Hemeroteca

Repasando la variada documentación que tengo almacenada, me he encontrado con este artículo en prensa sobre la comparecencia de personas y colectivos relacionados con el homeschool ante la Comisión de Educación del Parlamento Vasco que tuvo lugar en abril de 2008:

http://www.diariovasco.com/20080424/al-dia-local/todos-grupos-vascos-muestran-20080424.html

Unanimidad en la comisión
Tras la comparecencia ante la comisión de Educación, todos los grupos se mostraron favorables a estudiar los planteamientos de la educación en casa. El PP y PSE-EE, además, avanzaron que plantearán iniciativas para que no se criminalice y se reconozca legalmente esta opción educativa. De hecho, la familia de Irun fue imputada por la Fiscalía de Menores tras sacar del sistema educativo a sus cuatro hijos, aunque finalmente la Fiscalía delegó en la Inspección de Educación la decisión sobre el caso.
La presidenta de ALE, Sorina Oprean, demandó ayer que se reconozca de forma oficial la decisión de educar en casa por motivos «pedagógicos, religiosos o morales» y explicó que hay padres que eligen este camino porque «se han dado cuenta de que el Estado no ofrece soluciones concretas a las necesidades de sus hijos». Negó que la educación en casa suponga un «abandono familiar» y añadió que personas adultas que en su día fueron educadas por sus padres «se desenvuelven ahora en su vida de manera exitosa».
Desde los grupos parlamentarios, Iñaki Oyarzábal (PP) dijo que su grupo presentará algún tipo de iniciativa para que se regule la enseñanza en el domicilio, porque «ha llegado el momento de que en España se reconozca esta realidad».
El socialista Antonio Ribera mostró la disposición de su partido de instar al Ministerio y al Departamento vasco de Educación a llevar a cabo las modificaciones legales para que sea un derecho.
La parlamentaria del PNV Leire Corral indicó que su grupo va a estudiar la legislación de otros países para analizar las «posibles soluciones». Itziar Basterrika (EHAK) aseguró que su grupo cree que «la educación va más allá de la escuela» y avanzó que analizará esta opción. En la misma línea, Idoia Cuadra (EA) dijo que su partido también va a estudiar la documentación y la regulación que existe en otros países.

Acta de la comparecencia de ALE en e-docs

En abril de 2008 se produjo esta comparecencia, de la que he encontrado el Acta completa en Google docs.

Un documento que encuentra así, en este blog, su archivo definitivo:  Acta Parlamento vasco.

Hace ya de aquello más de cinco años, y el colectivo sigue preocupado por visualizarse ante las administraciones públicas. Francisco González, Sorina Oprean, Ketty Sanchez y Rafael Lara expusieron con brillantez la conveniencia de incluir esta opción en el ordenamiento jurídico español, al modo de lo que ya estaba ocurriendo en aquel momento en muchos otros países, como Oyarzábal, -parlamentario vasco por el PP-, recuerda a la comisión:

Y, por explicar brevemente el motivo y justificar la solicitud de comparecencia, yo diría que en algunos de los países más desarrollados del mundo, en los países de nuestro entorno, donde está extendida la enseñanza universal y obligatoria, han surgido como una alternativa más grupos de familias que han decidido asumir de forma consciente, también de forma responsable a nuestro entender, porque ellos lo ven así y hay que respetar ese derecho, han decidido asumir la educación de sus hijos en el propio hogar.

Y es verdad que esta es una opción ciertamente minoritaria, que está reconocida en esos países, como decía. Está reconocida en Estados Unidos, esta posibilidad está reconocida también en Francia, en el Reino Unido, en Dinamarca, en Irlanda, en Bélgica, en Italia, en Luxemburgo, en Noruega, en Portugal, en Suiza, en Austria… Y aquí, en cambio, saltó a la palestra, saltó a los medios de comunicación hace algunos meses la noticia sobre esta educación en familia, esta educación en casa, tras conocerse que un matrimonio había sido imputado, habían sido llamados a comparecer ante la Fiscalía de San Sebastián por educar a sus hijos en casa. Se abrieron diligencias penales por un supuesto delito de abandono familiar.

La CAV mueve ficha

Tras un largo paréntesis en el desarrollo de mi tesis, que tiene obviamente su reflejo en la falta de actualización del blog, intento volver poco a poco al examen de documentos legales que se van produciendo en relación con el homeschool.
El retorno a la plena actividad es difícil, y por eso me estoy planteando una vuelta escalonada durante dos meses, que culminaría en una situación de plena actividad a mediados de marzo.
Me gusta tomar la vuelta al análisis jurídico con una normativa que parte de mi tierra, en concreto desde el Departamento de Asuntos Sociales del Gobierno Vasco y que tendrá su ámbito de aplicación en  la Comunidad Autónoma Vasca.
El DECRETO 230/2011, de 8 de noviembre  aprueba el instrumento para la valoración de la gravedad de las situaciones de riesgo en los servicios sociales municipales y territoriales de atención y protección a la infancia y adolescencia en la CAV y que se denomina BALORA. Este documento releja un análisis exhaustivo con la finalidad de valorar la existencia y la gravedad de las situaciones de riesgo y desamparo producidas en el seno familiar.
Entre otras cuestiones menciono a modo de curiosidad o ejemplo, cómo el decreto pone en vigor un cuadro orientativo de los criterios para valorar las necesidades de supervisión de niños y adolescentes en  atención a la edad, en el que se analiza a partir de qué edad se puede dejar a un menor sólo en casa (9 años durante el día), 15-17 años durante la noche, tanto fuera como dentro de casa, e incluso dentro de un coche, según la temperatura, si están o no quitadas las llaves y el freno puesto. Una cuestión que mucha gente se plantea, y que suele recibir como respuesta que no existe normativa al respecto. Pues bien, esta normativa sí que recoge esos criterios en este cuadro orientativo.

En lo que respecta a la educación en casa y la consideración de esta a los efectos de intervención de la administración, se incluiría entre las que se consideran situaciones de negligencia,  a cuyo tenor

“El niño, niña o adolescente ha sufrido un daño físico o psíquico o hay riesgo de que lo sufra como consecuencia de la incapacidad (sea de forma deliberada, por falta de conocimientos, una valoración inadecuada de la situación del niño, niña o adolescente y/o falta de motivación) de su padre, madre o personas que ejercen su tutela o guarda de proporcionarle una atención adecuada a sus necesidades físicas, de seguridad, formativas y psíquicas.

Entre estas situación se contemplan los siguiente supuestos de negligencia:
A. Negligencia hacia las necesidades físicas:
– Alimentación (comida o bebida)
– Cuidado de la salud física
– Vestido
– Higiene personal
– Condiciones higiénicas de la vivienda
– Estabilidad y condiciones de estabilidad de la vivienda.

B. Negligencia hacia necesidades de seguridad
– Seguridad física de la vivienda y prevención de riesgos
– Supervisión (cuadro orientativo publicado arriba)
– Protección ante situaciones de desprotección grave, perpetradas por otras personas.

C. Negligencia hacia necesidades formativas

D. Negligencia hacia necesidades psíquicas

La sección que afecta al homeschool es la que responde a la negligencia hacia las necesidades formativas. En concreto, y para evitar problemas debido a la interpretación que pueda hacerse al texto, procedo a la reproducción literal del supuesto relevante.

Existen dos cuadros, uno para la gravedad elevada, y otro para la gravedad moderada.
Dentro de la gravedad elevada se establece este supuesto:

El niño, niña o adolescente está en edad de escolarización obligatoria (6-16 años) y no está inscrito ni se prevé inscribirle en ningún centro educativo, ni se le proporciona un programa educativo alternativo homologado(22).

22  Si  
(1) el padre y la madre o las personas que ejercen la tutela o guarda desean proporcionar un programa educativo adecuado e individualizado al niño, niña o adolescente
(2) solicitan la homologación a la entidad correspondiente recibiendo respuesta negativa por no contemplarse tal posibilidad en ningún caso y
(3) no hay otros indicadores de desprotección, se procederá al cierre del expediente.  En estas circunstancias, este tipo de situaciones no serán consideradas desprotección.

La lectura del texto puede dar lugar a dudas con respecto a la interpretación en cuanto al grado de  exigencia de homologación en la práctica,  pero lo que no cabe duda es que la descripción de la circunstancia se separa definitivamente de los supuestos de desprotección por vía de absentismo escolar.
El texto legal se acerca a la visión que más de una vez he destacado en este blog que ofrece el plan de Absentismo para Barcelona, y creo que marca una vía factible en cualquiera de las Comunidades Autónomas, en el ejercicio de sus propias competencias.

La propuesta catalana de 2009 a la LEC

Se habla mucho de la propuesta planteada por la Coordinadora Catalana Educar en Familia y presentada ante la Comisión de Educación del Parlament de Catalunya el 20 de enero de 2009, con ocasión de la redacción de la LEC (la Ley de educación catalana). Sin embargo, el proceso final ha llevado a confusión en el colectivo homeschooler ya que lo que se presentó no es lo que salió adelante, de ahí que ya no queda claro el panorama de la regulación actual y cual fue la propuesta original.

La propuesta que presentó la Coordinadora Catalana Educar en Familia, se recoge en el punto C de este documento y comienza con una presentación de la misma al Parlament. Allí se expresa el deseo de que Catalunya siga siendo pionera en avances sociales y no deje pasar esta oportunidad para aportar su liderazgo en este proceso de reconocimiento de la educación en familia en el ámbito del estado Español.

Propugna un debate alejado de la confrontación política y en clave de entendimiento ya que la ideología de las familias que han optado por este modo de educar a sus hijos comprenden todo el espectro político y social, y se propugna por acudir directamente al marco internacional para encontrar allí los modelos que pueden servir de pauta para esta acción legislativa.

La comisión que compareció era consciente de que el reconocimiento llevaría a una regulación y así lo expresan literalmente:

El reconocimiento de la ley comportará un posterior regulación. Les apuntamos una sencilla propuesta para intentar disipar los temores que hemos detectado en los representantes de la Administración.

El control de la Administración de la EeF se puede basar en tres factores, y la administración encargada de ejecutarlo sería la municipal, posiblemente inspirada en un principio de subsiedariedad y cercanía, consistiendo éste en un Registro censal en el Ayuntamiento con este contenido expreso:

1. Declaración jurada de los padres, manifestando su decisión de instruir al menor en la propia casa y proporcionarle una educación integral con este contenido:

a) Una educación basada en el respeto a los derechos y libertades de la persona y los valores democráticos

b) Alfabetización en sentido amplio respetando la pluralidad lingüística catalana

c) Conocimientos que permitan el desarrollo de las potencialidades del menor, su personalidad y la construcción de la propia dignidad, todo ello conforme a los principios de la LEC

2. Entrevista con la persona responsable de Bienestar Social del municipio, para que pueda comprobar que no hay situación alguna de riesgo o desamparo del menor.

3. Evaluación. Esta es la parte más delicada, ya que los métodos de adquisición de conocimientos en el hogar difieren de aquellos que corresponden al sistema escolar reglado. Por ello la evaluación y su metodología deben diferir de la empleada en los centros escolares

Los principios de esta negociación se basan en la colaboración con la administración para llegar a consensos, de manera que, de un lado, la administración cuente con la garantía de que no haya ningún menor en situación de desamparo que escape por esta red, y de otro lado la administración, una vez conseguida esta garantía, debe tener presente que “cualquier tipo de supervisión de las familias debe respetar el derecho a  la intimidad y a la libertad de enseñanza”

Finalmente esta comisión propuso este texto para que sea incluido en la LEC:

La familia asegurará que sus hijos e hijas asistan a una escuela reconocida o que reciban, en el ámbito familiar, una educación basada en los principios que inspiran la Ley de Educación de Catalunya.

El resultado final de esta negociación con la administración catalana para la inclusión de esta opción en la Ley de Educación de Catalunya, difiere de la propuesta original pero puede solventar la situación a la espera de su desarrollo reglamentario. Recordemos el articulado de la LEC que recoge situación relevantes para las familias que educan en casa:

55. 2.

Se pueden impartir en la modalidad de educación no presencial las enseñanzas postobligatorias, las enseñanzas que no conducen a titulaciones o certificaciones con validez en todo el Estado, los cursos de formación preparatoria para las pruebas de acceso al sistema educativo, la formación en las competencias básicas, la formación ocupacional y la formación permanente. También se pueden impartir excepcionalmente, enseñanzas obligatorias y otras enseñanzas que en determinadas circunstancias, establezca el Departament.

55.7.

El Departament ha de crear y regular un registro en el que consten los datos de los alumnos que se acogen a la modalidad de educación no presencial en enseñanzas de educación básica*.

* esta ley considera educación básica la educación primaria y la secundaria obligatorias.

Disposición adicional 17ª

Acreditación para la obtención del titulo de graduado o graduada en educación secundaria obligatoria.

Se ha de establecer por reglamento el procedimiento de acreditación para obtener el titulo de graduado o graduada en educación secundaria obligatoria de los alumnos que consten en el registro al que hace referencia el articulo 55.7.

Los tres artículos tomados en conjunto recogen dos de las aspiraciones de la Coordinadora directamente, cuales son la exclusión de este tipo de desescolarización del conjunto de la desescolarización entendida como absentismo a través de  la creación de un registro, y de otro lado la regulación del acceso de estos alumnos a una titulación en estudios obligatorios sin penalización de edad, aunque el que ha tenido una mayor difusión e impacto ha sido precisamente el tercero, esto es el de la posibilidad de que puedan impartirse enseñanzas obligatorias a través de la modalidad de educación no presencial.

Entrevista a Jon Bengoetxea, abogado

La publicación del post anterior con la comparecencia de Jon Bengoetxea ante el Parlamento Vasco, me sirve de introducción a esta entrevista. Conocí a Jon en aquella ocasión. Fuimos los primeros en llegar al edificio del Parlamento Vasco en Vitoria-Gasteiz donde iba a tener lugar la comparecencia de miembros de ALE ante la Comisión de Educación y Cultura. Los dos nos encontrábamos en una sala de sesiones contigua a la que sería la sala de nuestra comparecencia, sin que nadie nos hubiera presentado. La situación era de gran formalidad, y me refiero al entorno, no a las personas, que en todo caso eran muy cordiales. Yo no sé por qué me imaginé que era el abogado de los Branson-Sanchez y me dirigí a él como colega. Fue un acercamiento informal y sencillo, hablamos de la Universidad, de los que habían sido nuestros profesores y pasamos a hablar del tema de la comparecencia. El negociaba con la encargada de protocolo  la posibilidad de que hubiera disponible  un ordenador e impresora en el que Ketty pudiera descargar e imprimir  el texto de su testimonio ante la Comisión.

No hemos vuelto a estar en contacto, pero guardo un afectuoso recuerdo de la cercanía y amabilidad de Jonbengo, como le llama Ketty de modo cariñoso.

Jon Bengoetxea Vera es  abogado y se  dedica fundamentalmente a asuntos penales, de familia y a los relacionados con el mundo inmobiliario (compraventas, arrendamientos, etc). Ha defendido los casos de la familia Branson-Sanchez y de la familia Sestayo ambos ante la Fiscalía de San Sebastián, y que han terminado en ambos supuestos con el archivo de las actuaciones.

¿Podrías rememorar los casos de homeschool que has defendido?

Si por defensa se entiende la actuación en sede judicial sólo he intervenido en los casos de la familia Branson-Sánchez (Michael y Ketty), y en el de Arantxa, finalizado recientemente. Además de estos, he estado vinculado por una relación de asesoramiento y consulta con otros tres más: uno en Navarra, otro en Cataluña y otro más (que todavía está “vivo”) en Bizkaia-Burgos.

¿Qué diferencia has visto entre ellos, tanto en cuanto a la distancia en el tiempo como en cuanto al nivel de acusación? ¿Cual ha sido el resultado de tu actividad letrada en estos casos?

Respecto a los casos que no han llegado a los Tribunales (al menos hasta ahora), las circunstancias que impulsan la decisión de los padres son muy diversas En uno de los casos se trata de una decisión colectiva, es decir, no son sólo los padres de una familia aislada los que se lanzan a la experiencia, sino que son un grupo de padres quienes exploran esta vía ante la insatisfacción que les produce la enseñanza convencional.

En otro de los casos es la necesidad económica, la absoluta precariedad de la madre sola la que la empuja a buscar soluciones alternativas que, en todo caso, supongan no separarse de su hijo. Quizá es el caso con menos carga ideológica.

En el último de los casos se observa que este tipo de educación responde a motivaciones claramente religiosas. Es un grupo de personas seguidoras de prácticas basadas en ritos orientales, con evidente vocación rural.

Por lo que se refiere a los dos casos en los que hemos llegado a instancias judiciales, los dos se han desarrollado ante la Fiscalía de Gipuzkoa, y han sido muy parecidos. Entre los dos asuntos hay una diferencia temporal de dos años, y en ambos casos la investigación del Ministerio Público se centraba en la existencia o no del delito de abandono de menores, del artículo 226 del Código Penal.

Como es sabido, los dos finalizaron con sendos Decretos de sobreseimiento por inexistencia de indicios de delito, con archivo de las causas.

¿Cual es tu opinión la mejor defensa ante estos casos de desescolarización?

Si las pautas de comportamiento de las Fiscalías sigue como hasta ahora, la defensa es clara. En ninguno de los casos que yo conozco existe abandono de menores. Es decir, no hay desatención alimenticia, ni higiénica ni afectiva; tampoco docente. Sólo que la atención en estos planos se realiza de manera diferente a la convencional. Desde ese punto de vista, las posibilidades de que una denuncia penal prospere, no son muchas.

Por consiguiente, la labor de defensa más adecuada es la acreditación de que los menores están correctamente atendidos en todos esos aspectos. No están abandonados en absoluto.

¿Podrías dar un consejo desde aquí a las personas que están siendo intervenidas por la Administración en uno u otro grado?

Daría el consejo de que los padres lleven una especie de Registro de actividades, docentes o no, de los menores lo más detallado posible.

¿Cual es la actitud de la Administración ante estos casos según tu experiencia profesional?

La actuación de la Administración es un tanto pintoresca. En un principio, las autoridades educativas (Delegación de Educación del GV) tratan de imponer su disciplina y denuncian a los padres ante la Fiscalía (o tal vez sea un intento de quitarse el problema de encima). Después, cuando constatan que no han solucionado nada con la denuncia, mantienen “escolarizados” a los niños (no les dan de baja, les cobran los gastos, etc), y así, ante la inexistencia aparente de absentismo escolar, no hay medida alguna que tomar.

¿Existe una inhibición de los órganos jurisdiccionales para la persecución de estos casos, o por el contrario muestran una actitud firme?

Hasta ahora, mi experiencia es que los órganos jurisdiccionales han actuado de oficio, al tener conocimiento de los hechos por comunicaciones realizadas por la Delegación de Gipuzkoa de la Consejería de Educación del GV.

La cuestión es que los hechos notificados a la Fiscalía sólo han sido calificados indiciariamente como supuestos de abandono de menores, y la verdad es que el recorrido judicial ha sido más bien corto. Otra cosa es la sensación de angustia y zozobra que han creado en unas personas que son cualquier cosa menos delincuentes.

Más me preocupa que en un futuro alguien pretenda presentar cargos por desobediencia (como estuvo a punto de pasar en el caso Branson-Sanchez). Es posible que ahí tuviésemos más problemas. Cuando menos, llegaríamos a juicio.

¿Podrías explicarnos los aspectos tanto positivos como negativos de tu experiencia en la defensa de los casos de homeschool que has conocido?.

Para una persona como yo, que no ha tenido hijos y que por tanto no se ha tenido que enfrentar directamente a un asunto como éste, la experiencia no deja de ser un tanto chocante He encontrado buenas personas, gentes que en ningún caso pretendían hacer mal a nadie sino que querían lo mejor para sus hijos.

En el lado negativo, quizá en algún caso he observado un cierto exceso de protección hacia los niños. Estos, tarde o temprano, crecerán, y se tendrán que enfrentar a un mundo competitivo y cruel. Si su estilo de educación les ayuda o les perjudica en su inexorable relación con ese mundo, es algo que, hoy por hoy, no podemos saber.

Muchas gracias, Jon. Ya estaremos en contacto con más asiduidad para que nos comentes el devenir de los casos en los que actúas como defensor de estas familias que son investigadas por educar en casa.

Comparecencia de Jon Bengoetxea ante el Parlamento Vasco (2008)

Jon Bengoetxea compareció junto con Ketty Sanchez y Michael Branson ante la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento Vasco en abril de 2008. En aquel momento aún estaban en curso las diligencias de investigación por parte de la Fiscalía de San Sebastián producto de la denuncia por la desescolarización y este fue el testimonio que presentó como abogado de la familia.

Sus palabras me sirven como presentación a una entrevista que le he hecho recientemente y que publicaré a continuación en este blog.

Muchas gracias. Señores y señoras parlamentarios, señora presidenta…

Yo sí que voy a ser breve, porque Ketty prácticamente ha reflejado con bastante claridad cuál es la situación procesal en la que se encuentran en este momento. En realidad, más que procesal, debería decir preprocesal, porque todavía no hay ningún procedimiento abierto, sólo hay abiertas unas diligencias de investigación a las cuales todavía no se ha dado fin. Apenas hay un movimiento por parte de la Fiscalía de Gipuzkoa de volver a remitir las actuaciones a la Delegación de Educación de Gipuzkoa, y tampoco sabemos exactamente qué es lo que va a hacer esta delegación.

Por repasar someramente los asuntos, hay dos acusaciones fundamentales que se vertieron sobre el matrimonio Sánchez-Branson, que consistían en dos supuestas vulneraciones de los artículos 226 y 556 del Código Penal.

Respecto a la acusación contenida, tipificada en el 226 del Código Penal, que es la de abandono de familia, estimamos todos que es una acusación que se cae sola, en el sentido de que falta precisamente el presupuesto fáctico básico para poder tener en consideración esa acusación. Es decir, no existe ningún abandono. Como bien ha dicho Ketty hace un momento, se pasan el día con sus hijos, las necesidades de sus hijos están perfectamente atendidas, no solamente las intelectuales sino las físicas, sanitarias, alimentarias…, en fin, de toda índole. Y, por lo tanto, al no existir conducta típica punible, no puede prosperar en ningún momento una acusación de ese tipo. Esa acusación nos mantiene y nos deja relativamente tranquilos.

Menos tranquilidad nos da la acusación del 556 del Código Penal, que habla de la desobediencia. Si tomamos el tenor literal del artículo 556, en fin, una interpretación literal y rigorista de tal artículo podría dar lugar a una interpretación o un entendimiento de que efectivamente se está produciendo una desobediencia a la autoridad. Al fin y al cabo, las autoridades académicas, aunque no sean autoridades policiales, sí son autoridades. De manera que una interpretación, como digo, rigorista de tal artículo podría llevarnos a una situación desagradable.

Prueba de que la Fiscalía manifiesta u observa una cierta perplejidad también con este asunto es que da toda la impresión de que no sabe muy bien qué hacer, y entonces anda, como se dice vulgarmente, un poco mareando la perdizy derivando los asuntos hacia un lado y hacia otro.

Una manifestación clara de esta cierta perplejidad es que, como bien ha dicho Ketty, la declaración tuvo lugar el día31 de octubre, y, claro, si no me fallan las cuentas, estamos prácticamente a seis meses. Una mera diligencia deinvestigación para la cual no se ha dado solución en seis meses, una de dos, o es, no sé, la cuadratura del círculo,o es que no se sabe qué hacer. En fin, es la impresión que nos da desde el punto de vista de la defensa penal de este matrimonio.

Como digo, nos preocupa un poco más, aunque tampoco excesivamente, pero sí un poco más, la imputación referida al artículo 556, con respecto a la desobediencia. Y, en fin, esperamos que el devenir de los acontecimientos y el buen criterio de la Delegación de Educación de Gipuzkoa nos evite un nuevo sufrimiento y un nuevo paso traumático por la Fiscalía de Gipuzkoa.

Muchas gracias.

La obligatoriedad de la educación según Simon Webb

Los británicos siempre que pueden, hacen gala de su proverbial sentido del humor. Simon Webb, al que ya me he referido en este blog en más de una ocasión hace en uno de sus posts una reflexión jocosa, que, sin embargo no está muy lejos de la realidad cotidiana :

¿Continuarían los padres enviando a sus hijos e hijas a la escuela si se abolieran las leyes sobre la obligatoriedad de la escolarización?. Probablemente sí que lo harían. Una gran cantidad de padres con los que hablo están deseando que llegue el momento en el que sus hijas e hijas tengan que empezar a ir a la escuela. A muchos les desagradan los períodos vacacionales escolares, especialmente los de verano por su extensión. Existe además la convicción popular de que los niños y niñas tienen que ir a la escuela a aprender.

La mayoría de los padres se asustan de las consecuencias que podría tener que su hijo o hija no se eduque dentro del sistema escolar. De hecho, la realidad así lo prueba, ya que a pesar de que los padres no están obligados a mandar a sus hijos e hijas  a la escuela (tal y como están las cosas de momento, por lo menos), lo hacen casi en su totalidad. Sólo una pequeña minoría no lo hace. Podríamos decir, por tanto, que la escuela tiene un gran predicamento entre los padres.

También tiene un gran atractivo para la mayoría de niños y niñas. Les encanta tener la oportunidad de estar un rato alejados de sus padres, encontrarse con sus amigos y amigas, y cosas por el estilo. ¡Creo que incluso algunos llegan a aprender allí.

En otras palabras, a pesar del hecho de que la escolarización no es obligatoria, y nunca lo ha sido, la abrumadora mayoría de padres y de niños y niñas están encantados con la escuela. Juraría que la situación no cambiaría lo más mínimo si se aprobara una ley aboliera incluso la obligatoriedad de la educación como tal. Las cosas continuarían exactamente igual que ahora.

En un tono humorístico viene a decir algo que Thomas Splieger comenta en su artículo  “Por qué las sanciones no tienen efecto disuasorio con respecto a aquellas personas que han decidido educar en casa: un análisis de la educación en casa en Alemania y sus implicaciones con respecto a las políticas de regulación de la educación en casa” (Theory and Research in Education, 2009;7;297) en tono académico, y es que el hecho de que si se retiraran las restricciones que están en vigor en lugares como España o Alemania para la práctica del homeschool,  no  se modificaría por ello perceptiblemente el número de personas que optan por educar en casa. Esta es precisamente la hipótesis que no contempla Web, ni ha tenido que hacerlo, al ser legal esta practica en su país.

La legalización conlleva dos temores. Primero, que se abrieran masivamente las puertas de la educación en casa si se aprobara su práctica. No hay duda que el número de familias que educan en casa aumentaría en Alemania con una política permisiva, pero incluso en tal caso, aunque  se duplicara o triplicara su número no dejaría de ser una pequeña minoría muy por debajo del 1% (Splieger, 2009)

Dejando a un lado las distintas  elucubraciones,  no conozco ningún estudio estimativo del impacto social de una política permisiva de la educación en casa, y el incremento del número de familias que se decidirían por hacerlo si estuviera plenamente reconocido tanto legal como socialmente. La impresión que tengo, sin embargo, al hilo de lo que dice Web, es que la escuela está asentada como institución, y que es difícil que el reconocimiento de otras opciones vaya a tener un impacto significativo en ella.

Este hecho debiera ser tenido en cuenta por el legislativo a la hora de plantear propuestas progresistas de reconocimiento de derechos, como lo ha hecho ya en el caso del reconocimiento de derechos a las  personas homosexuales y trasexuales. Dudo que por el hecho de que las operaciones de reasignación de sexo se financien desde la Seguridad Social, sea masivo el número de personas que decidan que ya que está permitido, no es mala idea hacerlo. El reconocimiento de derechos significa proporcionar a las personas aquello que necesitan para su desarrollo integral, tanto como personas como en tanto miembros de un colectivo, y no puede estar sometido a cálculos especulativos sobre la popularidad de la medida o su aceptación social por parte de la mayoría que ni necesita ni comparte la oportunidad el ejercicio de ese determinado derecho.

El reconocimiento legal, económico o social  lo único que hace es precisamente eso, reconocer que algunas personas y algunas familias “necesitan” otro tipo de educación para sus hijos e hijas, y no que la sociedad en masa va a desertar del sistema escolar y tener a sus hijos e hijas en su casa.

En su declaración frente a la Comisión de Educación y Cultura Parlamento Vasco en abril de 2008, un padre que educa en casa, Michael Branson, afirmaba que hay cuatro tipos de actitud con respecto a la educación en casa. Aquellos que querrían educar en casa pero no pueden hacerlo, aquellos que podrían hacerlo pero no quieren,  aquellos que ni quieren ni pueden hacerlo, y finalmente, aquellos que quieren y pueden hacerlo. Estos últimos son ciertamente una  inmensa minoría. Son las palabras sensatas de un hombre cabal.

Soy un hombre de pocas palabras, así que seré breve.

En  ninguna sociedad encontramos que toda la gente hace todo de la misma manera.  No tenemos el mismo trabajo.  No estudiamos las mismas carreras en la universidad.  De hecho, no todos vamos a la universidad.  No tenemos los mismos intereses, pasatiempos, hobbies, gustos de libros y películas y música, etc.  ¿Por qué, entonces, pensamos que es buena idea intentar encajar todos nuestros niños en una caja e insistir que aprenden todos  igual?

Estamos aquí para pedir la libertad de nuestra conciencia.  No queremos terminar con la escuela tradicional.  Para la vasta mayoría de los padres, es la única manera de enseñar a sus hijos.  Lo nuestro – la llamada “homeschooling” – sirve para una pequeña parte de la población.  Para hacerlo, hace falta dos claves – el poder y el querer.  Hay muchos que ni pueden ni quieren.  Hay los que pueden, pero no quieren.  Hay otros que quieren, pero no pueden.  Nosotros nos encontramos en el grupo pequeño de los que quieren y pueden, menos por el pequeño detalle de que cierta gente en posiciones de poder, opinan en contra nuestra. Por ello les pedimos a ustedes que reconozcan nuestro derecho y responsabilidad de educar a nuestros hijos en casa y en paz.

Muchas gracias por su atención

Michael Branson


Propuestas de reconocimiento legal de la enseñanza en familia de ALE. y de EeF respectivamente

El lunes 9 de marzo de 2009, ALE publicó su propuesta de reconocimiento legal de la enseñanza en familia, a través de su blog ALE en red.  Es un documento bien conocido, que se presentó en su momento a la Comisión de Educación del Parlamento Vasco, el 23 de  abril de 2007.  Con la finalidad de recopilar y dar cabida en este blog a todos los documentos públicos, publicados y conocidos sobre esta opción, recojo el texto en su totalidad.

PROPUESTA DE RECONOCIMIENTO LEGAL DE LA ENSEÑANZA EN FAMILIA (HOMESCHOOLING) POR PARTE DE A.L.E. (ASOCIACIÓN PARA LA LIBRE EDUCACION)

INDICE

1. Presentación de ALE y su propuesta de reconocimiento

2. La Enseñanza en el Hogar

3. Evaluaciones internacionales

4. Marco legal de la Enseñanza en el Hogar en España

5. El reconocimiento de la Enseñanza en el Hogar

6. Propuesta de reconocimiento oficial

1. Presentación de ALE y su propuesta de reconocimiento legal de la enseñanza en casa

La Asociación para la Libre Educación (ALE) nació en 2002 con el objetivo, entre otros, de servir de canal de comunicación entre las administraciones públicas y las familias que practicamos la escuela en casa, también llamada educación/enseñanza en familia o en el hogar y conocida internacionalmente como homeschooling.

A lo largo de los años, iniciamos los contactos tanto con las administraciones públicas como con Defensores del Pueblo y diversas entidades de relevancia social y cultural con el propósito de contribuir a la construcción de un marco de reconocimiento oficial y explícito de esta opción educativa y del derecho del menor a recibir una instrucción académica en familia y el derecho de los padres de impartir esta enseñanza en el hogar; derecho que, por otro lado, entendemos que está reconocido, de manera implícita, en la Constitución española y en varios tratados internacionales.

Es en este sentido en el que, como miembros de la comunidad educativa, las familias que educamos en casa, representadas por ALE, deseamos presentar nuestra propuesta, que más adelante detallaremos y justificaremos, consistente en que se reconozca, de manera explícita, el derecho de los padres/tutores a enseñar en familia.

2. La enseñanza en el hogar

Significa asumir de forma integral la educación de nuestros hijos, tanto en los aspectos de la adquisición de conocimientos y habilidades, como en la transmisión de valores y principios, sin delegar ninguna de estas funciones en instituciones educativas – lo que no excluye el contactar con profesionales o especialistas para ampliar su educación.

Las familias que educamos en el hogar provenimos de todo tipo de ámbitos, niveles de formación, poder adquisitivo y creencias. Algunos padres realizamos la educación en el hogar desde el nacimiento de nuestros hijos. Otros desescolarizamos por problemas o dificultades en el aprendizaje de los niños; pero, para todos, el factor común es la creencia en que la educación debe responder a un abanico de necesidades, intereses y estilos individuales de cada niño.

Educar en familia es una opción consciente y responsable que se decide teniendo muy presentes las necesidades de los hijos y que siempre se lleva a cabo dentro del marco de respeto, libertades, derechos y deberes que se prevé en la Constitución Española.

La educación en familia se desarrolla en la comunidad, por lo que el niño está inmerso en su medio. Los niños educados en el hogar realizan actividades deportivas, culturales o lúdicas, en compañía de otros niños.

3. Evaluaciones internacionales

La enseñanza en familia está reconocida y regulada en la mayor parte de países de nuestro entorno geográfico y cultural: Francia, Gran Bretaña, Portugal, Bélgica, Italia, EEUU, Australia, Finlandia, etc.

La educación en familia está avalada tanto por las experiencias realizadas en estos países como por los estudios que se han llevado a cabo sobre su viabilidad y eficacia. Entre todos los estudios realizados deseamos destacar los de Amanda Petrie, de la Universidad de Liverpool en 1995, 1998 y 2000, Paula Rothermel, de la Universidad de Durham en 2002, y los estudios que están realizando actualmente Ruth Morton de la Universidad de Warwick http://homeeducation.wordpress.com/ y Madalen Goiria, profesora de la Universidad del País Vasco https://madalen.wordpress.com/

Uno de los más amplios es (Home-Education: Aims, Practices and Outcomes) Educación en casa: razones, prácticas y resultados. Paula Rothermel, Universidad de Durham, 2002, es el fruto de un documento presentado en la Conferencia Anual de la British Educational Research Association. He aquí algunas conclusiones:

• Los niños educados en casa obtuvieron mejores resultados evaluables que la media de los niños escolarizados.

• Sus destrezas sociales son comparables a las de los niños escolarizados, careciendo de problemas de comportamiento. Al contrario de lo que ocurre en la escolarización convencional, en este estudio se demuestra que el nivel de educación de los padres no limitó el logro de los niños. La clase socioeconómica no es un factor predictor de niveles de logro.

• Común a todas las familias que participaron fue su enfoque flexible ante la educación y el alto nivel de atención prestada a los niños.

Alrededor de la mitad de los niños considerados en el estudio británico nunca había ido a la escuela. El resto había ido o iba a tiempo parcial a una escuela.

Nuestra experiencia avala plenamente estos resultados, que consideramos extrapolables a la situación de la escuela en casa en nuestro país.

3. Marco legal de la escuela en casa en España

1. La Declaración Universal de los Derechos Humanos en su artículo 26 dice:

1. La instrucción elemental será obligatoria

3. Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

2. Según el Protocolo 1, Artículo 2 de la Convención Europea de los Derechos Humanos (1952):

“A nadie será negado el derecho a la educación. En el ejercicio de cualquier función asumida en relación a la educación y enseñanza, el Estado respetará los derechos de los padres a asegurar dicha educación y enseñanza conforme a sus propias convicciones filosóficas y religiosas.”

3. Según la Carta de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea art. 14, punto 3:

3. Se respetan […..]así como el derecho de los padres a garantizar la educación y la enseñanza de sus hijos conforme a sus convicciones religiosas, filosóficas y pedagógicas.

4. Según el artículo 27, apartado 1 de la Constitución Española:

1. Se reconoce la libertad de enseñanza.

3. Los poderes públicos garantizan el derecho que asiste a los padres para que sus hijos reciban la formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus convicciones.

Entendemos que la Constitución Española reconoce, implícitamente, el derecho de los padres a educar en familia.

En este punto, queremos citar la completa argumentación jurídica que Dña. Ana Mª Redondo, profesora titular de Derecho Constitucional en la Universidad de Valladolid y Procuradora en las Cortes de Castila y León, desarrolla en su libro titulado: “Defensa de la Constitución y enseñanza básica obligatoria”:

5. Según la Sentencia del Tribunal Supremo 260/1994 de 30 de Octubre de 1994:

“ARGUMENTACIÓN: Las previsiones del legislador en materia educativa se mueven entre libertad de enseñanza y el derecho de los padres para que los hijos reciban la formación religiosa y moral de acuerdo con sus convicciones y la libertad de creación de centros docentes. En este terreno se crea un amplio marco que permite variadas opciones educativas, si bien hay una frontera que el legislador considera insuperable: toda tarea educativa se debe desarrollar dentro del respeto a los principios constitucionales. Las técnicas educativas y los modelos pedagógicos pueden ser diversos pero en ningún caso sobrepasar las líneas, necesariamente inmodificables, de los valores constitucionales.

…/…

esta posibilidad excluye del tipo penal a los modelos de enseñanza que desarrollen en el ámbito estricto de un núcleo familiar clásico o incluso comunidades cerradas de estructura cuasi-familiar, sin perjuicio de la indeclinable obligación de los poderes públicos de velar por el cumplimento de las previsiones mínimas que no son otras que garantizar el respeto a los principios constitucionales.

La intervención del derecho penal debe estar reservada para aquellos supuesto en los que las enseñanzas impartidas difunden ideas contrarias a la convivencia o a la tolerancia, hacen apología de la violencia, promueven discriminación por motivos raciales, religiosos o xenófobos, o favorezcan prostitución o corrupción de menores, sin perjuicio de la protección específica de estos valores en otros preceptos del ordenamiento penal. …/…

El derecho fundamental a la educación compromete a los poderes públicos en la tarea de colaborar y ayudar a su efectiva realización pero no se interfiere necesariamente en el derecho de los padres a que sus hijos reciban formación religiosa y moral que esté de acuerdo con sus propias convicciones sin que las vías establecidas por el Estado sean exclusivas o excluyentes, de manera que no cabe descartar los modelos educativos basados en la enseñanza en el propio domicilio siempre que se satisfaga con ella la necesaria formación de los menores.”

También podemos citar el decreto de la Fiscalía de Menores de Zaragoza del 4 de abril de 2008:

“DECRETO DEL FISCAL En Zaragoza, a 4 de abril de dos mil ocho. Vista la documentación remitida, procédase al archivo del presente expediente de protección, ya que se considera que los hechos no son constitutivos de delito penal, en cuanto el menor está realizando la educación académica, aunque sea fuera de las vías convencionales, ya que se considera que el delito se comete si el menor no recibe educación académica, no si no acude a las clases del colegio o IES correspondiente. Todo ello sin perjuicio de que los hechos pudieran ser constitutivos de infracción administrativa del art. 96.3, letra e de la Ley Aragonesa 12/01, de dos de julio, de la Infancia y Adolescencia de Aragón.”

Sin embargo, a posteriori, el derecho a educar en familia no se halla reconocido explícitamente en ninguna ley educativa lo que da lugar a una situación de posible vacío legal, con los consiguientes perjuicios e inconvenientes para muchas familias de los cuales podemos destacar la falta de previsión de mecanismos para la obtención de los títulos de Graduado en Secundaria y Bachillerato, sin penalización por edad.

La LOE, pese a las aportaciones que hicimos en su momento, no contempla la educación en familia.

Tenemos la convicción de que en las sociedades democráticas se debe avanzar hacia el reconocimiento de todos los derechos, lo que incluye, obviamente, los de las minorías.

Esperamos que el ejemplo de casi todos los países europeos, en los que la educación en familia aparece como una vía adecuada para lograr la educación integral de seres humanos y ciudadanos responsables, ayude a impulsar prontamente su reconocimiento en el nuestro.

De hecho, en la ley educativa española, precisamente, se habla de un “compromiso decidido con los objetivos educativos planteados por la Unión Europea para los próximos años. El proceso de construcción europea está llevando a una cierta convergencia de los sistemas de educación y formación, que se ha traducido en el establecimiento de unos objetivos educativos comunes para este inicio del siglo XXI”. Parece por lo menos paradójico que en una Unión Europea donde casi todos los países reconocen como válidas varias vías educativas, entre las cuales la enseñanza en el hogar, España se quede atrás y no enriquezca su oferta educativa de tal forma que quede en igualdad de condiciones y libertades con los países hermanos del continente.

A modo de resumen, decir que, si bien el derecho a educar en familia ya se encuentra salvaguardado por la Constitución Española, no existe el necesario marco legal para que este derecho pueda ejercerse plenamente teniendo siempre como objetivo principal el derecho de los menores a la educación básica – dándose, por ejemplo, casos de denuncias por “absentismo escolar” o “abandono familiar” cuando se trata de familias responsables que dan una instrucción académica alternativa a la oficial, pero igual de efectiva. Entendemos que en una democracia como la nuestra el panorama educativo se vería enormemente enriquecido por otras vías educativas, paralelas y/o complementarias a la escolarización presencial, resolviéndose quizá de forma positiva muchos de los casos de fracaso escolar existentes en este momento en la enseñanza convencional. Nuestro deseo es que, a través de otras opciones educativas – siendo la enseñanza en el hogar una de ellas – los menores que no logran ver cubiertas sus necesidades educativas por la escuela convencional puedan ejercer su derecho a la enseñanza básica obligatoria y logren adquirir estos conocimientos básicos tan necesarios para ser un ciudadano íntegro y responsable.

Este sistema educativo está respaldado por los tribunales de justicia españoles tal y como desarrollamos a continuación:

“El derecho a la educación no se protege y garantiza únicamente a través de la escolarización y de la integración del menor en el sistema educativo que diseña la Ley sino que la formación educativa, efectuada al margen de la enseñanza oficial, es perfectamente aceptable en el marco de las libertades diseñado por la Constitución” (Sentencia de la Audiencia de Barcelona de 14 de febrero de 1996. FJ 1º).

En el mismo sentido Sentencia de la Audiencia Provincial de Granada de 29 de febrero de 1996 cuando con base a la libertad de enseñanza del art. 27.1 amparó la opción de educar en casa, recogiéndolo en el (FJ 2º) que es del siguiente tenor literal:

“(…) que debe incluir, aunque no tenga formulación expresa, pero que se deriva necesariamente de ese principio de libertad, el derecho de los padres a escoger el tipo, método o clase de educación, siempre que cumpla los límites o mínimos exigidos.”

Similar es también la argumentación de la Audiencia de Sevilla en sentencia de 23 de noviembre de 1998 en la que se afirma que están excluidos del tipo penal todos aquellos casos en los cuales el menor recibe la correspondiente formación, aunque la educación se produzca en el mismo ámbito familiar:

“(…) sin estar escolarizados los menores en centros oficiales, como ocurre en el caso que estamos examinando, la formación educativa, efectuada al margen de la enseñanza oficial, es perfectamente aceptable en el marco de las libertades diseñado por la Constitución” (FJ 1º).

Y en el País Vasco auto de fecha 31 de enero de 2005. Juzgado de Instrucción 2 de Vitoria. Procedimiento abreviado 136/04.

“(…) Entrando a analizar el fondo de la cuestión debe señalarse que a la vista de las diligencias practicadas (…) consta que el menor presenta un elevado índice de absentismo escolar, por otro lado se ha acreditado que el mismo recibe formación académica complementaria. (…) DEBE ENTENDERSE EN CONSECUENCIA QUE LA ACTITUD DE LOS PADRES NO INTEGRA EL TIPO PENAL PREVISTO EN EL ART. 226 DEL CP DADO QUE NO HAY DEJACIÓN DE LOS DEBERES INHERENTES A LA PATRIA POTESTAD, SINO UNA INTERPRETACIÓN POCO CONVENCIONAL RESPECTO LA EDUCACIÓN OBLIGATORIA, QUE POR OTRO LADO SE VE AMPARADA POR EL DERECHO A LA LIBERTAD DE ENSEÑANZA EN EL ART. 27 DE LA CONSTITUCIÓN.”

4. Reconocimiento de la educación en familia

Como hemos comentado anteriormente, ALE inició en 2005 una serie de contactos y reuniones con las administraciones públicas. En la última de estas reuniones, en esta ocasión con el Sr. Juan López Martínez, Subdirector General de Ordenación Académica, hemos sido remitidos a las CCAA.

Se nos ha argumentado que, en el actual contexto legal, son las CCAA las que tienen las competencias y la capacidad para reconocer de forma expresa el derecho a educar en familia. Sin embargo, pensamos que el reconocimiento de la educación en familia no es tan solo una cuestión de competencias, sino también de voluntad política, además de ser de ámbito estatal.

La sociedad española es una sociedad plural, capaz de acoger nuevas ideas, nuevas culturas e innovaciones, sin renunciar por ello a su idiosincrasia. Por ello creemos que el reconocimiento de la educación en familia abriría el sistema educativo español al significar una aproximación a la realidad más extendida en la Europa comunitaria, donde la norma es la existencia de varios modelos educativos junto a la escuela tradicional. De ello nos beneficiaríamos no sólo las familias españolas que practicamos la educación en familia, sino también la sociedad española, puesto que el reconocimiento del derecho a dar a nuestros hijos una educación individualizada, adaptada a sus necesidades, supone un avance social importante.

Como Asociación, pero sobre todo como madres y padres que ejercemos nuestro derecho a educar en familia de forma responsable, nos comprometemos a colaborar con la Adminsitración y a aportar nuestra experiencia educativa en el proceso de elaboración de un marco legal que reconozca nuestra opción educativa y que, asimismo, sea capaz de recoger el máximo de perspectivas y sensibilidades.

5. Propuesta de reconocimiento oficial

El reconocimiento oficial de la educación en familia ha sido abordado de distintas maneras en la mayoría de los países europeos. Pensamos que la siguiente puede ser una forma válida de reconocer legalmente la educación en familia en el contexto de nuestro país y en concordancia con el marco de derechos y deberes diseñado por la Constitución Española. Se trata de una propuesta basada, a grandes rasgos, en aspectos que esperamos sirvan de base para futuros debates. Se trataría de:

1) El reconocimiento expreso y en la práctica de lo que se conoce internacionalmente como homeschooling, llamado en España “enseñanza doméstica, educación en familia, en el hogar, escolarización en casa o en familia” y que se deje de considerar como absentismo escolar o abandono familiar; así como el reconocimiento de la libertad de enseñanza y de métodos pedagógicos de los padres – métodos que, de esta forma, se adaptarían a las necesidades educativas específicas de los menores cuyo abanico es muy amplio.

2) Exámenes libres para la obtención de los títulos homologados correspondientes al Graduado en Educación Secundaria y Bachillerato, con las mismas condiciones establecidas para alumnos escolarizados en centros educativos y sin penalización por edad.

3) Mecanismos de ayudas y becas para las familias, habida cuenta del gasto económico que evita nuestra situación y teniendo en cuenta que las familias que educamos en casa participamos activamente en el sostenimiento del sistema educativo español a través de nuestros impuestos.

4) Explicitación en los Protocolos de absentismo de que la educación en el hogar no constituye absentismo y por tanto, en esos casos no es aplicable ese protocolo.

En definitiva, nuestra propuesta es asumir la existencia de varias vías educativas válidas con sus métodos pedagógicos específicos que puedan hacer frente al conjunto de necesidades educativas que demanda una sociedad compleja como la actual.

Dos días después, el miércoles 11 de marzo, ALE publicó en su blog una nota de prensa en la que se recoge un resumen de la propuesta en sus últimos puntos. Quizás este documento sea de más fácil manejo que el anterior para quien quiera conocer de primera mano los objetivos de es ta organización.

Por su parte, la Coordinadora Catalana Educar en Familia da a conocer y acerca al público en su página web, entre otros,  un documento que recoge su propuesta de regulación, y que es la que en esencia se presentó ante el Parlament de Catalunya el pasado 20 de enero.

El documento recoge estas reflexiones y propuestas:

13.Próposta de regulació a Catalunya

Reconeixement

Mitjancant la promulgació d’un decret, desplegat de manera obligada, será reconeguda la validesa de l’EeF arreu del territori català i en seran establertes les línies bàsiques per al desplegament de la normativa corresponent.

Registre censal

El Departament d’Educació de la Generalitat de Catalunya crearà un Registre censal a les oficines de la Inspecció Educativa de famílies (o de menors) que EeF.

L’únic requisit per tal d’EeF serà la inscripció en el Registre, de la qual es lliurarà un comprovant. Com que no es tracta d’una sol·licitud, no podrà ser denegada. No s’exigirà cap mena de condicions ni requisits a les famílies (ni de caràcter econòmic, cultural, ni acadèmic).

L’objectiu de la inscripció en el Registre és estar censat i caldrà fer-la per tal d’obtenir els drets derivats del Decret. Les famílies notificaran qualsevol canvi de domicili o de la situació escolar del menor.

De la mateixa manera que es pressuposa que totes les famílies tenen la capacitat d’alimentar i de vestir els seus tutelats i de transmetre’ls valors, no hi ha cap raó per no pressuposar aquesta mateixa capacitat per tal que els puguin educar integralment. Si existís cap sospita de l’existència de desestructuració o de conflicte, els Serveis Socials podran efectuar les indagacions pertinents, sempre dins del marc de drets i llibertats que garanteix la Constitució Espanyola.

Declaració jurada

En inscriure’s en el Registre, la família haurà de presentar una declaració jurada (vegeu punt 14) en que es compromet a la formació integral del menor, tot incloent-hi el respecte als valors democràtics i als drets fonamentals.

Controls en cas de sospita de l’incompliment del deure d’educar i de situacions de risc (‘abandonament, explotació, mals tractes i discriminació de drets entre nens i nenes)

En cas de sospita fonamentada, suggerim que l’ordre d’actuació del Servei de Benestar Social Municipal sigui:

1) Entrevista amb els par!3s per aprofundir en la mena d’educació que donen als menors.

2) Sol-licitud, si s’escau, per part de Benestar Social que s’ensenyin els treballs realitzats

pels menors.

3) Visita a la casa, si calgués, per tal de verificar la situació.

Només podrà denunciar-se el cas a Menors si els pares es neguessin a facilitar la información sol-licitada (sempre respectant el dret a no declarar sobre les pròpies conviccions religioses (CE. Art.16.2), la presumpció d’innocència, el dret a la pròpia intimitat…).

Només es podrà prohibir l’EeF a una família si es comprova que esta incomplint amb alló assenyalat en la declaració jurada o si hi ha una sentencia judicial que certifiqui que els pares no compleixen amb els deures de tutela.

No podran censurar-se les conviccions religioses, morals, filosòfiques o pedagògiques de la família, tret que siguin contraries als Drets Humans

Titulacions

Els pares, tutors o custodis presentaran una declaració de la situació formativa del menor al final de cada cicle escolar, a la qual es reflectiran les capacitats i habilitats assolides pel menor.

Aquesta declaració anirà dirigida a la Inspecció Educativa de la Delegació d’Educació

corresponent.

Aquestes declaracions, equivalents a l’avaluació continuada, donaran dret a l’obtenció del Títol de Graduat en ESO, tal i com s’esdevé als centres escolars.

No es podrà exigir a la família cap programa curricular anual previ a l’inici del curs, ja que, independentment que la família segueixi o no cap currículum establert prèviament, l’esperit global de l’EeF és de seguir un ritme d’aprenentatge d’acord amb les capacitats del menor i també realitzar els treballs en funció de la seva maduració intel-lectual, que es veu afavorida per circumstancies i situacions concretes sovint imprevisibles. Altrament, l’eficàcia de molts mètodes pedagògics idonis per a l’EeF se’n veuria ressentida.

De manera transitòria, s’arbitraran mesures per poder acreditar el títol de Graduat en Educació Secundaria a aquells nois i noies de famílies que EeF que així ho sol·licitin, a la mateixa edat que els alumnes escolaritzats. Entre d’altres, aquestes mesures podrien ser:

a) Possibilitar l’accès a les convocatòries del exàmens lliures del GES a totes les persones EeF majors de 16 anys o que els fan durant l’any de la convocatòria.

b) Possibilitar fer la inscripció als estudis d’ESO a través de l’lOG als menors de 16 anys, tal com preveu l’actual normativa per a casos “extraordinaris”. Tan sols caldrà fer-la extensiva als/les fills/es de les famílies que EeF registrades que així ho demanin voluntàriament i a l’edat que considerin adequada per al seu/a la seva fill/a.

c) Possibilitar la inscripció als estudis de Batxillerat i del Cicles Formatius a través de l’lOG a totes les persones EeF majors de 16 anys o que els fan durant l’any de la convocatòria. Aquesta possibilitat ja esta prevista actualment per a d’altres casos, i tant sols s’ha de fer extensiva als/les fills/filles de les famílies registrades que EeF que així ho demanin.

d) Possibilitar l’accès a les proves d’ingrés als Cicles Formatius de Grau Mig a totes les persones EeF majors de 16 anys o que els fan durant I’any de la convocatòria, i de 18 anys a les proves d’accés als Cicles Formatius de Grau Superior.

e) Possibilitar l’accés a la Universitat per a majors de 25 anys, a totes les persones EeF majors de 18 anys o que els fan durant l’any de la convocatòria.

f) Possibilitar que els/les nens/nenes que tinguin un ritme d’aprenentatge forca superior a la mitjana, puguin presentar-se a qualsevol tipus de prova independentment de la seva edat, ates que es tracta d’un col-lectiu per al qual l’EeF acaba essent moltes vegades l’única opció viable.

Totes aquestes possibilitats i d’altres que es puguin establir, seran sempre de lliure elecció per les famílies que ho desitgin. L’únic requisit administratiu hauria de ser haver-se inscrit en el Registre d’EeF.

Ús de recursos educatius públics

Es desplegarà la normativa necessària per tal que les famílies que així ho vulguin puguin fer servir els diferents recursos deis centres educatius (possibilitat d’afegir-se a determinats programes i determinades activitats escolars/extraescolars, ús d’instal·lacions, biblioteca, etc.), així com per fer possible l’accés de les famílies a l’ús deis equips i materials deis Centres de Recursos deis Departaments d’Educació.

Beques

Els alumnes d’EeF tindran dret a sol·licitar beques i ajuts a l’estudi en les mateixes condicions establertes per als alumnes escolaritzats en centres escolars.

14.Proposta de model de declaració jurada

La/les persona/es sotasignada/es, mare/pare/tutor/a legal del/s menor/s ,……………………… amb DNI ……………., i amb domicili a …………………….

Declaro/em

Que, acollint-me/nos al dret a la llibertat ideològica, filosòfica, religiosa i pedagògica que em/ens confereixen la Declaració Universal deis Drets Humans (Art. 26.3), la Convenció Europea dels Drets Humans (Protocol 1, Art. 2), la Constitució Espanyola (Art. 10-1 i 2, Art. 16-2, Art. 27-3), i la Constitució Europea (11, Art. 11-74.3), i emparant-me/nos en el Decret xxxxxxxx,a partir de data………………….. l’escolarització del/s menor/s es dura a terme a la pròpia llar, on se li/se’ls proporcionarà una educació integral basada en el respecte als drets i a les llibertats fonamentals de les persones i als valors democràtics, tot afavorint-ne l’alfabetització en sentit ampli, en les llengües oficials del territori (castellà i català, i aranès, si és el cas), i se li/se’ls subministraran els coneixements que en permetran el desenvolupament de les potencialitats, la personalitat i la construcció de la pròpia dignitat.

Data i signatura,

Testimonio de Sorina Oprean (Presidenta de ALE) ante el Parlamento Vasco

Buenos días, señoras y señores parlamentarios. De entrada les quiero agradecer la oportunidad que nos habéis dado para presentar nuestra opción educativa aquí.

Soy Sorina Oprean, madre que enseña en casa y actualmente Presidenta de la Asociación para la Libre Educación. Esta asociación nació en enero del 2003 con el ánimo de reunir los intereses de aquellas familias que enseñan en casa de forma consciente y responsable a sus hijos y optan por objetar a la escolarización tradicional.

Como asociación intentamos llegar a un entendimiento con la Administración para que esta opción educativa se reconozca de forma oficial y no se criminalice a las familias que la practican y, al mismo tiempo, deseamos ofrecer respaldo social y emocional a las familias, normalizar esta vía de enseñanza y sensibilizar a la sociedad frente a las distintas necesidades educativas de los niños de hoy en día.

Entre algunas de nuestras actuaciones caben destacar: charlas y conferencias en diferentes lugares e instituciones por todo el Estado, participación en ferias de ámbito alternativo, colaboración con diversas entidades del mundo de la Crianza y la Educación, apariciones en prensa, contactos con diferentes Administraciones y Defensores del Pueblo de las distintas comunidades. Sigue leyendo

Testimonio de Ketty Sanchez ante el Parlamento Vasco

El 23 de abril de 2008, Ketty Sanchez Montero, junto con otras personas, compareció ante la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento Vasco para defender la licitud de la opción de educar en casa. Su testimonio se contiene en las actas que recogen la reunión que tuvo lugar ante la Comisión de Educación y Cultura. He extraído el testimonio de la Sra. Sanchez Montero, para facilitar su lectura

Buenos días.
En primer lugar quisiera darles las gracias a todos por habernos permitido estar aquí y poder exponer las razones por las que educamos en casa.

Empezaré por explicarles que mi marido y yo habíamos decidido sacar a nuestros hijos, hemos decidido sacar a nuestros hijos del sistema educativo y enseñarles.

Empezaré comentando que hace años yo ya me había planteado la educación en casa puesto que conocía este fenómeno, ya que he vivido casi siete años en Estados Unidos. Entonces cuando volví a Irún, que es donde yo me he criado, pedí en el colegio donde ya llevaba a mis hijos, si nos dejarían educar en casa y presentar/es, simplemente, a los exámenes. Su respuesta fue dirigirnos a Educación. Llamé al Ministerio de Educación y la respuesta fue negativa, me dijeron que no se contemplaba la educación en casa y que no podíamos hacerlo. Así que en esos momentos, yo no perseguí ese deseo de educar en casa, tenía entonces tres niños y eran muy pequeños y pensé que podíamos probar a ver cómo nos funcionaba el sistema convencional. Sigue leyendo

Acta de la comparecencia ante el Parlamento Vasco

Ya está publicada en la página oficial del Parlamento Vasco el acta de 23 de abril de 2008 en la que se hace constar el acta con la transcripción literal de la comparecencia de la delegación de ALE y de la familia Branson-Sanchez. Figura bajo este parágrafo:
Comparecencia de representantes de la Asociación para la Libre Educación, a petición del a comisión de conformidad con la solicitud formulada por Iñaki Oyarzabal de Miguel, parlamentario del grupo Popular Vasco, para exponer sus planteamientos y experiencias educativas.

Tras la comparecencia ante la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento Vasco


De izquierda a derecha:
Isabel, Rafael Lara, Madalen, Ketty, Michael, Alberto?, Sorina y Francisco. El grupo se muestra en general satisfecho tras su comparecencia ante la Comisión de Educación y Cultura del Parlamento de la Comunidad Autónoma Vasca. Comparecencia que tuvo lugar ante la Comisión compuesta por parlamentarios de PVE, EA, PP, EHAK y PSOE bajo la presidencia de Onintza Lasa (EA). La comparecencia tuvo lugar, ayer, miércoles 23 de abril y contó con el testimonio de Francisco Gonzalez, Sorina Oprean, Ketty Sanchez, Michael Branson, Jon Bengoetxea, Rafael Lara y Madalen Goiria, que desde distintos puntos de vista explicaron a la comisión varias características del fenómeno del homeschooling. La Comisión se mostró receptiva en bloque ante las peticiones y propuestas tanto de la asociación “ale” como de la familia de afectados Branson-Sanchez.

Audiencia en el Parlamento Vasco

Me hago eco de la noticia que acabo de leer, y que me ha sorprendido. Trataré de conseguir más información y resultado de la audiencia.
La noticia ha sido hoy publicada por el diario digital Hispanidad

El matrimonio ‘homeschooler’ de Irún declarará ante el Parlamento Vasco

Asistirán miembros de la Asociación por la Libre Educación y expertos pedagógicos

La Comisión de Educación del Parlamento Vasco abrirá sus puertas para que declare el matrimonio de ‘homeschoolers’ acusados por la fiscalía de San Sebastián por “abandono de la familia”. Al encuentro asistirá también la presidenta de la Asociación por la Libre Educación, Sorina O´Prean, así como el pedagogo Paco Gonzalez que ha estudiado el fenómeno y él mismo practica la educación doméstica con sus hijos.

Se trata de un ‘hearing’ que realizarán sus señorías de cara a una eventual regulación de la educación en casa. ¿Fecha? Aún por determinar, pero el fenómeno del ‘homescholling’ avanza en España a marchas forzadas.