremos un término medio entre la educación en casa a tiempo completo, y la educación en la escuela a tiempo completo.

“Al principio pensé en educarla en casa, quería que aprenda de modo autónomo, con mucho tiempo libre para pasarlo en familia. Como ex profesora de primaria tenía la autoconfianza necesaria para hacer frente al aspecto académico, pero no me sentía tan segura con respecto a si tendría el tiempo y la energía para dedicarme a ello a tiempo completo, y sabía que la niña estaría encantada de poder estar con niños y niñas de su edad a diario. Buscando alternativas encontré “Free Range Education”, una colección de ensayos, uno de ellos sobre escolarización a tiempo parcial. Ahí estaba la solución”.

Las razones de los padres para optar por el flexi schooling son diversas. Niños que se recuperan de una larga, necesitan adaptarse a la nueva rutina escolar de modo paulatino, o por niños que se han educado en casa a tiempo completo, puede que necesiten una incorporación gradual a la educación en la escuela.

Ruth Owens, educó en casa a su hija Amelia desde los 5 hasta los 7 años, pero cuando las circunstancias familiares cambiaron,  matriculó a la niña en una escuela a tiempo parcial en un principio. Cuatro meses después estaba a tiempo completo. Ruth se siente muy agradecida a la escuela que le ofreció esta alternativa “La escuela tuvo una actitud estupenda, pues aunque no habían oído hablar nunca de flexi schooling, se adaptaron a lo que necesitábamos en aquel momento”.

Mucha gente expresa su sorpresa cuando oye que el flexi schooling es legal “¿No tienen los niños que cubrir la jornada escolar?”, y la respuesta es, no. Aunque la educación a tiempo completo es obligatoria, no lo es la escolarización a tiempo completo, ya que las horas de clase se complementan con el trabajo que puede realizarse en casa. Otras dudas versas sobre si los niños en situación de flexibilidad escolar se perderán temas que se han dado en clase y por ello necesitarán refuerzo en esos aspectos. la respuesta de esta madre es que no ha sucedido eso con su hija, ya que la mayoría de los temas se desarrollan por la mañana, y en su acuerdo de flexibilización, ella acude 4 mañana todas las semanas. La madre expresa que aunque no siguen un formato formal en casa, ni siguen el curriculum oficial en su aprendizaje, sin quererlo sigue de algún modo el ritmo de la escuela, aunque en un formato distinto. El proyecto en el que se ocupa  la niña en este momento es la construcción de una casa de muñecas con su padre, que implica el manejo de matemáticas y de tecnología, temas que sí se cubren en la escuela.

Aunque suena deslavazado, funciona. La madre mantiene un diario con la actividades que ha hecho con la niña, y ciertamente comprueba que han realizado un montón de tareas de aprendizaje, y la madre se siente satisfecha con el progreso y el trabajo de la niña fuera de la escuela.

Aunque el flexi schooling sigue siendo poco conocido empieza poco a poco a despuntar. Cada vez más padres quieren tener esta opción: una escolarización flexible para sus hijos, especialmente entre aquellos que se decantarían por educar en casa, pero  que no tienen la opción de acompañarles a tiempo completo

¿El sistema es  bueno para los niños? Kate Oliver, que escolarizó parcialmente a sus dos hijos en los 90, cree que sí. “La educación de mis hijos ha sido más completa de lo que hubiera sido con la escolarización convencional, ya que podían compaginar la escuela con actividades más prácticas y diversas  fuera de ella”.

Según Helen McNulty su hija puede así beneficiarse de una  atención individualizada, la posibilidad de descubrir cosas por sí misma, y tiempo para desfogarse, si lo necesita. Todo ello, complementado con el tiempo en la escuela, en el que está con otros niños, creciendo y aprendiendo con ellos, una experiencia invaluable para ella ya que es hija única. “La niña está encantada con el acuerdo, ya que aunque le gusta la escuela, también quiere pasar más tiempo conmigo, y se da cuenta de que más tiempo en la escuela significa menos en casa. Si en el futuro quiere ir a la escuela a tiempo completo, no se lo voy a impedir”.

 

 

¿Sigue en ascenso imparable el número de niños y niñas educados en casa?

Es habitual la afirmación de que el número de familias que se deciden a educar en casa aumenta constantemente y de modo  exponencial. Según Simon Webb este asecenso imparable se produjo sin lugar a dudas entre 1998 y 2008. ¿Pero sigue siendo cierto hoy en día?. No existen datos oficiales, pero sí que hay una sensación de estancamiento, al menos en el mundo anglosajón.
Veamos el artículo de Webb, porque tal vez podamos esta vez también, extraer conclusiones válidas para nuestro entorno.

¿Sigue en ascenso imparable el número de niños educados en casa?

No hay duda de que entre 1998 y 2008 el número de niños educados en casa subió de manera abrumadora en el Reino Unido e incluso se habló de una subida exponencial en los números desde la popularización del uso de internet. Algunos interpretaron este ascenso como prueba de que la educación en casa en ese país era una fuerza imparable y que eventualmente se llegaría a los porcentajes de niños educados en casa comparables a los que existen en los USA. Hoy en día no parece ser tan factible.

La educación en casa en este país es algo más parecido a una tendencia dentro de una minoría de gente rara que a un movimiento educativo en gran escala. Los que educan en casa, y me incluso sin la menor duda en esta categoría, tendemos a ser la misma gente que se opone al fluorado del agua de consumo humano, los que piensan que las vacunas pueden ser causa de autismo, los que no confían en la comida genéticamente modificada y los que prefieren confiar en los molinos como fuente de energía antes que  en las centrales nucleares. Hay quien educa en casa simplemente porque le parece una opción educativa sólida, pero para la mayoría representa uno de  los aspectos de una modo de vida alternativo. Por supuesto que no es siempre ese el caso. Hay padres normales y corrientes que han recurrido a educar en casa porque su hijo o hija ha padecido acoso escolar o lo han hecho porque la escuela no responde adecuadamente a sus necesidades especiales. Incuso en estos casos son los más raros los que recurren a educar en casa, ya que la mayoría, aún en esas circunstancias, sigue en el sistema escolar.

En los Estados Unidos, el incremento del número de familias que educan en casa ha sido  espectacular y constante. Siguiendo en los distintos foros de internet al movimiento de familias que educan en casa comprobaremos que sus preocupaciones son completamente distintas a las de las familias en este país. En el Reino Unido, la actividad en los foros y listas de correo se anima y decae, el interés crece y declina con unos y otros temas. El número de niños que son dados de baja del sistema escolar a veces aumenta y otras desciende. Y esto depende de la época del año y de si se habla mucho o no del tema en los medios de comunicación. Algunas autoridades locales informan de que el número de familias registradas con ellos como homeschoolers desciende alrededor de un tercio entre septiembre y enero.
Existe en la población un convencimiento de que sin la titulación equivalente al bachillerato la vida laboral del menor se ha echado a perder antes de empezar. No es la visión que tienen los más convencidos homeschoolers, pero es sin duda una percepción muy generalizada. Sin duda esto tiene su peso sobre las personas que se plantean desescolarizar a su hijo o hija.

Una serie de televisión de Jamie Oliver  titulada “Jamie’s Dream School”, comienza cada episodio repitiendo el mantra de que aquellos jóvenes que no pudieron sacar cinco GCSEs de fundamento  son un fracaso desde el punto de vista educacional. Según pasan los años el concepto cala en profundidad en el subconsciente colectivo, equiparando el éxito en la educación con la obtención de buenos GCSEs. Soy consciente de que esta idea es un anatema para algunos de los que protagonizan listas y foros, pero están peleando una batalla perdida en esto.
¿Cómo puede afectar esto al número de niños y niñas educado en casa en el futuro? Sencillo. A medida que sea un dogma cada vez más asumido el que los niños sin GCSEs son un fracaso, más resistencia habrá, por parte de los padres, a sacarles del sistema escolar por miedo a que se queden sin esas importantes cualificaciones. Los profesores y autoridades locales sólo tienen que demostrar que los niños educados en casa no consiguen los GCSEs en la misma proporción que los de su edad escolarizados y esto por sí sólo va a desincentivar a los padres que querrían  probar con la educación en casa.
Tengo la sospecha de que el crecimiento en el número de niños fuera del sistema escolar en este país se ha paralizado y que quizás empieza su descenso. Es sólo una sospecha, por supuesto, no existen datos fiables. El mejor modo de comprobarlo será seguir obteniendo datos ofrecidos por las autoridades locales (sobre el número de familias registradas con ellos como homeschoolers) y además comprobar si los grupos de apoyo a familias que educan en casa siguen manteniendo su popularidad dentro de dos años.

Nota aclaratoria: GCSE: El Certificado General de Educación Secundaria (General Certificate of Secondary Education o, en sus siglas, GCSE) es el nombre de un grupo de títulos británicos obtenidos a través de exámenes tomados a estudiantes de entre 14 y 16 años en las escuelas secundarias  de Gales, Inglaterra e irlanda del Norte (en escocia el Grado estandar es su equivalente)

En españa existe el título de ESO que se obtiene al pasar 4ºESO. En UK tienen el GCSE (que, en su caso, son unos exámenes tipo reválida que pasan todos los niños). Entonces, un GCSE de matemáticas/ciencias querrá decir tener el título ESO habiendo cursado dichas asignaturas.

Por otro lado, los A levels y O levels es lo correspondiente a nuestro Bachillerato. Una vez pasado el GCSE, los alumnos se matriculan en el bachiller ingles (llamado comunmente sixth form) y se inscriben en 2 o 3 asignaturas A level (ADVANCED level, en las cuales se hace mucho más hincapie) orientadas a lo que se va a estudiar después y 2 o 3 O levels, que son asignaturas impartidas a un nivel más bajo, menos profundo y con menos horas semanales…mas “light”. Por ejemplo, para cursar medicina, las universidades pueden pedir A level en Biologia y Quimica y O level en matemáticas y ciencias…De ahí que en el artículo se hable de GCSEs de fundamento, ya que no todos tienen el mismo valor de cada al acceso a la Universidad.

Trasladando el artículo a la realidad de las familias que educan en casa en el Estado Español. Es obvio que hablamos de sensaciones, impresiones y especulaciones, no hay que olvidar eso, pero, ¿Alguien tiene la impresión de que la cifra de familias que educan en casa desde el principio, o bien habiendo previamente desescolarizado del sistema oficial, se ha estancado?

Y en cualquier caso, ¿habría diferencias en las diferentes Comnunidades Autonónomas?. ¿Podría ser que ese número no se ha estancado en Catalunya pero sí en el resto del Estado Español?. ¿Podría haber tenido la sentencia del Tribunal Constitucional del pasado diciembre alguna influencia en el proceso de incorporación de nuevas familias al colectivo de las que educan sin escuela?

No tengo respuestas, pero sí preguntas que merecen una reflexióm a la espera de datos.

A vueltas con el flexi schooling

Flexi-school en una escuela de Staffordshire.

La BBC ha publicado la semana pasada un reportaje sobre esta iniciativa. Las palabras de la directora del centro escolar que se ha decantado por una oferta de escuela a tiempo parcial, o flexi school, en el video lo expresan todo. Aun así, me permito traducir aspectos relevantes de la noticia:

En primer lugar, al ser una pequeña escuela rural de tan sólo 5 alumnos, con la iniciativa de incorporar sus servicios a tiempo parcial, ha aumentado el número de niños a 24 en tan sólo unos meses. La escuela, que en principio atendía a un aldea de 150 habitantes, atrae actualmente a alumnos del área  metropolitana de Manchester, y en general de toda la región de Yorkshire. Son alumnos a tiempo parcial, que complementan su educación con la que se les proporciona en casa. Además aquellos que se educan en casa pueden asistir con sus padres a jornadas educativas en la escuela con una frecuencia quincenal. La directora, Janette Mountford-Lees, afirma que “debemos movernos con los tiempos”. Ella reconoce que los padres eligen educar en casa por una serie de motivos, pero que la mayoría agradecen el apoyo de la institución escolar.

Una de las madres comenta que sus hijos van un día por semana. Y dice que les encanta, porque tienen el día entero para compartirlo con otros niños.  La directora explica que cada niño o niña tienes su propia planificación, ya que son de distintas edades.

En cuanto a si esta podría ser la tabla de salvación de las escuelas rurales en peligro, el alcalde del ayuntamiento de ideología conservadora no lo se ve tan claro, pero guarda esperanzas de que así sea. A nivel de política general, Ian Parry,  miembro del Departamento de Infancia y Familias, afirma que la iniciativa tiene mucho que ver con lo que las familias demandan.

BBC News – More pupils at school with ‘part tim…, posted with vodpod

Hasta aquí la iniciativa para salvar las escuelas rurales en Inglaterra. Pero el flexi-school es una inciativa algo a loa que dedico atención desde hace tiempo, y prueba de ello es que le he dedicado varias entradas en este blog, desde que la conocí de mano de los escritos de Ronald Meighan (Meighan, R., Flexi-schooling, education for tomorrow, starting yesterday, Education Now, 1988). Ayer mismo, en un programa de radio de Bilbao al que asistí como invitada el entrevistador empezó por preguntarme sobre el flexi-school, creo que el tema interesa potencialmente tanto a quienes escolarizan como a quienes educan en casa. Por ello, y por otra cuestión que algún otro día desarrollaré con más tiempo (el Drittwirkung alemán), me he dirigido esta mañana al despacho de un profesor de Derecho Constitucional y le he preguntado sobre la posible acomodación del flexi schooling en la normativa del Estado Español, y me contesta que, en su opinión, tendría un encaje constitutional más sencillo que la educación en casa, ya que solventa uno de los obstáculos que esta última plantea  para el pleno cumplimiento del art. 27 de la Constitución, cual es el del desarrollo de la formación del ciudadano como finalidad de la educación en el art. 27,2 de la Constitución.  De hecho, la reciente sentencia del Tribunal Constitucional insiste en este aspecto al expresar que:  “Medidas que, sin descartar la opción educativa del “homeschooling”, o enseñanza en en propio hogar, “establecen controles periódicos sobre la evaluación formativa del niño, así como un seguimiento de los contenidos que se transmiten”. Sin embargo, continúa la sentencia, ésta no es la única finalidad que deben perseguir los poderes públicos a la hora de configurar el sistema educativo en general y la enseñanza básica en particular, que han de servir también a la garantía del libre desarrollo de la personalidad individual en el marco de una sociedad democrática y a la formación de ciudadanos respetuosos con los principios democráticos de convivencia y con los derechos y libertades fundamentales, una finalidad ésta que se ve satisfecha más eficazmente mediante un modelo de enseñanza básica en el que el contacto con la sociedad plural y con los diversos y heterogéneos elementos que la integran, lejos de tener lugar de manera puramente ocasional y fragmentaria, forma parte de la experiencia cotidiana que facilita la escolarización.

Como el propio Tribunal Constitucional expresa, la constitución no consagra directamente el deber de escolarización, ni mucho menos otros aspectos más concretos de su régimen jurídico como, por ejemplo, la duración del período sobre el que ha de proyectarse o las circunstancias excepcionales en que ese deber pueda ser dispensado o verse satisfecho mediante un régimen especial, pero sí cuales son los fines que cualquier tipo de educación debe garantizar, en su art. 27, 2 a cuyo tenor,  “La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos y de convivencia  y a los derechos y libertades fundamentales”.

Debo admitir que a mi se me escapa la clarividencia con la que los constitucionalistas ven garantizados esos principios con la escolarización, pero se me antoja un serio problema a la hora de diseñar algún tipo de alternativa educativa que no pase por la garantía de los mismos. Y en consecuencia, el opinión de este profesor, insisto, el flexi schooling superaría esa dificultad incuestionable.

 

 

Desde el Reino Unido

Un blog británico se hace eco de la manifestación de blogs “Por el derecho a educar sin escolarizar”, y de la noticia de la sentencia del TC. Se trata de  ASPIE-home education

Join the blog protest and help defend the right to education outside school in Spain. Wherever you live, add the symbol of protest in your blogs and your link here. If you want you can also share your thoughts on the decision of the Spanish court.

Links
Tribunal Constitucional Español contra el homeschooling
This is the end, my friend
Más reacciones a la sentencia del Tribunal Constitucional
La angustia de educar en casa
La Constitución no es suficiente
La sentencia del TC
La violencia legítima del Estado
Sentencia del Tribunal Constitucional
Primeras reacciones ante la sentencia del Tribunal Constitucional
El TC se opone a la libertad de educación.
El Tribunal Constitucional falla en contra del homeschooling

EOS (Education Outside School)

Desde este link  se puede entrar en el contenido de la revista en su integridad. Education Outside School Magazine September 2010

El segundo número de la revista EOS, (Educación Fuera de la Escuela) está ahora accesible en la red, de modo gratuito a través de Issuu. La publicación cuenta con una gran variedad de contenidos y convocatorias para los meses de septiembre y octubre. Entre ellas el anuncio de una conferencia de Paula Rothermel y Alan Thomas en Newcastle-upon-Tyne para el 21 de octubre. Si alguien está por esas fechas en Gran Bretaña y puede acudir a la conferencia, quizás pudiera enviarnos una crónica.

Para más información sobre la conferencia de Rothermel y Thomas se puede acudir a la web de Live Learn and Grow.

El tercer número podría aparecer para Navidades, manteniendo así una frecuencia trimestral.

Evaluación de niños y niñas que se educan en casa en el Reino Unido

El Departamento de Infancia, Familias y  Escuelas (DCFS) del Reino Unido va a comenzar una investigación sobre el desarrollo educativo de los niños y niñas que se educan en casa. Aparentemente la investigación va a ser longitudinal y analizará no sólo la obtención de conocimientos en un momento puntual, sino el desarrollo del menor a lo largo de un tiempo.

El programa de investigación se denomina  Home Education: A Feasibility Study of the Educational Experience and Attainment of Home-Educated Children. La investigación comienza  en abril de este año y ya cuenta con la oposición de parte de la comunidad que educa en familia en el Reino Unido.

Programa de investigación: El último programa de investigación comenzó en 2007, y fue realizado por Luise O’Neill, Gabriela Castro y Beth Hogson de la Consultoría York . El resultado de la investigación por parte de York Consultors fue la elaboración de un informe: The Prevalence of Home Education in England: A Feasibility Study , que fue la base para la redacción de las Líneas de Actuación para las autoridades locales en materia de educación en casa de 2007.

El Parlamento por su parte ha trabajado en Comisión el tema de la educación en casa en el contexto del desarrollo legislativo iniciado por el informe Badman, que aunque ha sido inicialmente rechazado puede ser objeto de estudio ulterior  en la legislatura que surja de las urnas el 6 de mayo. Los  trabajos realizados condujeron a un informe sobre las recomendaciones de esta comisión al Parlamento con la finalidad de que sirvan de base a nueva regulación.

No parece que la retirada inicial de las reformas propuestas esté conduciendo a la tranquilidad de las asociaciones que trabajan por la defensa de los intereses de las familias que educan en casa en el Reino Unido, antes al contrario, afirman que no es el momento de relajarse sino de mostrar firmeza ante cualquier propuesta gubernamental que no corresponda los intereses de la mayoría. Así lo  expresa Annette Taberner de Education Otherwise “as a community we are now much more politically active and aware and we won´t be sinking back into complacency” (Como colectivo ahora somos mucho más políticamente activos y conscientes y no vamos a retroceder en la complacencia).

¿Cual será la postura de los demócrata liberales frente a la cuestión de la educación en casa?  Las encuestas y el resultado de los debates televisados les adjudican una fuerza inusitada con vista a las próximas elecciones.

Caitlin Moran premiada por The Times

Lo he leído en el blog de Paula “aprender sem escola”  e inmediatamente he querido saber más de esta mujer que abandonó la escuela a los 11 años y el hogar de sus padres a los 18, “porque había demasiada gente allí”.

Este año le han dado el premio a la mejor columnista, por su espacio en el periódico para el que trabaja The Times, en papel y en la red, pueden leer  su columna AQUÍ y disfrutar de su estilo alegremente sarcástico, aunque pueda parecer un contrasentido.

Por supuesto escribió a raíz de la polémica propuesta de  Badman para el control del homeschooling en Gran Bretaña, un artículo titulado”Home schooling: Hey, teachers, leave us kids alone” que pueden leer en el original ingles pinchando sobre el titulo, y donde nos cuenta, en su estilo alegre y desenfadado como eran sus días de infancia, con su familia y sin ir al colegio.

Creo que muchas familias que han desescolarizado, y continúan sintiendo sobre su nuca el aliento gélido del control escolar, lo que les lleva a preocuparse por la sistematización de los contenidos, pueden quedar sorprendidas al comprobar que una periodista de éxito haya salido de semejante caos familiar.

Ella nos cuenta …

(…) Soy la  mayor de ocho hermanos  y todos fuimos educados en casa, por nuestros padres, en una casa de protección oficial de tres dormitorios en Wolverhampton. Ninguno de nosotros fue a la escuela después del  26 de octubre 1986, cuando yo tenía 11 años de edad.

Sorprendentemente, una combinación de The Maggot Mag, y nuestra capacidad para recitar grandes partes del diálogo de Hello Dolly! parecía ser suficiente para satisfacer a “los inspectores” que nos visitaban dos veces al año, para comprobar nuestro “progreso”. (…)

Pero en realidad, ellos sabían, y nosotros sabíamos que lo sabían, que no recibíamos ni una sola lección, sobre ningún  tema, en ningún momento de nuestra educación en el hogar “. A partir de 1986, toda nuestra educación se redujo a 1) los contenidos de la biblioteca local, 2) los musicales de MGM, y 3) no acudir al encuentro, detrás de un árbol, de un niño de diez años de edad, que te  dice: “Tengo algo que mostrarte “.

Escribió su primer libro a los 14 años, y cuenta cual fue el detonante para ello en una entrevista que le hizo Martin Carr

A la edad de trece años, a través de largos y tortuosos acontecimientos demasiado tediosos de contar, yo creía que había provocado la caída de mi familia, que eran muy pobres, y vivían en una situación precaria. Por ello, durante el primer mes después de mi indiscreción, corría a la puerta cada vez que sonaba el timbre, creyendo que si se trataba de los alguaciles, mi encanto los haría cambiar de opinión,  antes de que mis padres se enteraran. Cuando me di cuenta que de vez en cuando tendría que salir de casa – lo que dejaba a toda la familia en peligro – decidí que lo mejor era ganar el dinero suficiente para salvarnos, así que comencé a escribir un mínimo de 2000 palabras por día, hasta terminar un libro.

No  lo podía creer ¡había terminado un libro con catorce años! Pero luego, cuando fue aceptado para su publicación, no me podía creer que mi deseo desesperado por salvar a mi familia me hubiera llevado a escribir una novela juvenil divertida. Entonces me informaron de  que sólo recibiría  £ 1600 por ella, y me di cuenta de que necesitaba un Plan B. Un esquema Ponzi


Decae la propuesta legislativa británica derivada del informe Badman

Las familias que educan en casa en Inglaterra y Gales se congratulan de que el  ESQUEMA DE APROBACIÓN PREVIA PARA LA EDUCACIÓN EN CASA ha sido desechado en el último minuto, en la sesión de debate de la Cámara de los Comunes antes de su disolución previa a la campaña electoral  que ya se ha iniciado.  Es una especie de “salvados por la campana” en términos boxeísticos, con lo que habrá que esperar a las iniciativas legislativas que se produzcan bajo el mandato  del Gobierno que salga elegido de las urnas.
El texto definitivo de las modificaciones a la Ley de Educación de 1996  tal y como ha sido publicado el 8 de abril de este año no contiene referencia alguna a la educación en casa, por lo que se mantiene tal y como estaba regulada en la vigente Ley de Educación (puede consultarse en este documento que contiene el  Texto de la Ley en su integridad).
Un documento del Departamento de Infancia, Familias y Escuelas, es quizás el más esclarecedor de lo sucedido. En él el Departamento hace balance del resultado del último debate de la Cámara antes de su disolución para dar paso a la campaña electoral. En ese documento se enumeran los aspectos en los que ha habido acuerdo, con la consiguiente modificación legal, y  aquellos en los que no ha habido acuerdo. La educación en casa, tal y como se proponía con su regulación más estricta, con controles, registro previo y aprobación de curriculum, no ha pasado ese filtro. Se puede consultar aquí. Según el citado documento
Algunos propuestas cruciales se han apartado del texto por no haber podido llegar a un acuerdo entre el Gobierno y los partidos de la oposición. Estas propuestas cubrían las siguientes áreas de actuación:
Aquí aparecen 11 áreas que de momento quedan aparcadas, entre ellas:
El registro y seguimiento de la educación en casa- como consecuencia del informe independiente de Graham Badman. Estas propuestas establecerían una herramienta importante para que las Autoridades Locales pudieran realizar su trabajo en lo que respecta a la salvaguarda de los menores.
Education Otherwise, la asociación que recoge al mayor número de familias que educan en casa en el Reino Unido, ha redactado una nota de prensa que ha sido publicada el 8 de abril en la que explica con claridad las razones que han obligado al Gobierno a retirar la propuestas. Según esta información
Las familias que educan en casa se sienten aliviadas tras ver que el Gobierno ha tenido que dar marcha atrás en su intención de implementar reformas sobre el sistema actual de regulación de educación en casa. Un acuerdo de ultima hora entre los representantes en la Cámara de los Comunes británica de los tres partidos mayoritarios ha obligado al Gobierno a eliminar de la proposición de ley sobre Infancia, Escuelas y familias, aquellos aspectos relacionados con la educación en casa, con lo que ésta se mantendrá como hasta el momento.
El Gobierno ha incurrido en cierta precipitación a la hora  de intentar aprobar a última hora y justo antes de la disolución de la Cámara, una norma que no contaba con la preparación necesaria ni con los apoyos parlamentarios necesarios.
Ann Newstead, portavoz de la organización Education Otherwise expresa así su satisfacción y agradecimiento a quienes  han favorecido esta acción legislativa:
“Estamos agradecidos a La Comisión nombrada para analizar las propuestas legislativas por las objeciones que ha expresado ante la propuesta de modificación legal del Gobierno sobre ese tema, y  también agradecemos el apoyo de cientos de miembros de la Cámara que – a diferencia del Gobierno- comprendieron la inconveniencia, injusticia y el despropósito que implicaba la propuesta del ejecutivo”.

Todo queda en espera de cual sea el resultado de las inminentes elecciones del 6 de mayo y las prioridades legislativas que se plantee el próximo ejecutivo y que envíe para su aprobación a  las próximas Cámaras de Comunes y de Lores.

Khyra Ishaq: una muerte que pudo haberse evitado

Vodpod videos no longer available.

more about “Khyra Isaq on Channel 4 news“, posted with vodpod

La muerte de Khyra Ishaq, una niña de 7 años que en mayo de 2008 fue encontrada en su casa desnutrida y desatendida al extremo de causar su fallecimiento y que se ha finalizado en una sentencia judicial de cárcel por homicidio para su madre el mes pasado, ha hecho saltar las alarmas con respecto a un dato que aparece en el informe Badman.  Se trata de un dato que fue el que provocó  la ira de las familias que educan en casa y de las asociaciones que les representan, según el cual  las familias que educan en casa suponen un riesgo doble al de las familias que escolarizan de infligir algún tipo de abuso sobre los menores cuya educación asumen en exclusiva.

Los hechos se retrotraen a 2007, cuando el 6 de diciembre de aquel año la madre de la niña decide la desescolarización de la menor, que por otro lado, no tenía ningún expediente de absentismo escolar. La directora del Centro escolar al que hasta entonces había atendido la menor se persona junto con otra profesora en el domicilio de la menor, el 19 de ese mismo mes, pero no se les permite la entrada. Ante esta negativa, la directora del Centro escolar muestra su temor a los servicios sociales que se presentan en el domicilio en enero de 2008. Nadie contesta a al puerta en aquella ocasión. La madre llama por teléfono a los servicios sociales, pero más tarde rechaza la posibilidad de que les realice una visita en el hogar.

En febrero de ese mismo año la familia recibe otra visita de los servicios sociales al que sigue un informe que no recomienda que ninguna acción deba ser tomada tras ser mostrada la niña tras la puerta de entrada. En mayo de 2008 tras una llamada de la madre a urgencias informando de la posible muerte de la niña, se produce la llegada  a la casa de  los servicios sanitarios que  no pueden hacer nada por salvar su vida y la menor ingresa cadáver en el hospital.

Khyra falleció de inanición en una casa en la que no había escasez de alimento, y vivía en condiciones degradantes encerrada en la habitación del piso superior y constantemente castigada, su cuerpo presentaba más de 60 heridas. La casa, y la familia fueron objeto de visitas por los servicios sociales que no encontraron ningún indicio de riesgo para la menor, sin embargo desde un tiempo antes se estaba investigando desde la escuela la situación de la menor y su retirada del centro escolar  provocó la desconfianza de la  Directora, que denunció el hecho a los servicios sociales. Tras la denuncia se puso en marcha  el protocolo correspondiente cuya conclusión fue que el hecho de tomar esa decisión no implica necesariamente situación de riesgo para el menor. De hecho, a pesar de la desescolarización, la menor seguía matriculada en el centro por lo que los servicios sociales consideraron que la situación de ésta era competencia de la autoridad educativa. Este error pudo ser fatal en el desenlace final del caso. Los datos pueden obtenerse de la lectura del texto de la sentencia que analiza las circunstancias que rodean a la muerte de Khyra Ishaq se encuentra en este enlace.

Las consecuencias con respecto a la educación en casa de lo relatado en la prensa se expresa de este modo: La gran mayoría de las familias que desescolarizan lo hacen por motivos razonables, pero existe una pequeña minoría que utiliza la normativa sobre educación en casa para escapar al control de la administración ante alguna circunstancia que de conocerse podría traer problemas a la familias, como podrían ser los casos de absentismo escolar que escapa al control de la familia, cuando afecta a  jóvenes que no acuden al centro escolar, y a los que su familia no puede controlar, o casos de abusos. Es obviamente un fraude a la ley del que los servicios Sociales deberían ser conscientes y actuar en consecuencia.En noviembre de 2007, antes de producirse esta desgracia publiqué en este blog un artículo en el que se denunciaba que ciertas autoridades locales británicas estaba llegando a acuerdos con familias responsables de menores con un alto nivel de absentismo escolar, para que suscriban un acuerdo de educación en casa, con un beneficio para la Administración de la zona, que ve así reducidos su altos índices es absentismo y el compromiso de “dejar en paz” a la familia.

No este el caso de de Khyra Ishaq que no presentaba antecedentes de absentismo escolar, pero sí parece ser un caso en el que la desescolarización esconde la intención de escapar al control de las autoridades locales, stanto los servicios sociales y educativas. La desescolarización 7 meses antes de su muerte no hace más que agravar la situación de aislamiento de la menor, y el absoluto desconocimiento de la administración con respecto a su estado de salud.

No parece que hay duda al respecto, pero la cuestión que se plantea a continuación, para la sociedad británica es la siguiente: El informe Badman iba bien encaminado, de hecho, si se hubieran puesto en marcha los controles anunciados en su momento, se podría haber salvado la vida de la niña. Y así lo declara en su blog Simon Webb, el que se declara a sí mismo único educador en casa defensor de los controles previstos en el informe Badman (Why Khyra Ishaq would probably still be alive if the Children, Schools and Families Bill 2009 had been in force while she was alive).

El tema es muy doloroso y exige una reflexión más profunda que la mera respuesta visceral. Nunca he defendido las modificaciones legislativas que van a incorporar cambios permanentes en base a acontecimientos puntuales, como tampoco que se planteen graves modificaciones del Código Penal a golpe de un escándalo social azuzado desde la prensa sensacionalista. Las razones que debieran llevar a asumir los cambios previstos  en el Reino Unido deben plantearse ajenos a este hecho luctuoso.

El proceso de desescolarización es sencillo en el Reino Unido, basta con informar al centro en el que el menor estaba escoalarizado el hecho de que se pasa a educar al menor “de otro modo” (“He has ceased to attend the school and the proprietor has received written notification from the parent that the pupil is receiving education otherwise than at school .”)

Sin embargo, según la propuesta de legislación este será el aspecto de la educación en casa que va a sufrir una transformación más drástica, y que va a convertir lo que hoy es un puro formalismo en un acto administrativo complejo. De un lado la familia que pretenda hacerlo tendrá que diseñar un plan educativo ad hoc para ese menor , o para cada uno de los menores que se estén educando en asa en la familia, y tendrá que ser sujeto a las visitas y las entrevistas, por parte de los servicios sociales y educativos de la administración local.

El tema de la educación en casa y la necesidad de una nueva legislación ha saltado ya a la agenda de los problemas sociales, respaldados por la primera páginas de los medios de comunicación. En mi opinión el caso ha producido un daño irreparable a aquellas familias y organizaciones que en el Reino Unido están luchando a brazo partido por conseguir evitar que la legislación prevista entre en vigor.

El asunto es tan complejo que incluye aspectos multiculturales, o xenofobos, según el punto de vista, ya que la pareja actual de la madre es islamista practicante y la madre de la niña, Angela Gordon, se había convertido al Islam. El régimen de vida familiar se guiaba según una interpretación muy estricta de la sunna (Sunna, el árabe de “palabras y acciones”, “manera”, o “ejemplo”, el cual desde Ahl as-Sunnah ul-Muhammad wa’l-Jamā‘ah, intenta “pueblo del ejemplo de Mahoma y de la comunidad.”) y quizás pudo ser este uno de los motivos del rechazo de la familia a la escuela. El caso ha sido comentado en profundidad desde blogs y foros musulmanes británicos.

La cobertura en prensa ha sido amplia, sólo muestro aquí algunos de los ejemplos:

BBC: Could Khyra Ishaq been saved?

Times-online: Home-schooled children ‘at doubled risk of abuse’

Gulfnews:  Kin convicted over girl’s death from starvation

Home education forums:

The Guardian: Why point the fingers al Home educators?

La situación legal de la educación en casa en distintos paises (y II)

Islandia

Según la Ley de educación de Islandia de 1995, la escolarización es obligatoria. La educación en casa no se menciona en la ley. Sin embargo, en 2001 una familia islandesa comenzó a educar en casa y es algo que se debatió dentro del Ministerio de Educación.

Irlanda

Admite la educación en casa y siempre lo ha hecho.

La Ley de Educación de 2000 derogó las leyes de 1926 y 1967 con efecto desde el 5 de julio de 2002. Es más pormenorizada que las anteriores en cuanto a la escolarización y la protección de menores.

Existe un cuerpo de funcionarios dependientes de Educación, de manera que la policía ya no tiene competencia en cuanto a la asistencia efectiva a la escuela.

La ley ha puesto en funcionamiento un registro y un sistema de supervisión de los menores educados fuera del sistema escolar reconocido.  Según la nueva ley, los padres o cuidadores de los menores educado es casa están obligados a detallar en qué consiste la educación que se está llevando a cabo. Según la Constitución los menores tienen derecho a recibir un “mínimo de educación”. Si la petición se aprueba, comprobados estos extremos, entonces se procederá al registro del menor, ya que no es un proceso automático, sino que puede rechazarse. Se ha previsto un sistema de recurso para esa circunstancia.

Italia

Permite la educación en casa y siempre lo ha hecho.

Luxemburgo

Permite la educación en casa y siempre lo ha hecho.

Países Bajos

No se permite la educación en casa en el literal de la ley pero se permite en ciertos casos.

Noruega

Admite la educación en casa y siempre lo ha hecho

Los padres pueden proceder a educar a sus hijos e hijas en casa, si notifican con antelación a través de una carta a las autoridades. Las autoridades locales están obligadas a supervisar el tipo de ecuación que se está proporcionando y pueden obligar a los menores a examinarse.

Portugal

Admite la educación en casa y siempre lo ha hecho

Suecia

La escolarización es obligatoria en general en Suecia. está prevista la educación en casa, pero debe requerirse un permiso que se concede sólo con un año de duración. Las autoridades locales supervisan los casos aprobados de educación en casa y normalmente efectúan dos inspecciones por año.

La Ley de Educación sueca (Skollagen 1995) prevé que: la educación fuera de la escuela debe ser aprobada y alternativa; debe ser supervisada por las autoridades; las solicitudes aprobadas tienen validez de sólo un año  y se puede retirar el permiso concedido con una simple comunicación inmediatamente anterior.

Se entiende que la educación en cada es una exención de la obligatoriedad escolar y esta decisión depende de los comités de educación municipales.

Suiza

Excepto en dos cantones, Suiza permite la educación en casa y siempre lo ha hecho. Los otros dos cantones no admiten la educación en casa en la literalidad de la ley, pero parece que se permite en casos individuales.

Estados Unidos

La educación en casa es legal en todos loe estados de la Unión, excepto en California, donde está bajo  discusión  si es o no legal. Las familias que educan en casa están sometidas a diferentes grados de regulación según la normativa de cada Estado.

El 28 de febrero de 2008, el Tribunal de Apelación de California, que sancionó como ilegal la educación en casa en California, si no se realiza a través de profesores cualificados., sentencia en la que se discute si los padres tienen un derecho constitucional de educar a sus hijos e hijas en casa.

La sentencia establece que:

Nos parece evidente que la ley en California exige para todos los menores la matriculación y asistencia a una escuela pública  a tiempo completo  excepción hecha de:

1. Casos en los que se ha matriculado al menor a tiempo completo en una escuela privada. 

2. El menor está siendo educado por un tutor que tiene una titulación como profesor válida en este estado.

3. Alguno de los demás supuestos de exención de la escolarización obligatoria prevista en la ley (Ed. Code #48220 et seq.) aplicable al menor.

La HLDA ha apelado contra esta sentencia ante el Tribunal Supremo de California.

Daniel Monk: Regulando la educación en casa: negociando los estándares, anomalías y derechos

Daniel Monk acaba de publicar su último artículo titulado “Regulating Home Education: Negotiating Standards, Anomalies, and Rights” in Child and Family Law Quarterly 21, no. 2 (2009): 155-184

En el artículo, Daniel Monk uno de los investigadores de prestigio en el Reino Unido, se muestra a favor de algún tipo de regularización, registro previo o en definitiva algún tipo de control sobre este aspecto de la educación. En su opinión sería una anomalía que en un momento en el que se están intensificando los controles sobre la escuela privada, la educación en casa quedara completamente desregularizada. Argumenta que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos no defiende la existencia del derecho a educar en casa en la Unión Europea, ya que el derecho a proteger de modo prioritario es el del menor a ser educado. Corresponderá por tanto al Estado decidir el modo en que haya de garantizarse el cumplimiento de ese derecho.

En cuanto a la  evolución histórica del reconocimiento del derecho a educar en casa en el Reino Unido, según este autor, ha sido producto de una laguna jurídica que fue aprovechada en su momento por el movimiento desescolarizar para legitimar su situación frente al Estado.

El artículo tiene un gran calado jurídico y merece gran atención, pero iré por partes. De momento me voy a centrar en algo conocido  por todas aquellas personas que se han acercado a este fenómeno y que suele ser siempre el primer elemento en la investigación, me refiero a  los motivos, las taxonomías, las clasificaciones de las familias que educan en casa según la motivación que les lleva a hacerlo y situarse así fuera del sistema educativo convencional. La investigación en el Estado Español no ha sido ajena a este aspecto y cabe mencionar el trabajo de clasificación  publicado en su web  por Cabo (Homeschooling en España) en 2009, muy recientemente el artículo de  Cabedo (Fundamentos para una Ética del homeschooling) en 2010 y Goiria (Estudio de las encuestas realizadas a familias homeschooler en 2008) (Educar en casa día a día, ALE, 2009, pp. 171-217)

Año tras año, han ido produciéndose este tipo de clasificaciones que parece que nos ayudan a conocer mejor este fenómeno. Monk, en lugar de ofrecer una nueva clasificación, hace un repaso a  las ya producidas y las liga a algo que está en el fondo de todo el debate de la regularización, la ideología conservadora o progresista, la política en favor de lo público de la izquierda y la defensa de lo privado de la derecha. Los distintos modelos socio-económicos de gestionar algo tan importante como es el sistema educativo en su conjunto.

Según Monk el debate regularizador se ha centrado en los USA con las corrientes más conservadoras, religiosas en contra de la regularización (HSLDA) de un lado,  y la izquierda más progresista a favor de la limitación y regularización de un fenómeno, actuando así en defensa de una educación pública de calidad (Reich, Lubienski y Apple), de otro.

Monk hace un repaso breve a  las distintas clasificaciones que se han realizado sobre los motivos con ese telón de fondo.

Lo más habitual es la realización de clasificaciones binarias: Ideólogos y Pedagogos (Van Galen), Creyentes e Incluyentes (Stevens) o Celstiales y Terrenales (Stevens), Autoritarios y No Autoritarios (Meighan)  y por último Competidores y Rebeldes (Blacker).

Lo interesante es que en todas estas construcciones binarias el primer término se refiere a los que se alinean con la derecha cristiana, y que han sido políticamente muy activos en las defensa de los derechos de las familias que educan en casa. Este grupo es muy numeroso en los USA, pero no debemos menospreciar su presencia en países europeos, aunque ésta no esté cuantificada.

Este primer grupo objeta de la escuela el contenido de lo que enseña en el contexto del sistema educativo oficial, que a menudo se percibe como adoctrinamiento secular humanista.

El segundo grupo, mucho menos organizado, objeta no tanto el contenido de lo que se enseña en la escuela como el modo en el que se enseña, y en particular su falta de flexibilidad y capacidad de adaptación a las necesidades de cada menor. En su lugar se inclinan hacia una aproximación más basada en la propia individualidad del niño o niña. Estos padres suelen estar más influidos por los valores progresistas y contraculturales de los 1960 y 1970 y en particular por el trabajo de John Holt y otros “liberacionalistas de la infancia”.

Es importante destacar que muchos de los que educan en casa no entran en ninguna de estas categorías básicas. Así ocurre en los supuestos en que los motivos para objetar a la escolarización convencional tiene que ver con  la respuesta al trato recibido de  manos del propio sistema escolar. Serían los supuestos de Bullying o insatisfacción con el modelo escolar que está a su alcance, y al que pueden por tanto acceder.

Tampoco comprendería la clasificación binaria a aquellas familias que desescolarizan durante un tiempo determinado, por ejemplo hasta la edad de 7 años, o el tramo que va de 14 a16 años. Y tampoco comprende a aquellos grupos étnicos minoritarios, como las etnias romaní,  gitanos o minorías itinerantes, a los que ni siquiera se les considera homeschooler, aunque no escolaricen.

Y finalmente la clasificación binaria no puede abarcar a aquellos supuestos de múltiple motivación, o aquellos en los que los motivos se alteran y modifican evolutivamente  con el tiempo.