De nuevo Elsa Haas

Por diversas razones -en concreto el hecho de que estoy redactando el nº 7 de la serie 10 sobre el homeschool, y necesito recabar nueva información-, he vuelto a manejar aquellos escritos de finales de la década de los 80 y principios de los 90, en los que se estaba fraguando el movimiento desescolarizador que conocemos hoy en día. No hay como volver al principio para obtener inspiración y sentir una ráfaga de aire fresco. Elsa Haas acababa de publicar un artículo en el diario El País, sobre el suicidio en el ámbito escolar, y más tarde, en 1990, publicaba en ese mismo diario un artículo titulado Buscar alternativas y encontrarlas

Buscar alternativas y encontrarlas

Massachusetts, EE UU. 24 MAY 1990

En el artículo sobre el fracaso escolar aparecido en la sección Domingo del 13 de mayo me presentaron como “la norteamericana partidaria de buscar alternativas a la escuela”. No sólo las busco, sino que las he encontrado.En EE UU, según el Departamento de Educación, un cuarto de millón de niños y jóvenes no van a la escuela, sino que aprenden en casa y en el mundo real con la aprobación de sus padres. Existen leyes que, específicamente, permiten esta alternativa en muchos Estados de EE UU, al igual que en países como el Reino Unido, Francia, Australia, Nueva Zelanda o Canadá. Represento a Holt Associates, una organización de Cambridge, Massachusetts, que publica una revista sobre el tema. En España editamos su versión castellana, Aprender sin escuela.

En 1987 Grant Colfax se graduó cum laude en la Universidad de Harvard, habiendo ingresado en la misma sin antes pasar por ninguna institución educativa. ¿Qué tiene que ver esto con el fracaso escolar? Colfax no empezó a leer hasta que tenía nueve años, y probablemente en cualquier escuela hubiera sido encasillado como un fracasado que padecía trastornos de aprendizaje. ¿Qué hicieron sus padres para convertirlo en un éxito? Confiaron en que cuando tuviera sus propias razones para aprender a leer, aprendería. Y le alentaron a seguir con lo que más le interesaba en aquel momento, el cuidado de cabras.

Muchos otros jóvenes desescolarizados prescinden de la Universidad y se meten directamente en el mundo real, desenvolviéndose allí perfectamente.

Hasta ahora hemos encontrado varias familias en España que han elegido como la mejor alternativa educativa el no llevar a sus hijos al colegio.

Las escuelas no mejorarán hasta que dejen de ser un monopolio.

Representante para España de Holt Associates. Cambridge,

Siguiendo el relato de Carlos Cabo, desde su tesis doctoral,  “el mismo año de su llegada a España, escribe un artículo en El País, titulado “Los jóvenes suicidas y el papel de las escuelas” (27 de septiembre de 1988), en el que habla de la responsabilidad de la escuela en los casos de suicidios de jóvenes escolares. Al parecer, cuatro de los seis estudiantes que últimamente se habían suicidado en España lo habían hecho por motivos directa o indirectamente relacionados con el fracaso escolar. Aprovecha esta circunstancia para criticar a la institución escolar y para defender otras alternativas más respetuosas con todo lo que tiene que ver con el aprendizaje de los menores. En este sentido sintoniza con la pedagogía anti autoritaria, no directiva o libertaria de Neill”.

Anuncios

El libro las 10 etapas del homeschool

Tengo la enorme suerte de contar con lecotres y lectoras excelentes que constamente me ayudan a mejorar mi trabajo. Este ha sido el caso del libro sobre las 10 etapas del homeschool, que a instancias de un amable lector he podido mejorar y, además me ha llevado a  reflexionar sobre un aspecto importante. He decidio convertir el texto en un libro vivo que vaya ocnstantemente modificándose en base a las propuestas y los cambios que puedan darse en el devenir de los acontecimientos a corto plazo, por lo menos.

Por ello, he añadido al texto un epílogo:

 

EPILOGO

 

Y ya ha llegado el final inconcluso de un movimiento que sigue vivo, y que por ello necesita que el texto sea constantemente actualizado

Por ello, sólo me queda decir que este texto es un libro vivo al que irá progresivamente añadiendo todas aquellas modificaciones, hitos, y elementos que contribuyan al avance del movimiento.

 

Además, está abierto a todo tipo de sugerencias que me lleguen de mano de quienes se acerquen al texto. Son las ventajas de las nuevas tecnologías que permiten la actualización de los libros con una simple recarga del texto.

Y ya he introducido la primera modificación.

Gracias.

 

 

La HMD en el Reino Unido

Simon Webb, autor del blog Home Education Heretic, ha publicado en una entrada de su blog, la primera entrega de la Hiastoria de Movimiento desescolarizador en el Reino Unido.

Ha comenzado en la década de los 70 del siglo pasado, y me parece una historia fascinante. Lo que me sorprende es que nadie lo haya hecho antes. A mi fue una de las primeras cosas que se me pareció oportuno ensamblar, en cuanto me puse a investigar sobre el HS.

Como bien expresa Webb, es importante tener presente el pasado para entender el presente, y quizás prever el futuro:

Why should I wish to delve about in the past in this way? What possible relevance has it for today’s home educators? It will show how we moved from a situation where local authorities were by and large happy to see parents educating their own children to the position today, where there is a good deal of animosity and tension between the two groups. Those who wish to believe that this has nothing to do with the past, may of course simply not read this. I would not wish to shatter too many illusions!

 

La vía civil tras la sentencia del TC

La elección del procedimiento civil para la persecución de las conductas derivadas de la desescolarización de menores en edad escolar es un hecho desde que el Tribunal Condstitucional se pronunció por primera sobre el fondo del asunto en diciembre de 201o.

Hasta ese momento lo habitual era que, por alguna razón, las fiscalías eligieran la vía del artículo 226 del Código penal y acusaran por desamparo a las familias que desescolarizaban conscientemente, en su postura de oposición al sistema escolar presencial. Lo cierto es que esta vía no tenía muchas posibilidades de prosperar desde el momento en que el Tribunal Supremo ya se había pronunciado contra ella, basándose en lo que consideraba matar moscas a cañonazos en 1994, con ocasión del procesamiento e imputación de los responsables del colectivo denominado “La Familia”, o también “Los Niños de Dios”. Esto sucedía prácticamente el mismo año en el que se iniciaba el movimiento desecolarizador en el Estado Español, con los primeros pasos en su andadura y los primeros encuentros de Crecer sin escuela. Para entonces la vía penal ya estaba agotada, aunque ha subsistido hasta nuestros días. Con razón se dice que las cosas de palacio van despacio.

En este momento, al imponerse la vida civil, se están dando las primeras sentencias en Audiencias Provinciales. En concreto dos, una de ellas en la Audiencia Provincial de Girona, de junio de 2011, y otra, en la Audiencia provincial de Alicante de abril de este mismo año. Ambas repiten los argumentos de la sentencia del Tribunal Constitucional de 2010 casi en su literalidad.

La preocupación se deja ver en el colectivo, que se ha puesto manos a la obra para intentar conseguir un reconocimiento a la distinción entre absentismo y desescolarización voluntaria y consciente, a la vez que se prevea la posibilidad legal de que los menores desescolarizados puedan acceder a la titulación de estudios básicos tras el periodo obligatorio sin que resulten perjudicados por un retraso, de dos años actualmente, frente a los menores escolarizados. Un agravio comparativo que necesita ser reparado.

 

Saber sin pisar las aulas en 1994

Xavier Alà ha encauzado su blog Educación en familia a la hermosa tarea de recuparar la memoria histórica de la Educación en Familia. Precisamente en la entrada que enlazo está su relato de los videos que se insertan en esta entrada y también están publicados en su canal de youtube.

Alà cuenta con un archivo que intenta acabe en buenas manos, en alguna institución dedicada a la investigación,

Al Cesar lo que es del Cesar

A lo largo de esta investigación, los mejores momentos han sido los que pude dedicar en sus comienzos a aquellos primeros años del movimiento desescolarizador, a finales del pasado siglo, con lecturas que me maravillaron en el Boletín de Crecer sin escuela. Y creo que todo homenaje es pequeño para aquellos pioneros de Crecer sin Escuela. El mejor homenaje, la recuperación de estoa materiales tan valiosos.

Los videos que aparecen a continuación recogen un  excelente documento. Se trata del programa de debate que tuvo lugar en 1994 en TVE2 titulado SABER SIN PISAR LAS AULAS. El programa presenta al público la realidad del homeschool, que posiblemente era la primera vez que entraba en contacto con este fenómeno, y se hace eco de él precisamente en el  momento en  que dio la creación de Crecer sin Escuela con los primeros encuentros de familias que educaban sin escuela en el Estado Español.

Los videos proporcionan esta información:

Primera parte del programa dedicado a la EeF dentro del espacio de TVE 2 “Preguntas y respuestas”, conducido por la prestigiosa presentadora y periodista radiofónica y televisiva Adelina Castillejo. Se emitió el 17 de octubre de 1994. En él aparecen dos familias pioneras EeF del movimiento “Crecer sin escuela”, así como familias EeF de la asociación “Vida Sana”, organizadora de la feria BioCultura en España, y la Sra. Elsa Haas, promotora de la EeF tanto en su país -EE.UU.- como en el nuestro.

En él expresan su visión sobre el homeschool, en primer lugar los propios homeschoolers, representados por Lomi Szil, hijo de Peter Szil, y  Karen Campos la menor homeschooler mencionada en el primer artículo sobre un caso de educación en casa español,. Posteriormente intervienes representantes de la asociación Vida Sana que protagonizó una experiencia sobre la que desgraciadamente intervino la Administración con consecuencia nefastas para un incipiente movimiento desescolarizador en aquel momento. Además de figuras relevantes del homeschool en España como lo son Peter Szil y Elsa Haas, que fue la promotora de este movimiento en el conjunto del Estado Español. Un documento muy relevante para entender las ideas que configuraron el inicio de este movimiento a través de Crecer sin escuela.

El artículo al que me refiero data de 1991 Hogares con clase.  (Pincha aquí para obtener el artículo completo) publicado por El Pais, artículo que realizó César Díaz nada menos que  en 1991.

En aquel reportaje aparecían tres partes diferenciadas:

1. La primera se titulaba  Objetores del “cole” y relataba las vivencias de  dos familias que educaban en casa. En aquel caso una niña, Karen, junto con sus padres Juan y Helen, residentes en Pontevedra y una pareja bilbaina Ana y Francisco que vivían por entonces en un pueblecito del norte de Burgos, con sus dos hijos que eran educados en casa.

Aquí se recoje la totalidad del programa dividido en cuatro capítulos





Una mirada al pasado # 1: “La Hoja” de los Arenalejos

Supongo que no es de gran actualidad, es un texto que ya tiene casi 20 años, pero quiero abrir con él una nueva sección, que es el Yang de la sección de Actualidad, se trata de lo contrario, de relacionar el presente no con la actualidad sino con el pasado. Por ello, mi primera mirada se dirije  a Los Arenalejos, tan de actualidad y tan lejos en el tiempo. El texto íntegro, no ha sido modificado en ningún sentido, apareció en La Hoja, el medio de comunicación del Colectivo rural.

Lo hemos extraído de LA HOJA, excelente publicación que hace poco empezaron a editar esos compañeros.)

Es curioso constatar que incluso en los medios libertarios cuando tocamos el tema de los/as niños/as se oigan y vean las mismas barbaridades que por doquier, ¿Estamos pues condenados a perpetuar este sistema hasta el gran día de la Revolución que lo cambiará todo con su varita mágica?
Por nuestra parte hemos decidido no esperar, empezar algo aquí en la colectividad Los Arenalejos. Lo que podamos vivir y realizar depende tanto del buen funcionamiento en si de la colectividad en su globalidad (aspecto relacional, económico, auto-crítico, etc.) misma, como de nuestras capacidades críticas e imaginativas en cuanto a las relaciones adultos/niños, pero también y en gran parte, de la respuesta del Movimiento Libertario. De sus componentes y de otras personas sensibilizadas en el tema y directamente implicadas (adultos viviendo con niños).
No podemos considerar el desarrollo humano de la niñez sin cuestionar nuestro desarrollo propio: se ha dicho que la educación del niño tendría que empezar por la de los abuelos. El poder, el si que no ha esperado: somos frutos de nuestros padres y madres quienes han sido a su vez “frutos” de sus propios padres y madres por lo menos psíquicamente, a pesar de que los niños están cada vez menos a cargo de sus progenitores.
La represión de los sentimientos, sus consecuencias y su perpetuación han sido demostradas por A. Miller (Cf.:ES POR TU PROPIO BIEN, EL CONOCIMIENTO PROMISCUO, etc.). También nos parece difícil cuestionarse de verdad sin la crítica y el apoyo mutuo por parte de los demás adultos. La pareja, la familia nuclear y la escuela bien parecen ser los medios privilegiados para perpetuar la represión de los sentimientos. Al contrario, la Colectividad parece ser un lugar privilegiado para recuperar la globalidad de nuestras vidas solitarias, una insumisión a la atomización, al recorte de nuestra vivencia en el tiempo y el espacio.
…Según H. Montagut, el desarrollo del embrión se realiza en dos etapas iguales de nueve meses cada una; o sea, la gestación propiamente dicha, y la exterogestación, después del parto. Con esto queremos subrayar la importancia de la relación del recién nacido con la madre.
Sin embargo, ¿a quien le preocupa el tema en una sociedad de provecho en la que solo cuenta la disponibilidad de los individuos para cumplir cuanto antes sus respectivas funciones? Funciones de:
– Producto (para maternidad, guarderías, escuelas, etc.)
– Consumidor (leche, artilugios de toda clase, golosinas, libros, televisión, medicamentos, etc.)
– Productor (cuidadores de niños, maestros, industrias de objetos para bebes, etc.)
Es así también como se ve “normal” parir en un hospital frío, a menudo ni siquiera deseado (un intruso de cualquier manera). Lugar altamente tecnificado donde la mujer no es otra cosa que un tubo que se insensibiliza invocando el dolor y la seguridad.
…Además, basta romper la continuidad de la relación con el recién nacido inmediatamente después del parto para que la madre ya no pueda relacionarse de manera “placentera” con su recién nacido, de manera “animal”. Ya no sabrá dar una respuesta instintiva (inmediata y erótico-vital) a las necesidades del bebe. Tendrá que utilizar la voluntad y las recetas de los especialistas, que bien poco saben de las necesidades autenticas de l*s niñ*s, en cuanto a alimentación se refiere, y menos todavía en cuanto a la afectividad. Ahora bien, sabemos con Reich y muchos otros que la estructuración psíquica, afectiva, emocional y sexual empieza por esta relación con la madre.
Siempre dentro de la lógica del sistema, el/la niñ* tiene que ser independiente cuanto antes para “liberar” a la madre. Esto implica un destete rápido, y ni pensar siquiera en darle el pecho cuando lo desee hasta que se destete solo (período que varía de 1 a 4 años). No cabe duda pues, que en todos estos espacios, estos vacíos que se crean, les van a poder colar un montón de artilugios, desde el chupete de plástico hasta el biberón, en lugar del pecho; pasando por el cochecito en lugar del paño que mantiene al bebe contra el cuerpo de su madre. Así es el mundo occidental, terriblemente seco de humanidad, pero repleto de objetos de consumo para la maternidad, todos ellos modos de alejamiento con respecto a la madre primero y con las demás personas mas tarde.
…Si empezamos nosotras las mujeres por aclarar miles de mentiras y engaños, empezaremos a recobrar lo nuestro, nuestra maternidad, una maternidad deseada y que no sea la esclavitud del patriarcado, o sea una violación, sino una maternidad erótico-vital. Porque además de nuestra realización como mujeres, es un rechazo de perpetuar el primer y fundamental eslabón para “fabricar” seres humanos sometidos y mutilados.
…Se trata de tomar a los niños en serio, como seres íntegros. Dejar llorar a un* niñ* no puede ser bueno para el/ella. Llevarlos en brazos cuando lo piden, en un trapo contra el cuerpo, dormir con ell*s, no es “acostumbrarlos mal”. Es sencillamente responder a unas necesidades: las de calor, de contacto físico, seguridad, ternura. Reprimir esas necesidades no es mas que obedecer el mandato de un sistema que necesita seres fríos, bloqueados corporal y emocionalmente. Estar atentos a las necesidades del niñ*, es permitirle que desarrolle sus capacidades.
…Pero preocuparse por el nacimiento, por el bebe, no es suficiente, mas tarde esta la escuela. “La enseñanza no es mas que la manera de hacer penetrar, favoreciendo lo mas posible su ascensión jerárquica, al pequeño, en un sistema de producción de mercancías y de armas cada vez mas eficaces y mortíferas”. (H. Laborit). Ahí se le enseñará lo que es realidad, la realidad del poder: conformismo, competición, prejuicios. Es que el/la niñ*, si se le escucha resulta peligroso/a. Si en lugar de hincharle de informaciones, se le deja expresarse, bien sería capaz de dejarnos perplejos. Hay que hacer de el/ella un adulto, cuanto antes mejor. Y lo peor es que lo logran, o casi. Están las escuelas activas que utilizan una pedagogía mas elaborada, mas atractiva, y que son (de una manera mas sutil) igual o mas eficaces para el sistema.
Lo cierto es que al salir de la escuela, l*s niñ*s estan muy tiesos, tienen una vida bien compartimentada: escuela, familia (casi ya ni eso), trabajo (cuando tienen suerte), patria. Y además, gracias al progreso, un ocio formador (TV, cursillos, deportes, viajes, juegos de azar); en fin, todo para que la serpiente se muerda bien fuerte la cola.
“El Estado para justificar su rol de gestionario social y de gestionario de la vida de las gentes, necesita reventar el carácter global y total de la vida. Necesita dividir, dividir y dividir mas todavía, para poder presentarse como el especialista necesario para la coordinación.” (J. Raynaud).
Hoy mas que nunca nos parece indispensable empezar a crear las bases tangibles para una sociedad autogestionaria, capaz de luchar contra un sistema altamente destructor, siendo la destrucción de la naturaleza la parte visible del iceberg, y la parte menos visible, la aniquilación de nuestra capacidad de relacionarnos.
Crear las bases de una sociedad autogestionaría a partir de las preocupaciones concretas del día a día, del malvivir de este sistema. Una sociedad autogestionaría económicamente viable, y que además, y por su propia estructura, sea creadora para todas las edades, empezando por l*s niñ*s.
Aquí estamos en marcha, con posibilidades materiales, agrícolas y humanas. Sin embargo, para que esta colectividad y su contenido prosperen, y tomen cuerpo, hacemos un llamamiento para que las personas decididas a cambiar el rumbo de sus vidas y la de l*s niñ*s con quienes convivan, tomen contacto con nosotros.
Ya es hora de que saquemos la gran vela, que naveguemos llevados por la vida, hacía horizontes desconocidos, inimaginables.
“Mas allá del ideal, hay siempre ideal” (Ricardo Mella)
(Correo A, # 21, pp. 16-17; enero 1993 . Correo A fue el medio impreso del anarquismo venezolano, del cual se imprimieron 28 números entre 1987 y 1995.)

El inicio del MD: Vida Sana

Según el libro  de Francisco José Cuevas Noa titulado Anarquismo y educación. La propuesta sociopolítica de la pedagogía libertaria, el inicio de la Historia del Movimiento Desescolarizador en el Estado Español se retrotrae a 1985, casi 10 años antes de los primeros encuentros, y se sitúa en Catalunya.

En España el movimiento tuvo sus inicios en 1985, año en que un grupo de socios del colectivo Vida Sana alquiló una casa en Bellaterra (Barcelona) que destinaron a residencia de los niños y de algunos de los padres objetores escolares. Siguiendo el método de enseñanza de Freinet, hacía que los niños aprendiesen jugando y cooperando, combinando clases teóricas con clases prácticas en el huerto escolar, teatro, danza, etcétera. La casa de Bellaterra funcionó hasta 1989, cuando la Fiscalía del Juzgado de Menores obligó a los padres a ingresar a sus hijos en escuelas públicas. El movimiento de objeción escolar se extiende lentamente por España (editan la revista Crecer sin Escuela), siendo la mayoría de los objetores personas con profesiones liberales que viven en el campo. Como práctica educativa alternativa facilitan el acceso a la información utilizando las bibliotecas públicas y la enseñanza a distancia, juntando a hijos de distintas familias objetoras en una casa para algunas clases durante varias horas a la semana, y estimulando que los mismos chicos busquen sus propios recursos de aprendizaje. Estos padres aseguran que sus hijos evolucionan mucho tanto en aprendizaje intelectual como manual. En algunos casos se han puesto de acuerdo con las autoridades para que los niños vayan a la escuela a recibir algunas clases sueltas y a examinarse, mientras que en otro, los padres no están interesados en que sus hijos acumulen títulos, siendo especialmente críticos con la sacralización de los méritos académicos.

 

En el caso del colectivo Vida Sana, la alimentación fue uno de los detonantes que les llevó a educar en casa: “Si defendemos una alimentación sana, no podemos dejar que nuestros hijos se queden en los comedores sabiendo que los catering no son sanos”.  Por eso cuando hace cuatro años se suprimió el autobús escolar que dejaba a los niños en casa al mediodía, la respuesta fue sacarlos del colegio. Transcribo el artículo para facilitar su lectura ya que es documento PDF escaneado desde el orginal.

La escuela en casa

Un grupo de padres defiende su derecho a educar a sus hijos sin llevarlos al colegio.

En pocos minutos una sala de la casa se transforma en aula. Sobre la mesa aparecen libros y libretas y alguno de los padres se convierte durante unas horas en el profesor de 6 niños de entre 3 y 15 años. Es la rutina diaria de estos chicos y chicas que no van al colegio porque sus padres defienden el derecho a educar a sus hijos siguiendo sus propios criterios. Pretenden que se reconozca legalmente la posibilidad de que los niños estudien en casa y llevan su experiencia a la práctica.

“No estamos en contra de la escuela en general, pero sí de la escuela que tenemos hoy en día, en la que se fomenta el consumismo y la competitividad”, explica Montse Arias, una de las personas que viven en esa peculiar casa de Bellaterra, rodeada de huertos que cultivan ellos y con una cocina en la que se preparan los alimentos para todos. El comedor es el punto de reunión de las seis familias que hace 17 años decidieron trasladarse a esta casa. Ellos son los impulsores del movimiento “Escuela en casa”.

Flora, una de las adultas de la casa, se sienta a una mesa junto a los dos benjamines del grupo, a los que está enseñando a leer. En otra mesa, los chicos y chicas mayores siguen la clase de gramática que imparte Montse Arias, licenciada en Periodismo. “La mayoría de los padres somos licenciados y estamos capacitados para enseñar, nos repartimos las materias según nuestros conocimientos”, asegura Arias. La enseñanza incluye otros aspectos que para este colectivo son tan importantes como las asignaturas tradicionales: “aprender a cultivar alimentos y a cocinarlos”.

Los componentes de Vida Sana explican que son una asociación de consumidores que hace 25 años que trabaja para “desarrollar una cultura biológica”, y entre sus principios está el de la alimentación basada en productos cultivados sin sustancias químicas. La alimentación fue uno de los detonantes que los decidió a que sus hijos estudiasen en casa. “Si defendemos una alimentación sana, no podemos dejar que nuestros hijos se queden en los comedores, sabiendo que los catering no son sanos”, explica Arias. Por eso, cuando hace cuatro años se suprimió el autobús escolar que de- jaba a los niños en casa al mediodía, la respuesta fue sacarlos del colegio.

Denunciados

N o era la primera vez que estas familias tenían a sus hijos estudiando en casa. La experiencia ya la habían aplicado hace diez años, pero una investigación judicial tras una denuncia en la que los acusaban de ser una secta los decidió a llevar los niños a colegios públicos. “Desde el momento en que un grupo se desvincula un poco de lo convencional, se les tacha de sectarios”, dice Arias. Vida Sana cree que, en España, a la larga, también habrá familias que preferirán este sistema como alternativa a “unos centros donde los chicos están en contacto con las drogas”. Pero estos argumentos no convencen ni al Ayuntamiento de Cerdanyola ni a Pere Solà, director general de Ordenació Educativa, quien recuerda que la escolarización es obligatoria para todos los niños de entre 6 y 16 años. En medio de este cruce, Arias puntualiza que lo que desea es que se legalice una escuela en Vida Sana para acabar con el problema.

Pie de foto

El comedor de la casa de Bellaterra hace las funciones de clase para seis niños de entre 3 y 15 años La escuela en casa Un grupo de padres defiende su derecho a educar a sus hijos sin llevarlos al colegio MANÉ ESPINOSA LA VANGUARDIA DOMINGO, 7 MAYO 2000 VIVIR EN GIRONA 7.

 

Esta es la primera fase de la desescolarización de los menores al cargo del colectivo de familias Vida Sana de Bellaterra. La segunda desescolarización tuvo lugar 1o años después de haber sufrido esta primera intervención, con ocasión de la retirada del transporte escolar del mediodía que impedía a los menores poder ir a sus domicilios a comer. Este hecho provocó una nueva desescolarización de los menores.

Además de la noticia publciada en La Vanguardia, la lista de correo aducacionlibre publica mensajes enviados en 2002 sobre esta cuestión:

Así un mensaje a la lista enviado por Azucena Caballero el 18 de noviembre de 2002, define en pocas palabras la situación

Aparte de ese caso, ¿no se obligó a los de Vida Sana a llevar a los niños al cole durante unos años?, porque yo entendí eso hablando con Montse Arias, y que cuando les quitaron el autocar aprovecharon para no llevarlos más. ¿me lo podeis confirmar? Azu

En respuesta a esta cuestión Encarna León aclara en un mensaje enviado al día siguiente que no hubo tal orden de escolarización, sino una decisión de los padres tras la intervención de la Fiscalía:

En cuanto a los de Vida Sana Azu, no se les obligó a llevar a los niños al cole. Tuvieron una denuncia, y tras eso se abrió una investigación judicial, y ellos decidieron llevarlos al cole, sin que hubiese ningun fallo judicial, solo se abrió la investigación.

Y parece que eso es lo que se desprende de la noticia en prensa.

 

 

Nota bibliográfica: Cuevas Noa, F.J.,  Anarquismo y educación. La propuesta sociopolítica de la pedagogía libertaria, Ed. Fundación Anselmo Lorenzo, Madrid 2003, 169 págs

Lola Ruiz en “El nudo de la red”

Lola Ruiz escribió en 2004 sobre su experiencia desescolarizadora para  El nudo de la red, Revista de Cultura en una aportación a la publicación  titulada  “Educar de otra manera porque el medio es el fin”. En el artículo la autora relata de manera autobiográfica y en primera persona la experiencia de diaria de educar en casa a dos niños. Cuenta el origen de su interés por la educación en casa, que se remonta a una de las ediciones de Biocultura en Madrid, en la que entró en contacto con Elsa Haas:

Había allí una chica norteamericana -Elsa Haas- que vendía la revista Growing Without School  (Crecer sin escuela) que ella se encargó de traducir al español.

Lola Ruiz relata los miedos que acompañaron a la toma de decisión de desescolarizar que resume en el miedo a ser juzgados de inconscientes, de cándidos, de rebeldes sin causa, de ignorantes, de pretenciosos. Por otro lado el miedo a ser incomprendidos, por la familia, los amigos, los vecinos, los funcionarios y los jueces, y por último otro miedo que es más difícil de expresar con palabras, el miedo a que el intento acabara en fracaso.

Ruiz define la motivación de educar en casa en la responsabilidad de tomar en su mano la educación de sus hijos, y no delegar esa responsabilidad en instituciones por las que siente una profunda desconfianza, una decepción que raya el desprecio, al expresar que dejar al niño encerrado a los seis años en la escuela era impensable,  “sabíamos lo que esto haría en él”.

La motivación, es la que en mi taxonomía de motivos aparecería descrita como la de los rebeldes, aquellos que han decidido  educar en casa incluso antes de tener hijos, aquellos para los que educar en casa es sólo parte de un tipo de vida más amplio, de una concepción contracultural del mundo, no como respuesta a una escolarización insatisfactoria anterior. Ruiz expresa este sentimiento con nitidez:

Sentíamos que nuestro deber primero de padres, nuestra responsabilidad para con el niño, era la de educar en conciencia y de acuerdo con nuestra filosofía de vida.

Dedica un apartado importante del artículo a la socialización para derrumbar el concepto de que los niños que se educan en casa no socializan adecuadamente con toros de su edad. Por el contrario, dice Ruiz, el problema lo tienen los niños que asisten al colegio desde los seis años y se les obliga a estar sentado y en silencio entro otros de los de su misma edad.

Por otro lado, tampoco está de acuerdo en considerar a la educación en casa como una objeción, tal y como está concebida, sino que lo considera una forma de vida. El argumento es coherente con la propia motivación que antes hemos comentado le ha llevado a no escolarizar en primera instancia.

En cuanto a la universidad, manifiesta su preferencia porque sus hijos consigan experiencia en aquello que les guste en lugar de un título universitario. En esto también, y ella misma así lo declara, es coherente con su propia filosofía de vida. En el caso de que sus hijos quisieran obtener una titulación que certifique sus conocimientos en estudios superiores, se inclina por la UNED, y he aquí quizá los más sorprendente, ya que declara que como padres prefieren el camino contrario: esto es que la Universidad les conceda un título por sus aportaciones profesionales y humanas a la sociedad. Algo más parecido a un doctorado honoris causa, que lo que habitualmente se persigue de la institución universitaria como proveedora de  conocimientos especializados dirigidos al mundo laboral.

Otro aspecto que destaca en su artículo es la teoría contraria a la de la obligatoriedad escolar. La autora del artículo no se opone a la existencia de la institución escolar, pero no es conforma a la obligatoriedad de “tener que disfrutar de  sus servicios”, máxime cuando, declara Ruiz, padres, maestros y alumnos estamos de acuerdo en que hace años que no funciona.

Si visión sobre la institución escolar es crítica, por considerar que no cumple con las funciones para las que ha sido creada “Si la institución no apoya ni fortalece al individuo, sino que lo debilita y le hace dependiente, entonces ¿Quien está al servicio de quién?

Nota bibliográfica

RUIZ, Lola,  “Educar de otra manera porque el medio es el fin” El nudo en la red, Revista de Cultura, Asociacionismo y movimientos sociales,  nº 3-4, 2004.

Nota biográfica

Lola Ruiz, desde Almería,  fue la representación ante los medios de uno de los primeros casos de desescolarización que tuvieron impacto en los medios de comunicación en 1999. Su participación, por otro lado, tanto en el boletín de Crecer sin escuela, como en la lista de correo que David Kornegay abrió por primera vez en 2001, fue muy activa y determinante en los momento de crisis y de dificultad de reclutar personas dispuestas a colaborar en un momento en el que hizo falta hacer frente a un relevo generacional para cumplir con las responsabilidades y las tareas que se debían realizar para la red de apoyo y su boletín.

Lola Ruiz, otra de las personas que está en el grupo de los pioneros del movimiento desescolarizador y que no continuará en adelante cuando el movimiento tome forma legal como asociación, se ve sorprendida ante el nuevo funcionamiento que para la red de apoyo impone el mundo que se abre con internet, cuando comprueba que ha podido acceder a lista restringida de colaboradores para la revista sin ningún tipo de control, y se pregunta si existe o no una lista restringida únicamente como grupo de trabajo para el boletín. Además expresa sus dudas sobre la seguridad y fiabilidad del nuevo sistema virtual que va a sustituir a sus habituales canales de comunicación, mucho más restringidos a un grupo de personas, que se conocen personalmente, y que ahora se abre hacia personas que ni siquiera se conocen de antemano.

Acabo de darme cuenta de que si yo he podido suscribirme cualquiera podría hacerlo.¿No debería esta ser una lista restringida a las personas que van a colaborar con el boletín? No es que tengamos algo que ocultar pero tampoco es cosa de que cualquier curioso meta la nariz en esto.

Mi pregunta es ¿ He podido suscribirme porque ya estaba en la lista restringida o porque cualquiera puede entrar?. Explícamelo por favor.

La brecha ya se ha abierto, a partir de ahora, la apertura del movimiento a cualquiera que quiera suscribirse a la lista, desde su domicilio, simplemente contando con una conexión a Internet hace que el crecimiento del colectivo quede fuera del control de las personas que le habían dado cohesión en el pasado. Estas personas, que viven en muchos casos aisladas en zonas rurales, quedan sin quererlo, apartadas del nuevo movimiento y se sentirán alienadas por un medio que ya no conocen. De este modo se pone en marcha la segunda fase del boletín que irá atravesando diferentes vicisitudes hasta su desaparición. En un último intento por salvar la publicación de su inminente cierre, en un correo del 2 de junio a la lista,  Lola Ruiz desde Almería diseña lo que será el contenido básico o la plantilla del boletín a partir de aquel momento[1].

Lola Ruiz es en estas circunstancias la persona más activa en la lista de correo, además de la que lidera el nuevo boletín escrito. Se ha convertido en un referente del homeschool desde que protagonizó un caso que tuvo repercusión en la prensa. Se trataba de su hijo, un niño matriculado a distancia en Clonlara y que fue denunciado por la Junta de Andalucía para exigir su escolarización presencial. El caso fue cubierto por el diario El Pais en varios artículos a lo largo de 1999.”Sentencias contradictorias” [2]y “Los sin clase”[3] de Ana Torregrosa y finalmente “Gabriel vive a 6.000 kilómetros del colegio” [4]firmado por Joaquina Paredes.Su caso también lo relata Peter Szil para la revista Integral, en diciembre de 2000 en un artículo titulado “Crecer sin escuela”[5]. De modo paralelo el boletín Crecer sin escuela publicaba en 1998 una carta de Lola Ruiz en la que relataba el inicio de una investigación sobre su familia por parte de los servicios de Asistencia Social de Almería por la desescolarización de su hijo mayor. Es ella la que presenta el primer esquema de lo que podría ser el boletín a partir de ese momento y contacta con las personas que anteriormente han tenido responsabilidad en su edición para que continúen como colaboradores.


[1] Todo lo que sigue son sugerencias de tareas para  un hipotético boletín.

– Alguien que sepa imprimir con ayuda del ordenador el boletín

-o alguien que sepa imprimir y si no puede hacerlo que enseñe al que pueda hacerlo

– un editor o editora, que organice y seleccione los temas a tratar y la información de que se disponga cada mes para el boletín.

– alguien que se lea un libro sobre educación cada mes y escriba una pagina informando sobre su utilidad para los lectores del boletín.

– alguien que haga lo mismo con las películas de cine y programas de tele.

– un encargado-a de las suscripciones

– responsable de una pagina dedicada a recursos para homeschoolers

– responsable de traducir unas tres cartas mensuales del ingles.

– una persona con experiencia en homeschooling que se encargara de una sección de “consultorio” en el que padres novatos puedan asesorarse sobre problemas inmediatos y específicos. Si esta persona da a sus hijos una educación estructurada y clásica entonces solo estaría capacitada para responder a los padres que requieran sobre este tipo de información. Por tanto otra familia veterana podría colaborar con ella para los padres que quieran información sobre el aprender sin estructura.

– Otra sección bonita seria la de incluir una entrevista en cada número a una familia. Somos, en general, familias interesantes de conocer y cada una tiene su pequeña historia; las anécdotas humanizan lo que tiene de intelectual cualquier revista.

– Y por último sugiero un listín con los nombres de los profesionales y expertos en cualquier materia. Personas dispuestas a facilitar apoyo o información a aprendices y novatos. Aunque sea por email o teléfono.

Creo que la ultima palabra sobre las secciones adecuadas para el boletín debería tenerla el editor-a. Esto evitaría bastantes complicaciones innecesarias. Yo voto por Isabel de Cantabria para esta tarea porque sabe escribir y expresarse muy bien, además es casi veterana en esto de educar en casa. De todos modos no conozco aún el talento particular de cada uno de vosotros, que estoy segura tenéis, así que espero que nadie se corte por inexperto a ofrecerse para esta tarea. Lola

[2] Diario El Pais, de 19/09/1999

[3] Diario El País  de 20/09/1999

[4] Diario El Pais de 19/09/1999

[5] Lola y Gabriel En realidad no se trataba de un niño que pasaba su tiempo delante de un ordenador, sino de una pareja, Lola y Gabriel, cuyo objetivo en la educación de sus hijos es potenciar su espíritu independiente y crítico, la confianza en sí mismos y en su creatividad para resolver los problemas según su propio criterio y capacidades para encontrar recursos. “Consideramos”, dice Lola, “que lo primordial en la educación es el respeto al niño y son las asignaturas las que deben adaptarse a su personalidad, talento y preferencias y no al contrario. Cuando nuestro hijo mayor, que ahora tiene 8 años, llegó a la edad escolar, buscamos un colegio en el que al menos una parte de estos requisitos los pusieran en práctica. Pero no encontrarnos ninguno. Como creemos que somos los padres los primeros responsables y después los profesionales de la educación, optamos por educarle en casa”. Su formación se realiza al estilo de la de un adulto autodidacta, que abarca tanto el dibujar, pintar, cocinar, leer y jugar al fútbol con sus amigos como proyectos específicos o escribir sus propias historias, primero a mano y luego al ordenador para que parezca un libro.

Al mismo tiempo le matricularon en una escuela por correspondencia en Estados Unidos, una institución que da mucha libertad a cada niño para desarrollarse a su propio ritmo y basándose en sus propios intereses. En primaria son los padres los que están en contacto con la escuela (por carta o, si lo tienen, por correo electrónico, siendo esto último la base de todo el malentendido que se ocasionó por “estudiar por internet”). En secundaria el niño entra en contacto directo con un equipo de profesores que le asesoran sobre sus opciones personales.

Lola y Gabriel tomaron también decisiones que a lo mejor eran más importantes que las que conciernen la forma de aprender del niño. “Nos mudamos a un lugar tranquilo donde los niños pudieran jugar en la calle y explorar los alrededores por ellos mismos. Mi marido cambió a jornada de trabajo continua en el taller de electrónica que dirige para estar en casa a partir del mediodía. Al elegir este tipo de educación hicimos un acto de fe en nosotros mismos, aunque teníamos dudas. Hoy ya no las tenemos».


La historia de ALE: La presidencia de Juan Carlos Vila. Capítulo 7

Juan Carlos Vila fue presidente de ALE durante un año, el que va desde su nombramiento en la asamblea de 18 de febrero de 2006 hasta su dimisión en diciembre de 2006, que abocó a la asamblea que tuvo lugar en febrero de 2007. Este es un período de inestabilidad para  la asociación, ya que los malentendidos y la imposibilidad de solucionarlos personalmente, debido  al propio crecimiento de la asociación abocan a situaciones de desencuentro.

Los antiguos desencuentros afloran ahora desde el campo territorial. La presidencia de Joan Ramón Urgelés había sido marcadamente catalana en prácticamente todos los cargos significativos. Las personas que acudieron a negociar con el MEC eran de esa procedencia, con la excepción del propio Vila, y ahora surge una contestación desde los demás territorios. Tal como había ocurrido en el pasado, en el momento en el  que la sabia nueva fluye desde las familias autóctonas que reaccionan ante lo que consideran  un monopolio y una patrimonialización de la red de apoyo, Crecer sin escuela, por parte de ciertos extranjeros, del mismo modo ahora se produce esa reacción  con respecto a la representación oficial de la asociación de signo catalanista. Y éste entorno, en respuesta a ser desposeído del control de la asociación, tiene la fuerza suficiente para crear la suya propia.

El resumen oficial de la presidencia de Vila se contiene en la única Asamblea por él presidida, aunque lo es en calidad de presidente dimisionario y ni siquiera llega firmar el acta, ya que se ausenta antes de la finalización de la reunión. De hecho,  Vila nunca ha llegado a firmar un acta de ninguna asamblea en calidad de presidente, aunque sí haya firmado otras actas, pero desde otros puestos.

Durante la presidencia de Juan Carlos Vila se abre la puerta de la negociación en una primera reunión con cargos del MEC que posteriormente, en una segunda reunión supondrá el cierre a cualquier posibilidad de que se incluya la propuesta de ALE en la LOE.

El primer contacto de Juan Carlos Vila como presidente de ALE se produce con Teófilo González Vila en 2002[1]. Fue éste último quien le recomendó que dirigiera su esfuerzo en conseguir una entrevista con el MEC, y hacer así visible la existencia de ALE como representante de un colectivo, aún poco conocido.

Simultáneamente, ALE contaba con la ayuda  de José Antonio Fernández, experto europeo en educación, asesor del MEC en los tiempos de Javier Solana, parte del equipo que redactó la LOGSE y coordinador del programa EURIDICE. Fue él quien comunicó a la asociación  los planes frustrados de introducir la posibilidad de la educación en casa en aquella Ley, y quien les  abrió el camino para solicitar la primera reunión con el MEC. Fernandez  hizo los primeros contactos con el entonces Secretario de Educación, Alejandro Tiana, quien derivó el asunto a dos niveles administrativos por debajo suyo, en concreto, al Subdirector General de Ordenación Académica, Juan López Martínez, con el que finalmente tendría ALE dos reuniones, una el 13 de enero de 2005, y la segunda el 15 de septiembre de 2006.

A la primera reunión asistieron Juan Carlos Vila, Ana Ferrer y Joan Ramón Urgelés. Aquella reunión se preparó durante bastante tiempo, se elaboró un expediente con información de la opción de la Asociación dentro y fuera del Estado Español, copias de informes, estudios, etc.. y fue decidida y confirmada en la asamblea anterior, durante la presidencia de Urgelés. La finalidad última de la negociación era la introducción del reconocimiento de la opción de educar en casa en la Ley Orgánica de Educación que se estaba tramitando en aquel momento. El término que se decidió que figuraría en la Ley, si la opción quedaba reconocida sería  “escolarización en familia”.

De las cuatro peticiones que llevaba la comitiva en representación de ALE para su negociación ante el MEC como mandato de la asamblea, tenían el visto bueno a todas ellas. Se veía cada vez más factible entrar en la ley, aunque fuera por la puerta trasera, en alguna disposición adicional, o debido a algún resquicio dejado en algún artículo, y profundizar  a través de las regulaciones posteriores. Así que ALE con entusiasmo y el optimismo del avance que se vislumbraba tras la negociación trabajó por  hacerse conocer en la prensa. Así durante los años 2005 y 2006, buena parte de los miembros de la Junta Directiva, y muchas de las familias socias, aparecían incluso repetidamente en medios escritos, y audiovisuales de todo el Estado, y de muchas CCAA, y medios locales. Mantuvieron reuniones con entes públicos y partidos durante aquel tiempo y se solicitó una nueva reunión al MEC en el verano de 2006.

La segunda reunión se vio pospuesta hasta mediados de septiembre, a la simbólica fecha del 15 de septiembre. Simbólica por ser el comienzo del curso, el día en que “todas” las criaturas vuelven al cole; desde entonces ya no sería así, porque ese año habían decidido celebrar el primer día del “no regreso al cole”, que se institucionalizaría en años posteriores como JILE. Mientras en Barcelona se concentraban las familias de ALE en la Plaza de Sant Jaume, Juan Carlos Vila, Marina González, Esteban asistían a la segunda (y última) reunión con Juan López. La composición del primer grupo que se reunió con López se decidió simplemente por ser sus componentes miembros de la Junta Directiva de la asociación, ya que constituían el grupo negociador la secretaria, el presidente y el tesorero de la misma. Para esta segunda ocasión se decidió que fueran otros los criterios de representación, para abarcar distintas sensibilidades: Juan  Carlos Vila asistiría como presidente de la asociación y como persona que había mantenido el contacto con López desde un principio; Marina González asistía como representante de la línea que se había mantenido por parte de la asociación hasta ese momento y Esteban Elías  en representación de las familias que veían con preocupación la regulación, viendo que podía limitar la opción, más que darle posibilidades.

Y como pasó en la primera reunión, volvió a sorprender a ALE la postura del MEC, pero esta vez por todo lo contrario. Lo que antes eran posibilidades, se convirtieron en dificultades. Nada de lo que habían hecho parecía haber tenido un efecto positivo, y el miedo a las críticas por algo para ellos tan poco relevante, que se sumara a las que ya existían en todos los ámbitos por una ley que no convencía a nadie, les cerró todas las puertas. Las tentativas de enmiendas referentes a la opción defendida por la Asociación parecían haber encendido todas las alarmas de las sensibilidades sindicales y de todas las visiones proteccionistas con respecto al tema de los exámenes, o con respecto a la confusión con el absentismo escolar. Lo único “positivo” que se sacó fue el que se les impelía a negociar con cada CCAA por separado para abordar el desarrollo de las diferentes leyes o regulaciones correspondientes a cada una(2).

A partir de ahí se inicia un período de desavenencias internas sobre la relevancia de la negociación con el Estado en materia de educación, adquiriendo la Comunidad Autónoma catalana un papel más relevante que conducirá finalmente al desencuentro entre gran parte de las familias que educan en casa en Catalunya, que pertenecían a la Coordinadora Catalana, y que persiguen la continuación de la negociación, esta vez, por vía autonómica, mientras que el resto de ALE renuncia a seguir por esta vía y se centra en la defensa del reconocimiento de la opción y de la cobertura de las familias que por educar en casa se encuentran en dificultades de tipo jurídico con la Administración. Las desavenencias internas llevan a la dimisión de Vila, que abrirá en una nueva asamblea la elección de una nueva Junta Directiva. Esa asamblea que nombrará a Sorina Oprean como nueva Presidenta de ALE coincidirá con la constitución de la Coordinadora catalana Educar en Familias como asociación independiente, siendo precisamente la situación que se mantiene en este momento.


[1] Teófilo González Vila  acababa de dimitir como Director General de la Alta Inspección del Estado en la época de Esperanza Aguirre, y había publicado ya dos artículos sobre homeschooling. Uno en particular era de vital importancia para los planteamientos de ALE, y había sido en Escuela Española (Educación obligatoria y escolarización voluntaria Foro de Debate Escuela Española, 22 de marzo de 2001, num. 3.487, p. 443).

[2] Esta parte ha sido redactada en base al escrito de Juan Carlos Vila ya publicado en este blog, en el que ofrece su versión, en primera persona, de los acontecimientos que constituyeron su presidencia.

Las relaciones de ALE con el MEC 2005-2006

Como parte complementaria a la Historia de ALE, irrumpo en el blog para incluir un relato de lo que fueron las relaciones de ALE con el MEC, ya que por diversas razones estuve en “primera línea” (incluso de fuego) de aquella relación.

Desde hacía 20 años conocía por coincidencia en un mismo foro filosófico a Teófilo González Vila (con el que no me une parentesco a pesar de la coincidencia de apellido). Pero nunca habíamos tratado el tema de la educación en casa, hasta que en el verano del 2002, con la decisión reciente de desescolarizar, y en plena confección virtual de los estatutos de ALE, coincidí con él en las aulas de verano del Instituto Emmanuel Mounier. Él acababa de dimitir como Director General de la Alta Inspección del Estado en la época de Esperanza Aguirre. Fue de las pocas personas que en aquel foro repleto de profesores no realizó una crítica a nuestra decisión, y me comunicó que había publicado un par de artículos en los que se refería al homeschooling. Uno en particular era de vital importancia para los planteamientos de ALE, y había sido publicado ni más ni menos que en Escuela Española. Él ya nos recomendó entrevistarnos con el MEC para plantear nuestras demandas, y hacer visible nuestra existencia.

Simultáneamente, desde hacía un par de años contábamos con la amistad de José Antonio Fernández Fernández, experto europeo en educación, asesor del MEC en los tiempos de Javier Solana, parte del equipo que redactó la LOGSE y coordinador del programa EURIDICE. Él nos informó de los planes frustrados de introducir la posibilidad de la educación en casa en aquella Ley, y también nos abrió el camino para solicitar la primera reunión con el MEC cuando creímos que estábamos preparados para ello como asociación. Hizo los primeros contactos con el entonces Secretario de Educación, Alejandro Tiana, que nos derivó a dos niveles administrativos por debajo suyo, al Subdirector General de Ordenación Académica, Juan López Martínez, con el que finalmente tendríamos dos reuniones. Una el 13 de enero de 2005, y la segunda el 15 de septiembre de 2006.

A la primera reunión asistimos Ana Ferrer, Joan Ramón Urgelés y yo mismo. Aquella reunión se preparó durante bastante tiempo, elaborando un expediente con información de nuestra opción dentro y fuera del Estado Español, copias de informes, estudios, etc.. y fue decidida y confirmada en la asamblea anterior como bien relata Madalen en el post anterior. Allí llegamos con muchas inquietudes y con una estrategia planteada con vistas a explicar quienes éramos, qué hacíamos y porqué, además de insistir en que no planteábamos otra cosa que una opción al modelo tradicional que era compatible con la Constitución. Pero como suele ser habitual en estos casos, los políticos suelen pillarnos a contrapié; sabía perfectamente que hacíamos y porqué, qué pasaba fuera. Sólo pudimos actualizar la situación legal en algunos lugares que desconocía, como era el caso portugués, presentarle nuestra asociación, y a partir de ahí, nos interrogó sobre las motivaciones más habituales para elegir la educación en casa. Finalmente llegó la parte más interesante; si se llegaba a valorar la opción había que tomar algunos pasos y decisiones que nos planteó directamente. Debíamos hacernos lo más visibles posible en los medios, transmitiendo la mayor “normalidad” posible, evitando sensacionalismos; debíamos comenzar contactos con los partidos políticos para sensibilizarles con respecto a nuestra opción; y como cuestión más importante, debíamos buscar un término que pudiera utilizarse en el caso de que se pudiera introducir algo en la nueva ley (la que se convertiría en LOE el 2007), que no fueran los habituales hasta el momento y que fuera “aceptable” para el mayor número de susceptibilidades posible. A este punto le dedicamos la última media hora de reunión (estuvimos 90 minutos con él en aquella ocasión). Finalmente encontramos un término que posteriormente ha tenido pequeñas variaciones pero mucho uso; escolarización en familia.

El efecto en nosotros fue de una especie de choque frontal a 100 por hora. Salimos de aquella reunión sorprendidos con la posibilidad abierta de entrar en la futura ley, del nivel de conocimiento de nuestra opción, e incluso del nivel de aceptación de la misma por parte del MEC, ya que Juan López siempre dijo hablar en nombre del equipo. De las cuatro peticiones que traíamos como mandato de la asamblea, de todas teníamos el visto bueno, en el sentido de que le parecieron obvias y posibles a medio plazo, que era mucho más de lo que podríamos haber imaginado. En 2 años de existencia nos habíamos colocado de un salto a la vista del objetivo final. Como dice Madalen, la palabra clave es “entusiasmo”. Aunque nos repetíamos que las cosas no iban a ser fáciles, veíamos cada vez más factible entrar en la ley, aunque fuera por la puerta trasera, en alguna disposición adicional, o debido a algún resquicio dejado en algún artículo, penetrar a través de las regulaciones posteriores. Así que nos pusimos manos a la obra de abrirnos a la prensa. Así durante los años 2005 y 2006, buena parte de los miembros de la Junta Directiva, y muchas de las familias socias, aparecimos incluso repetidamente en medios escritos, y audiovisuales de todo el estado, y de muchas CCAA, y medios locales. Mantuvimos reuniones con entes públicos y partidos durante aquel tiempo a lo largo del estado. Los deberes se habían hecho, todo abocaba a una nueva reunión que solicitamos el verano del 2006, después de aportar nuestras ideas a la nueva ley, y de mantener un continuado epistolario por mail con Juan López durante esos 18 meses.

La segunda reunión se vio pospuesta de una primera fecha de mediados de julio, a mediados de septiembre, a la simbólica fecha del 15 de septiembre. Simbólica por ser el comienzo del curso, el día en que “todas” las criaturas vuelven al cole; desde entonces ya no sería así, porque ese año habíamos decidido celebrar el primer día del “no regreso al cole”, que se institucionalizaría en años posteriores como JILE. Mientras en Barcelona se concentraban las familias de ALE en la Plaza de Sant Jaume, en un lluvioso día, Marina González, Esteban Elías  y yo mismo, asistimos a la segunda (y última) reunión con Juan López. La composición del primer grupo que se reunió con López se decidió simplemente por ser miembro de la JD de la asociación, ya que éramos la secretaria, el presidente y el tesorero de la misma. Para esta segunda ocasión se decidió que variaran las razones, hacia representar sensibilidades: yo asistía como presidente de la asociación y como persona que había mantenido el contacto con López desde un principio; Marina González asistía como representante de la línea que se había mantenido por parte de la asociación; Esteban Elías  como representante de las familias que veían con preocupación la regulación, viendo que podía limitar la opción, más que darle posibilidades. No voy a ahondar en algo que relatará Madalen en su siguiente post, y que prefiero que haga ella, porque me atañe a mí directamente, pero desde mi elección como presidente las cosas en ALE se habían enrarecido, y las posturas se habían radicalizado.

Y como pasó en la primera reunión, nos volvió a sorprender la postura del MEC, pero esta vez por todo lo contrario. Lo que antes eran posibilidades, se convirtieron en dificultades. Nada de lo que habíamos hecho parecía haber tenido un efecto positivo, y el miedo a las críticas por algo para ellos tan poco relevante, que se sumara a las que ya existían en todos los ámbitos por una ley que no convencía a nadie, nos cerró todas las puertas. La persona dialogante que había sido en la primera reunión, se convirtió en alguien absolutamente cerrado a cualquier posibilidad de negociación. Las tentativas de enmiendas referentes a nuestra opción parecían haber encendido todas las alarmas de las sensibilidades sindicales y de todas las visiones proteccionistas del status quo con respecto al tema de los exámenes, o con respecto a la confusión con el absentismo escolar. Lo único “positivo” que se sacó fue el que se nos impelían a negociar con cada CCAA por separado para abordar el desarrollo de las diferentes leyes o regulaciones correspondientes a cada una. Esta reunión fue mucho más breve y tensa. En particular se produjo una discusión entre López y Marina González que la hizo aún más tensa. Y aún al finalizar teníamos una rueda de prensa convocada en la sala destinada a ello en el MEC que de alguna manera se las compusieron para desinformar a los medios que se acercaron, y sólo la recién inaugura La Sexta pudo estar presente.

Igual de impactados que tras la primera, pero en sentido contrario tuvimos una conversación a la salida, que fue de una absoluta negatividad por parte de Esteban y Marina. Quizás siempre he pecado de optimismo, o al menos de intentar sacar lo positivo de las situaciones negativas. Así en esta ocasión me tocó defender lo bueno que era poder negociar con cada CCAA; poder centrarse en las que más posibilidades tuviéramos (por lo que elegirlas era prioritario), y donde más cercanía podíamos tener con los políticos. Los tres meses siguientes fueron de una gran controversia y “depresión” en los objetivos de la asociación. Se produjeron las primeras bajas y los primeros movimientos para favorecer un cambio en la línea de la asociación. Todo ello me llevó a decidirme a presentar la dimisión. Pero ello lo contará mejor la independencia de Madalen.

Para acabar este largo post, decir que después de dos años sin vernos, acabo de coincidir en un congreso con Teófilo González Vila. Y me pidió que lo pusiera al día de mis hijos, y de la situación de la educación en casa en lo legal. Al conocer la situación alcanzada en Catalunya con la nueva LEC, lo primero que hizo fue mostrar su alegría por la nueva situación. Según su opinión, la postura del MEC fue absurda, y seguramente motivada por el miedo a tomar decisiones que dependían de la voluntad política. Pero con lo que hay en la ley catalana, restará ver como regulan, pero que en cualquier caso será un paso hacia adelante, ya que dicha regulación traerá una situación de agravio a nivel de derechos entre Catalunya y el resto del estado, que podrá ser reclamado desde las otras CCAA para alcanzar niveles similares de derechos.

Espero que sus vaticinios sean acertados, y se pueda avanzar en esa línea lo antes posible. Espero también, que esta entrada sirva para completar el trabajo de este blog.

Juan Carlos Vila

La Historia de ALE: La presidencia de Joan Ramón Urgelés. Capítulo 6

ALE, una vez celebrada su primera asamblea en enero de 2003, continua su camino de consolidación como asociación en lo que podríamos llamar la  etapa de constitución bajo la presidencia de Azucena Caballero, etapa de constitución que concluye con el final de su presidencia a  finales de 2003.

La segunda etapa, la que se desarrolla durante la presidencia de Joan Ramón Urgelés, se centra en los contactos con la Administración con la finalidad de lograr el reconocimiento de esta opción educativa. Esta etapa ha sido públicamente reivindicada por la Coordinadora Catalana, Educar en Familia en su comparecencia ente la Comisió d’Educació del Parlament de Catalunya, para la tramitación de la LEC (LLEI 12/2009, del 10 de juliol, d’educació) aprobada el pasado julio de 2009:

Silvia Ocaña inicia el orden de los ponentes con una referencia a las gestiones que ha realizado la asociación en el pasado, ante la senadora Assumpta Baig, y más tarde en Madrid, ante  Alejandro Tiana, ex Secretario General de Educación, y por último Juan López Martínez, Subdirector de Ordenación Académica del Ministerio de Educación. Al igual que en aquel momento se hizo con aquellas personas, ahora se pide la regularización de la situación de quienes educan en Catalunya ante el propio Parlament.

Les primeres gestions es van fer amb la parlamentària catalana i després senadora senyora Assumpta Baig i més tard ens van portar fins a Madrid, primer amb el senyor Alejandro Tiana, aleshores secretari d’Estat d’Educació, i finalment amb el senyor Juan Lopez Martinez, subdirector general d’ordenació acadèmica del ministeri d’Educació (pág. 75 de la Transcripción de la comparecencia)

Joan Ramon Urgelés preside, en funciones, su primera asamblea ordinaria del 29 de diciembre de 2003, tras la dimisión de la anterior presidenta Azucena Caballero el 5 de noviembre de 2003. En esa asamblea se decide el acercamiento a distintas personas de la Administración y de la universidad a las que presentar la realidad de la educación en casa, aunque se manifiesta la prevención de algunos socios frente a las consecuencias que este acercamiento pudiera tener. Se propone agilizar la presentación del documento que se ha de presentar ante la Administración.  Se cuestiona si no es peligroso hacer demandas tan directas ante la Administración, pues se corre el peligro de sufrir un control no deseado. Algunos socios recuerdan que la asociación se constituyó explícitamente para la legalización de la opción y que ello representa correr riesgos.

La segunda asamblea que tiene lugar bajo la presidencia de Urgelés, en concreto, la asamblea ordinaria del 2 de enero de 2005,  consolida la etapa de acercamiento y contactos con la Administración e informa de un inminente encuentro con un alto cargo de la Administración en  su orden del día:

El día 12 de enero (2005) ALE tiene concertada una entrevista con el Director General de Educación, Sr. Jose Luis Perez. Se plantea en la asamblea cuales son las prioridades en esta primera entrevista con la Administración Central.

Tras el debate producido en esa asamblea así quedan redactadas las prioridades que deben plantear los negociadores ante la Administración central:

1. Garantizar que no se persiga a los padres que educan en casa

2. Nuevas reuniones.

3. Acceder a los exámenes voluntarios de Graduado en Secundaria. Posteriormente los de bachillerato y Universidad.

4. Pedir consenso entre la Administración central y todas la Autonomías, para que ninguna quede descolgada.

En esta misma asamblea se decide que Carmen Ibarlucea sea la coordinadora del que será el primer libro de ALE. Según las instrucciones de la asamblea, así se aprueba la realización del citado libro:

Se propone impulsar el libro de ALE, como recopilatorio de experiencias personales. Hay una propuesta de 1000 libros por 1400 euros.

A esta asamblea acudieron como presidente Joan Ramón Urgelés, como Vicepresidenta Marta Cisneros, como Secretaria Anna Ferrer, como Tesorero Juan Carlos Vila y como vocales, Xavier Alà, Marina Gonzalez y Carmen Ibarlucea  además de  19 socios más.

Se hace evidente la escasez de recursos económicos, que impide que puedan pagarse las dietas para asistencia a congresos, ferias y otros eventos a los que se acude en representación de la asociación y se expresa la distancia que existe entre esta opción de educar en casa y la de las escuelas libres, que toman definitivamente un rumbo distinto:

Los asistentes coinciden en mantener buenas relaciones con cualquier grupo o escuela alternativa, pero todos tiene claro que no es lo mismo educar en el hogar , que llevar un niño a una escuela alternativa, si bien cualquier padre/madre que educa en casa puede llevar sus niños a una de esas escuelas. Este debate lleva a la toma del siguiente acuerdo: Que el camino entre ALE y las escuelas alternativas es muy diferente. No luchamos por los mismos objetivos.

La tercera y última asamblea presidida por Joan Ramón Urgelés es la que tuvo lugar el 18 de febrero de 2006, ya que su mandato duró algo más de dos años, al actuar en funciones por Azucena Caballero durante los primeros meses de su presidencia.

Esta asamblea es la que consolida el acercamiento entre ALE y la Administración. Para ello se emprenden contactos a nivel ministerial. Es una etapa llena de entusiasmo y de ambiciosas propuestas por parte de ALE, quizás su época de florecimiento. Se consigue la publicación del libro, e incluso se plantea la posibilidad de la celebración de un congreso sobre la educación en el hogar.

Se informa sobre los contactos, que van desde el citado Juan López, Director de Ordenación Académica del Ministerio de Educación, que refleja la promesa de que si la propuesta de asumir la educación en casa no se hace en la LOE se haría a través de su desarrollo reglamentario, a otros cargos de la Administración central y autonómica. También se producen contactos con Carles Martínez Subdirector General d’Escolarizació i Serveis de la Generalitat de Catalunya, que se sorprendió de que en esa autonomía se persiguiera a las familias por educar en casa. Y por último el acercamiento a la senadora Assumpta Baig que proponía la siguiente enmienda legislativa durante la tramitación de la LOE en el Senado :

Que las familias puedan asumir en ciertas circunstancias especiales que así lo justifiquen el aprendizaje escolar de sus hijos

En esa misma asamblea se propone a Juan Carlos Vila como próximo presidente de ALE, y se aprueba su nombramiento.

La historia de ALE. Biocultura, ALE y su primera asamblea. Capítulo 5

La feria de Biocultura siempre ha tenido una gran trascendencia para el movimiento desescolarizador del Estado Español. En el 2002 esta Feria quedó para siempre ligada al destino del movimiento, ya que fue allí donde se constituyó la asociación.

Es interesante seguir en los mensajes de la lista de correo la preparación, la presencia en la feria y las sensaciones de las personas que allí acudieron. Las valoraciones son muy positivas, por ejemplo la valoración de Azucena Caballero en su mensaje de recapitulación de lo allí vivido:

mensaje del 4 noviembre, 2002,

Ya he regresado de Madrid, así que puedo explicaros mis impresiones acerca de Biocultura.
El balance que hago es muy positivo, pude conocer a muchas familias que educaban en casa, las charlas de la jornada sobre educación en casa fueron muy interesantes, y había bastantes personas interesadas en conocer esta opción, y en saber que en España había familias que la llevaban a cabo.

Los niños se lo pasaron muy bien jugando entre ellos, y uno se iba de allí “reforzado”, al poder compartir sus inquietudes con otras personas en su misma situación.

Me encantó la conferencia de Pat Montgomery, y la charla de Jennifer Fandard me pareció muy interesante, ya que nos hizo un muy buen resumen de la situación actual en Europa, y me pareció un referente importante. La mesa redonda también estuvo bien, ya que las personas asistentes pudieron preguntar lo que quisieron, y creo que se dió una imagen de la educación en casa muy buena, se dejó claro que es una opción posible, factible y positiva. Al finalizar la mesa redonda algunas familias se quedaron charlando sobre el tema, y las familias que estamos en la lista de Educación Libre nos reunimos un rato y firmamos el acta fundacional de la Asociación por una Libre Educación (ALE).

En general disfruté mucho de la feria, tanto de la jornada del Sábado, como de los otros días en el stand de Clonlara, por el que pasó mucha gente. Me faltó poder hablar más con algunas personas, como con Encarna, pero la verdad es que era difícil abarcar todo, pero me fuí de Madrid muy contenta. Sólo tengo una laguna, y es que no pude ir a la charla de Carlos Fresneda, ¿qué tal fué?

Carmen Ibarlucea responde con su comentario sobre dicha charla en un mensaje fechado el 22 de noviembre

Yo escribía porque aún están pendientes mis comentarios a biocultura, no crean que había olvidado que varias de entre ustedes se mostraron interesadas en cuanto a lo que yo escuche en la charla de Carlos Fresneda, recalco lo que Yo escuché pues cada día me doy más cuenta de que cada uno escucha cosas diferentes aún estando en el mismo lugar, en el mismo momento y frente a la misma persona.

Creo que ya no vine a cuento resumir la charla. No quiero aburrirlas con los datos y la historia del movimiento en USA, eso lo han escrito otras personas súper bien, pero si comentarles los dos aspectos que me resultaron más llamativos. 1.- la forma de evolucionar, desde familias con fuertes convicciones religiosas, que deseaban una formación más moral para sus hijos e hijas (los pioneros) hasta la actual mayoría de familias sin declarada ideología pero con una clara idea de que amar y educar a nuestros hij@s es una responsabilidad que no se puede delegar alegremente, por lo que si la oferta formativa/educativa (para mi no es lo mismo) no nos convence, mejor hacerlo nosotras mismas.

Y 2.- el conocimiento de la integración social de esos niños y niñas, que como no viven aislados del mundo en la burbuja escolar, están muy presentes en la sociedad y no solo recibiendo a través de su participación en la oferta formativa de los grupos de familias que educan en casa (arte, deporte, etc) sino también aportando como ciudadanos y ciudadanas activos y responsables. Según lo que contó Carlos Fresneda el índice de voluntariado entre quienes se educan en casa es más alto que entre quienes van a la escuela.

En diciembre se producen en las listas los cambios derivados de la constitución de la asociación. Un ejemplo de ello es el mensaje de 18 de diciembre 2002, enviado a la lista por David Kornegay, tras el debate producido dentro de los usuarios de ésta en el que aportan nombres para la denominación definitiva de este grupo de trabajo  educacionlibre que funcionó entre el 9 de julio de 2002 y el 18 de diciembre de 2002. Dándose así por finalizada la vigencia del grupo de trabajo. Desaparece por ello esa lista y comienza la andadura de la asociación funcionando sobre la lista principal, que tendrá los cometidos que aprobará la primera asamblea de la asociación, entre ellos, el fundamental, decidido en el acuerdo nº 12) que los temas menores se resolverán por consenso a través de la lista, como hasta el presente. Y se menciona a la lista de nuevo en el acuerdo 13) que para usar el nombre de ALE se deberá consultar en la lista con tres días laborables de antelación

La fundación de ALE en aquell0s días finales de 2002 dará paso posteriormente a la primera asamblea de la asociación en enero de 2003.

En este mensaje expresamente Kornegay hace constar que “Siguiendo las instrucciones de ALE, la antigua lista crecersinescuela-educacionlibre2 ha pasado a llamarse educacionlibre”.

Esta primera asamblea de ALE tuvo lugar en Gavà  (Barcelona) el 4 de enero de 2003. Están presentes, Azucena Caballero, como presidenta, Joan Ramón Urgelés, como vicepresidente y Andrea Anguera como tesorera. Actúan como vocales Xavier Alà, Marina Gonzalez y Carmen Ibarlucea, asisten además de éstos 12 socios más.

El orden del día incluye la ratificación de la Junta Directiva, la aprobación de los estatutos y el reglamento de régimen interno

Uno de los acuerdos, el nº 17, se centra en que Juan Carlos (Vila) se entreviste, en nombre de ALE, con el Sr. Teófilo González, para obtener contactos con el Gobierno. Teófilo González había sido Director General de Coordinación y de la Alta Inspección del Ministerio de Educación y Cultura (desde el 17 de mayo de 1996 al 5 de diciembre de 1998, en que cesó a petición propia).

La vía de la negociación con el Gobierno ya ha sido marcada, desde la primera asamblea.

Para quienes quieran conocer de propia mano el pensamiento de Teófilo González Vila, que sigue publicando artículos relacionados con la educación y la constitucionalidad de la libertad de enseñanza y el derecho de los padres a decidir sobre aspectos esenciales de la educación de sus hijos e hijas, nada como leer este artículo titulado El deseado Acuerdo educativo, o este Estado aconfesional y la llamada escuela

La historia de ALE. La cuestión de la titularidad sobre los activos del movimiento. Capítulo 4

Educacionlibre3 recoge en la actualidad lo que fue el lugar de encuentro de las personas que decidieron que había llegado el momento de cambiar la estructura de CSE tal y como había funcionado hasta ese momento, esto es, de un modo inorgánico. Los desacuerdos dentro de las diferentes sensibilidades de lo que aún era Crecer sin escuela surgen por motivos que parecen tangenciales y que no responden al eje de la filosofía que constituye el propio movimiento:

1. Uno de ellos fue la nota que aparece en el boletín impreso de Crecer sin Escuela y que se interpreta como un gesto de censura ante el impulso de la lista de correo.

“La redacción es libre de publicar o no las diferentes aportaciones y cada autor es responsable de sus propuestas/artículos.”

2. Otro  motivo de desencuentro fue la cuestión de la representación de CSE y la titularidad de sus activos patrimoniales, la revista y la página web. Tanto Azuzena Caballero como Xavier Alà pondrán sobre la mesa las cuestiones relativas a la titularidad de los elementos que constituyen Crecer sin escuela.

En este mensaje  Xavier Alà denuncia la patrimonialización que algunas personas han ostentado sobre el boletín Crecer sin escuela, definiendo su postura claramente con respecto a esa publicación. Xavier Alà es una de los grandes impulsores de ALE y no oculta que precisamente esa sea la finalidad fundamental de su trabajo: que ALE exista legalmente, lo demás vendrá por añadidura:

Quiero empezar diciendo que nosotros nunca hemos estado suscritos al boletín “Crecer sin Escuela”; sí lo estuvimos al difunto “El Buzón”, hasta el año 1996, en que el número 6, el último, se publicó. En aquellos tiempos, era una publicación de carácter interno, para las familias de Crecer sin Escuela y algunas personas interesadas, y que se hacía de manera rotatoria y voluntaria. Se dejó de editar porque, según la persona que en aquel momento gestionaba la parte administrativa, se acabó el dinero para continuar publicándola. También fue mala suerte, porque nosotros nos ofrecimos voluntarios para editar el número 7 (el que nunca vio la luz), e incluso ya habíamos recibido alguna colaboración y ya lo teníamos medio diseñado. Pocos meses después, en abril de 1997, por arte de birlibirloque, la misma persona que gestionaba el área administrativa y uno de sus hijos, junto con la misma persona de la familia que había editado el último número de “El Buzón”, se convirtieron en la redacción de un nuevo boletín llamado “Crecer sin Escuela”, De eso nos enteramos a través de un par de notas que recibimos por correo -y que todavía conservamos, así como los antiguos ejemplares de “El Buzón”-, en las que se anunciaba eso y en las que se pedía tanto
dinero por la suscripción como colaboraciones para publicar en ese boletín. A partir de ese momento, entendimos que la iniciativa había perdido por completo su carácter colectivo y participativo y se convertía en algo particular (lo que en sí no es ni bueno ni malo, evidentemente), con la especificidad de que por un lado se pedían colaboraciones con carácter gratuito y voluntario, y por el otro se pedía un dinero por la suscripción (cosa que ya se hacía en “El Buzón”, para poder tirar adelante la iniciativa) y se instituía una redacción que nadie había elegido (cosa lógica si pensamos que se trataba de una iniciativa particular).

Para mí, el boletín de “Crecer sin Escuela” siempre ha tenido ese carácter particular y ha adolecido de una confusión entre lo que es particular y lo que es colectivo; eso es lo que provoca todas las tensiones y los enfados aparecidos en las dos listas. Claro, por un lado existe algo (no sé cuál es la palabra adecuada, si asociación -para mí este término define algo muy concreto que no es CSE-, si grupo, si movimiento, si constelación (nebulosa…?) llamado Crecer sin Escuela, que viene ya de finales de los 80 y principios de los 90 (y en aquellos momentos había mucha más gente de la que se aglutina ahora en torno tanto del boletín como de las listas), y por el otro un boletín (con fecha de inicio del 97) que pretende ser portavoz de ese grupo, pero con un carácter particular, no participativo ni rotatorio (al menos, en ningún momento se han marcado por parte del colectivo pautas editoriales ni otras, aunque por lo que parece, existen). Incluso ni se han hecho públicas las cuentas ni se sabe de la lista de suscriptores (ni quién forma la “redacción”).

Como han dicho otr@s compañer@s de esta lista, yo también pienso que aquí deberíamos trabajar en la línea que la originó: la constitución de una asociación que defienda, difunda y consiga el reconocimiento y la legalidad del derecho a la propia educación de l@s hij@s, dentro de una multiplicidad flexible de vías educativas. Ese es el objetivo. Pero también entiendo perfectamente que haya personas que voluntariamente se han comprometido a llevar adelante aspectos concretos de esta lista, y lo han hecho, y lo están haciendo, que se sientan mal cuando han visto que todo este esfuerzo y horas dedicadas no se reflejan en el dichoso boletín, como si no existiera ni grupo de trabajo ni debate y labor intensos, como si se escamoteara información a todas aquellas personas que no están en Internet. ¿Eso se hace de manera intencionada o no? Yo no lo sé. Lo que sí sé es que no es la primera vez, no sólo en esta lista sino también en la de CSE, y por parte de más de una persona, que se ha pedido a las personas que gestionan tanto la parte editorial como la administrativa del boletín información concreta de sus actuaciones y se ha obtenido la callada por respuesta. Eso me confirma que el boletín llamado “Crecer sin Escuela” -con todo lo importante que haya sido y sea para muchas personas y familias- es una iniciativa particular que no tiene obligaciones más que para sus propios creadores.

El mensaje que continúa hacia la despedida con un tono más personal nos traslada datos referentes a una publicación “El buzón” sobre la que hay poca información registrada.

Este impulso rompedor con las estructuras anteriores le lleva a constituirse en un ente nuevo, con enunciados y principios totalmente diferentes a los de Crecer sin Escuela. ¿Podríamos afirmar que ALE no es la continuación natural de CSE sino que es una estructura nueva y distinta que se constituye a sí misma ex novo? O, por el contrario, ¿podemos afirmar que sin CSE no es posible la configuración actual de ALE, y que es su sucesora natural en el tiempo, con la simple diferencia de un cambio generacional en las personas que la gestionan?. Una tercera postura puede entrar en liza con las dos anteriores, aquella que defiende que ninguna de las dos posturas sea por sí misma la que dententa la verdad en su totalidad y que por ello, sea el eclecticismo la posturaq ue puede guiarnos en una mejor comprensión del proceso. Las dos primeras premisas resultarían en esta tercera ser ciertas pero no excluyentes.

Debo admitir que no estoy convencida de inclinarme por una postura en detrimento de las demás. Distintos signos me llevan a acercarme a una u otra  ante las diferentes posibles lecturas de la realidad.

Estos debates tienen fiel reflejo en la lista de correo general, denominada aún crecersinescuela y son los que van creando el caldo de cultivo para que el grupo de personas, que precisamente es quien está tomando parte en ellos, sea quien constituya el grupo de trabajo que tomaría desde su inicio el nombre de Educación Libre (EL).

El grupo según la descripción actual de la lista “dormida” funcionó durante poco tiempo, algo más de cinco meses, tiempo en el que pudo dar forma a la nueva asociación y redactar sus estatutos.

Este grupo ahora está inactivo. Fue un sub-grupo de la lista educacionlibre entre el 9 de julio de 2002 y el 18 de diciembre de 2002. El archivo de mensajes antiguos está disponible.

Esta lista cuenta con mensajes muy significativos para entender el proceso de formación de ALE. Como este mensaje de Xavier Alà de 23 de noviembre de 2002 en el que se queja amargamente de lo que es ya una fractura de hecho en el movimiento:

Insisto en tirar adelante con ALE, y lo demás vendrá solo.
Recuerdo una intervención de Azu, que no ha sido respondida en la lista de CSE, hablando de la contradicción que supone, por un lado, ese sentir en apariencia general (porque resulta que de las más de 80 personas suscriptoras de la lista, sólo hablamos unas pocas…) de “camuflaje” y, por el otro, la presencia casi monopolística de algunas familias y personas en los medios de comunicación, listas, foros de todo tipo e incluso páginas no españolas (dénse una vuelta por la de Learning Unlimited, por favor…). En fin…

La historia de ALE. El cambio de nombre de la lista: de crecer sin escuela a educacionlibre. Capítulo 3

La cuestión del cambio de nombre, que va a ser el principio del fin de Crecer sin escuela como marca del movimiento desescolarizador en el Estado Español, se inicia con un mensaje de David Kornegay a la lista hasta entonces aún denominada crecersinescuela, en el que informa con urgencia de que hay que cambiar de nombre en cuestión de horas y que las lista que hasta ese momento se había denominado “crecersinescuela”, pasa a denominarse, de modo provisional, “educacionlibre2”.

Mensaje# 992 de David Kornegay de 28 de noviembre de 2002.

¡¡Importante!! La lista cambia de nombre

Dentro de algunas horas, la lista de correos “Crecer Sin Escuela” pasará a llamarse “educacionlibre2”. Si tienes la dirección antigua en tu agenda, debes actualizarla. También hay que tener en cuenta que no podrás mandar un mensaje a la lista pinchando “responder” en un mensaje antiguo.

Las reacciones no se dejan esperar y los comentarios se producen ininterrumpidamente por parte de distintos usuarios que preguntan y demandan información más precisa sobre la razón que obliga a ese cambio.

Entra estas intervenciones se encuentra la de Elsa Haas que toma parte en el debate con un mensaje enviado a la lista de correo el 29 de noviembre de 2002

Que conste que yo no sabía nada del cambio de nombre de la lista antes de ver en pantalla lo que se había hecho. Llevo tiempo sin poder hacer más que leer los mensajes, y justo iba a intentar responder a algunos cuando leí el mensaje sobre el cambio.

Sí que he sabido que, entre lo que podrían llamarse las dos “facciones”, ha habido mucha mala leche a veces. Ambos lados me han contado una serie de cosas horripilantes que el otro supuestamente ha hecho desde que me fui de España a finales de 1997. Como no he podido desenredar los nudillos de la intriga, he intentado mantenerme un poco alejada de todo esto. Es una de las razones por la que he montado mi propio “web”, http://www.aprendersinescuela.net, basándome en parte en las cosas que publiqué en mi boletín del mismo nombre hace muchos años.

Ana (Hekaidam) ha dicho en algún mensaje que la lista que antes se llamaba Crecer Sin Escuela (y que ahora se llama educaionlibre2) no es sólo para las personas con ideas afines a los de John Holt, y estoy de acuerdo. Va a haber muchas asociaciones en España, y también muchos boletines y “webs”. Cada proyecto debería declarar abiertamente qué enfoque tiene, o si no tener un enfoque muy pluralista.

Tampoco es el difunto John Holt el dueño de la idea de no mandar a los niños al colegio.(Parece que Ana y Josep, por ejemplo, llevan haciéndolo desde antes de que John fundara su revista Growing Without Schooling en 1977.) John siempre llevaba dos líneas de acción. El primero, abogar porque los niños y jóvenes tuvieran mas control sobre su propio aprendizaje. El segundo, apoyar el derecho de los padres de decidir el grado de control que iban a tener sobre este mismo aprendizaje. Parece paradójica, y supongo que lo es. John creia que en un estado de derecho por lo menos las personas mayores (si no los menores) deben tener el derecho de decidir los asuntos mas básicos de sus vidas (por ejemplo, quién va a llevarse, o no, a sus propios hijos durante seis o siete horas al día). Además, como John no creía que el Estado fuera muy capaz de aprender nada de sus propios errores, prefería que se hiciera todo a una escala mas reducida. Puede sonar a paternalismo, pero había notado que muchos de los padres que al principio querían reproducir la escuela en casa (con sus notas, exámenes, cursos de estudio, etcétera), a lo largo de los meses o los años, iban viendo que una forma de aprendizaje más natural funcionaba mejor.

Cuando yo trabajaba en Holt Associates, una vez vino un padre pidiendo utilizar la oficina para una entrevista televisiva. La familia había tenido algún problema legal y la cosa iba a juicio. Creo que el padre prefería dar la entrevista en un espacio que no fuera su casa porque tenía unas creencias religiosas que le decían que la casa es dominio exclusivo del hombre de la familia, o algo por el estilo. También quería que se entendiera (en una entrevista noticiera que duraría sólo unos dos minutos como máximo) que había mas familias que tal vez le apoyaban.

Esto ocurrió tal vez seis meses después de la muerte de John. Pat Farenga, el presidente de Holt Associates  dio su permiso para la entrevista. Bueno, cuando salió por la tele, empezaron a llamar los suscriptores de la revista Growing Without Schooling (que publicaba Holt Associates), porque el padre había dicho que basaba sus ideas acerca de la educación en la Biblia. Algunos de los suscriptores dijeron: “¡Ahora mis suegros creen que soy miembro de una secta de los cristianos fundamentalistas y que no mando a mis hijos al colegio porque no quiero que aprendan nada sobre la evolución!” Pat me explicaba que creía que John también hubiera dado su permiso para la entrevista, aunque es imposible saberlo.

Anoche cuando leí el mensaje sobre el cambio de nombre de la lista, me quedé despierta durante algún tiempo. Pensé que no lo hubiera hecho así. Luego pensé que, si fuera cierto que la otra “facción” hubiera hecho algunas de las cosas que me han contado, tal vez sí lo hubiera hecho. Yo no tengo ninguna posibilidad de saber quién ha hecho qué cosa a lo largo de los años.

Voy a intentar escribir más mensajes sobre el tema legal, y en mi “web” espero poner mas material en cuanto pueda, tanto sobre la ley como sobre las ideas afines a John Holt.

En estos momentos sigo sin estar de acuerdo en intentar cambiar la ley en torno a los exámenes libres (y voy a dar mas detalles acerca del porqué). Pero si se acaba haciendo alguna propuesta de ley, sobre los exámenes libres o sobre la educación en casa en si, tal vez pueda aportar algo.

Para dar un ejemplo, en algunos Estados de EE UU, cuando los legisladores empezaron a mirar la posibilidad de imponer exámenes a las familias que quisieran educar en casa, se daba por sentado que los niños se examinarían en las aulas de las escuelas públicas. Pero se introdujeron en el debate unos experimentos científicos que demostraban que una persona recuerda mejor
lo que ha aprendido si se le pregunta en la misma habitación donde lo aprendió. (El sentido común nos hubiera dicho lo mismo, pero los legisladores tienen mas respeto hacia los estudios científicos.) Desde entonces se hacen los exámenes en casa, para que los niños que aprenden “encasa” (ya sé, aprenden adonde vayan) no sufran una desventaja.

Son detalles y estrategias de este tipo que creo que podría aportar. Más allá de esto, no quiero y no puedo involucrarme de momento

La primera reacción es de perplejidad entre los usuarios que no entienden el cambio, y en consecuencia, más de uno sugiere una maniobra por parte de los históricos del movimiento Crecer sin escuela, y que representaban (siguiendo la denominación empleada por Elsa Haas en su mensaje) a la “facción” de miembros que se identificaba con el boletín en papel. Es lógico por tanto, que tras la perplejidad llegara la desconfianza y que ésta se expresara en varios mensajes enviados a la lista, de entre los que recojo uno como representativo del estado de opinión.  Así  lo expresa Marina Gonzalez en un mensaje de 3 de diciembre de 2002

Quisiera hablar por última vez del cambio de nombre de la lista de correo de Crecer Sin Escuela. Estoy más disgustada con la forma, que con lo que se ha hecho. No me importaría que alguien como Peter, Julio o todo el grupo de “socios fundadores” defendieran sus ideas y lo que consideran suyo si lo hiciesen abiertamente. El moderador debería haber comunicado a la lista que Peter deseaba retirar el nombre de Crecer Sin Escuela, en lugar de decir que Crecer Sin Escuela no se sentía representada. Tal vez si se hace una consulta se llegue a esta conclusión, pero ¿cuando se ha hecho esta consulta? Yo soy de Crecer Sin Escuela y nadie me ha enviado ningún correo electrónico o llamado por teléfono para hablar de este tema. El problema no es sólo que alguien funcione atropellando a la gente, sino que no se sepa que atropella y pueda hacerlo impunemente. Estoy convencida de que Peter, Julio y todos los su “grupo” tienen ideas hermosas sobre educación y una experiencia de años, pero aunque estuviesen en posesión de la verdad más absoluta, no tendrían derecho a comportarse de forma tan poco noble.

Todo esto es una forma de verlo, por supuesto. Un saludo a todos. Marina

Ante el estado de opinión tan desfavorable David Kornegay interviene por segunda vez para hacer a los usuarios partícipes de una decisión que les ha venido impuesta y en la que no han podido opinar en ningún momento. Consiste en pedirles sugerencias con respecto al cambio de nombre, una vez que la lista ya está funcionando con el nombre provisional de educacionlibre2. La petición de aportaciones se produce desde un mensaje de David Kornegay, es el número 1016 de la lista y corresponde a la fecha de 4 de diciembre de 2002 y es un bálsamo en las heridas recién abiertas. El tono del debate se dulcifica ante un gesto de participación democrática en el acontecer de los hechos.

Hace falta cambiar el nombre provisional”educacionlibre2″ por uno definitivo. Creo que es importante que esta lista siga siendo un lugar donde personas con distintas perspectivas puedan intercambiar experiencias, y -como se me ha comentado por correo particular- algunos usuarios podrían  identificar educacionlibre2 con los objetivos de ALE-educacionlibre.)

Tras la indicación de la necesidad de cambiar de nombre provisional de educacionlibre2 por uno definitivo, se abre en la lista un debate sobre el cambio de nombre, en el que intervienen gran parte de usuarios con sus aportaciones.

Las propuestas van desde Aprenderenfamilia, educacionalternativa, edu-alt, educacionnatural, edu-nat, experienciaseneducacion, escuelanatural, entrefamilia, cole-no, aprenderencomunidad, aprendizajeautonomo, aprendizajeindependiente, tutor, tutora, tutoria, ayo, aya, y educacionconversacional (Familia Kornegay-Báez), “Aprendizaje autónomo (Xavier Alà), Aprender en familia (Azucena Caballero y Andrea Aguera), “Educación alternativa” (Nayani), Aprender en familia (Anna y Josep Boada), “Cole-no” (Marina y Joan Ramon). La lista de nombres finaliza con la intervención en el asunto de Xavier Alà:

Mensaje 1021 de 9 de diciembre de Xavier Ala

Desde mi punto de vista, el nombre debería continuar siendo Educación Libre. ¿Que algunos usuarios -podríamos saber quienes, por favor- quieren ver una posible confusión entre el nombre de la lista y los objetivos de ALE? Vamos a ver, por motivos aún no aclarados por ti en público, David, alguien decidió que Crecer sin Escuela no tenía lista de correo-e. Por lo tanto, la única lista que quedaba operativa era Educación Libre. Lo del cambio de nombre de la otra… en fin…
La solución más sencilla sería suprimir la de Educación Libre2, dando aviso a sus miembros de que se vayan pasando a la otra; otra posibilidad que permite Yahoo! groups al propietario del grupo es suscribir directamente a los
miembros.
De verdad, no entiendo que primero se suprima la lista de Crecer sin Escuela sin dar razón alguna y ahora se pretenda suprimir también la de Educación Libre. ¿A qué estamos jugando? ¿A la confusión? ¿Al despiste? Un poco de seriedad, por favor. Propongo que se de un plazo prudente para cerrar las votaciones y obrar en consecuencia. Por otro lado, queda pendiente el asunto de quién será el propietario del grupo.

Xavier Alà

Inmediatamente después   David Kornegay interviene por tercera vez con un mensaje en el que informa sobre el nuevo nombre:

Mensaje de David Kornegay a la lista. Es el #1051 de 18 de diciembre

Siguiendo las instrucciones de ALE, la antigua lista crecersinescuela-educacionlibre2 ha pasado a llamarse educacionlibre.
El grupo de trabajo educacionlibre que funcionó entre el 9 de julio de 2002 y el 18 de diciembre de 2002 ya no admite mensajes, pero el archivo de mensajes antiguos está disponible.

La decisión recoge la nueva realidad representada por la existencia de  una asociación ya constituída desde el mismo diciembre de 2002 y que ha iniciado el ejercicio de sus funciones.

La historia de ALE. La constitución de ALE como asociación. Capítulo 2

Este grupo de trabajo se llamó educacionlibre (EL) y se constituyó como lista de correos de funcionamiento autónomo para poner fin  a  los continuos,  incesantes y agotadores debates que se estaban produciendo hasta ese momento en la lista de crecer sin escuela. Hasta tal punto, que había usuarios que se estaban dando de baja de la lista.

La creación del grupo se produce tras un recuento de votos de las personas que están dispuestas a trabajar con el objetivo de constituir  una asociación con la finalidad de favorecer el clima adecuado para conseguir  el reconocimiento de esta opción. Los votos a favor son 31, y ninguno en contra, con una abstención, recuento que se traslada a la lista en un mensaje de Azucena Caballero, el #650 de 30 de junio:

Hola a todos,
finalmente, hoy día 30 de junio de 2002 a las 20.46h, el recuento definitivo es: 31 votos a favor de elaborar un dossier y crear una plataforma de difusión y apoyo.1abstención .

El recuento es una iniciativa de Azucena Caballero dentro de la propia lista y concluye con la constitución del grupo de trabajo. David Kornegay era el administrador de ambas listas, de la lista de correo Crecer sin Escuela y de la nueva  lista que se derivó en la creación del grupo de trabajo Educacionlibre, y que inicia con este mensaje de 9 de julio de 2002. La lista cuenta con un total de  788 mensajes y  estuvo activa  hasta el 18 de diciembre de 2002 momento en el que se cierra con otro mensaje de David Kornegay

Siguiendo las instrucciones de ALE, la antigua lista educacionlibre que se fundó en julio de 2002 como un sub-grupo de la lista crecersinescuela dejará de funcionar a partir de este mensaje.

La antigua lista crecersinescuela-educacionlibre2 pasa ahora a llamarse “educacionlibre”; debes mandar tus mensajes acerca de la enseñanza alternativa a ese grupo. De las 40 personas apuntadas a la antigua lista educacionlibre, 11 no estabais en crecersinescuela-educacionlibre2.

David Kornegay

En aquel momento este grupo era menos numeroso que la lista de usuarios de crecer sin Escuela que contaba con personas que educaban en casa y con profesores, pedagogos o personas interesadas en formas alternativas de educación. El segundo grupo ha nacido con el objetivo de crear una asociación que pueda trabajar por el reconocimiento legal de esta opción educativa.  Las personas que en aquel momento constituyen  ese grupo de trabajo son Marina Gonzalez, Joan Ramón Urgeles,  Azucena Caballero, Xavier Alà, Sorina Oprean, Carmen Ibarlucea, Juan Carlos Vila y algunos otros más para constituir un total de unas 20 personas.

El trabajo que realizó este grupo, de manera desinteresada y voluntaria es destacable y ha dejado constancia de su labor en los mensajes que han quedado en la lista “dormida” denominada actualmente educacionlibre3.

La creación del grupo de trabajo comienza rápidamente a dar frutos. Las tareas se reparten entre las personas que lo componen y que están dispuestas a sacar adelante el tema de la asociación y la confección del dossier, con el que presentarse en sociedad.

En un mensaje de Azucena Caballero al grupo de trabajo de 13 de agosto de 2002, recoge el reparto de tareas, así expresado

Si no recuerdo mal el reparto de tareas era el siguiente:
-David modera.

-Ipe y J. Calos han realizado la carta de presentación y colaboran en la formación de los estatutos.

-Xavi A. también está con lo de los estatutos.

-Montse hace la lista de personalidades, etc interesantes para enviarles el dossier.

-Ana ha hecho la introducción y prepara el tema legal.

-Ana, Andrea, Xavi A. y yo misma reunimos artículos para el dossier.

-Y yo hasta hoy hacía los resumenes.

Una persona del grupo, como aparece expresado en el reparto de tareas,  se encarga de informar de manera puntual a los miembros de la lista amplia de los avances del grupo de trabajo. Esta actividad resulta frustrante para la persona encargada, por la ausencia de debate y de respuesta que sus resúmenes provocan en la lista amplia. Por ello llega un momento en el que deja de realizar esta función y el grupo de trabajo sigue funcionando de manera autónoma. Aunque los miembros, de manera puntual, intervienen en la lista amplia cuando consideran que un asunto es de interés para todo el colectivo, y no sólo para el grupo de trabajo.

Ya en octubre, el 21 en un mensaje enviado a la lista amplia, Marina y Joan Ramón informan de que ya está lista la denominación y los objetivos de la asociación. El mensaje es el nº 866.

Hola a todos:

Queremos informaros a todos que un grupo de familias y personas que piensan que es importante conseguir el reconocimiento del derecho al “aprendizaje en familia” ha estado trabajando para formar una asociación que se llamará “Asociación para la Libre Educación” (ALE) que tiene por objetivos:
1.. Defender el derecho de las familias a educar a sus hijos, de forma plena y consciente, en el propio hogar.
2.. Facilitar información sobre esta opción educativa a todas aquellas personas que se interesen por ella.
3.. Crear redes de apoyo entre las familias que eduquen a sus hijos en el hogar.
4.. Reclamar el reconocimiento legal de esta opción educativa de manera que se puedan obtener, sin penalización de edad, las certificaciones académicas oficiales presentándose por libre a las pruebas que existan en la enseñanza presencial (Graduado en Secundaria, Prueba General del Bachillerato, Prueba de Acceso a la Universidad y Otras)
5.. Procurar un intercambio enriquecedor entre la educación en el hogar y las instituciones educativas.
6.. Mantener contacto con otros grupos afines, dentro y fuera del estado español
7.. No vincularse, ni ser portavoz de ningún movimiento político, confesional o pedagógico.

Este proyecto se presentará en Biocultura en Madrid el próximo 2 de Noviembre.

En nombre de todos los que hemos trabajado en el proyecto,
un abrazo a todos
Marina i Joan Ramon

Durante la primera semana del mes de noviembre de 2002, con ocasión de la celebración de  la Feria de Biocultura Madrid, se encontraron varias familias que educaban sin escuela, al menos desde el punto de vista presencial. De hecho, la comida del mediodía, tipo picnic, reunió al nucleo duro de Crecer sin escuela, Peter, Julio e Isabel y a Juan Carlos Vila y Carmen Ibarlucea, dos de las personas que se habían incorporado a la lista de Crecer sin escuela a finales del curso 2001-02 y que eran parte del nucleo duro del grupo que buscaba la regularización. Por la tarde, a última hora, se reunieron  en la teteria marroquí seis de las familias que conformaban el grupo de trabajo. En total  se dieron cita once personas para constituir la Asociación para la Libre Educación cuyo nombre se había debatido en la lista, y que  fue elegido por la sonoridad de las siglas ALE, que daba la impresión de incentivar al trabajo. Esas once personas firmaron un acta constituyente que no fue la que finalmente se utilizo para legalizar debido a que la  persona encargada de la secretaria en aquel momento no pudo (por razones personales) llevar a cabo los requerimientos burocráticos. Las once personas firmantes eran: Xavier Alà, Purificación Gomez, Joan Ramón Urgelles, Marina Gonzalez, Azucena Caballero, Juan Calvo, Sorina Oprean, Enrique Rojas , Juan Carlos Vila, Carmen Ibarlucea y Ana Rubio.

Sin embargo, y debido a este malentendido la historia oficial no hace justicia a la historia real y el Acta Fundacional oficial de la Asociación que fue objeto de inscripción sólo cuenta con las firmas de tres socios fundadores: LlumVillanueva, Andrea Anguera y Azucena Caballero. Creo que es importante reconocer, a pesar de la ausencia de oficialidad, el verdadero esfuerzo de fundación de todo aquel grupo que fue capaz de llevar la nave a ese puerto.

En un mensaje enviado a lista de crecersinescuela, Azucena Caballero, bajo el encabezamiento de BIOCULURA, se hace eco de la firma, es el mensaje nº 900 de 4 de noviembre de 2002

Al finalizar la mesa redonda algunas familias se quedaron charlando sobre el tema, y las familias que estamos en la lista de Educación Libre nos reunimos un rato y firmamos el acta fundacional de la Asociación por una Libre Educación (ALE).

Con este mensaje se refiere al acta fundacional “real” aunque no “oficial”.

La asociación que fue creada el 2 de noviembre de 2002, se inscribió finalmente el 16 de junio de 2003.