Educa.net y el homeschool

Educar en casa se está convirtiendo en una práctica cada vez más habitual debido a numerosas causas como por ejemplo económicas o de salud, aunque también se está convirtiendo en una nueva filosofía provocado por el descontento con el sistema educativo.”

Cada vez es más usual escuchar el término “homeschooling” en la televisión o en lugares cercanos a nuestros hogares, ya que cada vez son más los padres que no están de acuerdo con la forma de educar que se lleva a cabo en los centros educativos. Pero, ¿qué tiene de especial el homeschooling?

Tras tantos cambios en el sistema educativo actual en tan poco tiempo, no es de extrañar que se ponga en entredicho la enseñanza y la calidad de los contenidos que se están tratando en los distintos niveles.  Y por lo tanto, tampoco es de extrañar que cada vez sean más los padres que deciden educar a sus hijos en casa, educándolos bajo sus propias premisas tanto en el ámbito académico como en los aspectos relacionados con la transmisión de valores.

Pero el descontento con el sistema educativo no es la única razón por la que muchos padres eligen el homeschooling como alternativa a la tradicional educación recibida. En algunas ocasiones, nos encontramos con niños que debido a una enfermedad no pueden asistir al colegio todos los días, por lo que se creó una iniciativa llamada “Atención educativa a los niños de hospitalización domiciliaria” para que estos niños recibieran una educación comparada a la del resto de sus compañeros pero adecuada a sus necesidades particulares.

La principal característica de este tipo de educación es la de que los padres son los principales encargados de la educación de sus hijos, sin delegar ningún tipo de función sobre el centro educativo, es decir, ellos se encargan de la educación integral de sus hijos e incluso de su evaluación.

Muchas son las preguntas que nos vienen a la cabeza cuando pensamos en este tipo de educación, como por ejemplo: ¿y los niños de verdad aprenden igual que el resto de los niños? ¿Y son felices sin jugar con otros niños? Todas estas cuestiones se pueden responder de la misma manera: depende.

El papel de los padres como principales educadores es esencial para responder a ese tipo de preguntas. El que los hijos estudien en una casa no significa que vivan en una burbuja de la que no pueden salir y que sólo se relacionan con sus padres, pero tampoco quiere decir esto que el colegio no sea un foco de socialización eficaz.

En lo que se refiere a la calidad de la educación, está claro que las aulas se están convirtiendo cada vez más en una mera evaluadora. Parece que durante estos últimos años, lo único que importa es la transmisión de los conocimientos, sin importar demasiado si los alumnos de verdad están comprendiendo los contenidos o si algún alumno se ha quedado un poco más atrasado y ya ni que decir, sobre el por qué de esa situación.

¿Es este método impersonal  más eficaz que uno en el que sean los padres los que impartan los contenidos? Lo esencial en la educación es tener en cuenta las necesidades de cada uno de los niños que están escolarizados, y debido al gran aumento en la ratio de las aulas españolas que se ha producido en estos últimos años y el poco refuerzo de profesorado, quizá no sea tan mala alternativa como siempre nos la pintan.

tareas_escolares-necesitodetodosEn España, la realización del homeschooling no es ilegal, pero tampoco está reconocido. En Estados Unidos sí está reconocida esta modalidad de educación y son ya más de un millón de niños los que reciben educación en sus hogares. Cada año, esos niños estadounidenses deben realizar un examen para evaluar sus conocimientos para comprobar que van  más o menos igualados con los contenidos establecidos en el marco de la administración. Por lo que este tipo de enseñanza tienen un alto grado de reconocimiento al igual que la educación formal, lo cual facilita muchos que esos niños puedan tener una cualificación en el momento en el que terminen con sus estudios obligatorios.

Sé que muchas personas ponen el grito en el cielo cuando escuchan que un niño se está educando en su casa y no en la escuela y que a veces no quieren ni oír hablar de esa opción como si fuera una alternativa real, pero bajo mi punto de vista, deberíamos replantearnos los beneficios que nos aporta la educación reglada y hasta qué punto estos beneficios son adaptados a las necesidades que nuestros hijos presentan.

Mi mensaje más sincero a los responsables de la educación en general y a los que toman las decisiones en el gobierno en particular: dejemos por un momento de pensar con el bolsillo y comencemos a pensar un poco con la cabeza. No me importa si  con cuarenta alumnos en una misma clase es más económica la situación porque nos ahorramos dos profesores o si quitar esas becas es un gran beneficio.

Aquí sólo importan ellos, nuestro futuro. Está claro que si no invertimos en el alumnado de cada una de las etapas educativas no estamos invirtiendo en nada. Y eso lo podemos llegar a pagar muy caro.

Tanto si es en un colegio público, como privado como en casa, se ha de tener en cuenta las necesidades que ellos mismos nos marcan ya que serán los que determinen su futuro y por qué no, también el nuestro. Una enseñanza libre por un mismo fin: el saber.

Anuncios

De nuevo Elsa Haas

Por diversas razones -en concreto el hecho de que estoy redactando el nº 7 de la serie 10 sobre el homeschool, y necesito recabar nueva información-, he vuelto a manejar aquellos escritos de finales de la década de los 80 y principios de los 90, en los que se estaba fraguando el movimiento desescolarizador que conocemos hoy en día. No hay como volver al principio para obtener inspiración y sentir una ráfaga de aire fresco. Elsa Haas acababa de publicar un artículo en el diario El País, sobre el suicidio en el ámbito escolar, y más tarde, en 1990, publicaba en ese mismo diario un artículo titulado Buscar alternativas y encontrarlas

Buscar alternativas y encontrarlas

Massachusetts, EE UU. 24 MAY 1990

En el artículo sobre el fracaso escolar aparecido en la sección Domingo del 13 de mayo me presentaron como “la norteamericana partidaria de buscar alternativas a la escuela”. No sólo las busco, sino que las he encontrado.En EE UU, según el Departamento de Educación, un cuarto de millón de niños y jóvenes no van a la escuela, sino que aprenden en casa y en el mundo real con la aprobación de sus padres. Existen leyes que, específicamente, permiten esta alternativa en muchos Estados de EE UU, al igual que en países como el Reino Unido, Francia, Australia, Nueva Zelanda o Canadá. Represento a Holt Associates, una organización de Cambridge, Massachusetts, que publica una revista sobre el tema. En España editamos su versión castellana, Aprender sin escuela.

En 1987 Grant Colfax se graduó cum laude en la Universidad de Harvard, habiendo ingresado en la misma sin antes pasar por ninguna institución educativa. ¿Qué tiene que ver esto con el fracaso escolar? Colfax no empezó a leer hasta que tenía nueve años, y probablemente en cualquier escuela hubiera sido encasillado como un fracasado que padecía trastornos de aprendizaje. ¿Qué hicieron sus padres para convertirlo en un éxito? Confiaron en que cuando tuviera sus propias razones para aprender a leer, aprendería. Y le alentaron a seguir con lo que más le interesaba en aquel momento, el cuidado de cabras.

Muchos otros jóvenes desescolarizados prescinden de la Universidad y se meten directamente en el mundo real, desenvolviéndose allí perfectamente.

Hasta ahora hemos encontrado varias familias en España que han elegido como la mejor alternativa educativa el no llevar a sus hijos al colegio.

Las escuelas no mejorarán hasta que dejen de ser un monopolio.

Representante para España de Holt Associates. Cambridge,

Siguiendo el relato de Carlos Cabo, desde su tesis doctoral,  “el mismo año de su llegada a España, escribe un artículo en El País, titulado “Los jóvenes suicidas y el papel de las escuelas” (27 de septiembre de 1988), en el que habla de la responsabilidad de la escuela en los casos de suicidios de jóvenes escolares. Al parecer, cuatro de los seis estudiantes que últimamente se habían suicidado en España lo habían hecho por motivos directa o indirectamente relacionados con el fracaso escolar. Aprovecha esta circunstancia para criticar a la institución escolar y para defender otras alternativas más respetuosas con todo lo que tiene que ver con el aprendizaje de los menores. En este sentido sintoniza con la pedagogía anti autoritaria, no directiva o libertaria de Neill”.

Reflexiones sobre la escolarización obligatoria y la objeción escolar

La obligatoriedad de la escolarización está asumida de modo generalizado en la sociedad, de manera que prácticamente nadie se plantea la posibilidad de no introducir a sus hijas e hijos en el sistema escolar oficial[1], sin ni siquiera llegar a plantearse la conveniencia del modelo escolar a su disposición para el bienestar de físico y psíquico de los menores a su cargo.

A pesar de esa generalización en cuanto a la aceptación de la escolarización obligatoria, lo cierto es que la Constitución consagra un cierto ámbito para los padres dentro del paraguas de la libertad de enseñanza. Esa libertad de los padres cuando se enfrenta a una obligación de escolarizar impuesta por el Estado puede tomar la forma de objeción. Podríamos entender[2] esta forma primigenia de objeción a la escolaridad en sí, como objeción a la escolarización, al hecho de la introducción del menor en el sistema escolar, siendo otro tipo de objeciones las que, ya dentro del sistema escolar, llevan a los padres a ejercitar cierto ámbito de libertad de opción no prevista en origen por el propio curriculum, o por las normas que rigen la vida escolar dentro del centro educativo.  Entenderíamos el homeschooling como una forma de objeción de conciencia basada en el derecho que tienen los padres a que la educación moral y religiosa que reciben sus hijas sea acorde a sus propias convicciones. Además su negativa a escolarizar al menor a su cargo coloca a esos progenitores en una situación de desafío de diferentes mandatos legales que se derivan de la pormenorizada legislación dedicada a la protección de menores. Mandatos legales que le obligan a gestionar una plaza escolar para los menores a su cargo, que una vez gestionada la plaza le obligan a asegurarse de la asistencia continuada del menor al centro escolar, salvo causa justificada, que le obligan a informar como ciudadano de cualquier caso del que tenga conocimiento de que un menor no se encuentra escolarizado, o no está asistiendo a él en horario escolar, esos mandatos le llevan a encontrarse sumido en una conducta tipificada por el Código penal de abandono de familia, y por las leyes de Protección a los menores de situación de desprotección social del menor, por el mero hecho de no estar escolarizado, bien sea ésta situación de riesgo o desamparo. Además el Código Civil tiene previstas medidas para instar la escolarización de los menores, e  incluso de la retirada de la patria potestad para asegurarse de que la medida es efectiva. Y todo ello en base a una obligación de escolarización, que ni siquiera está enunciada en la Constitución, que impone la educación básica como un derecho del menor, pero no su escolarización. Esta objeción, habitual en el homeschooling, no es de oposición  a la obligatoriedad de la enseñanza, que en ningún caso se pone en tela de juicio. Por ello no es una objeción al deber de enseñanza derivado de la Constitución, sino que es una objeción de conciencia a los mandatos civiles derivados de la obligación de escolarización, y por ello una objeción al “monopolio de la enseñanza reglada”.


[1] Así lo constata la Relatora Especial para educación de las Naciones Unidas para el Consejo económico y Social, KATARINA TOMASEVSKI en su informe de 2004 sobre el derecho a la educación (E/CN/2004/45, de 25 de enero de 2004). “La importancia casi exclusiva que se asigna a la escolarización de los niños en las estrategias educativas a nivel mundial hace que se pierda de vista la necesidad de determinar si los niños están, como mínimo, seguros en la escuela”.

[2] Jose Mª MARTÍ SANCHEZ, “Objeciones de conciencia y de escuela” Revista General de Derecho Canónico y Derecho Eclesiástico, nº 15, 2007, pp.1-55.

What’s in a Name (II)

Tras la recepción de las propuestas comenté que me decantaría por una primera secuela del tema, aunque seguramente  habrá más, porque el tema es más interesante de lo que parece a primera vista, y creo que incluso lo propondría para un hipotético revival del carnaval de blogs: ¿Qué término utilizáis para referiros al hecho de que proporcionáis una formación integral a los  hijos e hijas menores a vuestro  cargo sin delegar en el sistema escolar, y qué término os parecería que mejor describe lo que hacéis?. Con ello buscaría  la distinción entre el término común de uso habitual, y aquel que nos parece el más adecuado, que no tienen por qué coincidir, obviamente.

Entre algunas de las conclusiones que se pueden extraer de los comentarios, que son muchas, voy a destacar dos en este momento.

La primera es que casi todas las personas que han enviado sus comentarios, y creo que todas educan en familia, se han decantado por la parte activa de la ecuación enseñante-aprendiz, y se inclinan por la idea de enseñar en familia, con preferencia a  la de aprender en familia. La terminología elegida se decanta por señalar como la parte importante en la actividad educativa la del enseñante, el padre o madre que interactúa con el menor. Así se desprende de las acepciones del tipo “Enseñanza en familia”, “Ensino doméstico”, enseñar o enseñanza en familia”.

En la Universidad estamos recorriendo precisamente el camino contrario, partiendo de una enseñanza basada en la clase magistral del siglo pasado, se está pasando a centrarse sobre el aprendizaje, de manera que sea quien aprende quien recorre el camino académico asistido por quien actúa como motivador, más que como enseñante, y por ello la actividad de educación se define como aprendizaje, no como enseñanza.

La segunda conclusión que extraigo de las propuestas es que aunque el término “educar en casa” parece ser el más comúnmente utilizado, sin embargo, no convence a nadie, ni es la primera opción de ninguno, aunque algunos lo utilizan por comodidad.

Veamos un resumen de las propuestas

1. Jorge Ruiz Ortiz

   “Normalmente, uso la más corriente, “escuela en casa”.Escolarización en familia” sería lo mismo, pero es un poquito más aparatosa. Seguramente valga para documentos o escritos de tipo más serio u oficial”.

2. Erwin Fabian

Como lo hemos dicho desde hace varios años, la “ideología” de la “escolarización” no es un asunto que se reduce solo a un espacio físico que llamamos “escuela”. Considero que la ideología de la escolarización se reproduce en muchas de las maneras en que las familias “educan sin escuela”.

3. Marvan

Es curioso como en los nombres aparece poco la palabra “enseñanza”. Se utiliza mucho “educación” o “escolarización”, pero “enseñanza” casi no aparece.

A mi realmente aunque por inercia utilizo casi siempre el termino “educar en casa”, la que realmente define nuestra manera de hacer es el término de “enseñanza en familia”.

Y a mi me gusta más el término “en familia” que no “en casa” porque no es realmente “en casa” que pasa esta enseñanza. Se hace en familia, porque el concepto de familia para nosotros es muy importante en esta enseñanza.

Total, que yo voto por “enseñanza en familia”.

4. Juan Carlos Vila

Aunque suelo utilizar por economía y por facilitar la comunicación el término “educar en casa”, me inclino por educar en familia como la más correcta en términos generales para nuestra actividad.
Lo de “educar en casa” quiso ser una traducción que además reivindicaba la diferencia más evidente que es el no ir a un centro escolar.
“Escolarización en familia” es un término que políticamente nos es muy útil, pero que no es el más correcto, ya que quien es unschooling no lo va a aceptar, mientras que “educar en familia” no tiene ese inconveniente.

5. Meninheira

Educar en casa y Educar en familia, no los uso nunca porque educar, educa todo el mundo, escolarice o no (o al menos debería). El término me resulta primero demasiado ambiguo y segundo hasta insultante para los que escolarizáis, porque es como decir, “yo educo, tú no”.

– Las acepciones de “educar sin X” tampoco, no me gusta definir las cosas desde la carencia o desde la negación.

Nosotros habitualmente por comodidad y por rapidez comunicativa, usamos “cole en casa” o homeschooling.

El término que más me gusta es “Ensino en familia” (familia, no casa, porque el “ensino” se produce en familia, no se restringe al ámbito de la casa). Creo que en castellano sería “Enseñar o Enseñanza en familia”.

6. Arantza

Pues usemos el término anglosajón de cara a los políticos, igual así por eso de que viene de fuera nos ven con mejores ojos. Término anglosajón = homeschooling

De acuerdo Meni en que a Educación en Familia sería preferible “Enseñanza en Familia”, pero como está más extendido ya el primero, igual hay ventajas en unificar (aunque sólo sea por la búsqueda en google digo yo, que de esto último no sé mucho).

Estoy de acuerdo con los argumentos a favor de “Educación en Familia” o incluso, mejor, “Enseñanza en Familia”, pues esto último sería más concreto (educar en familia educamos todos, estén los niños convencionalmente escolarizados o no).

EeF, educación en familia, parece ser además término con denominación de origen, pues lo venimos utilizando mayormente en castellano.

Pero creo que nos conviene seguir poniendo el guión y usar conjuntamente el término homeschooling, porque esto recuerda cada vez que lo hacemos que es una opción ya conocida y practicada en países desarrollados y democráticos.

Por ello, yo creo que EeF-Homeschooling, es lo más conveniente. Educación en Familia-Homeschooling.

Home Education es más británico, aunque allí también se entienden coloquialmente igual con “homeschooling” Do you homeschool your children? Or Do you educate your children at home?

Resumen:
Mi preferencia es Educación en Familia-Homeschooling.

 7. Azu

El que yo más uso es homeschooling, porque parece que engloba todas las opciones y es un término internacional, que entiende cualquiera rápidamente. También uso otras denominaciones en diferentes ocasiones, pero homeschooling es la que más utilizo con diferencia.

Me parecen adecuadas todas las demás fórmulas, y creo que unificar en un solo vocablo o única frase lo que todos vamos diciendo es muy difícil.

¿Cual es el que yo utilizo?. Ya lo sabéis, “educar en casa”, y cual me gustaría, “Aprender en casa”.

Una humilde propuesta

¿Estamos ante signos de flexibilización? Los reflejos de una cierta flexibilización, no parecen significativos a primera vista,  ni que vayan por sí mismos a servir para producir los cambios de los  que hablábamos en el post anterior. Sin embargo, todas las modificaciones comienzan con gestos que parecen insignificantes. Se están dando guiños a esa flexibilización en algunos aspectos de la Administración en distintas instancias.

1. Conocida es la flexibilización de la escolarización obligatoria en el Plan de Absentismo de Barcelona, que excepciona, y por ello flexibiliza el criterio de absentismo escolar para las familias en las que, tras comprobación de los servicios sociales, quede probado que educan en casa. A esto se suma la posibilidad que abre la Ley de Educació Catalana (LEC), cuyos artículos 55 ap.2, 55 ap.7, y la disposición adicional 17  recogen la exclusión de este tipo de desescolarización del conjunto de los supuestos de absentismo escolar a través de  la creación de un registro, y de otro lado la regulación del acceso de estos alumnos a una titulación en estudios obligatorios sin penalización de edad. Sin embargo, el que ha tenido una mayor difusión e impacto ha sido precisamente el tercero, esto es el de la posibilidad de que puedan impartirse enseñanzas obligatorias a través de la modalidad de educación no presencial.

2. El Estado actúa de modo flexible en los supuestos de sobreseimiento y archivo de casos judiciales, y no por el resultado penal, que es evidente que no cumplen las exigencias de la tipificación penal de abandono o desamparo, sino porque no persigue por vía administrativa, en una actuación semejante a la situación que se está dando en Alemania y que expresa claramente Thomas Spiegler en un ensayo en el que aborda la temática de la ausencia de efecto disuasorio de las sanciones para los homeschooler alemanes.

3. Las sentencias del Tribunal Supremo de 1994 y del Tribunal Constitucional del pasado diciembre respectivamente. Es ya conocido este párrafo de la Sentencia del Tribunal Supremo de 1994, 1669/1994 que estima que

“El derecho fundamental a la educación compromete a los poderes públicos en la tarea de colaborar y ayudar a su efectiva realización pero no se interfiere necesariamente en el derecho de los padres a que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones, sin que las vías establecidas por el Estado sean exclusivas o excluyentes, de manera que no cabe descartar los modelos educativos basados en la enseñanza en el propio domicilio siempre que se satisfaga con ella la necesaria formación de los menores”.

Y la del pasado diciembre del Tribunal Constitucional que expresa así la situación:

La Constitución, efectivamente, no consagra directamente el deber de escolarización, ni mucho menos otros aspectos más concretos de su régimen jurídico como, por ejemplo, la duración del período sobre el que ha de proyectarse a las circunstancias excepcionales en las que dicho deber pueda ser dispensado o verse satisfecho mediante un régimen especial.Quiere ello decir que a la vista del art. 27 CE no cabe excluir otras opciones legislativas que incorporen una cierta flexibilidad al sistema educativo y, en particular, a la enseñanza básica, sin que ello permita dejar de dar satisfacción a la finalidad que ha de presidir su configuración normativa (art. 27.2 CE).


4. Además, a lo largo de estos años, las distintas defensorías del pueblo piden un debate sobre las posibilidades de modificación legal que flexibilice la actual rigidez, y acepte otras formas de proporcionar educación adecuada a los menores en edad escolar, ya que nadie discute que es su derecho.

La flexibilización podría servir para aliviar uno de los grandes males del sistema educativo español, y aquel que más está poniendo el solfa su efectividad formadora cara al exterior: el fracaso escolar, que supera los porcentajes de todos los países de su entorno económico-social. Por ello es una oferta que podría ser tenida en cuenta. Es una forma imaginativa de hacer frente a ese fracaso sin tener que disponer de más recursos económicos. Para el Estado las ventajas son enormes, esa ruptura en la rutina escolar de los menores, puede servir de acicate en una situación de apatía y desinterés con todo lo que tenga que ver con la escuela.

La raíz del fracaso del alumnado está en la desmotivación, no en la falta de habilidades y aptitudes, es más bien un problema de actitud. Esa desmotivación es una consecuencia del aburrimiento en el aula, que a su vez deriva de la rutina y de la predictibilidad, esto es, de la rigidez propia del sistema.

Un elemento, un curso de acción diferente puede hacer saltar la chispa de la motivación, de modo que chicos y chicas adolescentes puedan compartir su actividad en el centro escolar con actividades fuera de él, acciones de aprendizaje práctico en los distintos entornos que ofrece la vida social y ciudadana, además de las propias administraciones públicas. Acciones de voluntariado y aprendizaje práctico, en esquemas imaginativos, y de poco costo, que incorporarían las capacidades y habilidades sociales de los jóvenes en tareas de ayuda social, como digo, fuera de la escuela, y dentro de la sociedad. Es, al fin y al cabo, lo que proclamaba Illich en su Sociedad Desescolarizada, no me estoy inventando nada nuevo. El problema es que esa magnífica teoría, no se ha puesto nunca en práctica, y puede hacerse, no de modo integral, obviamente, pero sí de modo parcial y fragmentario, en un principio, en una especie de aplicación del esquema en beta. De ese embrión puede nacer una concepción distinta de la escolarización, su flexibilización, y la incorporación de la escuela a la sociedad, con lo que ya se habría dado un primer y decisivo paso hacia un modelo distinto.

El blog alternativo comenta hoy mismo esta situación

De la vieja educación a la nueva enseñanza holística

3. ¿Empecemos por los alumnos? ¿Qué dicen?

Qué se aburren, que no encuentran conexión entre lo que les enseñan y lo que necesitarán para la vida. Viven en continua dualidad entre la vida cotidiana y el aula.

Algo se está moviendo dentro del sistema.

En torno a los medios de comunicación

La presencia en los medios de comunicación del tema de la educación en casa se ha disparado durante  este inicio del llamado curso escolar. Es habitual encontrarse con el testimonio de familias que educan en casa o representantes de sus colectivos en televisiones, tanto locales,  autonómicas  como estatales así como en la prensa a todos sus niveles.

El formato general es la presencia de una madre que educa en casa. Es menos habitual que aparezca un padre en directo para expresar su testimonio, y quizás habría que cuidar este aspecto ante los medios y procurar que se visualice alguna figura masculina. A esa madre que acude a prestar su testimonio se le suele preguntar cuestiones del tipo, ¿Qué ventajas encuentra el el sistema, cuantos hijos tiene y de qué edades y si socializan con otras personas, y si no considera que están demasiado dentro del manto protector materno.? Y la pregunta clave ¿Es esto legal y homologable a posteriori?

La respuesta ante la pregunta de la legalidad suele ser el conocido, todo lo que no está prohibido está permitido, y la constatación de que los jueces y fiscales dan la razón a las familias que educan en casa en todos los casos que han sido intervenidas.

Estoy intentando desentrañar los tópicos entre los que se mueven los medios de comunicación al tratar el tema, porque me da la impresión de que la cobertura de los medios de comunicación no es de agrado del colectivo homeschooler. Algo así ocurre con la investigación, que tampoco es del agrado de la comunidad homeschooler y que es lo que me llevó a plantear el tema en el carnaval de blogs.

Cuales podrían ser las razones del desagrado que produce esa cobertura, sería una cuestión a la que tendrían que responder los expertos en el tema, los comunicólogos. Yo no lo soy, y me cuesta descifrar las  claves en las que reside el rechazo.

En primera instancia se antoja que el problema está en los tópicos:

TOPICO # 1: Los medios se empeñan en retratar el día a día de la familia homeschooler dentro de casa. Con papel, lápiz y libros y con un atento padre, madre o ambos alrededor de sus hijos comprobando el trabajo que están haciendo. El tópico deja completamente en el lado oscuro del homeschool  al aprendizaje autónomo o unschool, que no recurre a este tipo de aprendizaje de corte formal. Además la idea que se transmite es la del “hothouse homeschool”, una especie de crianza intensiva del menor, en casa, para que se desarrolle académica e intelectualmente de un modo superior a otros niños y niñas de su edad, que se pasan el día sin hacer gran cosa en el patio de la escuela.

TOPICO # 2: Suelen aparecer, también en casa, tocando instrumentos, normalmente con un talento y habilidad superiores a los de los niños y niñas de su edad. Supongo que este hecho hará dudar a otros padres homeschoolers si lo estarán haciendo bien en el caso de sus hijos no toquen ningún instrumento.

TOPICO # 3: El padre o madre que comparece ante los medios, normalmente la madre, aparece a la defensiva, como si estuviera siendo sujeto de alguna acusación en un juzgado y tuviera que defenderse para evitar la condena, presentando pruebas y evidencias que demuestran la superioridad de la alternativa. Así,  debe demostrar que viven mejor que los que escolarizan, que las relaciones familiares son más estrechas y que los logros académicos son espectaculares. También tiene que demostrar su capacitación intelectual como padre o madre que educa en casa. Debe hablar con corrección y a la altura del mayor experto en educación. Debe saber en profundidad temas relacionados con la  pedagogía, las  leyes y los curriculum y trayectorias  académicas, a demás debe tener nociones de derecho comparado.

TOPICO # 4: El homeschool es algo raro, de familias raras. Antes, a finales del siglo pasado era cosa de extranjeros, hippies y alternativos. Ahora es cosa de ultra religiosos y de raros.

A los medios de comunicación les gustan los tópicos y las “verdades como puños” que utilizan para agredir y asestar un golpe bajo a la auto estima de la mayoría de las familias homeschoolers, que normalmente no se ven representadas en esos tópicos.

Acabo de ver una de estas apariciones en un programa denominada  La mañana de la 1 (14-10.2010) en la que el presentador, ha sentenciado, y hablado ex cátedra al finalizar la intervención de una madre homeschooler, una periodista y el Jefe del gabinete técnico de la Oficina del defensor del Menor de la Comunidad de Madrid como representante de la administración en su sección de protección de menores: “Es una situación irregular, no diré ilegal…”, afirma el avezado presentador “…ya que la invitada lo niega, pero que hay que regularizar en alguna ley, porque esto parece un sistema al que cualquiera se apunta sin ningún tipo de garantía. Lo único que garantiza la total formación de los menores es  el sistema escolar tradicional”.

La voz de la administración ha sido cauta y responsable. Por una vez el presentador y la representación de la oficina del menor se han intercambiado los papeles de poli malo y poli bueno. En otros tiempos, Jabier Urra ejercía de poli malo ante los medios, sin embargo, ahora que la administración presenta un ejemplar de otro talante, el profesor Luengo, ahí está Onega para ejercer de contrapeso. Pero, lo que más pena me ha dado es que el representante de la administración no ha contestado a esta pregunta de la presentadora:  “¿Se castiga de alguna forma? ¿Pero sólo económicamente?”. Aquí él ha preferido callarse, y ha dicho: “ Sorina le podrá aclarar esto”. Y ahí me he dado cuenta de que no ha querido salirse de su papel de poli bueno ya que justo en ese momento hábilmente le ha cedido la palabra  a la representante de ALE.

El representante de la oficina del Menor, a pesar de no haber respondido a la anterior pregunta, lo que ha dejado claro es que los sistemas tienen que articularse en torno a garantías…¿Y qué significa esto?

Chesterton: Lo que está mal en el mundo.

Del blog de Hugo Romero

El párrafo más acojonante de la historia de la literatura política  Al final de su libro Lo que está mal en el mundo, G. K. Chesterton alude  a una ley promulgada en aquel periodo en el Reino Unido según la cual,  para evitar las epidemias de piojos en los barrios pobres, los niños de  la clase obrera deberían llevar las cabezas rapadas. Los pobres, escribe  Chesterton, se encuentran tan presionados desde arriba, en submundos de  miseria tan apestosos y sofocantes, que no se les debe permitir tener  pelo, pues en su caso eso significa tener piojos. En consecuencia, los  médicos sugieren suprimir el pelo. No parece habérseles ocurrido  suprimir los piojos. Y es que sería largo y laborioso cortar las  cabezas de los tiranos; es más fácil cortar el pelo de los esclavos. En  el razonamiento que hila la conclusión de este libro formidable  ,Chesterton sostiene que la lección de los piojos de los suburbios es  que lo que está mal son los suburbios, no el pelo. Y dice una cosa  verdaderamente sorprendente: sólo por medio de instituciones eternas  como el pelo podemos someter a prueba instituciones pasajeras como los  imperios.  Chesterton lleva todo el libro pensando un punto de partida sobre el que  construir todo un orden social, un mínimo más allá del cual no tiene  sentido defender nada. Y comienza así el último párrafo del libro, el  más bello que yo haya leído en mi vida sobre el tema de la revolución:  hay que empezar por algún sitio y yo empiezo por el pelo de una niña.  Cualquier otra cosa es mala, pero el orgullo que siente una buena madre  por la belleza de su hija es bueno. Es una de esas ternuras que son  inexorables y que son la piedra de toque de toda época y raza. Si hay  otras cosas en su contra, hay que acabar con esas otras cosas. Si los  terratenientes, las leyes y las ciencias están en su contra, habrá que  acabar con los terratenientes, las leyes y las ciencias. Con el pelo  rojo de una golfilla del arroyo prenderé fuego a toda la civilización  moderna. Porque una niña debe tener el pelo largo, debe tener el pelo  limpio. Porque debe tener el pelo limpio, no debe tener un hogar sucio;  porque no debe tener un hogar sucio, debe tener una madre libre y  disponible; porque debe tener una madre libre, no debe tener un  terrateniente usurero; porque no debe haber un terrateniente usurero,  debe haber una redistribución de la propiedad; porque debe haber una  distribución de la propiedad, debe haber una revolución. La pequeña  golfilla del pelo rojo, a la que acabo de ver pasar junto a mi casa, no  debe ser afeitada, ni lisiada, ni alterada; su pelo no debe ser cortado  como el de un convicto; todos los reinos de la tierra deben ser  mutilados y destrozados para servirle a ella. Ella es la imagen humana y  sagrada; a su alrededor la trama social debe oscilar, romperse y caer;  los pilares de la sociedad vacilarán y los tejados más antiguos caerán,  pero no habrá de dañarse un pelo de su cabeza.   [G. K. Chesterton, Lo que está mal en el mundo. Ed. El Acantilado.  Traducción de Mónica Rubio Fernández.] Al final de su libro Lo que está mal en el mundo, G. K. Chesterton alude a una ley promulgada en aquel periodo en el Reino Unido según la cual, para evitar las epidemias de piojos en los barrios pobres, los niños de la clase obrera deberían llevar las cabezas rapadas. Los pobres, escribe Chesterton, se encuentran tan presionados desde arriba, en submundos de miseria tan apestosos y sofocantes, que no se les debe permitir tener pelo, pues en su caso eso significa tener piojos. En consecuencia, los médicos sugieren suprimir el pelo. No parece habérseles ocurrido suprimir los piojos. Y es que sería largo y laborioso cortar las cabezas de los tiranos; es más fácil cortar el pelo de los esclavos. En el razonamiento que hila la conclusión de este libro formidable, Chesterton sostiene que la lección de los piojos de los suburbios es que lo que está mal son los suburbios, no el pelo. Y dice una cosa verdaderamente sorprendente: sólo por medio de instituciones eternas como el pelo podemos someter a prueba instituciones pasajeras como los imperios.

Chesterton lleva todo el libro pensando un punto de partida sobre el que construir todo un orden social, un mínimo más allá del cual no tiene sentido defender nada. Y comienza así el último párrafo del libro, el más bello que yo haya leído en mi vida sobre el tema de la revolución: hay que empezar por algún sitio y yo empiezo por el pelo de una niña. Cualquier otra cosa es mala, pero el orgullo que siente una buena madre por la belleza de su hija es bueno. Es una de esas ternuras que son inexorables y que son la piedra de toque de toda época y raza. Si hay otras cosas en su contra, hay que acabar con esas otras cosas. Si los terratenientes, las leyes y las ciencias están en su contra, habrá que acabar con los terratenientes, las leyes y las ciencias. Con el pelo rojo de una golfilla del arroyo prenderé fuego a toda la civilización moderna. Porque una niña debe tener el pelo largo, debe tener el pelo limpio. Porque debe tener el pelo limpio, no debe tener un hogar sucio; porque no debe tener un hogar sucio, debe tener una madre libre y disponible; porque debe tener una madre libre, no debe tener un terrateniente usurero; porque no debe haber un terrateniente usurero, debe haber una redistribución de la propiedad; porque debe haber una distribución de la propiedad, debe haber una revolución. La pequeña golfilla del pelo rojo, a la que acabo de ver pasar junto a mi casa, no debe ser afeitada, ni lisiada, ni alterada; su pelo no debe ser cortado como el de un convicto; todos los reinos de la tierra deben ser mutilados y destrozados para servirle a ella. Ella es la imagen humana y sagrada; a su alrededor la trama social debe oscilar, romperse y caer; los pilares de la sociedad vacilarán y los tejados más antiguos caerán, pero no habrá de dañarse un pelo de su cabeza.

[G. K. Chesterton, Lo que está mal en el mundo. Ed. El Acantilado. Traducción de Mónica Rubio Fernández.]

Llamamiento del blog La Tercera

Andrea Pretch desde  Latercera.com hace una llamamiento a aquellas personas interesadas por el futuro de Chile, en concreto por el futuro de su sistema escolar en el área de Maule, la zona más afectada por el terremoto del pasado febrero:

Así mismo, en este tiempo de desolación son muchos quienes se levantan a trabajar, a reconstruir y a soñar a pesar de estar afectados por esta catástrofe. Gentes que han mostrado su talla y su valía en el día a día, en la solidaridad sin marketing, en el servicio humilde que no busca ganancias personales. Este hallar gentes soñadoras, fuertes en la vulnerabilidad en que quedamos, comprometidas y valientes ha sido maravilloso. Cada vez es más común escuchar en las casas talquinas aquella conversación en torno a la ciudad que soñamos, a cómo la deseamos y como nos gustaría proyectarla.

Entre ellos, he tenido la alegría de encontrar a muchos profesores y profesoras, mamás y papás, personas damnificadas, estudiantes de todas las edades que han decidido salir al encuentro de otros, qué como ellos, necesitan ayuda. Entre cafecito y cafecito surge la conversación: ¿Cómo vamos a reconstruir las escuelas del Maule?, ¿Qué escuela queremos para nuestros niños y niñas? Son discusiones maravillosas surgidas literalmente del  suelo. Tenemos la posibilidad de reconstruirnos.

Es por eso, que esta vez me dirijo a uds. con quienes comparto este blog, no para ofrecer una reflexión sino para pedirla. Se trata de responder con toda libertad la siguiente pregunta.

Si de ti dependiera en su totalidad:

¿Cómo sería la escuela que construirías?, ¿Por qué?, ¿Qué cambiarías?, ¿Qué mantendrías?.

En definitiva se trata de conversar sobre la escuela que le deseamos a los niños y niñas de nuestro país.

La oportunidad para soñar y diseñar es única, el momento doloroso y difícil, las oportunidades económicas escasas, por eso ahora más que nunca como si de un nuevo mayo se tratara “Se realista, pide lo imposible”.

Respuesta Juan Carlos Vila al escrito de Santiago Cabedo

El domingo 14 de febrero de 2010, Juan Varlos Vila desde su blog “Cuadernos desde el escaque” publicó una respuesta al escrito de Santiago Cabedo, que fue publicado en este blog en su momento. Creo oportuno que la respuesta sea también publicada del mismo modo, y no como un comentario a la entrada en la que se publicaba el escrito de Cabedo, como en un principio fue la opción de Vila. Así podemos disfrutar con más tranquilidad de una respuesta muy ajustada al propio texto que la provoca. Mi enhorabuena a los dos.

Fundamentando éticamente la educación en familia

Este texto es respuesta al de Santiago J. Cabedo Cercós, Fundamentos para una ética del Homeschooling, publicado en los blogs de Madalen Goiría y Carlos Cabo.

Estando en algunos de los puntos de acuerdo con el análisis de Santiago, y no pudiendo sustraerme a comentar este artículo por mi doble condición de padre que ha educado en familia, y de filósofo que avanza en la ética como camino de investigación, tengo que objetar algunos puntos de esta Fundamentación Ética.

La división de Kohlberg siempre me ha parecido que ponía en juego cuestiones complejas, como es la de la justicia, máxime relacionado con la felicidad. Pero ya que es el marco elegido voy a procurar moverme en él dentro de lo posible.

Primera objeción. Hay familias, y no pocas, preconvencionales y convencionales que educan en casa. Las primeras porque precisamente ven en la escuela tradicional un fracaso que les lleva a tomar ellos mismos las riendas de la educación. Y en el segundo, porque imperan criterios de priorización de lo familiar frente al cumplimiento de la leyes y de las conveniencias sociales. Obviamente la mayoría es posconvencional, pero creo que aplicar esta división a las familias que educan en casa no conlleva ninguna mejora en la comprensión de las razones que se tienen para tomar una decisión como esta, y el como se lleva a cabo. La razón fundamental es que la teoría del desarrollo moral comprende una evolución, son estadios dentro de una misma persona, y en este caso se lo estaríamos aplicando a un conjunto social para analizar un momento histórico concreto.

Segunda objeción. El proverbio africano es una de las frases que más se utilizan, sobretodo entre los que educan en familia. La razón fundamental es que se trata del convencimiento de que es el conjunto de la sociedad quien está o debe estar encargado de la educación de los retoños. Ese conjunto social es el todo social, no hay otras cosas fuera de la tribu; comprende sociedad civil, estado (o poder establecido), estamentos si los hubiera, familia, etc… Y es porque todos deben aportar al crecimiento de los nuevos componentes de la tribu, ya que los conocimientos y vivencias de todos y todas son imprescindibles para el funcionamiento de la tribu. Trasladado a la educación en casa, significa que no es una educación reducida al ámbito doméstico, encerrado en él, como tampoco lo es en el ámbito de la escuela. Se abre a las enseñanzas que todas las personas pueden y deben aportar a esa criatura a lo largo de su proceso de personalización. Por ello los conocimientos pueden ser tomados de las circunstancias más insospechadas y por los métodos más extraños; se trata de incorporar al recién llegado, o sea que pueda introducirse en el cuerpo social, o en la tribu.

Tercera objeción. Y llegamos a la paradoja de los mínimos. Paradoja porque las expectativas se minimizan, priorizando una mayor adaptabilidad a lo dado en la sociedad. Creo que esto no es aplicable en ningún caso a la educación en casa. La razón, pues que esta opción requiere riesgos, estar dispuestos a ceder ciertos niveles de uno de los grandes males de la modernidad, el deseo desaforado de seguridad. Arriesgar es la capacidad de la persona para la búsqueda de mejoras, es la reacción básica a la esperanza, es el motor de la humanidad. Y si algo requiere en este momento la opción de la educación en familia es la voluntad de riesgo; arriesgarse a educar cuando todos nos dicen que no estamos preparados; arriesgarse a hacer lo que no está bien visto; arriesgarse a configurar un modelo familiar que no está de moda.

Cuarta objeción. El paradigma de la modernidad es la escuela, y la escuela como productor de productores y consumidores, basta con dirigirse a Adam Smith y comprobar que él mismo consideraba la institución escolar como la gran fábrica de conciencias productoras/consumidoras. Otra cuestión es que en algunos honorables casos se ha repensado la escuela dandole posibilidades más que aceptables, con modelos educativos que la hacen deseable; Montessori, Milani, Pestolazzi,… Pero la modernidad es la que impone progresivamente el modelo escolar existente, no nos engañemos.

Quinta objeción. La idea central del texto dice que “el problema no está en las motivaciones, si son religiosas, pedagógicas o ideológicas, sino en detectar si cruza o no el límite ético de mínimos, es decir, si incumple alguna de las dos premisas que garantizan justicia para con el hijo, a saber, que pueda desarrollar en el libre ejercicio de su deriva personal su autonomía y su dignidad.” Cruzar este límite es un mínimo por debajo del cual estamos tratando al otro como cosa, como objeto, por lo que a penas estaríamos pidiendo comprobar si consideramos a nuestros hijos e hijas, personas. La cuestión es saber si el desarrollo de personalización, su crecimiento personal, se hace con qué criterios, y la cuestión estaría, de hablar de fundamentación de una ética, saber cuales son éstos y como se desarrollan. Entrar en ello es terreno complejo, evidentemente.

Y sexta objeción. La dignidad no se confiere sino que se tiene, es la justicia la que debemos buscar, así como la felicidad. Son nuestros objetivos, son nuestra esperanza, virtud entre las virtudes la más preciada.

Definir cuando es responsable, y más allá, éticamente responsable, la opción por el HE, es un trabajo por llevar a cabo, aunque en este trabajo se dejan ya entrever algunos aspectos importantes que sólo he pretendido matizar a través de objeciones que pueden sostener un posible debate al respecto. Desde “dentro” las cosas se ven distintas, es cierto, pero siguiendo el planteamiento de que es la tribu completa la que debe tener atribuciones educativas, debemos recibir elogios y críticas desde “fuera”. Lanzarse a educar es una aventura, ser maestro es una responsabilidad enorme, pues es una cualidad que nos confieren los demás, y nunca nosotros a través de un título, o el estado a través de una oposición, y ser padres que forman y educan es un riesgo, un maravilloso riesgo.

Un acercamiento a Jose Miguel Castro

JOSE MIGUEL CASTRO

Estudioso del aprendizaje y del juego.DSC04607

Fotografía tomada en el taller de Jose Miguel Castro en Bilbao.

Jose Miguel Castro tiene el taller en General Eguía nº 1. Es una casa de 7 pisos que pertenece a un único propietario y que tiene el sabor de las casas de “toda la vida” de Bilbao. Llego y allí conozco a Vega Martín, la madre de sus hijas y a las niñas que cuando llego se van a hacer natación. Espero tener la oportunidad de estar también con ella.

La casa contiene el taller de pintura, que es un espacio vacío que sólo cuenta con una mesa estrecha en el centro que contiene los útiles de pintura. El taller de arcilla guarda la misma configuración y cuenta con un espacio colectivo en el centro y los espacios privados donde cada cual desarrolla su obra a lo largo de las paredes. Jose Miguel me dice que puedo sacar fotos de la habitación, pero no de los dibujos y cuadros que cuelgan de las paredes.

Entramos en la cocina y hablamos sobre cuestiones que van saliendo al paso.

Da clases en la universidad. Aunque la cuestión tuvo un comienzo singular. Está incorporado al Departamento de Filología en la Universidad de Cantabria de un modo especial. En una ocasión le invitaron para dar una charla a los estudiantes de Magisterio sobre el juego dentro de un contexto de aprendizaje. Producto de aquel contacto le ofrecieron la oportunidad de continuar colaborando. A lo que él respondió que sí pero con las siguientes condiciones:

  1. No pondría notas, ni haría evaluaciones.
  2. El acudir a las clases sería voluntario para el alumnado
  3. No se vería obligado a participar en las cuestiones relacionadas con el departamento, reuniones etc.

La Universidad accedió y ya sólo se trataba de buscar una figura que cubriera la posibilidad de la colaboración: se eligió la de profesor de prácticas de la asignatura de literatura.

El dedica su tiempo a discutir sobre el aprendizaje, el juego, el modo en que los niños y niñas aprenden y los resortes que se ponen en funcionamiento en ese proceso. Lo hace en grupos pequeños y fuera de la Facultad. Para ello eligió un sótano que estaba inutilizado bajo el polideportivo y lo acondicionó, con mucho espacio para realizar estas sesiones con el alumnado.

Por otro lado hablamos sobre sus escritos. Está escribiendo sobre el juego, y sobre juegos concretos.

Todo empezó cuando desescolarizó a su hija Arene hace casi veinte años. Según sus palabras la niña era un caso cantado de fracaso escolar. No tenía ningún interés por aprender y era analfabeta funcional. Ante tal deterioro decidió sacarle del sistema escolar. El cuenta esta experiencia con una metáfora muy visual. Fue como cuando ves a alguien que se está ahogando en un río y te tiras sin pararte a pensar si sabes nadar o si sabrás cómo sacarle, simplemente actúas en rescate de quien está en peligro.

El no había nunca oído hablar de la desescolarización, aunque de modo teórico sí que había reflexionado sobre la educación con ocasión de un seminario que montó con otros estudiantes como él. Por aquel entonces él era estudiante de medicina, aunque muy aficionado a la pintura. Esto ocurría en época del franquismo, mucho antes de tener él hijos, con ocasión de una actividad de pintura que pusieron en práctica en un colegio de monjas de Rekalde, un barrio marginal de Bilbao en aquel momento, y en el que ofrecía actividades de pintura a jóvenes con problemas de marginalidad. En aquel seminario llegaron a la conclusión, de un modo puramente teórico, de que la estructura escolar no servía para aprender.

Cuando desescolarizó a sus hijas empezaron las preguntas de amigos, familiares, y conocidos, preguntas que eran básicamente tres:

  1. ¿Cómo van a aprender si nadie les enseña, y si están todo el día jugando?
  2. ¿Qué van a hacer de mayores? ¿Qué título van a ofrecer para encontrar un trabajo?
  3. ¿Cómo van a socializar?. Si no compiten ahora ¿Cómo van a defenderse en un mundo en el que van a tener que competir?

El está escribiendo en este momento sobre el aprendizaje, alrededor de un concepto que él denomina la deriva personal. Siente cierta desconfianza a la hora de utilizar el término Educación, por las connotaciones directivas que contiene esa denominación. Si aún lo siguen utilizando es por fidelidad a Arno Stern y su filosofía sobre la educación creadora. Al asumir el “educador” un rol de no juzgar, no corregir, no interpretar, ni siquiera tomar decisiones sobre lo que es importante y lo que no es el aprendizaje toma un rumbo caótico. En lugar de dirigir y ponerse delante del niño para enseñar el camino y guiarle en uno u otro sentido, si uno se pone detrás se destruye la lógica del aprendizaje y el niño o niña toman un rumbo caótico, a eso le llama deriva porque no se le ve rumbo alguno. Sin embargo, mirando hacia atrás, el rumbo tiene una lógica, con un diagrama arbóreo en lugar de lineal. La filosofía base de Arno Stern denominada Educación Creadora, es la que ha llevado a Jose Miguel a investigar durante años sobre el fenómeno del aprendizaje, no sólo para niños y niñas sino el aprendizaje a lo largo de la vida.

En cuanto a la preparación de su libro, este tema le está llevando a reflexionar sobre la propia denominación de su filosofía, él se decanta por “deriva personal”, deriva que se produce si el aprendizaje se realiza en estas tres condiciones:

1. La primera es el asumir que todos somos diferentes, una diferencia radical que impide la comparación. Somos incomparables. Un acto de comparación significa el rechazo, significa que no aceptamos tal y como es a aquel a quien comparamos. Una estructura de este tipo, como la que propone Castro en sus talleres en el que mezcla en un mismo grupo la máxima variedad posible de personas, niños y niñas con adultos o ancianos, es como una catarsis que permite que de cada uno surja el despliegue creador.

2. La figura del educador no lo es tal. Es un asistente que proporciona a quienes participan en este aprendizaje los materiales que necesitan y les asiste en sus necesidades inmediatas, pero que no se adelanta a esas necesidades ni juzga el proceso ni el resultado. El educador-asistente toma una actitud de servicio, y así los participantes del grupo pierden el temor y potencian así al máximo sus posibilidades de expresión.

Son relaciones desprovistas de poder, en las que quien, en otras situaciones, estaría revestido de un poder, aquí es un servidor. Este asistente no juzga, no corrige, no motiva, ni retarda ni acelera el proceso, simplemente observa.

3. La actividad debe ser un juego. Así se hacen expertos en aquello a lo que se acercan y por lo que demuestran interés.

El resultado es un esquema arbóreo, sin rumbo prefijado, sino que responde a la propio rumbo de quien experimenta el aprendizaje, una deriva personal, propia e intransferible.

En cuanto a la educación en casa, afirma que no tiene nada especial con respecto a otras formas de aprendizaje como la que podría darse en el medio escolar. Puede ser tan beneficiosa o tan destructiva como la educación en la escuela. Lo único que importa es que se den estas tres condiciones, que indicábamos más arriba. Si el niño o la niña se educa en casa de una manera en la que los padres no actúan como meros asistentes sino que juzgan, comparan y fuerzan un modo de aprendizaje determinado, en opinión de Castro, más le valdría estar en la escuela, que al fín y la cabo allí el niño o niña cuenta con referentes diferentes que pueden resultar incluso menos condicionantes que los propios padres.

Sin embargo, por otro lando, dentro de la escuela pública un maestro o maestra puede hacer prácticamente lo que quiere dentro de su espacio, y si aplica las tres scondiciones señaladas, puede conseguir una deriva prsonal de cada niño y niña. Su colaboradora, Vega Martin, realizó una experiencia de este tipo con inmejorables resultados en una escuela pública. Parte de esta experiencia está relatada en un artículo denominado “Educación creadora. descubrimiento del libro y la literatura. Es un modelo no directivo de aprendizaje que aún se está aplicando en algunos centros. Una vez que, aun dentro de la escuela, el educador ha sido desprovisto de la relación de poder todo es posible.

Cuando decae el ánimo

Durante estos días, leyendo los distintos blogs sobre familias que educan en casa y al hilo del último Carnaval del Blogs que aloja Alzar el Vuelo con el tema Cómo educar en casa y no morir en el intento he podido encontrar algunos temas relacionados con la frustración que  a veces se apodera de quien son los principales responsables del menor que se educa en casa e incluso de las dudas ante la propia decisión tomada en el pasado.

El tema no es único de los blogs que conocemos entre las personas que habitualmente participan en el Carnaval de blogs, sino que es recurrente en distintos países  y en general, en la propia  literatura sobre el homeschool. Sigue leyendo

Homeschool e-cards

El desarrollo del homeschool ha llegado en USA a todos los aspectos de la sociedad, incluso al de la comercialización y distribución de productos con mensajes alusivos a la educación en casa. Es habitual encontrar en la red la venta de camisetas y otros productos con mensajes favorables a esta opción educativa. También se pueden encontrar páginas web como ésta,  que ponen a disposición de la población en general tarjetas electrónicas (e-cards) para “Poder enviar a tus amigos o familiares homeschoolers y hacerles saber que estás pensando en ellos”. Es una situación difícilmente comparable con la semi-clandestinidad en la que se sume esta práctica en el Estado Español

homeschool14

Homeschooling

Cambiando el mundo niño a niño y niña a niña.

10 señales que denotan que tu hijo o hija necesita otro tipo de educación (Lerry Mintz)

Jerry Mintz publicó su decálogo de pruebas indiciarias que denotan un malestar del menor ante el sistema educativo.  Son las 10 señales que denotan que tu hijo o hija  necesitan otro tipo de educación. La revista Kindsein las publica junto con una breve biografía de su autor.

Jerry Mintz  ha sido un líder mundial en el movimiento de educación alternativa en los últimos 30 años. Trabajó como maestro en escuelas públicas e independientes durante 17 años y fundó varias escuelas alternativas y organizaciones. Fue el primer director ejecutivo de la National Coalition of Alternative Community Schools, entre 1985 y 1989. En 1989 fundó la Alternative Education Resource Organization, que todavía dirige, y la revista on-line The Education Revolution. Ha dado conferencias y asesorado a escuelas de todo el mundo.

1. ¿Dice tu hijo que odia la escuela?

Si es así, probablemente algo falla en la escuela porque los niños y niñas son estudiantes natos. Cuando son pequeños, es imposible impedir que aprendan. Si tus hijos  e hijas dicen que odian la escuela, escúchales.

2. ¿A tu hija le cuesta mirar a un adulto a los ojos, o interactuar con niños y niñas más pequeñas o mayores que ella?

Si es así, tu hija puede que sólo se relacione con un grupo muy estrecho con el que la mayoría de niños y niñas interactúan en la escuela, y puede que esté perdiendo la habilidad de comunicarse con un grupo más amplio de niños y adultos.

3. ¿Tu hijo parece fijarse en marcas y ropa de moda para la escuela?

Este es un síntoma de la superficialidad del enfoque de las escuelas tradicionales, que provoca que los niños  y niñas dependan de medios externos de comparación y aceptación, en lugar de en valores más profundos.

4. ¿Vuelve tu hija cansada e irritada del colegio?

Esta es una señal inequívoca de que sus experiencias educativas no están reforzándole sino debilitándole.

5. ¿Vuelven tus hijos e hijas del colegio quejándose de conflictos que han tenido en la escuela y de situaciones injustas a las que han estado expuestos?

Esta es una señal de que su escuela no tiene un buen sistema de resolución de conflictos y comunicación.

6. ¿Ha perdido tu hijo el interés en expresarse de forma creativa a través del arte, la música y la danza?

Estas cosas no se fomentan normalmente en la escuela tradicional hoy en día y no se valoran mucho. Son consideradas secundarias al área “académica”. En algunos casos, no se ofrecen cursos de estas materias. Esto tiende a acabar con el talento natural y las habilidades de los niños.

7. ¿Ha dejado tu hija de leer por pura diversión, o de leer o escribir por placer? ¿Están tus hijos e hijas haciendo lo mínimo en cuanto a los deberes y escapándose a hacer cualquier otra actividad?

Esto es señal de que estas actividades espontáneas no están siendo valoradas en su escuela. También es otro signo de que están perdiendo su creatividad.

8. ¿Deja tu hijo para el último minuto la tarea de los deberes?

Esta es una señal de que los deberes no le motivan, no satisfacen sus necesidades y tienden a anular  su curiosidad natural.

9. ¿Suele tu hija volver a casa contando cosas extraordinarias que le han ocurrido en el colegio ese día?

Si no, puede que a tu hija no le ocurra nada interesante en la escuela. ¿Querrías seguir trabajando en esas condiciones?

10. ¿Te ha sugerido algún consejero/a guía del colegio que tu hijo  o hija tiene alguna enfermedad extraña con tres letras, como ADD (déficit de atención), y que deberían darle Ritalin o algún otro fármaco?

Creo que lo más probable es que la escuela tenga la enfermedad EDE —Enfermedad de Déficit Educacional— y que ha llegado la hora de que saques a tu hija de esa situación!

10 galdera eta erantzunak

1.- Nola azalduko zenuke etxeko heziketak gaur egun duen egoera legala gure herrialdean?

Gure herrialdean, hau da, Euskal Herria kontuan izanik, eredu ezberdin bi daude. Alde batetik Frantses Estatuaren eredua non etxeko eskola onartzen den beren beregi Hezkuntza Legean, eta hegoaldeko Euskal Herriaren kasuan non Estatu espainolaren arabera, ez da onartzen etxeko heziketa, baina ez da debekatzen ere. Azken honetan “alegaltasuna” edo “linbo juridikoa” da bere egoera juridikoa.

Alde batetik Konstituzioak ezartzen du “Oinarrizko heziketak derrigorrezkoa eta doakoa izan behar duela” (27,4 art.) baina aurreko atalean 27, 3. artikuluan onartzen die gurasoei beren sinesmen ideologiko eta erlijiosoaren araberako heziketa aukeratzea (alde honetatik etxeko heziketa daiteke aukera bat besteen artean).  Beste aldetik, LOEren arabera heziketa eta eskolaratzea bat eta bera da, eta ez da ulertzen beste modu bat Konstituzioaren mandatua betetzeko, heziketa derrigorrezkoa dela, alegia, eskolaratzea behartzea baino. Gauzak horrela, LOEren arabera (4. art,1 eta 2.ataletan) ez da heziketa derrigorrezkoa  6 eta 16 urte arteko umeentzat dena, eskolaratzea baino.

2.- Zeintzuk litzateke, oro har, hartu beharreko pausuak egoera hau aldatu ahal izateko?

Estatu espainolaren esparruan, ALEk (umeak etxean hezten dituenen familien elkartea) eskatzen duena da etxe heziketa aintzakotzat hartzea eta erraztea euren umeak sartu ahal izatea heziketa sisteman, unibertsitatean, alegia, urteen araberako atzerapen eta zigorrik gabe.

3.-Homeschool aukeraren alde agertzen bazara ere, administrazioaren nolabaiteko eskuhartzearen beharra ikusten duzu hezkuntzaren arloa arautzeko?

Hori da etxean hezten dituenen arteko adostasunik ez izate nagusia, zeren batzuk beldur dira, arautzearekin batera kontrolak ezarriko direla. Orain arte alde horretatik ondo daude, eta hezten dituzte beren umeak nahi duten erritmora, baina beti daukate Estatuaren esku hartze juridikoaren beldur, eta zein izango diren ondorioak Fiskaltzak eta epaitegiek ikertzen sartuz gero.

4.-Etxean jaso duten heziketagatik konbalidazio akademiko bat lortu ezin izanak, etorkizunean zein arazo ekarri ditzazke ume hauei?

Nik uste, zelan edo halan lortzen dutela konbalidazio akademiko hori lortzea, badira hainbat modu ezberdin helburu hori lortzeko, baina arazoa  datza urteen araberako atzerapena dakarkiola umerari.

5.-Umeak etxean hezitzea erabakitzen duten familientzako, eginbideren bat egitea gomendatuko zenieke? Lurralde bakoitzeko udaletxeekin,  gizarte-zerbitzuekin, harremanetan jartzea?

Egoera ezberdinak bereizi behar dira. Alde batetik inoiz matrikulatu ez bada umea, beharbada onena ezer ez esatea dela. Eta saiatu aurrera egiten eta itxaroten lege aldaketa bat etxean hezten inori jakinarazi gabe. Baina umea eskolaratua izan bada, nahiz eta eskolaurrean, orduan aldatzen da egoera, eta kasu horretan hobe da eskola jakinaraztea (ez dezatela kontsideratu absentismo edo eskola uzte kasua, non “abandono” delitutzat jo dezake eta kartzela zigorra dakarkieten ere), eta landu heziketa plangintza bat Gizarte Zerbitzuen aurrean aurkezteko.

6.-Uste duzu guraso guztiak gai direla bere seme-alabei etxeko testuinguruan hezitzeko, prestakuntza berezi baten beharra dute edo beste pertsona batzuen laguntza?

Bai, edonork egin dezake. Britainia Handian eta Estatu Batuetan egin diren ikerketen arabera, ez du ezberdintasik egiten gurasoen prestakuntza emaitza onak lortu ahal izateko etxeko heziketan. Beharrezkoa dena da borondatea eta dedikazioa, edukietarako hor dagoz liburuak, liburutegiak, eta batez ere internet gaur egun. Hala ere, askotan erabiltzen dituzte akademiak eta musika hezkuntza zentruak, gai konkretuak lantzeko, adibidez, hizkuntzak eta musika, baina hori eskolaratzen diren umeen familiek ere egiten dute.

7.-Homeschool aukerari egiten zaion ohiko kritika da hezkuntza jabari pribatuko ondasun gisa ulertzen dela, ondasun sozial gisa baino. Eskolak duen zentzu publikoa galdu egiten dela eta bide honen bitartez bakarrik onura pribatuak bilatzen direla. Ze iritzi duzu zuk ideia honen aurrean?

Lehenengoz entzuten dudala kritika hau. Ez dakit zer argudiatu, ez ditut ezagutzen honelako datu ekonomikoak. Hala ere, familia ez da eremu pribatu ez publikoa, ume guztiak, instituzio baten barruan ez ba daude, behintzat, hezten dira etxean, maila baten edo bestean.

8.-Eskola adineko populazio oso batek, edo populazio horren zati handi batek, umeak etxean hezitzea erabakiko balu, onarkorra izango zen eratu egingo litzatekeen hezkuntz sistema? Eta honek zein leku izango luke estatuaren monopoliotik merkatuaren arabera antolatutako sistemaren arteko bide horretan?

Ez dut inolaz ere ikusten posibilitate hori aurreikusten eta gainera ez dakit horren erantzuna. Ez naiz aditua hezkuntza sistemaren gaiaren barruan, ni abokatua nahiz eta nire ikerketa eremua eskolatik kanpoko aukera hau da “homeschool” deiturikoa, alegia. Etxean heztea minoritarioa da onartzen den lekuetan ere, nahiz eta legean onartua izan, ez da helduko zuek aipatzen duzuen “populazio handi” horretara. Michael Bransonek, Eusko Legebiltzarreko Kultura eta Hezkuntza Komisioan esan zuen moduan, “etxean hezteko baldintza bi bete behar dira. Batzuk nahi dute, baina ezin dute, beste batzuk ahal dute baina ez dute nahi, beste batzuk ezin dute eta ez dute nahi, bakarrik ahal eta nahi dutenak egingo dute.

9- Gabeziren bat aurkitzen duzu administrazioaren baimenpean jarduten duten eskola publiko zein pribatuetan?

Ez dagokit niri honelako azterketa egitea, azken finean ez naiz eskola sisteman aditua, baina eskolaratzen ez dituen familiek aipatzen dute, eskoletako umeen arteko konpetitibitatea, mobbing-a eta indarkeria eskola kideen artean “gabezi” edo hobe esanda, eragozpen gisa beren umeak eskolara eramateko. Aldi berean, beren etxeko heziketaren sisteman goraipatzen dute, sistema hori “pertsonalizatua” dagoela, hau da egokitua ume bakoitzarentzat, ume horren erritmoari jarraitzeko. Beste aldetik kritikatzen dute autoritarismoa eta imaginazioari tarterik ez ixtea eta eskolaren heziketa gehiegi oinarritzea buruz eta errepikatuz egiten diren ariketak eta ikasgaiak oro har.

10.- Nola ikusten duzu hezkuntza gaur egun? Nola ikusten duzu gurasoen partaidetza bere seme-alaben heziketan?

Alde batetik, eskoletako heziketa hainbat tokietan, (hiri eta herri handietan batez ere), nire ustez zeharo erdalduna da. Umeak, nahiz eta “D” ereduan egon eskolan ikasten dute gaztelera edo frantsesera egiten, nahiz eta etxean euskara hutsean bizi.

Beste aldetik, leku gutxi daukate umeek kalean aritzeko eskola barruan, ez daukate kalean aritzeko baliabiderik, adibidez, ortuak, barazkiak hezteko, kortak animaliak gobernatzeko, lantegiak eskuekin gauzak egiten ikasteko, guztiz intelektuala da, intelektoa lantzeko errazena eta merkeena delako.

Eta partaidetzari dagokienez, gero eta zailago egiten zaie gurasoei bat egitea lan egitea eta etxea eta etxekoak zaintzea, ez bakarrik umeak, zaharrak ere. Nire ustez, eskolaraturik dauden umeen kasuan, gurasoek delegatu egiten dute heziketa eskolaren eskuetan, begiak itxi, atzamarrak gurutzatu eta espero dena irtengo duela ondo. Baiana ondo irteten du?.

*Homeschool gaia jorratu duten Blogak euskaraz:

Homeschooling

Hezkuntza eskolatik at!

Hezkuntza topagunea

*Aldizkariak.

Hik Hasi

Etxeko irakaskuntza

Summerhill.

Argia

Hezkuntza librea

Haur bakoitzari berea

Mondragon Unibetsitatea

Familia eta eskola

*Prentsa idatzian

Aldaketa 16. Eskola etxean (6-8 orr.)

*Bideoak

Eskola extean

*Txostenak

Hezkuntza XXI

Arartekoaren ebazpena

ESKOLA ETXEAN/ LA ESCUELA EN CASA

Hace unos meses me llegó esta propuesta para participar en la realización de un documental, por alumnas de Audiovisuales de la Facultad de Ciencias de la Comunicación de la EHU-UPV (Euskal Herriko Unibertsitatea-Universidad del Pais Vasco). Estas alumnas ya habían realizado en su momento un documental que publicaron en IKASTUBE, el canal de videos formativos e informativos con contenidos en euskara. Mi participación se limita a contestar a unas preguntas formuladas por el equipo de realización. Me parece interesante el punto de vista y el guión para el documental. Más adelante publicaré  las preguntas y mis respuestas

ESKOLA ETXEAN/ LA ESCUELA EN CASA

Story line/Guión

“Eskola Etxean” gure seme-alabak hezitzeko bide ezberdinak aurkezten dizkigun dokumentala izan nahi du.

“Eskola Etxean” es el nombre del documental  que pretenderá realizar una reflexión sobre  los distintos modos de educar a nuestros hijos e hijas.

Umeen ikasketa prozesua etxeko testuinguruan landuko da, hau da, instituzio publiko zein pribatuetatik at. Pertsonaien jarrera kontrajarrien bitartez gaia ikusleari ezagutarazi nahi zaio, semeen hezkuntzaren aurrean jarrera erreflexiboa sortuz.

Se va a reflexionar sobre el proceso de aprendizaje en el contexto del hogar. A través de la contraposición de las diferentes posturas de los participantes se pretende cubrir el tema en toda su complejidad, de manera que surja una actitud reflexiva en torno a la educación

Sinopsia/ Sinopsis

Hezkuntza kolokan jartzen den garai hauetan, eskola-porrota, bulling-a eta beste hainbat auzi eguneroko jana dira komunikabideetan. Gero eta gehiago jabetzen gara umeen heziketa ez dela axolabeko gauza, eta horregatik asko dira eskolatik aldendu eta bide alternatiboak bilatzen dituztenak.

En estos tiempos en los que el sistema educativo está en cuestión, el bullying, el fracaso escolar y otros factores negativos son el pan nuestro de cada día en los medios de comunicación. Cada vez somos más conscientes de que la educación de nuestros hijos no es un tema baladí y por ello son cada vez más los que se separan del sistema educativo convencional en la búsqueda de medio alternativos.

Ameriketatik datorren eredua dugu, haurrak instituzio publiko edo pribatuetatik kanpo hezitzeari dagokio, etxean, famili  edo hurbileko testuinguruan. Baina prozesu hau ez da homeogeneoa, ez hau bideratzearen atzetik dauden arrazoietan, ez erabiltzen den metodologietan ere . Arrazoien artean, ideologiko, erlijioso edo pedagogikoak aurkitzen ditugu, baina guztiaren gainetik tutore guztiek ideia komun bat partekatzen dute: hezkuntza hobeago bat eskaini dezaketelaren ustea.

Este es un modelo que procede de Estados Unidos, y consiste en la sustitución de las instituciones de enseñanza públicas o privadas por el medio familiar y su entorno inmediato como modo de educar. Sin embargo, este proceso no es homogéneo, ni en cuanto a los motivos ni en cuanto a las metodologías que se ponen en práctica. Entre las razones, destacan las ideológicas, religiosas y pedagógicas, pero por encima de todas ellas, los que proceden a educar de este modo tienen algo en común: el convencimiento de que están ofreciendo  a sus hijos un modo mejor de educar.

Homeschoolen ideia honek eztabaida handiak sortu ditu administrazioa eta bide hauen alde edo kontra daudenen artean. Ameriketako eta Europako hainbat herrialdetan ez bezala, Espainian hutsune legala baitago honen inguruan. Espainiako konstituzioak gurasoei aitortzen die semeei zer nolako heziketa eman nahi dieten aukeratzea, baina LOGSE-k ez du homeschool aukera begiztatzen. Hortaz, erregulaziozio ezak, famili asko administrazioarekin arazoak izatea eragiten du.

Esta idea del homeschool hace surgir grandes debates entre la Administración y aquellos que se posicionan a favor o en contra de esta opción. En España, a diferencia de Estados Unidos o de la mayoría de países europeos existe un vacío legal en esta cuestión. La Constitución Española permite a los padres elegir el modo de educación que se adapte a sus convicciones, mientras que la LOGSE no contempla la posibilidad de educar en casa. Esta falta de regularización lleva a que muchas de estas familias tengan problemas frente a la administración.

Dokumental honetan aukera egokia ikusten dugu euskaradun ikusleari aurretik jorratu ez den gai bat aurkezteko. Estatu mailan egin dira jada honi buruzko erreportai ezberdinak, baina Euskal Herrian ez da gaia, informazio borobil eta itxi gisa, sakonki garatu. Agerikoa da gai honen inguruan gizarteak duen ezjakintasuna eta deskontzertua. “Guraso guztiak gai dira bere kabuz seme alabak hezitzeko?”, “Nola ematen da umeen sozializazioa eskolara joan gabe?”, eta “ Hezkuntzaren zentzu sozial eta publikotik aldentzea, zer neurriatarino egokia da?” ohiko galderak dira. Baina dokumental hau ez da orojakilea izan nahi, iritzi kontrajarrien bitartez etxeko heziketaren errealitatera hurbildu nahi du ahalik eta modurik fidelenean. Dokumental erakusle bat da, ikusleari gai ezezagun baten aurrean informazioa eskeini nahi diolako, baina ez du ikuslearen “umiliazio didaktikoa” bilatzen. Ikuslearen jarrera aktiboa eskatzen du, ezbaitio erabateko erantzunak emango, norberak bere buruari egin beharreko galderak eragitea du azken helburu. Dokumentalak erakusten dituen tesi ezberdinen bidez ikusleak egin beharko du azkenengo sintesia.

Por ello queremos traer a la audiencia de habla vasca un tema que no se había trabajado con anterioridad en euskara. En el Estado Español sí que se han realizado este tipo de documentales pero en Euskal Herria no se ha trabajado este tema en profundidad. Es patente el desconocimiento y desconcierto social ante esta cuestión. ¿Todos los padres pueden educar por sí mismos a sus hijos e hijas?¿Cómo se lleva a cabo la socialización de los niños y niñas sin la escuela?¿Hasta qué punto es adecuado este alejamiento del sentido social y público de la escuela?, son preguntas habituales. Pero este documental no pretende ser dogmático, sino presentar el tema a través de opiniones contrapuestas que lo reflejen con la mayor fidelidad. El documental es un muestrario, intenta dar a conocer un tema desconocido, pero no pretende la humillación didáctica del espectador. Reclama la participación activa del espectador, ya que su finalidad es, al fin y al cabo, que éste se haga preguntas, y que ante las diferentes tesis que se presentarán, sea éste quien elabore la suya propia.

Pertsonaien diskurtso kontrajarriak izango dira dokumentalaren ardatza, eta OFF  ahotsen bitartez datu objetibo eta informatiboak tartekatuko dira.

Los discursos contrapuestos de las personas entrevistadas constituirán  el eje del documental que se intercalarán con una voz en OFF que aportará los datos objetivos e informativos. De este modo se entretejerá un discurso que refleje estas cuestiones:

– Fenomenoaren berri ematea. Zer den homeschool

-Dar cuenta del fenómeno en sí. Qué es el homeschool.

-Nolakoa den egoera Estatu mailan eta nazioarteko beste herrialdeekin konparaketa: famili kopurua, egoera legala, laguntza elkarteak…

– Cual es la situación a nivel del Estado y a nivel internacional comparado con otros países: número de familias, redes de apoyo ….

-Homeschool familien bizimodua: eredu hau aukeratzearen arrazoiak, erabiltzen duten metodologia eta beren ohiturak.

-Cómo viven las familias homeschoolers: las razones para la elección de un modelo educativo en concreto, la metodología pedagógica que utilizan y su día a día.

-Hezkuntzari buruzko hausnarketa sakona pertsonaien bitartez. Gatazkatik atera eta ikusleak arnasa har dezan, umeen egunerokotasuna islatuko duten irudiak sartuko dira tartean; umeak jolasten, zer ikasten duten aipatuz edo besterik gabe, karga informatiborik gabeko eszenak: pasadizoen kontaketa. Neurriko behatze horren bitartez ere, ikusleak bere kabuz, ume horien jokabide eta jarreraz ohartzeko aukera izango du.

-Se pretende encontrar una reflexión profunda a través de los personajes. Como modo de dejar a un lado el debate, se presentarán imágenes del día a día de estas familias; los niños y niñas jugando, mencionando lo que están estudiando o sin hacerlo, imágenes sin carga informativa. De esto modo, el espectador tendrá oportunidad de ver por sí mismo la realidad de estas familias.

Pertsonaien erretratua bere ingurunean filmatuko da, adituak beren lantokietan eta familiak etxe edo etxe hondoetan. Etengabe adituen formaltasunetik etxeko berotasunera pasako gara, horrela, irudiekin ere, kontrastea sortuz. Etxeko zein eskolako umeen irudiak jasoko dira, bi kokaleku hauetan garatzen den heziketa prozesu ezberdina islatuz. Era berean, zenbaitetan pertsonaiak kamara aurrean hitz egiten agertu beharrean, beren ahotsak aurretik aipaturiko irudiekin lagunduko dira, irudiak eurek esandakoaren erreflexu izan nahian.

Las personas que intervengan se filmarán en su entorno, los expertos y expertas en su lugar de trabajo y las familias en su casa o en el entorno más inmediato. Constantemente se pasará de la frialdad y la formalidad del entorno de los expertos a la calidez de las familias y sus hogares, haciendo surgir el contraste de inmediato. Se recogerán escenas de niños y niñas en un entorno escolar, con otros niños y niñas en el entorno familiar, incidiendo así sobre los diferentes modos de educar. Mientras, las voces de algunos de los que opinan aparecerán en OFF en lugar de parecer frente a la cámara, de modo que las imágenes reflejen el sentido de sus palabras.

Aurretik ere aipatu dugun moduan, ez dugu direkzio bakarreko dokumental bat plazaratu nahi, norabide bakarreko mezua bideratzen duena. Gaiaren alde guztiak ikutu nahi ditugu, guraso, ume, hezitzaile eta adituek eskainiko duten ikuspuntu ezberdinen bitartez. Eta eztabaida eta oposaketa horiek xedatuko dute dokumentalaren tonu eta erritmoa, alde batetik, bizia, bizkorra, baina bestetik, erreflexiboa, erreakzio eragilea,  ikuslea erantzunen bila egitea eragingo duena.

Ya hemos mencionado antes que no queremos realizan un documental unidimensional. Queremos reflejar todos los ángulos del tema, padres y madres , niños y niñas, educadores y expertos, todos ellos nos ofrecerán su punto de vista. Y el contrapunto de esas opiniones será el que marque el tono y el ritmo del documental, por un lado la vida con su paso ligero, por otro, el tono más pausado de la reflexión, la reacción que se pretende provocar en el espectador.