Celebrando el X año de los 10

Al final, me he decidido por sacar en formato digital todos los libros de la Serie 10 del Homeschool y este es el resultado. Un bonito esquema de lo que han sido diez años de investigación. Me despido de este 2017 de celebraciones de 10!

1.  10 Claves para el reconocimiento legal del homeschool

2.  10 etapas del homeschool español

3. 10 decisiones judiciales sobre el homeschool

4. 10 paradojas sobre el homeschool

 

 

 

 

5. 10 caminos que llevan al homeschool

6. 10 de mis artículos sobre el homeschool

 

 

7. 10 tópicos sobre el homeschool


y 8. 10 preguntas que se plantea quien vive el homeschool

Anuncios

Renta mínima y absentismo escolar

Javier G. Jorrín

images

Uno de los 6.254 perceptores a los que la Comunidad le ha suspendido la ayuda es Javier Salazar Martínez, de 32 años, que vive de alquiler social en el madrileño barrio de Oporto. Él y su mujer (ella es de nacionalidad paraguaya) llevan varios años en paro y tienen dos hijas menores. Javier recibía 655 euros mensuales de RMI para mantener a su familia, “hasta que la Comunidad me la retiró este verano alegando absentismo escolar de una de mis hijas”. Javier reconoce que la situación que han vivido les desbordó. “Mi hija de siete años sufrió durante meses acoso escolar, con amenazas de una niñas mayores que ella que si se lo decía a los profes la iban a matar. El colegio estuvo tiempo sin ponerle remedio y mi hija no quería ir a clase”.

Javier asegura que los ocho meses que han estado con la ayuda suspendida han sido de lo más complicados. “Mera supervivencia. Nos han cortado hasta la luz. Hemos tenido que pedir ayuda a una amiga de mi madre, que nos dejó 2.000 euros. Mi madre también es perceptora de la RMI”. La Comunidad se ha comprometido a reanudarle la prestación en diciembre. “Eso nos han dicho. Nos han dado mientras tanto una ayuda de emergencia de 480 euros para poder pagar varios meses de alquiler, que es de 162 euros mensuales”.

Channel 4 emitió anoche un reportaje sobre HS en el Reino Unido

El espacio de noticias de Channel 4, de ayer, dedicó un tiempo a un debate sobre la situación legal actual del homeschool en Inglaterra y Gales. En él se pueden apreciar los elementos fundamentales a tener en cuenta para conocer la situación. De una parte, las ventajas para niños y niñas de una educación individualizada y, de otra, la responsabilidad de los poderes públicos ante aquellos niños y niñas de los que se desconoce su día a día, por no estar integrados en el sistema escolar.

Este es el vído del programa: https://www.channel4.com/news/calls-for-homeschooled-children-to-be-registered.

Han sido varias las situaciones que desde 2012 han reabierto el debate que quedó cerrado tras el rechazo al plan Badman de limitar la libertad de los padres del Reino Unido para decidir si sus hijas o hijos serán o no escolarizados. Debemos recordar que en el Reino Unido no existe la obligación de registrar a los menores de edad que no se vayan a escolarizar. Ya en septiembre de 2016 La Asociación de Entidades locales que engloba a más de 370 municipios en Inglaterra y Gales exigía la potestad de entrar en las casas y establecimientos y obligar a los padres a registrar a los niños y niñas que se educan en casa. La misma alarma había sido lanzada por Ofsted advirtiendo de que iba en aumento el número de centros “ilegales” o no autorizados que funcionan al amparo de la normativa para los homeschoolers que les exime de la obligación de proceder a cualquier tipo de registro previo.

La Cámara de los Lores ha debatido y emitido un informe el pasado mes de enero que señala los elementos que rodean la educación en casa Inglaterra:

1. Los padres tienen el derecho a optar por educar en casa a sus hijos e hijas inlcuso durante el período de educación obligatoria. El mismo derecho se aplica a padres con hijos e hijas con necesidades especiales.

2. Los padres que optan por educar en casa son responsables de que la educación que proporcionan es adecuada y adaptada a los necesidades de cada niño o niña, sin embargo, no tienen que seguir el curriculum oficial. Además, tienen que asumir los gastos que deriven de esa decisión sin ayuda de ningún tipo por parte de la Administración.

3. Responsabilidades de las autoridades locales

Las autoridades locales no tienen asignada la función de inspeccionar los hogares de las familias que educan en casa de modo rutinario, pero sí pueden intervenir si detectan que no se está proporcionando una educación adecuada y actuar en consecuencia. La intervención puede tomar la forma de orden de escolarización. A pesar de ello se recomienda que se intente una solución negociada de modo más informal con la familia antes de proceder a la orden de escolarización.

También pueden investigar e insistir en ver a un niño o niña si hay precupación sobre su situación, pero esta capacidad no incluye el evaluar si están recibiendo una educación adecuada, la inspección sólo afecta a su bienestar físico.

4. El informe sigue con las escuelas no autorizadas, pues uno de los lores, Sir Michael Wilshaw, expresa su preocupación de que hay una relación entre el creciente número de familias que educan en casa y las escuelas no autorizadas, que según sus sospechas se valen del paraguas de las normas sobre educación en casa para seguir operando como centros educativos, a pesar de la no autotización. Por ello cree que una normativa más exigente para la educación en casa ayudaría a despejar las dudas en cuanto a estos centros.

5. En Diciembre de 2016, Dame Louise Casey publicó un informe en el que afirmaba que los padres deben seguir teniendo el derecho de educar en casa a sus hijos e hijas pero que hay dificultades y riesgos asociados a la educación en casa que incluyen:

  • Que se utiliza el derecho a educar en casa para meter a los niños y niñas en escuelas no autorizadas
  • Que las autoridades desconocen el número de familias que educan en casa y la adecuación de la educación que están proporcionando. También limita el grado de protección que las autoridades pueden ofrecer a los menores en estas circunstancias.

6. Han existido propuestas en el pasado como el Informe de Graham Badman de 2009 que recomendaba un esquema de registro obligatorio para educar en casa. La proposición de reforma se incluyó dentro de la Ley de Infancia y Familias de 2009, pero finalmente, no así la reforma, que no superó el trámite parlamentario en 2012.

Otro informe de la Comisión de Educación de 2012 adiverte de una lotería de “código postal” para los homreschoolers, según la cual, dependiendo de las prácticas habituales de los servicios sociales, que en algunos lugares pueden incluso a pecar de exceso en sus actuaciones, supone una arbitrariedad injustificable. Proponían, además, una revisión de las instrucciones a las autoridades locales sobre las educación en casa y que el Estado financie los gastos de los niños y niñas que habiendo sido educados en casa se examinan por libre. Ambas propuestas fueron rechazadas por el Gobierno.

Seminario de Homeschooling en la Universidad Complutense

Estoy deseando que llegue este evento. Me hace feliz poder ir por primera vez en mi vida a la Complutense, lo que es para míya un sitio lleno de resonancias académicas.  Quizás vea gente conocida… Todo un placer conocer en persona a Irene y a Maria José.

Noticias – Facultad de Derecho de la universidad Complutense de Madrid

Seminario HOMESCHOOLING: El derecho a la educación y el concepto de escuela (24 nov. 2017)

 

El seminario HOMESCHOOLING: El derecho a la educación y el concepto de escuela, tendrá lugar el próximo 24 de noviembre de 2017 a las 12:00 hs. en Sala de Juntas del Departamento de Derecho Eclesiástico del Estado.

24 de Noviembre de 2017. 12:00.

Sala de Juntas del Departamento de Derecho Eclesiástico del Estado

INTERVINIENTES:

Moderadora: Irene Briones Martínez

Ponentes:

Madalen Goiria Montoya, Profesora de Derecho Civil de la Universidad del País Vasco

María José Valero Estarellas, Profesora de Derecho Eclesiástico del Estado, Centro de Enseñanza Superior Villanueva

 

DESCRIPCIÓN: Seminario organizado en el marco del PROYECTO I+D financiado por el Ministerio de Economía, Industria y Competitividad. NEUTRALIDAD DEL ESPACIO PÚBLICO: ESCUELA PÚBLICA Y ESCUELA PRIVADA

 

 

Educar en casa está amparado por la ley en Euskadi


Excelentes noticias para las familias homeschoolers radicadas en la Comunidad Autónoma Vasca, al punto de que podemos afirmar que educar en casa está plenamente amparado legalmente, como una opción más, en manos de las familias que opten por no escolarizar a sus hijos e hijas en Euskadi.
La nueva redacción del Decreto Balora, de julio de 2017, da un paso más hacia la normalización de estas situaciones, que quedan excluidas de cualquier reproche legal, siempre que se ofrezca a los niños, niñas o jóvenes a cargo de sus padres o cuidadores un programa educativo individualizado, que responda a sus necesidades y no existan otros indicios de desprotección.
No pueden ser mejores las perspectivas de desarrollo de esta opción al amparo de este instrumento tan importante en manos de las Administraciones Públicas Vascas.
La versión anterior del Balora, según el Decreto de 2011, que ya conocíamos, y al que me he referido en numerosas ocasiones en este blog, establecía una posición que parecía referirse con preferencia a las familias que, fuera del sistema escolar ordinario, proporcionaban un programa educativo alternativo a sus hijos e hijas:
NEGLIGENCIA HACIA NECESIDADES FORMATIVAS
Gravedad elevada
• El niño, niña o adolescente está en edad de escolarización obligatoria (6-16 años) y no está inscrito ni se prevé inscribirle en ningún centro educativo, ni se le proporciona un programa educativo alternativo homologado
Si (1) el padre y la madre o las personas que ejercen la tutela o guarda desean proporcionar un programa educativo adecuado e
individualizado al niño, niña o adolescente, (2) solicitan la homologación a la entidad correspondiente recibiendo respuesta negativa por no contemplarse tal posibilidad en ningún caso, y (3) no hay otros indicadores de desprotección, se procederá al cierre de expediente. En estas circunstancias, este tipo de situaciones no serán consideradas desprotección.
Las referencias a proyectos alternativos -homologados o no-, desaparecen en la nueva versión y sólo queda la idea de un programa educativo INDIVIDUALIZADO. Según la versión del nuevo BALORA, se permite a las familias, sin dejar ya lugar a dudas, proporcionar a sus hijos e hijas un programa educativo individualizado, sin que la no escolarización constituya por sí misma desprotección. PDF aquí
NEGLIGENCIA HACIA LAS NECESIDADES FORMATIVAS: (P. 50).
GRAVEDAD ELEVADA.
“El niño, niña o adolescente está en edad de escolarización obligatoria (6-16 años) y no está inscrito, ni se prevé inscribirle en ningún centro educativo oficial y el padre y la madre o las personas que ejerzan su tutela o guarda no le proporcionan un programa educativo individualizado que responda a sus necesidades educativas. (33)
(33) Si (1) el padre y la madre o las personas que ejercen la tutela o guarda proporcionasen un programa educativo individualizado al niño, niña o adolescente que responda a sus necesidades educativas y (2) no hay otros indicadores de desprotección, se procederá al cierre del expediente. En estas circunstancias, este tipo de situaciones no serán consideradas desprotección”.
Boletín oficial del País Vasco
Lunes, 3 de julio de 2017
No tengo más que felicitar a tantas personas que han hecho posible que Euskadi se ponga a la cabeza del avance social y democrático en este tema.

I Jornada de diversidad educativa y aprendizaje Jolas BIDE en la EHU-UPV

Y a poco más de una semana soy feliz de informaros de que Haziz Hazi, la red de apoyo de propuestas educativas distintas a la escolarización al uso, va a celebrar su primer acto universitario organizando la I Jornada de diversidad educativa y parendizaje. Va a ser un encuentro emocionante para todas las personas y entidades que han creado, han puesto su ilusion y su trabajo para que esta red sea una realidad vigorosa y activa.

Desde aquí tengo que agradecer a Ruben Mendez, su presidente, las horas, los días, semanas, y meses que ha dedicado sin desfallecer un solo momento a que este programa sea una realidad.

A mi me parece un programa magnífico y creo que vamos a disfrutar mucho de oir, de reflexionar y de debatir sobre temas  y experiencias que tanto nos interesan.

La fecha: el 9 de noviembre, a partir de las 10 de la mañana
El lugar: La Escuela de Magisterio del Campus Leioa.
El tema: ¿Qué es la innovación educativa? 

Vamos a poder compartir en primera persona la presencia y las palabras de Mikel Agirregabiria, José Miguel Castro, Miren Alaña y representes de proyectos como Imagine Elephants y Landabaso Eskola Librea. Además contaremos con espacios para el debate que seguro que les sacamos chispas.

Todo el mundo bienvenido.

Subirse a la ola

La percepción social con respecto al homechool se está modificando en la actualidad, y podemos decir que se va generando una tímida reacción de mayor comprensión a las familias que se niegan a escolarizar en el sistema reglado, a medida que quienes opinan sobre esta opción, ven con otros ojos a la escuela y muestras un comportamiento más crítico hacia esta institución.Las dificultades que acarrea la escuela para las familias que confían a ella la formación de sus hijos e hijas suponen una fuente constante de cambio de actitud hacia el homeschool.

De ahí que, lejos de presentar una actitud hostil hacia ellas, las personas que componen el movimiento desescolarizador en su conjunto deberíamos mostrar comprensión y una actitud abierta, empática frente a sus dificultades. De hecho, quien desescolariza (bien sea porque no ha escolarizado nunca o porque ha sacado a su hijo o hija del sistema escolar) lo hace porque piensa que es la mejor opción a su alcance tras un intenso período de reflexión y de sopesar los pros y los contras de cada situación. Sin embargo, quien escolariza, posiblemente lo hace porque no se ha planteado otra posibilidad o porque cree que no tiene otra opción. Y todo ello por muy variadas razones, entre ellas las de tipo legal, social, económico y hasta en el plano psicológico se podría valorar una baja autoestima sobre las propias capacidades.

Quien ha superado ese temor y pasa a desescolarizar con todas las consecuencias, incluso superada la edad de escolarización obligatoria, tiende a sentirse en un estadio de superior conciencia con respecto a quien escolariza, porque ha superado esos temores y se siente empoderado o empoderada ante la tarea que tiene por delante. Siente la tentación de confrontar la validez de la opción que ha tomado con quien tiene frente a si,  e incluso tiende a monopolizar las preocupaciones educativas hacia la decisión que ha tomado, como un ejemplo digno de ser tenido en cuenta, valorado positivamente e incluso admirado.

El homeschool y, en concreto, la dimensión legal que nos ocupa en él, es un fenómeno en constante evolución desde sus inicios, desde la década de los 80 y 90 del pasado siglo, en que se consideraba una extravagancia, hasta el momento actual en el que se presenta como una solución para el “mal de escuela”.

La hemeroteca nos ayuda a ir ajustando los límites de su percepción social. Existe una tendencia a pensar que si la norma no se modifica, tampoco sufre modificación la situación real que aquella regula, pero no es así. Aunque la ley permanezca inmutable, su interpretación y la percepción social se modifican sin solución de continuidad. La percepción social con respecto al homechool se está modificando en la actualidad, y podemos decir que se va generando una tímida reacción de mayor comprensión a las familias que se niegan a escolarizar en el sistema reglado, a medida que quienes opinan ven con otros ojos a la escuela.

Quizás es el momento de subirse a la ola.

 

Blast from the Past

Extracto de un artículo publicado por el diario ABC.

Día 13/06/2012
 blast1

Pero… ¿es legal?

En este sentido, Sergio destaca que el Ministerio de Educación brinda, desde hace años, la posibilidad de estudiar a distancia a niños con necesidades especiales, aunque el «homeschooling» se encuentra inmerso en un auténtico vacío legal. Las familias, agrupadas en asociaciones como ALE, reivindican «que se diferencie con claridad la figura de la educación en familia del mero absentismo escolar o desatención». «Otro problema es la homologación de los estudios . En la actualidad, los niños que se forman en casa no pueden obtener el título de secundaria por libre hasta los dieciocho años, dos años de desventajea en relación con los alumnos escolarizados. No creo que exista nada que justifique semejante discriminación».

«Las familias españolas que educan fuera del sistema aspiran, en general, a que se reconozca plenamente su forma de educar como una opción válida. Así se empezó en otros países hace años y la experiencia ha demostrado que no sólo no causa nigún perjuicio a los menores, sino que les coloca en posición de ventaja frente a los alumnos que siguen el sistema ordinario». No en vano, Sergio está convencido de que la educación en familia «será una realidad normalizada en España en poco tiempo, como lo es hoy la educación laica o la educación unviersitaria a distancia».

Para Carme Urpi, el único peligro que entraña esta opción es la «falta de seguridad y normalidad» de los «homeschoolers», al ser tratados «casi como delincuentes», cuando en realidad se trata de una opción legalmente reconocida en muchos países. Mascaró, por su parte, asegura que la principal consecuencia de este vacío legal es que «algunas familias se vean perseguidas por la administración» y la resolución de sus casos dependa «casi exclusivamente de los funcionarios de turno a los que les corresponda: asistentes sociales, inspectores educativos, fiscales de menores y jueces».

Laura se muestra plenamente convencida de que, hoy por hoy, el «homeschooling» es la mejor opción para su hijo si quieren vivir en España. «La crisis que vivimos no es solo económica, sino también educativa. Cuando el sistema oficial de enseñanza fracasa de un modo tan escandaloso, la obligación moral de los padres es buscar alternativas que garanticen a sus hijos la adquisición de las habilidades necesarias para la vida». Además, dice que su hijo, de 7 años, ya no quiere ir al colegio: «Sabe que existe la posibilidad de que tengamos que ir a juicio y perdamos. Ante esa tesitura, prefiere que nos vayamos a otro país antes que volver al colegio».

Familias que se rebelan contra el sistema y educan a sus hijos en casa: Diario El País

Finalmente Ana Torres ha publicado su artículo sobre homeschool en su diario El País: https://elpais.com/economia/2017/10/11/actualidad/1507731627_695560.html

Debo confesar que me da hasta pereza leerlo. En verano me llamó por teléfono con la idea de entrevistarme para una pieza de investigación. La investigación me atrae, siempre, y le dije que podía colaborar con ella sin problemas, es más que me encantaba de idea de profundizar con ella sobre el tema. El problema era que cuando me llamó yo estaba de vacaciones en Copenhague y le comenté que lo sentía, pero que no podía hacerlo en esas condiciones.

Lo olvidé por completo y me volvio a llamar terminado el verano, en repetidas ocasiones para quedar una mañana y hablar con tranquilidad. Al final, lo coseguimos una mañana de septiembre y hablamos largo y tendido. Esas conversaciones telefónicas con la prensa, me vienen muy bien, porque sus preguntas inquisitivas me sirven de gimnasia mental y como modo de organizar mis ideas.

Por ello se lo agradecí, y de aquella conversación esto es lo que ha extraído:

Otra de las máximas expertas en España sobre homeschooling es Madalen Goiria, autora de la tesis doctoral La opción de educar en casa (Tirant, 2014) y profesora de Derecho Civil en la Universidad del País Vasco. “Lo que más les preocupa a los padres es la socialización de sus hijos, la reincorporación a la escuela, el acceso a los estudios superiores o los pasos que deban dar si reciben una notificasión de los servicios sociales”, explica.

En su investigación deja claro entre las cerca de 4.000 familias que educan a sus hijos en casa, destacan dos motivos fundamentales. La inadaptación de los niños a la escuela y los problemas de bulling y la disconformidad con las pedagogías. “Muchos lo hacen para evitar que sus hijos sufran, los ven infelices. Otros ven el sistema público demasiado centrado en la memorística y la autoridad, se sienten excluídos del proceso de aprendizaje”, detalla Goiria, que cree que se trata de un modelo caduco.

“El sistema no responde a las necesidades del 100% de los alumnos y no existen mecanismos eficaces para salvar a los que se quedan colgados”, dice en referencia al 19% de jóvenes entre 18 y 24 años que abandonaron prematuramente el sistema educativo habiendo completado como mucho el primer ciclo de la ESO, según datos de Eurostat de 2017, y que sitúan a España como el segundo país en fracaso escolar por detrás de Malta.

artic01

Goiria hace una reflexión: si el Estado no interfiere en el control de la alimentación en los hogares, ¿por qué debe hacerlo con la educación? “El Gobierno no controla la planificación nutritiva de la familia, da por hecho que lo harán bien, y muchas enfermedades derivan de una mala alimentación”, apunta. “¿Por qué no nos parece normal que los progenitores quieran dedicar gran parte de su tiempo a enseñar y educar a sus hijos?”, lanza. “España ya no es una sociedad analfabeta”, zanja.

El artículo ha despertado las ganas de debatir sobre el tema y ya hay casi 200 comentarios. Bienvenido sea siempre el intercambio de opiniones.

Un saludo

Legalidad v legitimidad

Voy viendo en diferentes blogs y redes sociales que comparto, mensajes de personas que vienen defendiendo la opción de educación sin escuela los últimos años, y que estos días se han visto reflejadas en su concepción de la diferencia entre legalidad y legitimidad al hilo de las reacciones y debates que han venido de mano del proceso catalán.

Está bien que se debatan estos conceptos y se planteen las posibilidades de resistencia a lo que se considera un aplicación injusta de la ley que, además, de modo arbitrario en su aplicación, deja a las familias a la merced de agentes de la Adminsitración en diferentes niveles, que toman decisiones que pueden implicar graves consecuencias en sus vidas.

No estoy tan segura de que en el proceso catalán que hemos visto esta semana, en el nudo de la cuestión se trate realmente de la legitimidad del pueblo que reclama el derecho a ejercer su derecho a votar frente a la legalidad del Estado que lo impide. Más bien veo el enfrentamiento de dos legalidades, la que proviene del Parlament Catalán que aprobó por ley la celebración de la consulta y la del Tribunal Constitucional que lo prohibe.

En este sentido no es un paralelismo exacto, pero los sentimientos de la población, no tan conscientes del mandato del Parlament catalán de celebrar la consulta, sino de su propia resistencia colectiva y unánime frente a la orden del Constitucional de prohibirlo, se graba con mayor fuerza en la mente de quien actúa.

¿Psicología social v Derecho, tal vez? Me da la impresión de que el resultado es 1-O

 

Una reflexión existencialista

Hace tiempo que no hago una entrada de reflexión propia, una de esas en la que escribo mis impresiones sin necesidad de aportar nueva información.

Es muy positivo en cualquier proceso de cambio, como lo es la crianza y la educación de chicos y chicas jóvenes, ser consciente de que todo lo que hacemos y vivimos está sometido a la ley del cambio. Nada se mantiene estable y nos da la sensación de que caminamos sobre arenas movedizas. La palabra que ayer parecía reconfortante hoy resulta irritante, y en esa inestabilidad añadir elementos de incertidumbre resulta abrumador. Eso es precisamente lo que ocurre a las familias que educan feura del sistema escolar al uso, desde el momento en que la normativa aplicable es un campo de minas.

Por ello, a veces en mi labor de ayudar a las familias que se sienten perdidas en el marasmo de la ley, mi función es la de tranquilizar y empoderar. Les tranquiliza saber que hay alguien ahí que ve las cosas desde el otro lado de la barrera y que concuerda con sus planteamientos, les empodera tener la información y saber lo que puede ocurrir en el peor y en el mejor de los casos.

Por ello, a pesar del tiempo transcurrido desde la finalización de mi tesis y su publicación, no me he alejado del tema, más bien al contrario, cada vez me siento más firme en mi convencimiento de que el lugar en el que yo estoy, alguien lo tiene que ocupar.